Mechero IMCO Triplex Super 6700

Tras un pequeño inciso en el que probé encendedores de gas tipo «turbo» con los Clipper Metal Jet Flame y los Ronson Jet Lite, en seguida regresé a los mecheros Zippo. Y es que algo ocurre con los encendedores de gas tipo jet o turbo, porque la carga cada vez les dura menos tiempo. Con precios casi imposibles para comprar un antiguo Scripto Vu-Ligher, un S.T. Dupont Lighter Line o un Ronson Varaflame decidí hacerme con un IMCO Super 6700.

Mechero IMCO Triplex Super 6700

Fundada en el año 1907 por Julius Franz Meister en Austria (Viena), comenzó operando como Österreichische Knopf und Metallwarenfabrik Julius Meister & Co (Fábrica austriaca de botones y artículos metálicos Julius Meister & Co) y dedicándose a la fabricación de botones de latón. Si bien es Zippo quien se lleva la fama, fue en realidad IMCO la que se reconoce como la primera compañía en desarrollar el encendedor de cigarrillos moderno. George G. Blaisdell quien fuera el fundador de la Zippo Manufacturing Company en 1932 reconocía haberse inspirado en los diseños de IMCO.

Tras el fin de la contienda mundial Julius Meister se dio cuenta que se encontraba en un sector que iba a menos, así que buscó lo que hoy en día se denomina nicho de mercado. Encontró que los encendedores de cigarrillos eran una gran necesidad de la época, tanto en los entornos militares como los civiles, así que a partir de 1918 se centró en ellos.

En la postguerra no era fácil encontrar metal disponible, así que se le ocurrió fundir los casquillos de artillería que se habían utilizado durante Primera Guerra Mundial como materia prima. Los primeros encendedores IMCO (las iniciales de Julius Meister & Co) aparecieron entre 1918 y 1919 siendo patentados en 1922. Austria sería convertiría en el país líder en cuanto a fabricación de mecheros, algo lógico puesto que el pedernal fue también un descubrimiento de la misma nacionalidad, en ese caso gracias a Auer von Welsbach.

Hoy en día, estos primeros encendedores son apreciados por coleccionistas de todo el mundo con precios para unidades originales NOS (New Old Stock) que parten de los 40€-50€. Conocido por su característica resistente al viento, el encendedor IMCO se convirtió en un producto popular para los militares. Los fumadores y los amantes de la naturaleza pronto lo siguieron.

Si pensamos que el Ronson Banjou se lanzó y patentó en 1926 y los Zippo en 1932 patentándose en 1933 nos daremos cuenta que el IMCO de 1918 fue un pionero. Es cierto que en 1913 Ronson lanzó el Wonderlighter, si bien su concepto no era mucho más que un encendedor de cerillas. El modelo que protagonista estas páginas es el IMCO TRIPLEX Super, un modelo lanzado originalmente en 1937 (IMCO Triples Super 4700) y fabricado en acero inoxidable que durante la década de 1960 recibiría algunas mejoras para facilitar su industrialización, renovándose como el IMCO Triplex Super 6700, precisamente el modelo que tenemos aquí.

A partir de la década de 1930 todos los encendedores IMCO empezaron a fabricarse en acero inoxidable, a diferencia de su rival Zippo que salvo un período muy concreto de escasez, siempre usó y usa latón.

En 1988 IMCO fue adquirida por la familia Haas y vendidos como IFA (IMCO Feuerzeuge Austria). El lastre de haber llegado tarde a los encendedores de gas, junto con el descenso del hábito fumador propició que IMCO cerrara su puertas en 2012, estimándose una ventas totales de 500 millones de encendedores en todo el mundo.

En sus casi 100 años de historia produjeron entorno a 70 modelos diferentes de encendedores, los más conocidos los Super, Junior y Streamline de la década de 1950, momento en el que también trasladan su factoría de Viena a Tribuswinkel. En 2013 son adquiridos por el fabricante japonés de pipas TSUGE, comprando la marca pero también toda la maquinaria de IMCO. La antigua fábrica de Tribuswinkel, así como la web imco.at pertenecen ahora a una firma austriaca CI-Clip dedicada a la producción de clips y material de oficina.

