Entrevista a Ricardo Zamora Rojas de RzRWatches

Después de estar con Alejandro Benetti de Benetti Watches, seguimos con las entrevistas relojeras a la industria española. Hoy estoy con Ricardo Zamora Rojas, el fundador de la marca RzR Watches. A estas alturas supongo que RzR no es una marca que os suene, hasta que la conocí por Instagram hace bien poco, yo tampoco la conocía.
Aunque será el propio Ricardo el que nos dé más detalles, os pongo en situación, RzR han sido los responsables de lanzar recientemente la campaña de micromecenazgo en Kickstarter para desarrollar su RzR Tecorón, un reloj construido íntegramente en fibra de carbono.

Hola Ricardo. Muchas gracias por tu tiempo. Sé que estás a tope con la campaña de lanzamiento, y el esfuerzo que te ha supuesto llevar a cabo esta entrevista.
De nada Javier. Es un placer poder estar contigo y aclarar todas las dudas que te surjan a ti o a tus lectores.



Primero de todo sé que no ha debido ser un camino de rosas llegar hasta aquí. Empezaste con el reloj de fibra de carbono en 2014 como parte de RzR. Haciendo diagramas, estudiando el sector de la relojería y buscando proveedores. En 2018 todo empieza a dar sus frutos y de la mano de RzR Factory Ltd, mientras estabas en el Reíno Unido, comienzas a trabajar en el reloj en sí mismo. Después obtienes los primeros prototipos, y en noviembre de 2019, te lanzas con la campaña de Kickstarter. Cuéntame porqué fue tan difícil y tan largo todo el proceso. ¿Qué diferencia hay a la hora de trabajar con fibra de carbono, a usar resina o metal?
Las diferencias entre un metal y la fibra de carbono son muchísimas. Voy a tratar de ser lo más breve y coloquial posible para que todo el mundo lo pueda entender.

Lo primero a tener en cuenta es que es un material tremendamente abrasivo, una fresa de un CNC que corta metal puede durar la fabricación de 500 relojes, mientras que la que se usa para cortar fibra de carbono pierde por completo el filo con 50 piezas, por poner un ejemplo.

Lo segundo a tener en cuenta es que se trata de un material compuesto —fibras de carbono + resina— y esto plantea el primer desafío estructural. Las fibras tienen unas excelentes propiedades mecánicas a tracción —en una sola dirección— por lo que en cualquier otra dirección la resistencia máxima es la que aporta la resina. Déjame ponerte un ejemplo que todos conocemos. Si tienes un listón de madera y le enroscas un tornillo gordo en la punta lo acabarás rajando, ¿verdad? Pues eso mismo le ocurre a la fibra de carbono unidireccional.

Si colocas las fibras bidireccionalmente obtendrás resistencia en dos direcciones, pero seguirás sin tener una resistencia homogénea en 3 dimensiones. La razón por la que te explico todo esto, es porque el brazalete y el sistema de cierre, aunque tienen un diseño muy simple, poseen una complejidad técnica tremenda.

Para poder comportarse como un brazalete de acero inoxidable, hacerlo del grosor de una correa normal (3mm) y conseguir que no se rompa en el primer tirón, fueron meses de investigación, estudio del material y pruebas. Para rematar todo esto, nos encontramos con el desafío de encontrar una fábrica que decidiera realizar la producción de estos eslabones. Hubieron cientos de no y muchos e-mails sin respuesta, pero al final encontramos a la gente adecuada.
Una cosa que suelo decir cuando no se da la ocasión para realizar toda esta explicación es: “¿Conoces alguna empresa que realice un brazalete y el cierre de fibra de carbono, cuando es un material que tantas empresas están empezando a implementar? La razón es clara, es tremendamente complejo hacerlo y el que lo hace posiciona dicho reloj a más de 100.000€.



Háblanos brevemente de las ventajas de la fibra de carbono. No se oxida, aguanta el calor, es 3 veces más resistente que el acero, y 4 veces más ligero, ¿y qué más?
La fibra de carbono, tiene muchísimas ventajas frente a los metales siempre y cuando se utilice de la manera adecuada y con un conocimiento importante del material. Sus propiedades más notables son la de poder reducir el peso de las piezas drásticamente, su flexibilidad, rigidez, baja conductividad térmica y la nula capacidad de ser magnetizado, por nombrar algunas. Pero en el caso del RzR Tecorón nos hemos centrado en reducir a la mínima expresión, la utilización de piezas metálicas obteniendo como resultado un reloj con brazalete de eslabones rígidos que pesa solo 44gr.

¿Y por qué?
Porque como seres humanos, tenemos la capacidad de imaginar y crear. Qué mejor manera de incorporarnos a la industria de la relojería que creando una obra de arte técnico absolutamente innovadora para mostrar nuestro respeto a los relojeros que ya forman y han formado parte en esta industria. Queremos aportar nuestro granito de arena para elevar el conocimiento y el desarrollo de la ingeniería involucrada en la fabricación de relojes.

