RUF500 Diver Automatic

Por casualidad parece que últimamente me está dando por los relojes de estilo buceo. No me refiero solamente a su estética, si no a un verdadero 300M como era el Spinnaker Dumas, o el 1000M del OceanX Sharkmaster 1000. Hoy le toca el turno a otra micromarca, probando a fondo el RUF500 Diver Automatic.

RUF Watches (Reuss Uhren Fabrik) es una micromarca relojera que fundada en 1999 en Lucerna (Suiza), apostando por relojes robustos y deportivo, de precio razonable y calidad Swiss Made. A partir de 2008 se trasladaron a Solothurn, ofreciendo relojes tan bonitos como el Meister Pilot, o este RUF 500. Disponible en diferentes colores, no fue hasta que en Instagram vi la versión verde, que me ocurrió un poco como con el Vintro Le Mans Automatic, y necesité tenerlo en mi muñeca. No se trataba únicamente del color de la esfera, que fuera bonito o que no tuviera ningún reloj en esa tonalidad, sino que sus especificaciones, eran excelentes: Resistencia al agua 500M, cristal de zafiro frontal y trasero exhibición, bisel cerámico, válvula de helio, …

El RUF500 Diver Automatic fue un reloj que lanzaron el 2018, cuando la marca aún se denominaba RUF Schaffhausen, y no lucían la bandera suiza en su logotipo. Por aquel entonces, tenía un PVP de 995€, elevado incluso considerando todo lo que tiene que ofrecer este reloj. En tiempos más recientes, su precio se rebajó a 595€ que fue cuando lo compré, pero ahora lo han vuelto a elevar a 695€. Hace un par de meses, se completó su gama, agregando los modelos completamente negro (Black/PVD) y verde (Green/STL), además del negro estándar (Black/STL) y el azul (Blue/STL) que ya existían.



Ficha técnica

GéneroHombres
CajaAcero inoxidable 316L. 44mm de diámetro sin contar la corona. 13mm de alto
CoronaRoscada de acero
EsferaVerde
BiselRotativo unidireccional cerámico
CristalZafiro
Lumen
TraseraCristal de zafiro de exhibición roscada
CorreaBrazalete de acero inoxidable de 22mm de ancho
FuncionesHora, minutos, segundos, día del mes
Resistencia al agua50 ATM (500M) con válvula de helio automática
Peso206g
MovimientoETA 2824-2. 25 rubís. 28.800 vph
ComplicacionesCarga automática con rotor bidireccional. Remonte manual. Parada de segundero
Prestaciones38h de reserva de marcha. +/- 12 segundos/día
OrigenSuiza. Swiss Made
Garantía5 años
PVP595€ (oferta 575€)
DistribuidorRUF Watches AG

Presentación

El RUF500 se presenta en una caja protegida por un cartón deslizante blanco, no lleva ningún indicativo de marca ni de modelo.



Al retirarlo aparece la una bonita caja de color negro en símil de piel (Black deluxe cube), de buena calidad y muy aparente. Extrañamente tampoco lleva marca ni logotipo alguno.



Una vez que le abrimos la tapa nos encontramos un muy atractivo interior de color blanco, y la referencia Swiss Made, pero ni rastro de la firma de RUF Watches ni del RUF500. Sobre la almohadilla también blanca, se nota la presencia del reloj, voluminoso, pero además muy cuidado.



La dotación es bastante escueta, exceptuando la etiqueta que repite el mensaje de Swiss Watch, y la tarjeta de garantía con la misma consigna, no hay nada más. Uno esperaría al menos una tarjeta de agradecimiento firmada por la Reuss Uhren Fabrik, al menos en un reloj de esta categoría.



Un conjunto escaso y austero, que sigue las premisas de AVI-8 y Spinnaker, siendo el usuario el que deba descargar el manual de instrucciones en formato electrónico: aquí (975 KB. en formato PDF). Aunque en el caso de RUF, es de solamente una página. Apenas nos explica la forma de ponerlo en hora, sin mencionar ni su resistencia al agua, ni sus especificaciones, ni la idea del modelo. Curiosamente es idéntico al que proporcionan en Swiss Military (1,8 MB en formato PDF), sólo que con diferentes logotipos. Incluso están creados por la misma persona (Andreas Vittori). En seguida veremos porqué.

