Archivo de la categoría Hogar

Encendedor Clipper Metal Jet Flame



Hablaban en Duraderos, de los mecheros electrónicos o piezoeléctricos, aduciendo que no compensaban, debido a que generalmente, la parte mecánica que controla el encendido, se dañaba antes que en un mechero convencional la piedra. Es una afirmación acertada, estamos rodeados de productos asiáticos, en los que se escatima en todas las fases de producción, así que al final, acabas teniendo una buena tecnología como la ignición piezoeléctrica, pero que no es duradera.

Necesitaba de un encendedor fiable para mi calentador de manos Zippo, tal vez parezca que su acompañante ideal sería un encendedor de la misma marca.…

Continuar leyendo...

Compras españolas



Durante estos años defendiendo a capa y espada la fabricación nacional, me siento orgulloso de haber descubierto y redescubierto enseñas que apuestan precisamente por eso. La calidad hecha en España. Sin duda, han contribuido a un estilo propio, del que poco a poco en las calles, veo cada vez más presencia, en contraposición a la ropa de marca más mainstream.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Os he hablado de marcas como Agaré, Baerchi, Paraguas Carballo, J’hayber, Ferry’s, Fluchos, Pitillos, Bastones Finna, MRC Jeans / Mercajeans, Agaré, Paredes, Kelme o Menorkinas.…

Continuar leyendo...

Calentador de manos Zippo



Como quiera que el antes llamado hábito de fumar, ahora vicio de fumar, no está nada bien visto, los señores de Zippo han decido aprovechar su experiencia con los encendedores, para aplicarla a lo que ahora si está bien visto y vende: el tiempo libre (outdoor).

La historia del hand warmer, comienza en 1912 cuando el japonés Niichi Matoba los inventa, y en 1923 funda la compañía Hakkin Warmers, que empieza a comercializar dispositivos de este tipo, bajo la aún existente marca de Peacock. Luego empezarían a exportarse a todo el mundo, y a partir de 1950, Zippo los comercializaría bajo su propia marca.…

Continuar leyendo...

Artilugios solares



Desde que viera la primera calculadora solar, siendo yo un crío, sentí entusiasmo por ese tipo de tecnología. Era un modelo similar a la actual Casio SL-787TV, tal vez fuera porque se acercaba mucho a la máquina de movimiento continuo, obteniendo la energía de la luz, parecía que viniera de cualquier sitio. De hecho me preguntaba si los electrones que absorbía (hasta ahí llegaba con 8 o 9 años), debilitarían la luz. Inocentemente me preguntaba lo que ocurriría si llenase todo mi escritorio de calculadoras solares… ¿Acaso vería reducida la luz de mi habitación a medida que se alimentan?…

Continuar leyendo...

Bocadillo de sardinas



Con mi bajísimo nivel culinario, más por desinterés que por habilidad, todo hay que decirlo, hoy os comparto mi bocadillo favorito, que pese a ir evolucionando con el tiempo, mantiene su nombre original: el reparador. Y es que siendo honestos, soy más bueno escribiendo y poniendo denominaciones que en la cocina. Además, después de Los precios de las pizzas a domicilio, ya tocaba ser yo el que se pusiera de chef.

Me cuentan que los bocatas de sardinas, era cosa bastante común en los años 50 y 60, los bares con solera los servían a diestro y siniestro, siendo bocadillos sabrosos y baratos, con el único inconveniente del aceite que chorreaban.…

Continuar leyendo...

Pastilla de jabón Lida



Hace no demasiado os hablaba del jabón de manos Moussel (de Legrain), como mi elección favorita, una marca que me traía reminiscencias de la infancia, y a la que tengo cariño. Sin embargo, poco a poco, he ido evolucionando, y como en el afeitado clásico, he preferido centrarme en productos más clásico y tradicionales. Obligatoriamente ello implicaba dejar de lado el dispensador de jabón líquido, y volver a la pastilla de toda la vida.

Me puse a buscar, mis requisitos eran en que estuvieran fabricados en España, lo que descartó a la mayoría, pues ni marcas tan históricas nuestras como Heno de Pravia, Magno, o incluso Puig fabricaban aquí.…

Continuar leyendo...

Tarjetero inteligente Ögon Quilted Button



Veréis, había decidido usar un tarjetero para llevar mis tarjetas separadas del resto de documentos que llevo en la cartera. La premisa era la misma, una precaución más a como explicaba en Qué hacer si pierdes la cartera. Mi planteamiento es que si me roban las tarjetas, pero no el dinero que llevo en la cartera, o a la inversa, sería menos traumático que si me robaban o hurtaban todo de golpe.

Así que me puse a buscar una de esas cajitas de metal para guardar las tarjetas, sin demasiado éxito. Encontraba de esas chinas baratas, y nada más. No me pareció mal, podía salir del paso con una de 2€, y si lo veía práctico, buscar una mejor.…

Continuar leyendo...

Bastón Carballo Gaudí



Tras las excelentes impresiones con los Paraguas Carballo F-10 y Malaca, y aprovechando que siempre había querido tener un bastón, decidí hacerme con uno de los que fabrica Carballo.

Inicialmente me planteaba un bastón de los de toda la vida, lo que denominan bastones clásicos, y del que me gustaba mucho el modelo bastón clásico Leopardo de 32€. Combinaba el estilo clásico de un bastón, con el tejido tipo leopardo de la empuñadura, que le daba un toque kitsch tipo Tino Casal.

Al final se impuso mi criterio racional, y me decidí por uno de los modelos plegables, que usaría con más frecuencia al poderlos transportar cómodamente en la mochila, pero mi incliné por la colección de bastones plegables estampados.…

Continuar leyendo...

Tuppers Komax Bioglass



En 1938 el químico estadounidense Earl Silas Tupper, funda Earl S. Tupper Company, que en 1947, lanzaría los populares recipientes de plástico con tapas herméticas Maravilla. Lo que luego sería Tupperware Plastics Company, que causaría que sus productos acabaran denominándose Tupperware, y en castellano táper, o tupper, en vez de fiambrera o tartera, que pese a ser sinónimos, los aplicamos preferiblemente a recipientes de aluminio.

Lo cierto es que aunque los recipientes de Tupperware siempre fueron de plástico, lo que les permitió abaratar costes, pero que les obligó a lidiar con amas de casa reticentes a la salubridad de los mismos, ello sería precisamente la clave de su éxito con las hoy afamadas Reuiones Tupperware, a mi nunca me han convencido.…

Continuar leyendo...

Maletín Samsonite



Después de la vajilla Duralex Lys, he rescatado un nuevo producto que ha probado con creces su durabilidad. Hoy os voy a hablar de un maletín Samsonite, pero dejadme que antes os cuente un poco de su historia, porque estoy seguro de haber sido unos de los usuarios más jóvenes de maletines. El caso es que en primero o segundo de EGB, estuve al menos medio curso llevando un cabás al colegio.

Mi padre usaba un maletín en su trabajo, y lo renovaba cada dos años o así, por lo que en casa había maletines de sobra, que se usaban para guardar cosas. En aquella época, odiaba las carteras de “material”, vamos, aquellas de cuero que equipaban a la mayoría de niños.…

Continuar leyendo...