¿Qué diferencia hay entre el carbono y la fibra de carbono?
El carbono es el elemento químico. La fibra de carbono, como su propio nombre indica, es una fibra compuesta por este material. Aunque es importante aclarar que coloquialmente se utiliza la palabra “carbono” para nombrar al material compuesto fabricado con fibras de carbono y resina.

Si no estoy equivocado, se usó algo equivalente a la fibra de carbono en los filamentos de las primeras bombillas incandescentes. De eso ha pasado más de un siglo. ¿Por qué crees que se ha tardado tanto en llegar hasta la fibra de carbono que conocemos actualmente?
La fibra de carbono es un material muy costoso de fabricar y difícil de trabajar. Creo que la falta de industrias interesadas en este material puede ser la razón de su lenta evolución. Como te dije en una de las preguntas anteriores, si no fuera por gente valiente que apuesta por la innovación, no hubiera nacido el comúnmente llamado “fibra de carbono forjada”, por ejemplo. No conozco el porqué de este último ejemplo, pero me puedo imaginar que sería tratando de abaratar los costes y las complicaciones de la producción. En nuestro caso, hay métodos de fabricación más baratos, pero queríamos que a la vez, nuestros relojes fueran resistentes.

Soy también un aficionado al mundo del motor, hoy en día se pueden comprar paneles para reemplazar los de chapa o plásticos de fibra de carbono, incluyendo llantas completas, a precio caros, pero no prohibitivos. Presumo que a medida que aumente la demanda, irán bajando paulatinamente los precios. ¿Es así?
Partiendo de la base de que la fibra de carbono es un material costoso de fabricar y teniendo en cuenta lo laborioso que es para crear una pieza manualmente. Creo que lo único que puede reducir los precios, es que los costes de producción sean inferiores. Ya sea utilizando nuevas tecnologías de fabricación, como la “fibra de carbono forjada” o robotizando la producción como ocurre con la fabricación de perfiles de fibra de carbono, por ejemplo. A medida que la demanda incremente, las empresas empezarán a considerar invertir en I+D y en maquinaria para reducir costes.

Hablamos de que el RzR Tecorón está construido íntegramente en fibra de carbono. La caja, sí, pero también la tapa trasera, la corona, la bata, el brazalete y el cierre. ¿Por qué la idea de ir a por todo y no empezar progresivamente, por ejemplo sólo con la caja?
Hay varias razones, la primera es por el desafío de hacer algo que nadie ha hecho antes. La segunda es por marcar un punto de partida de lo que queremos que sea RzR —Una empresa con ideas diferentes y que no replica lo mismo que hacen otros— Y la tercera razón es por aportar innovación a la industria relojera.



Lo que sí habéis logrado con ello es ser la primera marca en conseguir un reloj completamente de fibra de carbono, incluyendo el cierre. ¿Cómo sienta eso?
Sienta muy bien. Reconforta ver como el trabajo duro da sus resultados. Tener el reloj finalmente en la muñeca y recordar todos los pasos y obstáculos que se han vivido hasta llegar aquí, es alentador. Aunque he de decir que no sé si es por un error en nuestra estrategia de márquetin o por ser algo demasiado innovador, pero mucha gente desconoce la complejidad y el tremendo valor que tiene el RzR Tecorón.



Antes me explicabas que relojes completamente de fibra de carbono cuestan más de 100.000€, mientras que vosotros lo vais a lanzar en campaña a menos de 900€ y posteriormente a 1.200€. ¿Cómo has podido optimizar tanto los costes?
Primero comentar que relojes como el Octo Finissmo Minute Repeater Carbon de 160.000€ tiene una máquina tremendamente compleja y más horas de acabados, lo que incrementa el precio. Pero otro factor importante, es el posicionamiento que realizan estas marcas. En nuestro caso, el precio del reloj es directamente proporcional a los costes de fabricación y no al posicionamiento en el mercado. De todas formas un ejemplo de optimización que nos ayudó a crear un reloj tan innovador y tan barato, es que todas las piezas del brazalete y el sistema de cierre están fabricados utilizando un mismo molde. Si hubiéramos tomado otro camino, ahora mismo estaríamos hablando de un reloj muchísimo más caro.

Si lo comparamos con un reloj convencional, con correa de cuero y que también monte un Miyota 9015 o 90s5, el precio se triplica o cuatriplica con el Tecorón, mientras que el peso se reduce de unos 90 gramos a 40 gramos. ¿Piensas que esos 50 gramos de diferencia cuestan 900€ más?
No es una cuestión de peso, es una cuestión de tecnología y de innovación. El proceso de fabricación de un reloj simple de acero inoxidable es tremendamente barato por lo que el precio puede ir en función de lo que cueste la máquina y de donde la marca lo quiera posicionar. Por otro lado podemos bajar 4gr más utilizando una correa de cuero con una hebilla de fibra de carbono y no por eso sería más caro, todo lo contrario. Para ponerte en perspectiva. Es casi tan costoso fabricar el brazalete y el sistema de cierre, como el resto de piezas de fibra de carbono.