Diseño y construcción

El desarrollo completo del RUF500, incluyendo las personalizaciones lo ha llevado a cabo Chrono AG, algo que no ocultan desde RUF Watches. Eso quiere decir, que el RUF500 Diver Automatic Green/STL es virtualmente idéntico al Sport Diver (PLA44075.03) de Chrono AG, al SMA34075.03 de Swiss Military by Chrono, una las marcas con las que también comercializan desde Chrono AG, Ceccacci 1897 Marine Limited Edition y de algunos proyectos de Kickstarter como el Scuba Pro Edition de T-Watches o de Indiegogo como el Endliss 500M Sports Diver Automatic que no llegó a salir adelante.

Chrono AG es una compañía suiza con sede en Solothurn, precisamente a cinco minutos caminando de Reuss Uhren Fabrik (RUF) que se dedica desde 1981, hace más de 35 años, al private label, lo que vendría a ser en relojería una marca blanca. Es decir, son capaces de llevar a cabo el proceso completo de fabricación de un reloj, desde su diseño o personalización, hasta la construcción, el packaging, etcétera. Puede crear un reloj desde cero, o bien pueden darte unos de los que ya tienen, y aplicarte por ti ciertas modificaciones.









Siendo conscientes de ese hecho, no creo que sea un problema, estamos ya acostumbrados a ver el mismo producto comercializado con diferentes etiquetas, no sólo en cuanto a marcas blancas como decía, también en el mundo de la automoción (Peugeot 108, Citroën C1 y Toyota Aygo; Audi A1, Volkswagen Polo, Seat Ibiza, Skoda Fabia; Suzuki Ignis, Subaru Justy, Toyota iQ, Aston Martin Cygnet). Por otro lado, la manufactura de un reloj es hoy en día algo que requiere tecnología, contactos y experiencia, sobre todo si se quiere hacer a precios competitivos. Es por ello que la mayoría de marcas del sector no fabrican ellos mismos sus relojes, los suelen encargar a compañías asiáticas, la mayoría ubicadas en Hong Kong. Es un hecho extensible a firmas de mayor prestigio, RUF Watches AG es un ejemplo, pero también lo son algunas intocables como DOXA.

La buena noticia con el RUF500 Diver Automatic es que, mientras el de Swiss Military by Chrono (no confundir con Swiss Military Hanowa), tiene un precio de venta al público de 759€, e incluso el de T-Watches costaba en preorder 495£ (578€ al cambio), el RUF500 lo podemos conseguir todavía por menos, y con una gran ventaja, ofrece 5 años de garantía internacional en vez de los obligatorios 2 años.

Inicialmente me recuerda bastante al Tudor Pelagos (25600TB) pero más grande y 8 veces más económico, con algunas mezclas de Omega Seamaster 300M, y algunos detalles del Rolex Submariner de esfera verde (116610LV). Un reloj de buceo, pero que se nota se ha concebido de manera elegante, distintiva y discreta.



La caja es de acero inoxidable 316L en acabado arenado, tiene 44mm de diámetro sin contar la corona, es un reloj grande, y lo aparenta algo más debido a la continuidad que le proporciona el bisel de un tono muy parecido al de la esfera. No es incómodo de llevar no obstante, y es compatible con cualquier indumentaria, puesto que su altura es de solamente 13mm de altura. Increíble considerando que es resistente al agua hasta 500M (50 ATM). Así que aunque grande, no resulta aparatoso. Como podíamos esperar, para evitar que penetre el agua, la corona es roscada, y va sin firmar.



La esfera tiene una preciosa tonalidad verde, es lisa, sin ningún patrón sobre la misma, contribuyendo a que sea más legible y diáfana. Un verde que con la luz del sol parece de exuberante césped, y que a medida que la intensidad disminuye se va convirtiendo en un verde mar. Con elementos impresos vemos por fin la marca RUF en la parte superior. Encima de ella lleva la bandera suiza, idéntica a la de los Swiss Military by Chrono. Queda muy bonito el toque de color rojo que le da, y me recuerda a Victorinox, pero es en mi opinión demasiado pequeña, desequilibrando la zona inferior que contiene demasiado texto: «Automatic – Hellium Release Valve – 500m / 1640ft».



