';

Comparativa de encendedores de gasolina: Champ contra IMCO

Esta prueba comparativa enfrentando a Champ e IMCO era el siguiente paso natural. Las dos firmas, IMCO y Champ productoras de encendedores, las dos partiendo del concepto previo de Zippo, las dos de origen austríaco, las dos actualmente desaparecidas, y las dos habiendo fabricado al final de su vida en Asia (China). La diferencia es que mientras el IMCO se sigue produciendo de manera legal o alegal, los Champ quedaron abandonados hace un par de décadas.

Tras el Encendedores de gasolina: Un ejemplo de mercado, durante dos semanas he estado usando indistintamente ambos, un Champ NOS de la última época (1991-1994), y un IMCO de los que se siguen fabricando actualmente pero que tenía ya un par de meses de uso. He intentado que los escenarios fueran lo más variados posibles, he llevado los dos encendedores en la mochila, cada uno en un bolsillo, he incluso han pasado una noche a la intemperie en el balcón.

Comparativa de encendedores de gasolina: Champ contra IMCO

Aspecto

El diseño del IMCO se ve más elaborado y elegante, los detalles con las diferentes texturas en el acero (lineas, cuadrados), y los diferentes grosores de sus formas le dan un aspecto más trabajado. La base además muestra el característico «IMCO TRIPLEX 6700. COME OF VIENNA. AUSTRIA», mientras que en el Champ se queda en un simple «Champ». En el Champ el acabado es el tradicional cepillado estilo Zippo que tiene menos gracia. Los dos me parecen bonitos, uno por la simplicidad de lineas heredadas de los Zippo y el otro precisamente por su complejidad, algo que no se ve en el mundo de los encendedores actuales.

Los dos resisten mucho los roces, aunque por sus formas irregulares en caso de caída el IMCO será más sufrido.

Dimensiones

El Champ tiene 54mm de alto con 12mm de grosor mientras que el IMCO tiene 61mm de alto y un grosor de 9mm en la parte más delgada y de 15mm en la más gruesa. Cargados de gasolina y cada uno con su piedra de reserva el IMCO ha dado un peso de 51g mientras que el Champ de 60g justos. Quizás por ser más plano el Champ sea más cómodo de llevar en el bolsillo y también más cómodo de meter y sacar.

Comodidad

El IMCO está pensado para ser usado con una sola mano, mientras que el Zippo, si bien también lo permite, requiere algo más de pericia. El mecanismo de encendido semiautomático del IMCO es una delicia, no requiere fuerza, no desgasta el dedo y tampoco nos lo mancha. Además que sin esfuerzo funciona a la primera.

Eficacia

Seguramente a Zippo le dolerá el comentario pero el Champ es mucho más efectivo que el mechero americano. Enciende a la primera fácilmente un 90% de las veces, los Zippo originales no llegan al 80%. También es cierto que eso es al precio de una rueda que va más dura y requiere hacer más fuerza para que salte la chispa. En contrapartida el IMCO enciende a la primera al menos el 95% por ciento de las veces sino más.

En cuanto a llama, la del Champ es más generosa y grande, algo que el IMCO se le puede acercar regulándola al máximo, pero sin llegarlo a superar. Una llama grande nos ayudará a encender un fuego en el campo. Como el cortavientos es más grande en el Champ y está más separado del armazón podemos mantenerlo encendido durante un minuto y guardarlo en el bolsillo sin quemarnos. En el IMCO será imposible porque el metal nos quemará. Pero hablando de hogueras en el campo, como en el IMCO podemos extraer el quemador eso nos va a permitir usarlo como vela, o colocarlo en cualquier tipo de ángulo. El calor se irradiará así que no nos quemaremos.

Cuando hay viento el Champ gracias a lo sobredimensionado de su escudo cortavientos lo resiste mucho más. No aguanta huracanes, pero sí más que una brisa algo intensa como hace el IMCO, y evidentemente mucho más que un desechable de gas.

Funciones

Evidentemente la victoria en este apartado es para el IMCO Triplex Super 6700: llama regulable en altura, posibilidad de extraer la llama.

Autonomía

Por tamaño puede parecer que en un Champ entre más cantidad de combustible sin embargo parece que como su algodón es más absorbente nos entrarán 35ml mientras que el Champ se quedará en unos 30ml. Por mi experiencia los Champ son más herméticos que los Zippo, pero no tanto como un IMCO.

Un IMCO completamente cargado y sin usarse durará 3-4 semanas dependiendo de la temperatura ambiente. El Champ evaporará su filudo al cabo de 2-3 semanas. Como generalmente la llama de un IMCO es más corta que en un Champ, si lo encendemos a menudo también tendrá más autonomía. Si a eso le sumamos la mayor capacidad la diferencia de autonomía está clara.

Veredicto

Técnicamente los IMCO me parecen superiores a los Champ, esto es algo objetivo, aunque también es cierto que los Champ tienen acabados algo mejores. Desde el punto de vista subjetivo son algo diferentes, siendo el Champ un alarde de simplicidad llevada al extremo en donde nada sobra, y los IMCO un prodigio de mecanismo.

Comparativa de encendedores de gasolina: Champ contra IMCO

10 comentarios en “Comparativa de encendedores de gasolina: Champ contra IMCO”

  1. Muy buena review. Me gusta el IMCO por su aspecto tan steampunk, sin embargo funcionalmente me parece mucho más práctico el Champ, y más cómodo. Lástima que ninguno d elos dos sean ya fáciles de encontrar en tienda alguna.