A mí me encanta el titanio en los relojes, un metal que a igualdad de resistencia con el acero, es mucho más ligero. Además de inoxidable, hipoalergénico, más dieléctrico, menos conductor del calor, … Y que hoy en día no resulta mucho más caro que el acero. Sin embargo el titanio no ha cuajado, fue una moda pasajera. ¿Por qué crees que la fibra de carbono no lo será también, que ha venido para quedarse?
Estoy totalmente de acuerdo contigo en cuanto al titanio. Es un metal increíble para todo tipo de aplicaciones. La fibra podría ser una moda, de todas formas creo que si es una moda, no ha explotado todo su potencial, ya que todavía hay muy pocas marcas que han decidido tomar este camino.

En la mayoría de relojes que se usa la fibra de carbono, normalmente de marcas relojeras de lujo (Panerai, Hublot, TAG Heuer, Audermars Piguet, Zenith), creo que se usa más bien por exclusividad o refinamiento que por sus ventajas. Por eso suelen fabricar en carbono la esfera, que sinceramente, no creo que tenga demasiada ventaja comparado con una de aluminio. ¿Crees que es puro marketing y ya está?
Quiero pensar que no lo hacen por márquetin, pero podría ser. Hay muchas marcas que hacen lo mismo que hacen los demás, por tener un reloj de fibra de carbono en su catálogo. Pero al menos en los casos de algunas de esas marcas que comentas, han aportado innovación en modelos que han sacado. Audermars Piguet por ejemplo, creo que fue uno de los primeros en hacer la caja usando «fibra de carbono forjado», conozco un Zenith que tiene un método de fabricación que no he visto antes y Hublot utiliza fibra de carbono trenzada en 3 dimensiones para algunos de sus modelos. Al menos desde mi punto de vista, si aportas innovación, no solo me parece muy respetable, sino que les aplaudo por hacerlo.

Algunas marcas menos conocidas como Skywatch lo aplican al bisel por unos 500€, que tampoco creo que sea ninguna ventaja. Sin embargo en modelos asequibles, los Casio GA-2000 usan una estructura de fibra de carbono, los venden a poco más de 100€. Los GWR-B1000 los venden a unos 700€, ahí si que la caja es completamente de fibra de carbono, mientras que la correa es de resina reforzada con carbono. ¿Crees que ha llegado el momento en que se está popularizando este material?
Cuando marcas populares como Casio o Swatch apuesten a mayor escala por la fibra de carbono, el resto nos veremos beneficiados gracias a la concienciación que estos les aportaran a los clientes sobre la fibra de carbono.

Con tantas marcas de lujo involucradas, me imagino que no estarán muy contentas de que lleguen unos “mindundis” a quitarle su elitismo. ¿Has notado alguna reacción?
Pues lo que siempre he pensado es que algunos de los compradores serían alguna marca de relojes para estudiar como fabricamos el brazalete y el sistema de cierre. Pero en realidad, no sé si eso ha ocurrido. Lo que si he notado es el respeto por parte de otras marcas, fabricantes, periodistas y posibles clientes, que conocen la complejidad y no se centran en la marca. Al fin y al cabo todos empezaron en algún punto. Yo personalmente no valoro las marcas como creo que lo hace la mayoría. De hecho, valoro más a los pequeños desconocidos que hacen las cosas con pocos medios y trabajan duro para aportar algo nuevo.

En cuanto a ti, creo que no vienes del sector relojero. ¿Por qué un reloj entonces? Podía haber sido una montura de gafas o cualquier otra cosa.
Efectivamente, soy ingeniero industrial con especialidad en mecánica, aunque he de decir que mi hermano es joyero y tiene un gran talento en ello.
No te puedo dar una respuesta clara de cuál fue el punto de inflexión, porque no hay uno definido. La relojería fue algo que fue surgiendo y mi pasión por la fabricación lidió en que acabara creando un reloj propio fabricado de mi material preferido. Me apasionan los mecanismos, los materiales, la precisión, los acabados superficiales, los retos y que mejor industria que la relojera para desarrollar e innovar.

Ya sé que reloj llevas ahora, pero ¿cuál llevabas antes del Tecorón?
Pues el primero que se me viene a la mente es uno que te sorprenderá por su disparidad con lo que estoy creando ahora, pero que le tengo mucho cariño. Es un Lotus de Titanio referencia 9704, fue un regalo de mi hermano. En los 90′ era el reloj de moda, al menos en Tenerife. Usa probablemente la mejor máquina de cuarzo que Miyota ha creado jamás. Se trata de la 3s10, una máquina tremendamente compleja, con muchas funciones y que junto a una caja y brazalete de titanio, costaba 50.000 de las antiguas pesetas o 300€. Es un reloj muy ligero, relativamente pequeño, cómodo y que suelo usar aunque tenga más de dos décadas de antigüedad.

En cuanto al reloj, al RzR Tecorón. Empecemos por de dónde viene el nombre.
RzR son las tres letras que he usado para firmar todas las cosas que fabrico desde que tengo uso de razón. Hacen referencia a las iniciales de mi nombre, Ricardo Zamora Rojas. En relación al modelo del reloj, la palabra Tecorón viene de un lugar de la isla de El Hierro, la isla más occidental del archipiélago Canario y que considero un paraíso. Tecorón es una playa rodeada por un paisaje volcánico único y su mar es el más tranquilo que jamás he visto. Mi padre es Herreño. Yo he veraneado siempre en la isla y Tecorón es uno de mis lugares favoritos en todo el mundo. Un día decidí que todos los modelos llevarían el nombre de un lugar, volcán o zona de la isla y este es el primero.



