Powerbank solar Kedron 24000mAh

Han pasado unos días desde que hablé del cargador para relojes solares ETT Eco Tech Time. El producto de hoy es similar, pero al mismo tiempo opuesto. Se trata de una batería recargable que ofrece alimentación solar.

Me he sorprendido a mi mismo usando el Powerbank Vigor 8000 mAh que tengo desde hace un par de años. Lo utilizo con bastante más frecuencia de la que esperaba. Me lo llevo no solamente en viajes que sería lo habitual, sino que también cuando estoy en casa y quiero cargar el móvil sin tener un enchufe cerca. Así es como descubrí el Powerbank solar Kedron 24000 mAh, un Power Bank, del que viendo solamente su descripción, comprenderéis su atractivo: Ofrece recarga solar.

La marca Kedron se vende como alemana, si bien es un caso más de germasian, o sea productos chinos remarcados, algo en lo que está visto que no somos los únicos. Lo primero que sorprende es su gran capacidad nominal, 24.000 mAh, suficientes para cargar 6 iPhone X. Se encuentra a unos 27€, bajo diferentes marcas, o mejor dicho, remarcas: Plochy, Bernet, Kedron, iKedron. Usualmente el modelo es Express E1 o ExpressE1.

A primera vista me llamó la atención la posibilidad de recarga solar, un elemento que en una emergencia puede ser útil, más ahora que con el buen tiempo, hay más horas de luz natural. Su diseño robusto también era muy atractivo, recordándome a la calculadora Casio WM-320MT que tanto me gusta. Si bien es eso, sólo diseño, ni está protegido de los golpes ni es resistente al agua.



Ofrece una capacidad de almacenamiento energética muy grande, de ahí el nombre de Kedron 24000 mAh. Si bien hoy en día los hay de mayor capacidad, triplica la que tiene mi Vigor de 8000 mAh. Prescinde de la conexión inalámbrica, pero para mi no es problema, porque ni el iPad Pro de cuarta generación ni el Xiaomi 9T Pro que son los dispositivos que uso actualmente la soportan (antes tenía un Samsung Galaxy S8 que sí era compatible).

La marca declara hasta 1.000 ciclos de carga, veremos, porque con estos productos hechos en China ya se sabe. Te puede salir bueno, y aguantar esa cantidad de recargas, o malo y perder capacidad rápidamente o lo que es peor, que la batería de litio pueda explotar. Es algo que ya vimos con el llavero solar, que no duró demasiado.



Ofrece tres salidas USB de 2,4A por cada puerto, lo que ellos llaman carga rápida al poder cargar 3 dispositivos a la vez y hacerlo casi al triple de la velocidad normal con 1A. Las entradas son dos, una Micro USB y otra Lighting o USB-C a 2,1A; por lo que una carga completa requiere de entre 11 y 12 horas.

Según indican la recarga solar es para usos de emergencia, permite cargar un máximo de 200 mAh, que debería ser suficiente para poder encender nuestro teléfono y mandar un WhatsApp.

La presentación está bastante cuidada para lo que estamos acostumbrados a ver. Pero rápidamente detectamos problemas. El primero nos menciona la web ikedron.com que ya no existe. Imaginaros entonces de qué nos sirve que tenga 2 años de garantía como establece la ley sino podemos contactar con la marca que lo distribuye y reetiqueta.



Declaran que viene con un cable MicroUSB, cosa que en mi caso no ha sido cierta. Ya me pasó algo parecido con otra compra en Amazon, la de la linterna Maglite Solitaire LED que vino sin el enganche para el llavero. Está claro que se están volviendo laxos, bien a la hora de revisar las descripciones de los artículos, o bien a la hora de comprobar su empaquetado. Personalmente tengo cables de sobra y no es problema, pero entiendo que para muchos, esta otra deficiencia a nivel de soporte al usuario pueda ser un problema.