Los encendedores IMCO cumplían con la certificación ISO 9994 de requisitos de seguridad para encendedores, si bien no equipaban dispositivos de control para niños puesto que se englobaban dentro de la categoría de artículos de semilujo que podían prescindir de ellos.

Fueron productos de gran calidad, ampliamente copiados y falsificados. Se dice que hay constancia de al menos 20 marcas, la mayoría de ellas rusas como Коминтерн (Comintern) y ЭБЛ (Ebl), pero también indias y asiáticas. Los modelos originales se encuentran raramente por debajo de los 50€, por eso me sorprendió encontrarlos nuevos en Amazon.es por unos 20€. Pero cuál fue mi sorpresa cuando en Aliexpress.com encontré este pack que os muestro formado por el IMCO Super 6700, un paquete de piedras y una mecha de recambio por 9€ con envío incluido.

¿De dónde sale todo esto? Es algo que nadie sabe, probablemente de factorías chinas que antaño se dedicaban a la falsificación o quizás a la producción legal de IMCO y que ahora dado el poco interés que tienen los actuales dueños de la marca campan un poco a sus anchas. Si seguís leyendo veréis que todos los enigmas, en vez de resolverse como hace Paul Davis, en realidad se cierran cada vez más.

Empezamos por el sobre donde llega el IMCO, de esos plateados y acolchados que protegen bastante bien el contenido pese a ser ligeros. La declaración de aduanas indica un valor de 5$ que ya habéis visto que es falso y que si hubieran puesto el importe real tampoco habría pasado nada, pero también un contenido que es «DIY craft peeling tools» o sea herramientas para «pelar» artesanías de bricolaje. Menos mal que no hubo inspección aduanera porque esa falsedad habría retrasado el envío notablemente. Lo normal es declararlos como un encendedor de gasolina vacío.

Mechero IMCO Triplex Super 6700

Cuando abrimos el lote nos encontramos con los recambios: el paquete de 10 piedras, la mecha y también el encendedor. Los dos primeros apuntan a la web imco1918.com, un dominio que no está activo y que fue abandonado en 2009. ¿Acaso estos IMCO son restos de estoc chinos? Los pedernales en su packaging tienen polvo, o bien se fabricaron hace tiempo o bien el almacén donde se guardaron no era lo ideal. El resto parece completamente nuevo y reciente. Todas las leyendas están en chino salvo el «IMCO Since 1918. Legendary lighters», algo que nos sugieren que evidentemente se trata de una reedición.

Mechero IMCO Triplex Super 6700

Mechero IMCO Triplex Super 6700

En cuanto al encendedor su cajita de cartón se inspira en el primer modelo de IMCO, muy sencillo y minimalista. El segundo y último era de color rojo con una fotografía del producto.

Mechero IMCO Triplex Super 6700

Al abrir el estuche de cartón nos encontramos con el encendedor desmontado en sus piezas, casi todas envueltas en plástico protector. Hay también un pequeño e inesperado manual de instrucciones escrito en chino, pero con abundancia de diagramas. Hasta el momento la impresión es mucho mejor de la esperada.

Mechero IMCO Triplex Super 6700

Mechero IMCO Triplex Super 6700

Mechero IMCO Triplex Super 6700

Al ensamblarlo verificamos que las dimensiones cuadran con el original 61mm de largo, 28mm de ancho y 16mm de diámetro. El peso es de 34g. El encendedor viene con una piedra y lógicamente con su mecha.

Mechero IMCO Triplex Super 6700

Estéticamente lo veo un encendedor elegante, pero a su vez con la esencia de los mecheros de trinchera de las tropas.

Mechero IMCO Triplex Super 6700

La ventaja de comenzar montándolo es que inevitablemente uno se familiariza con su modo de funcionamiento. Cómo no hay demasiada información al respecto, me he permitido traducir el documento que os expongo a continuación: Mantenimiento y cuidados de los encendedores IMCO (139 KB. en formato PDF).