Precisamente hace no mucho probé un reloj, un Lilienthal Berlin de menos de 500€ en que el rotor de carga estaba recubierto de rutenio. Algo que hasta hace no mucho se reservaba también para la alta relojería. ¿Tendrá vuestro Miyota 90s5 el rotor de fibra de carbono?
Pensé muchas veces en utilizar un rotor de fibra de carbono, pero para el primer modelo añade una complejidad extra que preferimos evitar.
En este caso, tenemos varios propuestas para personalizar el rotor original, pero todavía tenemos que tomar una decisión para saber que diseño vamos a usar. La idea es utilizar la superficie del rotor para plasmar información relevante que se suele poner en la tapa del reloj, como la numeración o el lugar de ensamblaje, Canarias —donde también fabricamos algunas de las piezas—.

¿Y por qué un Miyota 9000? Quiero decir, me parece de los mejores calibres automáticos que existen, pero en 1.200€ de precio de venta, podríais haber ido a por algo más refinado, un STP1-11 al menos.
Me alegra mucho que me hagas esta pregunta. Puede que mi respuesta despierte controversia pero debo ser honesto. Hablamos de STP al final, pero deja que comience con ETA 2824 vs Miyota 90s5. ¿Por qué se suele poner en un pedestal a la 2824 cuando fue introducida en 1982? Es una máquina estupenda, tecnología probada durante 37 y muchas más cosas buenas que se pueden decir de ella, pero no deja de ser una máquina clásica. Una máquina ideal para un modelo de reloj tradicional. En la Miyota 90s5 encontré una máquina moderna, introducida en 2009, fiable, bien acabada, esqueleto, más fina que la competencia —solo 3.9mm— y con una reserva de marcha de 42h. Mi criterio de elección no se basa en la marca, o en lo que la mayoría apoya. Me baso en el balance, en tomar decisiones que sigan una concordancia y creo que la elección de una máquina moderna y más compleja debido a lo fina que es, hace que la 90s5 sea la elección más acertada.

En el caso de la SP1-11 sería una buena máquina para nuestro reloj, ya que aunque está basada en la ETA 2824, la han mejorado obteniendo más reserva de marcha y más joyas, que por lo general aumentan la fiabilidad y la precisión. Aunque el modelo ideal en nuestro caso sería la STP5-15 o la STP6-15 ya que es una maquina esqueleto, pero en ese caso, elevaría el precio final.

En el futuro seguramente elijamos máquinas más refinadas para otros modelos.

Aunque personalmente creo que la tecnología no está suficientemente madura, ¿no pensaste que la tecnología de la fibra de carbono combinaba muy bien con la tecnología de un smartwatch?
Pensándolo fríamente tiene sentido. Mi problema con los smartwatch al igual que con los móviles, es que los veo aburridos. Son todos iguales y la innovación ocurre en la programación y en la utilización de chips nuevos, pero son cosas intangibles que como ingeniero mecánico, no me llama mucho la atención.
Tengo que decir que últimamente con las pantallas flexibles y algunas otras tecnologías que están saliendo, parece que van a empezar a hacer cosas más divertidas. Desde luego, si algún día tuviera que diseñar un smartwatch, creo que utilizaría todos y cada uno de los sensores y hardware disponibles para crearlo. Que fuera un reloj digno de una película de ciencia ficción. Elegante, pero con cables a la vista, mecanismos, y con cristales para ver todas las piezas del interior.

Pues esto es todo Ricardo. Han sido unas explicaciones muy divulgativas. Esperemos que todo vaya muy bien, y que en no mucho pueda tener en mis manos el RzR Tecorón para probarlo a fondo.
Gracias Javier, para eso estamos. No lo dudes, no me olvido de los que nos apoyaron.

23 comentarios en “Entrevista a Ricardo Zamora Rojas de RzRWatches”

  1. Buenas Noches D. Javier.
    Enhorabuena por la entrevista. Se nota el trabajo dedicado, la experiencia y el dominio del tema.
    Es un orgullo que una empresa española (canaria) apueste por la innovación y la calidad. Por desgracia, algunos de los participantes en este blog, no podremos disfrutar de este material.
    D. Ricardo, tiene difícil entrar en la gama media alta. A mi parecer (igual me equivoco); la gente que deposita esa cantidad de dinero en un reloj, quiere adquirir marca o prestigio, un complemento de diseño y moda o tradición relojera. Así que irá a marcas de reconocido estatus internacional. Ojala me equivoque y este canario reviente el mercado a los suizos, franceses y japoneses.

    PD. Enhora buena por la entrevista y, también, a D. Ricardo («La innovación es lo que distingue a los líderes de los seguidores» Steve Jobs).

  2. Gracias Sergi. Fíjate lo difícil que lo tenemos, que Ricardo vive en el Reíno Unido. Otra lumbrera más que dejamos escapar. Un tío joven, que se le ve preparado y con ideas, del que aquí no hemos sabido sacar provecho. Es triste.