Todos los contornos son plateados, tanto en las manecillas como en los índices. Probablemente en negro, o mejor en blanco habrían dado un mejor contraste, pero como el bisel interno de la esfera es también verde, gracias a sus reflejos solemos verlos en un tono gris oscuro. Los índices están aplicados, siguiendo el clásico diseño del Submariner. Hay mucha superficie tanto en los índices como en las agujas, de tipo espada, facilitando la legibilidad.



Ambos elementos llevan lumen aplicado, ni la marca ni el fabricante nos dicen qué compuesto han utilizado, lo denominan chroma light, pudiera ser Super-LumiNova C3, afirman que dura hasta ocho horas, el doble que los compuestos estándar. En mi opinión el rendimiento es muy bueno para un reloj de este estilo, pero sólo adecuado si consideramos que es un guardatiempo tipo diver. El bisel es rotativo unidireccional de 120 clics, de material cerámico que es muy difícil de rayar. Pese a la diferencia de materiales, reproduce muy bien el color de la esfera. No tiene ningún tipo de material luminiscente, ni en los numerales, ni la perla en forma de triángulo invertido a las 12, lo cual en usos profesionales debe complicar bastante la tarea de asegurarse que está en la posición adecuada. Como es habitual en los relojes hechos en Suiza, a las 6 aparece el indicativo de Swiss Made, y es que Chrono AG es miembro de la Fédération de l’industrie Horlogère Suisse (FHS).



El cristal es de zafiro con tratamiento antirreflejante, está ligeramente abombado (convexo), lo cual incrementa el coste de fabricación. Se ve muy bien, pero creo que habría sido más elegante uno plano. Aunque el bombé aumenta ligeramente la altura del reloj, esta sigue siendo muy plana.



La tapa trasera es de acero inoxidable roscada con una ventana de exhibición de cristal de zafiro. Técnicamente tiene mucho mérito lo que han logrado en RUF/Chrono AG, porque es el primer reloj que ofreciendo tanto hermetismo, lo han conseguido con una trasera vista. Nos permite observar la maquinaria en movimiento, un ETA 2824 en grado estándar, pero que desgraciadamente, lleva el rotor en plano sin ningún tipo de grabado.



El brazalete es de acero inoxidable y eslabones macizos, es de buena calidad, pero no de los mejores. Tiene 22mm de ancho, y es bastante masivo, como prueba de ello es el peso del conjunto 206g según el catálogo, o 180g en mi muñeca, habiendo retirado 3 eslabones. El cierre está a la altura en cuanto a calidad, pero ofrece todo lo deseable, apertura por pulsadores, cierre de seguridad, y microajuste con 3 posiciones. Al igual que la corona o el rotor, tampoco va firmado.



En el lateral de la caja, a las 9, está la válvula de helio, un detalle que nunca he explicado para qué sirve ni cómo funciona. Resulta que cuando los buzos, después de descender a mucha profundidad, deben realizar un proceso de descompresión, es decir, de que su cuerpo se adapte a la presión atmosférica normal. Lo hacen dentro de una cabina o campana, en la que respiran una mezcla de gases que contienen helio, y está más presurizada de lo normal. El helio es el gas con átomos más pequeños, así que éstos, se van penetrando por las juntas que el aire y el agua no pueden atravesar, y se adentran en el reloj. Cuando la presión se normalizase, el helio intentaría escapar, y podría reventar el reloj. Es ahí donde entra en juego la válvula de helio (Hellium Escape ValveHEV-, o Hellium Release ValveHRV-) que se activa cuando detecta un diferencial de presión entre el interior del reloj y el exterior de 3 a 5 bares. En ese momento se abre, y deja salir el helio. Es importante destacar que sólo se abre en esos casos, si lo hiciera bajo el agua, sería desastroso.



Movimiento

A diferencia de otras pequeñas marcas, en RUF sólo montan movimientos de origen suizo, no son los únicos, pero se agradece que podamos salirnos de los omnipresentes Seiko NH35 y Miyota 9000. Por lo que se puede ver en la documentación comercial, en algún momento estuvo previsto que el RUF500/SMA34075 montara el calibre Ronda R150, lo cual no tenía por qué ser particularmente mejor, pero si que habría resultado más novedoso. Lo que viene a confirmar los problemas, casi con total seguridad a nivel de producción de este ebauche. Eso dejó sin opciones al RUF500/Sport Diver/SMA34075, que al final optó por el conocido ETA 2824-2.