Lo primero que llama la atención es que su depósito es más pequeño que el de un Zippo, aproximadamente 2,5 veces menor, lo que significa que le entra menos gasolina. Sin embargo el cierre invertido y con tapón, parece también más hermético, igual que el cierre de la boca. En seguida transmite mucho encanto, las piezas mecánicas que se mueven, su mantenimiento… Resulta entretenido.

No he comparado la calidad de la piedra y la mecha con las de Zippo, pero desde la primera operación, enciende a la primera, un grato resultado y que además es muy agradable gracias al pulsador que acciona todo el mecanismo. Es apretar y enciende, no como en un tipo Zippo que tenemos que abrir la tapa y luego girar el accionador del perdernal. Además, el sistema evita que nos manchemos.

Mechero IMCO Triplex Super 6700

Se cuenta una historia de un relato escrito por Roald Dahl titulado «El hombre del sur». Un anciano apuesta su Cadillac a que el encendedor de un niño no se encenderá diez veces seguidas. Si el encendedor es 100% fiable y no falla ni una vez, entonces el niño ganará su Cadillac. En caso contrario, incluso si fallase sólo una vez, el anciano cortaría el meñique del niño con un cuchillo de carnicero. Si Dat que es como se llamaba el niño hubiera tenido un IMCO, habría ganado el Cadillac de la apuesta…

Mechero IMCO Triplex Super 6700

En cuanto a mi IMCO Triplex Super 6700 la tapa posterior lleva la inscripción «Come of Vienna. Austria», la misma que llevaban los últimos IMCO genuinos y que ya no estaban producidos en Viena, a diferencia de los modelos vintage que lucían un «TM Reg. Vienna. Austria». Si es una falsificación, lo es cuidando los detalles que incluso respetan el «IMCO Pat.» del interior del mecanismo.

Mechero IMCO Triplex Super 6700

Mechero IMCO Triplex Super 6700

El quemador tiene un escudo de protección, sirve para no quemarnos, pero además actúa de cortavientos, lo mismo que en los mecheros tipo Zippo, sin embargo tiene varias novedades que los de Zippo no copiaron. Se puede extraer el dispositivo de combustión, es decir el depósito o contendedor de gasolina junto a su mecha, lo que nos puede servir como vela, pero también facilita el trabajo a la hora de prender chimeneas o el tabaco en una pipa. El encendido se hace actuando directamente sobre la rueda de fricción, sino pulsando un botón. En los 6700 la llama es ajustable en altura desplazando el cuerpo hacia arriba (menos llama) o abajo para tener una llama más larga.

Mechero IMCO Triplex Super 6700

El compartimento que contiene el algodón impregnado de gasolina es más estanco que el de los Zippo, por lo que las pérdidas de fluido en forma debidas a la evaporación se producen solamente por la boca, más pequeña que la de los Zippo, haciendo que el combustible nos dure entre 2-3 semanas en vez de 1-2 semanas. Como novato en IMCO me había parecido que la tapa que daba acceso al depósito era roscada, sin embargo no es así, va a presión.

En los encendedores dotados de mecha o mecheros es la piedra de pedernal la que hace saltar la chispa. Son piedras más suaves que las de los encendedores de gas porque necesitan producir más chispa, por tanto su duración es también más corta. Zippo recomienda guardar las piedras de reserva junto al algodoncito de la gasolina, algo que funciona, pero que es poco elegante. Por eso los IMCO Triplex llevan un pequeño espacio en el interior del encendedor donde siempre podremos llevar un pedernal de reserva, un poco como las plumas estilográficas con espacio para dos cartuchos internacionales, el que se usa y el que guardamos.

No puedo comparar su calidad frente a un IMCO original de los que eran Made in Austria, pero sí que me da la impresión que tras unos cuantos usos, el IMCO 6700 asiático es un buen encendedor y que parece que durará. Claro que en esto los chinos son unos maestros y son capaces de dar buena apariencia y sensaciones a las cosas… El tiempo lo dirá.