    Los precios son elevados, ya ocurrió con el titanio en los 80, pero si la tecnología se extiende, cosa que espero con RzRWatches entre otros, el precio debería abaratarse y hacerlo más accesible a más gente. En cuanto a la gama media alta, creo que tienes razón, la mayoría se guían por la marca. Mientras lleve la corona de Rolex, da igual que esté hecho de cartón. Sin embargo hay mucha gente con dinero, así que si un pequeño porcentaje se siente atraído por el carbono, los RzR tendrán su hueco. La prueba es que en Kickstarter han recaudado ya 20.000€ en menos de 15 días, claro que aún les faltan 12.000€. Es alucinante las cifras en las que nos movemos, y claro, la cantidad de inversión e infraestructura que se necesita para algo así.

  3. Muy buena entrevista. Yo no soy muy partidario de la fibra de carbono (en coches, bicis, y relojes, prefiero metales). Me llama mucho la atencion que cuando se tocan estas cosas, todo el mundo habla de sus ventajas, pero no de sus inconvenientes (lo quebradiza que es la fibra de carbono, sus puntos de fragilidad por lo que se requiere muchas horas en modelaje estructural, o que no es reciclable…). Si la ventaja es la ligereza, pues para eso esta la resina, que aporta esa misma ligereza a precio sin comparacion.

    Supongo que es por aportar algo exotico, sin mas. No me parece mal como reto, pero vamos, no han inventado precisamente la rueda y, como bien dices en la entrevista, Casio ya lo ofrece por poco mas de 100 €.

  4. Buena entrevista Guti. Se nota que te ha querido dedicar su tiempo. Una pena que este compatriota esté fuera… pero bueno, ya sabemos que los del Reino Unido son de los mejores sitios para estos inicios empresariales y a veces incluso en plan probar a ver qué pasa. Pero por lo que intuyo, si le va bien me da que rápido intentaría trasladar casi todo o todo a sus Islas Canarias natal.

    A mí particularmente no me entusiasma la fibra de carbono. Tuvo su época de moda, que aquello parecía como cuando en los ’80 calzaban el TURBO hasta un chándal de mercadillo o una tostadora. Tiene sus buenas cualidades de peso y rigidez (también por esto último, es más frágil de lo que parece como bien explica), para tema aeroespacial, estructurales donde el peso reducido es primordial… pero no sé, en un reloj, no termino de verla. Tiene sus puntos delicados y complejos de dominar cuando tiene que soportar mucho más que algo tan específico (y por relativamente poco tiempo) como por ejemplo en un alerón, deriva o conducto de de flujo de aire en un deportivo de competición. Por ello y sus propiedades cuando da esa dureza casi redonda, es cara y compleja de trabajar (como le pasa al titanio comparándolo al acero inoxidable, en aleaciones y metales). Y al reloj además, lo hace pesar mucho menos… que yo no sé, pero salvando en un CASIO de resina, en un reloj aunque sea ligero, me gusta sentir que ahí haya algo de peso. Por lo mismo tampoco me termina de convencer los relojes de cara y brazalete cerámicos. Sí, el material puede tener sus cosas, toque estético, áureo… pero psé. No me hace chiste.

    Y resulta que la fibra de carbono tiene una pega más, que tampoco se suele decir. Y menos cuando esta va a la vista sin recubrimiento apenas (o máximo, algún lacado cristalino), que suele ser uno de sus plus estéticos: a la fibra de carbono le sienta fatal EL SOL. Es su enemigo número uno. Yo no lo sabía en su momento, y me lo comentó alguien que sabía un poco del tema, que igual se veía en un box de las 24 Horas de Le Mans, que en los de Nürburgring entre pudientes caprichosos metiendo aún más pasta para hacer más monstruosos aún frente al crono bicharracos como un F60, Pagani Zonda o Koenigsegg. Ambientes en donde se trabaja y toca habitualmente la misma un poquito. Fíjate qué cosa que seguro que mucha gente, como yo mismo, ni pensaba quizás más que en el asunto de un techo de coche en fibra de carbono vista pues igual que si fuera de color negro ante el sol y el calor… pues no. La luz solar y sus rayos ultravioleta le sientan como un tiro a la fibra de carbono.

  5. No tenía ni idea Alejandro. ¿Quieres decir que la luz del sol se come el color negro de la fibra, o qué la descompone? Yo sí que soy de los que piensa en la fibra de carbono a futuro. No te se decir si tal cual, o bien combinada con resinas como hace Casio, pero está claro que tiene potencial, aunque claro, debe industrializarse y abaratarse.

  6. Por lo visto, la daña, no necesariamente visualmente, pero sí en sus propiedades (que igual que es dura y rígida, eso mismo la hace frágil, tal como bien explica técnicamente en la entrevista).