A partir de 2017, con el decreto Swissness, se requiere que al menos el 60% de los costes de fabricación del reloj completo y acabado, sean producidos en Suiza, lo cual casi se consigue con la maquinaria ETA que tiene un precio entorno a los 150€. Tal vez un STP1-11 de Swiss Technology Production (STP) / Swiss Technology Components (STC) como en el Roamer Soleure, hubiera bajado el precio unas decenas de euros, y ofrecido unas prestaciones algo mejores, también habría sido más novedoso, lo que le hubiera dado un mayor atractivo.

No hay mucho que decir sobre el 2824, una maquinaria mecánica de carga automática bidireccional, que es un clásico de la industria suiza, de los asequibles en el país, pero que ofrece buenas prestaciones, y sobre todo un uso muy silencioso, suave y agradable. Cuenta con 25 rubís, una alta frecuencia de 28.800 vph, parada de segundero y remonte manual. Os remito a las reseñas de los Kronos Vintage Automatic Black, Justina 11906B y Hamilton Khaki Field Auto que montaban el mismo movimiento.



En cuanto a prestaciones, las ya conocidas de un grado ETA standard 38 horas de reserva de marcha y una desviación media de +/- 12 segundos/día. Tenéis más detalles en las especificaciones técnicas (7,2 MB. en formato PDF). Mi unidad venía muy bien ajustada, dando unos +4/+6 segundos/día de uso normal, lo cual está muy bien.



Sensaciones

Como amante de los automóviles, particularmente los alemanes, no puedo evitar que este RUF500 de RUF Watches me rememore, o mejor dicho, me haga viajar a bordo de un imaginario Porsche RUF SCR de RUF Automobile GmbH. Realmente son dos compañías sin ninguna relación entre ellas, nada que ver… Salvo que comparten el mismo color verde que en el RUF500 Diver Automatic Green/STL, la misma denominación, y una belleza de líneas comparable. El verde de la esperanza, pero también el verde de la envidia.



En concepto, no en apariencia, me resulta muy semejante al TAG Heuer Aquaracer 300 M, relojes aptos para el deporte y las actividades acuáticas, pero con un halo de elegancia. Pese a que el RUF500 cueste una fracción del TAG, es incluso superior en algunos aspectos.



Por otro lado me gusta la sensación de independencia de no llevar una marca conocida, de no estarle haciendo publicidad constantemente, de saber que llevas un reloj que tiene un valor por lo que es, no por la marca que ponga.



La apariencia general, es mucho de mi estilo, así que me siento muy cómodo e integrado con el RUF, es un reloj de generoso, robusto, y con una simplicidad que lo hace excepcionalmente legible. La esfera es muy limpia y de buen diámetro, las manecillas son gruesas, todo pensado para resultar práctico. En un mundo saturado de consumismo, creo que el individualismo depende cada vez menos del producto, y más de la personalidad del que lo lleva. Quién lleva un RUF500 es alguien que valora las cosas importantes, que sabe lo que tiene, y que no necesita que se lo recuerden constantemente con logotipos, marcas y claims.



La frecuencia del segundero central a 8Hz, unido a la gran longitud de la saeta segundera hacen que sea un placer contemplar su movimiento. Te quedas ensimismado viéndolo, y entonces el verde del fondo es como si te absorbiera.