Para aquellos que conocéis los Zippo y no los IMCO, he aquí un pequeño resumen:

Ventajas del IMCO Triplex Super 6700 sobre el Zippo M250 High Polish Chrome:
– Mecanismo de encendido semiautomático que se activa con una mano, evita que nos manchemos el dedo y que enciende a la primera.
– Posibilidad de ajustar la llama en altura (sin tener que estirar de la mecha).
– Construcción de acero inoxidable en vez de en latón cromado.
– Tamaño más compacto y ligero, cabe mejor en el bolsillo.
– Precio más económico (aproximadamente 8€ contra 20€).

Ventajas del Zippo M250 High Polish Chrome contra el IMCO Triplex Super 6700:
– Made in US en vez de China.
– Podemos dejarlo encendido un minuto y el encendedor no quemará.
– Mejor resistencia al aire.

Mechero IMCO Triplex Super 6700

En algún lugar he leído que este tipo de mecheros con mecanismo de encendido semiautomático los hace proclives a fallos cuando se quedan sin piedra, y que hay que evitar que actúe en vacío. Es algo que no me he atrevido a comparar, pero que menciono.

Mechero IMCO Triplex Super 6700

El vendedor dispone también de mechas y piedras IMCO, sin embargo, y debido a que Zippo se inspiró en los IMCO todos los consumibles o fungibles son compatibles. Por supuesto puedes usar gasolina Zippo en tu IMCO, pero también sus mechas o sus piedras.

Me da la impresión que el caso de este encendedor IMCO Special es parecido al de las Gillette Super Blue, una patente que quizás haya expirado, o un desinterés de la marca propietaria que ha hecho que otras factorías lo vuelvan a producir usando la misma marca, ya sea de forma legal como ilegal, y en todo caso demostrando que es un artículo que vendido a buen precio, todavía tiene mercado.

Está también el aspecto de apariencias cinematográficas ya que si los Zippo suelen usar «product placement» de pago, como hacen los relojes Hamilton, el IMCO es algo desinteresado, exactamente igual que los cronógrafos Agat. Desde La Gran Evasión de 1963 con Steve McQueen o En busca del arca perdida con Harrison Ford en 1989 hasta Watchmen de 2009 en todas ellas hemos ido viendo estos encendedores originalmente austriacos.

Mechero IMCO Triplex Super 6700

18 comentarios en “Mechero IMCO Triplex Super 6700”

  1. Uno de mis tíos paternos que era muy fumador tenía varios de estos encendedores , esto sucedió en los 70’s , no te puedo asegurar acerca de su origen, pero estoy casi seguro que eran buenos, pues este tío mío era músico profesional y viajaba mucho. Algunas de esas piezas se veían con mucho uso, señal de buena calidad. Por cierto, toda su vida usó un reloj Hamilton y de modelo antiquísimo.
    Muy buen artículo Guti, te mando un abrazo.

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es curioso porque estos encendedores me parecían totalmente desconocidos Ricardo, pero ha sido cuestión de ir investigando e ir hablando con gente para darme cuenta que fueron muy populares. Quizás lo avanzados que eran, su calidad y el precio contenido fueron las claves del éxito. Cuando lo use me pondré mi Hamilton en honor de tu tío.

  3. Buenas tardes Javier.
    Si que es bonito el «mechero». Los encendedores de cada vez son más caros y elitistas (en términos generales) ¿podríamos ver una similitud con los automáticos…. cada vez más mercancia china y lo histórico cada vez para élites?.
    Una cosa curiosa Javier puede ser las cajas de laton de las cerillas durante un tiempo fueron muy populares ahora en el olvido.
    Buenas tardes Javier.

  4. Genial artículo, gracias por la traducción. Me gustaría saber si el material de está unidad te parece ciertamente de acero inoxidable. Entonces entiendo que no existe hoy día ningún sitio de garantía donde adquirir un IMCO 100% original… Oficialmente ya no se producen nuevas unidades… Qué lástima.