    Ya digo, que en su día es algo que me salió sin esperármelo con alguien que sabía del tema. Creo que en años que empezaron a salir algún que otro modelo deportivo y súperdeportivo con los paneles de la carrocería (y alguno también en chasis aunque no se viera) en fibra de carbono vista. Algunos lacada o ni eso. Y un día hablando le comenté «pues has visto tal que va a salir, muy guapo y de los que le queda bien ir mostrando la fibra de carbono». Y me dijo «sí, muy guapo, menos para disfrutarlo muchas al sol o que pase muchas horas dándole el mismo». Y es cuando me dijo que la el sol es el enemigo de la fibra de carbono.

    De hecho me dijo que él jamás tendría un coche que tuviera partes de la carrocería de fibra carbono a la vista siempre que pudiera elegir a que fueran pintadas como cualquier otra pieza, salvo que el coche apenas saliera del garaje o del salón del caprichoso de turno.

    No quise entrar en tema más físicos y de reacciones químicas que se dan en los componentes que terminan conformando la fibra de carbono. No entramos en más técnica, pero me puso un ejemplo muy sencillo como las cañas de pescar, que emplean mucho la fibra de carbono, y salvo que se rompa por una puntual mala flexión que la haga saltar, no es algo que se renueve cada poco tiempo… pero es verdad lo que me dijo: fíjate que rara es la caña de pescar, por muy de fibra de carbono que sea, que no vaya pintada, y no con un único recubrimiento.

    Ya extrapolando, si te vas por ejemplo a un bastón de senderismo, de los de marcha nórdica, o a unos de esquiar junto a los esquíes (que se manejan tranquilamente a gran altitud… mayor incidencia de la luz solar, sumando con el rebote con la misma nieve)… serán del material, pero siempre pintados, con recubrimientos de pintura metalizada o tipo anonizados. Si algún modelo la dejan a la vista con su trenzado visto, por bonita, con lo que me dijo, lo pagará también con la duración a cuanto más le dé el sol.

  7. ¡Hola a todos!

    Antes que nada me gustaría agradecer a Javier por su interés en RzR y por la genial entrevista que me ha hecho. Muchas gracias 😉

    Por otra parte, me alegra mucho vuestra participación y ver que habéis aportado vuestros conocimientos al respecto.

    Sergi, en efecto, soy Canario de nacimiento y con 5 años de “Ingles” a mi espalda, pero ya estoy de vuelta en Tenerife. Nos volvimos a la isla a principio de 2019, desde aquí podemos desarrollar y avanzar la compañía con más recursos y mayor fluidez que desde Inglaterra. Por cierto, totalmente de acuerdo contigo, un de las piedras que nos encontramos en el camino ha sido la importancia que parte del público le da a la “marca” y no a la innovación. Pero es algo de lo que hemos aprendido y que vamos a recalcar aún más a nuestro favor. Cuando el público se aburra de ver copias de otros relojes y quieran algo diferente, ahí estaremos nosotros. Muchas gracias por tu apoyo.

    Estaciontelegrafica estoy de acuerdo contigo, la fibra de carbono tiene sus desventajas la fragilidad es una de ellas, especialmente cuando reciben fuertes impactos. Pero si se diseña bien y se usa adecuadamente no debe haber ningún problema. Para bicicletas de montaña donde si no te has caído ya, te vas a caer, hay que pensárselo dos veces, jaja.

    Alejando, la verdad que Inglaterra ha sido una de las mejores escuelas que he tenido, pero como he dicho antes, ya estoy por Tenerife, nos trajimos todo y ahora operamos desde aquí. En cuanto a lo que comentas del Sol, no estoy de acuerdo al cien por cien. Los rayos ultravioletas tienen un efecto negativo en la resina siempre y cuando esta no tenga protección UV. Hay varios estudios publicados internacionalmente y de diferentes épocas, que explican en detalle las razones y las consecuencias, pero siempre nombran a la resina como la parte afectada. En nuestro caso, usamos una resina resistente a los rayos UV y debido a que las piezas tienen un acabado mecanizado, la cantidad de resina superficial en mínima, lo que reducimos a la mínima expresión cualquier tipo de problema.

    En el caso de las cañas de pescar, por norma general usan resinas resistentes a los rayos UV. De esta manera no solo las venden por sus propiedades mecánicas, pero también por lo bonitas que son. En el caso de los palos de montaña lo desconozco, pero si he observado que muchos productos fabricados usando perfiles pultruidos (fibras unidireccionales) suelen pintarlos de colores debido a que carecen de la textura visual común del carbono (los cuadraditos). Esto mismo pasa con las bicicletas, como se hacen con fibras unidireccionales para aumentar la resistencia mecánica y disminuir el peso, si no las pintan se vería como un montón de parches de tela “mal colocados”. De todas formas mantendré los ojos bien abiertos por si se publica algún estudio que explique lo que comentas.

    Ha sido un placer responder las preguntas de Javier, ver vuestro interés en tema y esperemos que algún día se crucen nuestros caminos y podamos disfrutar de una larga charla sobre relojes o fibra de carbono en algún pueblo español.

    Un saludo,
    Ricardo Zamora Rojas

  8. Gracias por pasarte por aquí rzamorarojas, y por tomarte la molestia de aclarar todas nuestras dudas. Me alegra que hayas vuelto a España, era una de las cosas que no me agradaban. De nuevo agradecerte tu tiempo y tu predisposición, fue un placer poder entrevistarte.