Al cabo de tres o cuatro días de usarlo a diario, el reloj se paró. Entonces estuve examinándolo y me di cuenta que el rotor de carga no giraba libremente como debería. Creedme, tengo bastantes relojes con un ETA 2824 como para saberlo. Eso hacía que si carga fuera deficiente, digamos que se alimentaba de la carga manual que le dí el primer día, y de lo poco que podía ir acumulando a lo largo de los días. Al moverlo hacía un ruido raro, un «tonc», como si hubiera algo que lo frenase. No puedo afirmar si este problema de control de calidad es algo habitual o no en la marca, quiero pensar que fui un caso aislado, pero que no dice mucho en su favor de Chrono AG ni de RUF, al ser un problema bastante evidente que debería haber sido detectado. El protocolo de reparación exige enviar el reloj a Chrono AG, un envío que tiene que pagar el propio usuario afectado (envío certificado por Correos, asegurado en 100€: 21,90€), algo que no me había ocurrido ni siquiera con el el SAT de Nixon de 100€, y que no es la calidad de servicio que uno espera. Naturalmente ofrecer un reloj como el RUF500 a ese precio, requiere recortar costes en diferentes aspectos, uno de ellos es éste, algo de lo que podemos prescindir porque pensamos que no vamos a necesitar… Hasta que nos hace falta. En RUF se portaron bien, sorprendiéndose del fallo e instando a Chrono AG a que le dieran la máxima celeridad y exhaustividad a la reparación. Si normalmente en Chrono AG tardan una semana en devolverlo, en mi caso se comprometían a hacerlo en 24/48 horas. No me importaba la velocidad, y así se lo remarqué. Quería que el reloj volviera en óptimas condiciones, no con un nuevo movimiento y que luego fallase otra cosa. Lo cierto es que no cumplieron esas 24/48 horas, tardaron 4 días. El diagnóstico fue que los tornillos del movimiento eran defectuosos. El envío de vuelta fue al menos por FedEx Priority, lo cual me permitió tenerlo de nuevo algo más rápido. Al final en FedEx fueron unos chapuceros, pretendiéndome cobrar 36€ por el IVA de la importación, un sinsentido puesto que no importé nada ya que la mercancía era mía. Amablemente en Chrono AG se ofrecieron a solucionarlo ellos mismos, y de ser necesario, a abonar las tasas. Como es algo que merece un tratamiento especial, hablaré más en detalle en un sucesivo artículo.

Conclusiones

Considerando que un Kronos K300 Automatic con un PVP de 580€-599€, se puede conseguir por unos 400€, la pregunta está clara, ¿vale la pena el RUF500? Si somos gente normal como es mi caso, no vamos a notar ninguna diferencia entre un WR300M y un WR500M. Ambos ofrecen materiales y acabados similares, cuentan con cristal de zafiro, bisel cerámico, calibre ETA 2824-2 y válvula de helio. Con el Kronos tendremos materiales similares, una calidad ligeramente mejor, y mayores detalles. El RUF por su parte, se ofrece en mayor variedad de colores, cuenta con una esfera mucho más legible, tiene un tamaño ligeramente más grande, y una trasera vista. El Davosa Argonautic, similar al Kronos tiene un PVP de 798€.



El RUF500 Diver Automatic, no es excelente en todo, pero es un buen reloj. Está muy equilibrado y es muy funcional. Por debajo de los 600€, pocos son capaces de ofrecer esa relación calidad-precio.

El tema de la logística lo tienen muy bien resuelto en RUF Watches. El pedido lo enviaron justo al día siguiente de realizar el pago. Los envíos a Europa los hacen desde el almacén europeo de Suecia, así que ya llevan el IVA y no hay cargos adicionales. Para las que van a América, envían desde Suiza, y para el resto del mundo (Asia, Oceanía Oriente Medio y África) lo hacen desde Hong Kong. Sin embargo ya no usan UPS, sino PostNord, el servicio de correos de Suecia. De manera que aunque indicaban que la entrega a España tardaría 2-3 días laborables, en realidad tardó 6. Parece que correos funciona igual de mal en todos los países.



▲ Más▼ Menos
Materiales y componentes de primera línea
Esfera elegante y deportiva
Falta de detalles
Diseño repetido

8 comentarios en “RUF500 Diver Automatic”

  1. Un reloj muy bonito, el verde le queda genial. Como bien dices, la combinación de la bandera es muy acertada. Por cierto, bonito detalle el del sello de plástico suizo en el embalaje

  2. La verdad es que los divers son un auténtico vicio. Yo es el tipo de reloj que más uso a parte de los digitales. Últimamente se está poniendo muy de moda el verde. Cada vez más sacan un mismo modelo en muchos colores, hasta hace no mucho era en negro, azul y si me apuras algún naranja o pepsi.