Por supuesto su elevada capacidad tiene el precio de un peso elevado (382g), algo inevitable con la tecnología actual. A mayor celdas en la batería de almacenamiento, mayor peso. Sus dimensiones son no obstante bastante compactas y manejables, las habituales de una batería de soporte externa, sólo que un poco más gruesa (160mm X 80mm X 20 mm).

13 comentarios en “Powerbank solar Kedron 24000mAh”

  1. Es bueno estar al tanto de estás herramientas, muy necesarias en estos tiempos, muchas gracias por el artículo Guti, saludos mi hermano.

  2. Pues no veas lo útil que puede ser uno de estos aparatos si te vas de camping: te evita el buscar una toma de corriente en donde cargar tu teléfono móvil.

  3. Buenos días D. Javier, D. Ricardo y D. un Relojista.

    Ni sabía que existían este tipo de artilugios, creo que infravaloramos la capacidad de la energía solar para el uso cotidiano. Por ejemplo ¿Sabéis si existe algún reloj solar de pared? (que no reloj de sol).

    Muchas gracias.

  4. @Sergi

    Ni idea. No obstante, creo que esa opción no merece mucho la pena. Los relojes de pared suelen utilizar pilas AA o AAA y duran mucho.

    Yo tengo un reloj de pared radio-controlado que utiliza una pila AA y ésta dura más un año. En el caso de relojes no radio-controlados, la pila – o pilas – que utilicen van a durar mucho más.

    Otra razón por la que, en mi opinión, no merecería la pena un reloj de pared solar es que hay pilas AA y AAA recargables cuyo precio es muy económico.

  5. Buenos días D. Javier, D. Ricardo, D. Relojista y demás amigos.

    Relojista, gracies por seguir mis comentarios y su intervención. Es cierto que el desarrollo de relojes pared solares a nivel individual de unidad de consumo mínimo puede no valer la pena. Pero a nivel global y de posibilidad no me parece descabellado.

    Ecologia.
    Desarrollo en zonas socio derivadas.
    Opción de consumo mayor libertad.

    Pero estoy de acuerdo con usted si no está inventado no será rentable.

    Reiteró mi agradecimiento.

  6. Reloj solar de pared no existe Sergi. Hace años estuve buscando sin parar y nada. Relojes de sobremesa si que hay algunos más, tengo un par. Y sí, está muy infravalorada teniendo en cuenta que en cualquier casa tenemos luz solar o artificial como para proporcionar carga al reloj. Sería una maravilla un reloj de pared digital y solar. Sin embargo he mirado, y ya sólo se vende este: https://www.amazon.es/gp/product/B004CWVD9Y/. No es ninguna maravilla, hubiera preferido Casio o Seiko, pero no tienen ninguno.

  7. Es cierto un relojista. Yo también soy un defensor de las pilas recargables y los uso así. Si bien dependiendo del reloj la autonomía no es tan alta. Tengo un analógico de cocina radiocontrolado. Lleva sólo una pila AA, si es alcalina el fabricante dice que dura 6 meses. Con recargables son 3-4 meses. O el Casio ID-15 que lleva 2 AA y debería durar un año, que con recargables se reduce a 6-9 meses.

  8. Menuda la tontería con la recarga solar (con perdón), pero vamos, a no ser que estés en una zona donde el sol te dé a plomo, lo de cargar el smartphone para mandar un whatsapp lo dudo, básicamente porque ya en el arranque un smartphone te consume muchísimo.

    De hecho, no sé si recordáis que hubo hace tiempo una moda sobre las linternas con dinamo y carga solar. Bueno, la carga solar no era capaz siquiera de recargar el pequeño acumulador que llevaba la linterna, así que mucho menos esto.

    Como curiosidad no está mal, y dada la afición del dueño de este blog por la energía solar pues puedo comprenderlo, pero aparte de ahí utilidad no le veo. Es que además, esos artilugios enseguida pierden capacidad de almacenamiento, a principios de año le regalé un powerbank a una amiga, y ahí lo tiene de adorno. No digo que para un casual pueda ser útil, pero vamos, que no. Y dado que esas baterías, si no se cuida bien y se recarga habitualmente, se pierde en nada, ni siquiera para tener guardado y usarlo en caso de emergencia servirá.