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Así es Rebeka Smith. Y date cuenta que como los IMCO, aunque sea en China, todavía se fabrican, podría ser un filón venderlos en tienda física. No digo que Zippo temblase, pero se comenzaría a preocupar. Desgraciadamente las tiendas no se mueven, se dedican a ofrecer lo que les traen los distribuidores, y claro, para pagar el sobreprecio de un distribuidor y una tienda, pues la gente los compra en Aliexpress.

  3. Bueno, en el caso de Zippo creo que la competencia ya no les preocupa desde el momento en que el producto trascendió el concepto de simple mechero para convertirse en un icono cultural con infinidad de modelos a coleccionar, una suerte ya que si nos remitimos exclusivamente a la funcionabilidad y la durabilidad -como tú mismo has dejado patente, Zippo no es el mejor mechero. Supongo que el secreto de su pervivencia en la actualidad se debe al acierto que han tenido al aunar la historia de la compañía con su diseño plano -óptimo para la aplicación de artes y publicidad-, y apostar por defender el producto como un artículo propio de una distintiva empresa americana. En este sentido el IMCO también tenía razones y mimbres para subsistir, pero por lo que sea en su país no lo han valorado lo suficiente como símbolo nacional como para mantenerlo en el mercado. Afortunadamente nos queda el IMCO chino como testigo de la técnica y diseño europeos.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Esa es la clave jostma. Zippo forma parte de la cultura popular, y creo que eso como pasa con el Ford Mustang o en menor medida con McDonald’s no tiene tanto que ver con la publicidad en la que hayan invertido sino que a nivel social, cinematográfico e histórico está lleno de referencias. Fíjate lo fuerte que es esa asociación que aunque Bic ha vendido muchos más encendedores, y por ende la gente ha tenido más Bic que Zippo, si preguntamos por una marca de encendedores, seguramente dirá Zippo. Eso es muy meritorio en cuanto a recuerdo de marca.

  5. Cómo disfruto estos artículos de encendedores!!
    No sé que encanto tienen para mí estás maravillas, pues fumo muy poco (quizá seis u ocho cigarrillos a la semana), pero me transportan a mi niñez cuando veía a mis tíos con sus mecheros parecidos a estos, solo recuerdo que decían «Made in Germany» y el de mi tío músico que era «Made in USA», no recuerdo más. Lo que me agrada de este recuerdo, es que mi viejo nunca fumó.
    Muchas gracias por el artículo Guti.
    Saludos a todos.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Son recuerdos de otra época RICARDO que me suscitan emociones como las tuyas. Será el encanto del hombre prehistórico cuando la necesidad de hacer fuego fue la que nos permitió avanzar como especie. Es como llevar un pedazo de historia. Además estas piezas, Champ, IMCO, e incluso Zippo, supusieron el máximo avance en encendido antes de que se impusieran los de usar y tirar, y antes de que la gente dejara de fumar y empezaran a caer en el olvido.

  7. Buenas tardes amigos.

    Me encanta la estética del IMCO, pero no me gusta la aureola que tiene Zippo. Ni como comentáis el inexistente servicio post venta. Lo inflado de sus precios y la mucha tontería que tienen los Zippos
    Puede ser que en artilugios de llama es donde no haya triunfado nada las nuevas corrientes tecnológicas?.
    Que no le dé a Apple hacer uno que sino 500 euros….

    Buenas tardes amigos.
    Ricardo cómo va la mami?

  8. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Creo que es un nicho que se mueve más por el entusiasmo y el coleccionismo que la necesidad Sergi. Cada vez menos gente necesita hacer fuego: pocos fuman y menos aún van de excursión. Un encendedor, al igual que una estilográfica no es ya una necesidad, sino una afición. Ahí no tiene cabida la tecnología.

    Esperemos a ver que ocurre con la relojería, porque quizás no de aquí a mucho los relojes mecánicos sean algo parecido a eso. Un objeto de culto y coleccionismo.

  9. Esto que comentas es muy cierto Guti, tengo un amigo que tiene como 40 zippos de diferentes grabados y colores ¡Y no fuma!, se pasa el tiempo limpiándolos y puliendo sus superficies. En su cumpleaños casi siempre le regalan uno.
    Guti, Sergi, les reporto mejoría de mi jefa. El que me preocupa es el dw290 cubano que está luchando con el bicho. Le deseo lo mejor.
    Saludos mis hermanos.

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Primero de todo, muchos ánimos para tu madre RICARDO. Me quedo más tranquilo sabiendo de su mejoría. Por favor, avísanos cuando esté recuperada y de nuevo incorporada a su vida normal. Me gusta la anécdota, y es que es un gran reflejo de lo que ocurre. A un entusiasta o coleccionista de Zippo, un encendedor es el regalo fácil. A diferencia de un reloj o de un encendedor en general, si sólo te centras en Zippo no te equivocas.

    Alguna vez he explicado que odio que me regalen relojes. Tengo gustos muy personales y lo habitual es que se equivoquen al hacerlo. Si me centrara en digamos Orients Automáticos sería mucho más fácil, cualquiera que me regalasen sería de mi gusto que es lo que ocurre con tu amigo.

    Pienso también que en ese caso, al igual que aquel que sólo colecciona Zippos no es un amante de los encendedores, quizás ni siquiera un conocedor. Es solamente un fan de la marca.

Deja un comentario