  9. RZAMORAROJAS, me has leído el pensamiento, precisamente tenía a las bicicletas en mente 😀

    Mucha suerte con vuestro reloj, y gracias por todas las explicaciones técnicas en torno al mismo, son muy interesantes.

    Respecto a lo que dice Alejandro, supongo que la fibra de carbono, como todas las resinas que la impregnan, se verá afectada por los UV, de hecho hasta las correas de resina que tienen tratamiento anti-UV se acaban dañando con el tiempo. Obviamente las ventajas de las resinas son otras, y estoy seguro que será esa exclusividad la que demanden el tipo de clientes que buscan relojes con esas cajas. Relojes más cercanos a una obra de arte y a una excelencia tecnológica que suponen el exponente de lo último en materiales.

  10. Gracias por el tiempo en participar para aclararnos más las cosas, rzamorarojas.

    Como ya dije, cuando a mí me lo contaron y lo supe, no quise entrar en más detalles de cómo daña y por qué. Porque ya se sale de mi conocimiento y dominio, así que para por entonces haberme quedado igual o sin enterarme de nada, pues para qué.

    Si el daño es sólo al componente de resina, ya me cuadra como a ESTACIÓN TELEGRÁFICA con algo conocido, la misma resina plástica usada en los CASIO mismo (y no digamos en modelos similares de fabricantes más baratos y de peor calidad, o directamente malas copias). Y como dice, en ese supuesto, por ejemplo con este tu reloj, seguramente no tenga mayor importancia el detalle. Pero desde que yo lo supe, sí miro muy mucho el componente de la fibra de carbono en según qué herramienta o aplicación. Porque si la misma tiene su debido mantenimiento acorde (por ejemplo en lo aeroespacial o en competición), pues no habrá problema, sea más protegida o menos contra los rayos UV.

    Pero ¿y en casos en los que gente adquiera alguna herramienta vital para su trabajo o afición teniendo que estar recibiendo la misma bastantes horas de luz solar, y no lo sepa? Y confíe en ella una vez y otra, y otra, confiados hasta que un día… susto mínimo. Ese supuesto es en el que yo caí desde que supe de ese punto débil de la fibra de carbono.

  11. Nada que aportar a estas alturas, salvo algo un tanto frívilo: el nombre de la marca me parece mal elegido.

    A mí evoca a un fabricante de ‘fashion watches’. Nada tengo en contra de este tipo de relojes; de hecho tengo unos cuantos en mi colección que, además, de vez en cuando utilizo.

    Mi crítica va en el sentido de que no se espera de una marca de ‘fashion watches’ que aporte novedades en el apartado técnico, cuando este fabricante sí lo hace.

  12. No lo sé, un relojista. Muchas veces es cuestión de acostumbrarse. Si fuera «Ricardo Zamora Watches», nos sonaría también a marca de moda. Quizás es que RzR te recuerda a CK. Si tuviera que haber elegido otra, me iría a por una que hiciera referencia al carbono, tipo «Carbon Watches», pero considero que son gustos personales más que otra cosa. Espero que consigan la financiación, porque quedan sólo 11 días, y parece que las cosas se han estancado un poquito.

  13. Hola Un Relojista. ¿Podría saber que te hace pensar que es una «fashion brand»? Sinceramente me encantaría saberlo, porque me resulta curioso que habiendo diseñado desde la fuente de los números, hasta la tecnología para fabricar los eslabones, el cierre, etc. de vez en cuando vea comentarios de personas que no le ven valor a reloj. Algo seguro que podemos mejorar al comunicar nuestro mensaje.

    El RzR Tecorón, no solo está fabricado usando varias técnicas diseñadas y desarrolladas por mí mismo, sino que fabrico a mano varias de las piezas del reloj. Yo considero que una «fashion brand» es una marca en las que los creadores eligen los relojes de un catálogo y le ponen su logo. Por eso me resulta interesante tu opinión.

    Javier, efectivamente está un poco parado y esperemos que sea financiado. Pero sino vamos a tener que saltar a una serie de relojes que teníamos pensado para el futuro. Piezas de arte técnico aún más innovadoras y que en vez de poder ser fabricado en grandes cantidades a precios muy asequibles, serán series limitadas. La complejidad técnica aumenta.

    Un saludo,
    Ricardo

  14. Yo creo que entiendo a lo que UN RELOJISTA se refiere: hay a día de hoy tantísimas nuevas marcas, incluso de puros «relojes de moda» (de catálogo de un fabricante al por mayor, y le ponen el nombre que quiera el cliente como bien ha dicho Ricardo Zamora), y tantas que sobre todo desde la era de Internet se han visto aparecer (y desaparecer) con productos de toda índole y calidad, que para mucha gente la originalidad o que les despierte algo la misma marca, logo, o a lo que le resulte familiar, cada vez se complica más.