  9. Sabes mi debilidad con las cosas solares ET. Quizás es idealismo, una utopía en donde la tecnología pudiera suministrar energía de origen renovable a la mayoría de aparatos. Es cierto que la mayoría de baterías, más aún si son de origen chino como es el caso, no duran demasiado, y que luego desecharlas, aunque no seamos conscientes tiene un impacto medioambiental muy grande. Ese fue un motivo por pillar uno de gran capacidad, porque pensé que aunque se degradase hasta la mitad, hasta 12.000 mAh me seguiría siendo útil. Claro que siendo honestos cuando eso ocurra, las tabletas o los smartphones tendrán también baterías el doble de grandes y esos 12.000 será como si fueran 6.000 mAh.

  10. Buenos días…

    Yo creo que si que es importante, y reitero mi visión globla, si todo el mundo que puedes conocer tienen relojes decorativos (cocina, salón…) imagínate cuantas pilas son al año.
    Por otro lado, la utilidad en cuanto a relojes públicos por ejemplo en las playas (allí cae el sol aplomo) un reloj solar público sería la leche (sumanse: marquesinas de las paradas de bus…)

    De todas maneras lo más importante es la libertad, es decir, poder escoger entre: electricidad de toma, baterías o solar… y, sobre todo, la educación medioambiental y poner en valor que el océano es un mar de gotas (una a una) [Cómo decía mi profesor de sociología, allá en los años noventa y largos].

    Pero vamos que son opiniones….

  11. Sergi, no olvides que un reloj solar no son solo los paneles, sino que necesitas un sistema que almacene esa energía. Si al final recurres a baterías para hacerlo, pues estás en las mismas, de hecho las baterías son más ineficientes que pillar la electricidad directamente de la red (no generas residuos al producir esa electricidad, pero sí, y muchos mas, al almacenarla). Imagínate la de baterías que se tendrían que usar si todos los relojes fueran solares… Todas ellas producidas con tierras raras, que requiere una extracción que daña mucho el medio ambiente, y todas con un ciclo de vida relativamente corto.

    Otra cuestión es que usen acumuladores – que va a ser que no, de hecho ahí tenemos los capacitadores, abandonados -, o incluso que vayan a doble vía solar por el día, de red por la noche. Pero eso encarecería el producto y por lo tanto, cuando se presentara el concurso para aportar esos relojes, ningún ente público los adquiriría.

    En definitiva, que son muchos detalles, no es solo «pongo un reloj solar aquí y andando». La tecnología solar hace mucho de otras muchas tecnologías, principalmente de baterías, y la tecnología de baterías actual es todo menos limpia, tanto en su proceso de producción, como en el de deshecho o desuso.

  12. En eso de la alimentación solar creo que ambos somos unos idealistas Sergi, y eso me gusta. Recuerdo en los años 80 que muchos aparatos eran solares o con alimentación dual. Yo pensaba en el futuro, que se iría extendiendo que la tecnología mejoraría, y que al final todo o casi todo lo sería. Han pasado casi 40 años desde entonces, y he descubierto que lo solar fue una moda más que otra cosa. La tecnología ha avanzado mucho, sobre todo en cuanto a baterías, pero parece que no se quiere aprovechar. Quizás porque para la mayoría no es algo importante, o al menos no algo por lo que estuvieran dispuestos a pagar algo más.

  13. Es un punto importante ET. Pero además de baterías/acumuladores tenemos capacitadores. Una tecnología de la que estuvimos hablando mucho, más duradera y más limpia y de la conjenturé en Los nuevos Casio Batteryless. Es verdad que en la cabeza todo es fácil, pero debemos ser conscientes que desde los 80 hasta ahora ha habido progresos con ellos, permitiéndolos, si se quisiera, incorporar a muchos aparatos.

Deja un comentario