  3. Plenamente de acuerdo contigo Stainless. Los divers no solamente son robustos, sino que además como están hechos para ser usados bajo el agua, resultan muy legibles en cualquier condición. Al final me he dado cuenta que la legibilidad es de los puntos más importantes que debe cumplir un reloj.

    Conozco también a gente a quienes no le gustan, los ven mazacotes. Y ahí es donde las cosas van cambiando. Hay modelos 200M de 40mm de diámetro y que son casi como relojes de vestir.

  4. Fuera de los divers «herramienta» creo que son relojes muy flexibles: pegan casi con todo, le sienta bien cualquier tipo de correa y finalmente envejecen muy bien

  5. Le pongo en consideración el precio que pretendieron ponerle no sólo a por ser suizos, si no a la estanqueidad, con válvula de helio… es decir, complejidad de un instrumento para usarse en su especialidad de darse el caso sin mucha preocupación.

    Pero narices, aunque bonito, es que me parece sosete su esfera, tan, tan lisa de color. Por ponerle un poquito de salero no creo que se hubieran arruinado. Un poquito de relieve de olitas, o escamado (qué bonito era el del CASIO MT-D 1056D por cierto)… algo.
    El tamaño de la insignia y logo me parece más que suficiente viendo que no quisieron recargar la cosa. Se ve, y punto. De haber añadido nada más, o si acaso sólo «Automatic» y la estanqueidad muy breve también en pequeñito, pienso que igual haberlo colocado en misma posición, o todo a las 9. Discreto, pequeño pero informativo. También habría sido correcto.

    Pero claro, se les ocurrió poner la biblia técnica a las 6. Algo me dice que ellos mismos pensarían «Esta esfera se ve un poco como sin sal ¿no? Vamos a ponerle algo rápido y barato que llene un poco…» xD.

    La aguja minutera es la más elemental de su función como herramienta de buceo, y se suele destacar en los relojes de ídem. Pero creo que igual se han colado un poco con el diseño de la misma. No sé yo al menos la veo demasiado masiva. A lo mejor le dan otra forma y algún color combinado con gusto con el del fondo del reloj, y se vería mejor y algo más propia.

    En fin, que al final no me extraña que tuvieran que probar a bajarlo a casi la mitad del precio. Es que a primera vista, ¿no parecería un homenaje más comprado a precio barato por Internet? Seamos francos.

    ¿Los terminales del brazalete son de acero macizo, Guti, o son de chapa de acero inoxidable doblada? Al menos sería otro punto a favor del reloj de cara a su robustez y su faceta más pura de instrumento sólido y robusto.

    Respecto a los transportes, parece que empieza a correrse la voz de la práctica de intentar estafar a la gente con la excusa del IVA y tasa de importación ¿no? Que si cuela, cuela.

  6. Fíjate que a mi esa esfera lista y verde es lo que más me atrajo de él Alejandro. Es sosa, es cierto, pero es simple y eso al menos a mi me transmite tranquilidad, y no me cansa.

    En cuanto a que parezca un diseño chino, o bien los chinos lo han fusilado, algo fácil porque incluso los Swiss Made tendrán mucha fabricación allá, o lo han replicado. No hay más que ver este ejemplo:
    https://offer.alibaba.com/cps/4fpsqd2r?bm=cps&src=saf&productId=62307701589&tp2=tw-bravog-com-trade-62307701589.

    Ciertamente es algo más pequeño, el cristal no es de zafiro, no tiene válvula de helio y es sólo WR50M, pero ahí está, por 45$ comprando en volumen.

    Los terminales son macizos sí. La verdad que la construcción del reloj se ve robusta como aparenta.

    Sí, de transportes y aduanas, habrá otro post escandaloso que estoy terminando de preparar. Si el tuyo tuvo tela con el F-84W este es de traca. Más de 1 mes me tuvieron esperando los de Barajas y haciéndome perder el tiempo con documentos que luego no querían los de Correos.

  7. Pienso lo mismo Stainless. Son muy usables y combinan con todo. Salvo los exageradamente tácticos o herramienta. Sin embargo hay gustos para todo, conozco a gente que los aborrece, los considera burdos. Y, ciertamente si quieres un reloj delgado, un diver de buceo no es la mejor opción. Pero como digo, es lo bueno de esto, hay relojes para todos los gustos.

Deja un comentario