    A mí no me ha pasado en esta ocasión. Pero ya que UN RELOJISTA me ha hecho fijarme, por equilibrar la balanza, decir que RzR a mí me ha recordado a Razor, como en muchos mercados era conocido el teléfono móvil Motorola que aquí en España por ejemplo era el V5. Que como recordaremos, fue un pelotazo del fabricante por su aspecto futurista, sofisticado y realizado en sus primeras versiones en aluminio, todo metal, y con ese precioso teclado también de aluminio que funcionaba prácticamente al tacto.

    P.D: Y a los años, decir V5, es referirse a uno de los estupendos bolígrafo «roller» de Pilot, jejeje. Así es la vida.

  15. Hola, rzamorarojas.

    Quizás no me haya explicado bien, así que es posible que me repita. Lo que he querido decir es que el nombre de la marca induce a pensar – al menos a mí – a pensar que estamos ante un ‘fashion watch’, cuando la realidad es que se trata justo de lo contario.

    Lejos de ser un reloj de catálgo remarcado, el RzR Tecorón me parece reloj muy innovador en lo que a material de construcción se refiere. Y por eso me da ‘rabia’ – no se me ocurre una palabra mejor – el nombre elegido para la marca.

    A mi entender, con un nombre de marca así – RzR – no pocos aficionados a la horología no se tomarán la molestia de pararse a ver qué ofrece el RzR Tecorón y pasarán a otra micromarca. Yo lo hubiese hecho de no ser por el crédito que para mí tiene el dueño de este blog. Y micromarcas hay muchas y muy buenas, ergo, la competencia es feroz.

    Hasta los fabricantes chinos de relojes baratos se curran más este apartado. ‘Tevise’, ‘Jaragar’ o ‘Winner’ – por mencionar tres marcas muy baratas que se encuentran fácilmente en AliExpress – me parecen tres buenos ejemplos de nombre de marca bien elegido.

    Sugerencia: ‘Zamora Relojes’ y ‘Zamora Watches’ no suenan nada mal.

  16. La recaudación ha dado un empujoncito rzamorarojas, parece que nos escuchara y me alegra. Ojalá que tenga éxito, porque estoy cansado de los cosas que son sólo para unos pocos. El RzR Tecorón tenía precisamente eso, una forma de democratizar la fibra de carbono.

  17. Y ya dándole una vuelta, ‘Zamo’ a secas…

    Cambiando un poco de tercio, dejo la siguiente pregunta: ¿qué tal se lleva la fibra de carbono con el agua y, en particular, con el agua de mar? Una buena ‘jugada’ podría ser un reloj de buceo – con la estética habitual en este tipo de guardatiempos -, resistencia al agua de 10 ATM como mínimo, y su bisel giratorio unidireccional – hecho de fibra de carbono.

    No sé si ya hay en el mercado a la venta algún reloj de estas características. Si los hubiere, yo diría que son pocos y, en todo caso, puede ser un nicho que merecería la pena al menos explorar.

    Otro nicho que se podría explorar es el de los relojes destinados a deportes acuáticos: ¿qué tal unos relojes como los Neckmarine [1] pero hechos de fibra de carbono?

    [1] https://www.javiergutierrezchamorro.com/entrevista-a-javier-aguiar-de-swissneck-europe/

  18. Buenos días a todos, yo por aquí otra vez, jaja.

    Ahora si te entendí Un Relojista. Es curioso, como cada persona ve algo como la marca de maneras tan diferentes. La verdad que es la primera vez que lo escucho. Podría haber elegido un nombre épico pero no tendría un porqué y eso es inadmisible. La verdad es que hay muy pocas cosas de la compañía que no tengan un porqué o fueran elegidas aleatoriamente.

    Javier en cuanto a usar la palabra “Carbon” no tendría lógica, ya que este es el primer material que vamos a usar, pero habrán modelos completamente metálicos, por lo que más adelante no tendría sentido. Incluso, adelanto que no todo serán relojes, por lo que la palabra “watches” después de RzR la usamos solo en las redes sociales por ahora para que los seguidores nos encuentren con mayor facilidad.

    Resumiendo, llamémoslo ego o simplemente sentido lógico, pero teniendo en cuenta que todas las cosas serán creadas por mí, utilizar mi nombre completo en siglas para simplificarlo, era lo mejor.

    Al final yo creo que la marca es lo de menos y sus creaciones son lo importante. Dos ejemplos de cuatro casos muy diferentes.
    Filippo Loreti y Philippe Dufour. Nombre y apellidos de marcas opuestas.
    MB&F y CK. Siglas de dos marcas opuestas.

    En cuanto a la resistencia al agua, es algo en lo que estamos trabajando, pero adelanto, que es tremendamente complejo. Panerai ya ha creado un reloj de submarinismo de “fibra de carbono”. Lo escribo entre comillas porque tiene un anillo metálico en su interior para solucionar el complicado reto de evitar que el agua se cuele entre las fibras. No solo eso, sino que la tapa trasera también es metálica. Vamos que es un reloj de acero inoxidable forrado de fibra de carbono. De todas formas, de la misma manera que hemos creado el brazalete de fibra de carbono más resistente que existe, el que consigamos hacer que la fibra de carbono resista la presión, es una cuestión de tiempo.

    Un saludo,
    Ricardo

Deja un comentario