    Por otra parte, y como sugerencia para el futuro me gustaría ver una comparativa entre un S.T Dupont Clásico y su respectiva copia china.

  5. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Totalmente Sergi, creo que es la tendencia que están siguiendo todos los artículos que poco a poco dejan de tener una utilidad práctica. Caso de encendedores, relojes mecánicos, pero también multitud de objetos que van pasando de moda (navajas, zapatos clásicos, maquinillas de doble hoja, …). Para ser rentables se mueven al lujo, dejando así de lado a aquellos entusiastas «normales» a los que nos gustan ese tipo de cosas.

    Las cajitas metálicas para las cerillas las recuerdo con los abuelos cuando yo era niño. Las regalaban en entidades bancarias, algo impensable ahora que no regalan nada. Estoy convencido que los usuarios las rellenaban y aprovechaban esas cajitas. Igual que las latas de metal de café, o de galletas. Aquello sí era aprovechar y reutilizar.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Hasta cierto punto son originales jostma. Cuando IMCO fue comprada por los japoneses deslocalizaron la producción a China, presumiblemente incluyendo toda la maquinaria para hacerlos. Es decir, esos IMCO chinos usan las mismas máquinas que los IMCO austríacos. Y sí, son acero inoxidable, a diferencia de los «Made in Austria» que eran acero normal. O sea son mejores. Y por lo que comenta Sergi, como los chinos son los únicos que no se van al mercado del lujo, al menos no en general, se pueden conseguir a unos precios muy asequibles.

    Hay oportunistas claro, tengo un IMCO 100 aniversario, una tirada limitada y numerada a 10.000 unidades. Un encendedor que me parece muy exclusivo y que lo puedes encontrar por 10€-15€. Pues bien, no faltan vendedores europeos que te los intentan vender a 90€. Lógico si pensamos en los precios que tiene un Zippo.

    De encendedores de lujo siempre fueron los Ronson Varaflame mis favoritos, lo cual no quita que hubiera algunos St. Dupont que me gustasen mucho. Las copias chinas las estuve viendo hace bastante y me parecieron bastante flojas, no me motivaron a pagar por ellas. Sí que habrá más reportajes acerca de Zippo, IMCO, Champ y otras leyendas del encendido, incluyendo comparativas y por supuesto marcas chinas como Star.

  7. Un encendedor muy bonito. Yo me quedo con Champ por todo (mejor que un Zippo, más barato que un Zippo…), pero admito que el IMCO tiene mucho encanto, sobre todo por su estética steampunk.

    Lo del cortavientos que se desplace hacia arriba o hacia abajo (por si hay ventisca) me parece una pasada.

  8. Como Ricardo, recuerdo tener este modelo por casa de mis padres o mis abuelos sobre los 70, el próximo día que pase por casa lo miro.
    Aun recuerdo como jugaba con ese, pues lo tenían sin combustible. Quedó el algún rincón olvidado pues se dejó de fumar en casa sobre aquellos años.

  9. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Estoy de acuerdo contigo Rosita, Champ tiene una mejor relación calidad-precio que Zippo, y por todo lo que representa me siento más identificado: precio razonable, origen europeo… En cambio para usar y deleitarme, los IMCO han sido una enorme sorpresa. Otra utilidad del cortavientos es que además de proteger la llama, la puede elevar (aumentar) o disminuir a demanda.

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Justamente es eso Sergio. Son unos artículos que para jugar resultan divertidos, si es que se puede llamar así. El IMCO siempre enciende a la primera, nada que ver con un Zippo, aunque esté recién salido de fábrica.

  11. Tengo varios Imco, algunos usados antiguos, otros NOS y alguno como el que presentas chino. No tengo ninguno japonés original.
    Según mi experiencia los chinos son incluso mejores que los originales austriacos ya que el material parece mejor y la construcción impecable, una reproducción exacta. Yo creo que son falsificaciones pero puede ser que se hagan con la misma maquinaria que los japoneses aunque no he encontrado nunca ninguna información que apoye esta idea.
    El único consejo que doy al que los pruebe es cambiarle la piedra y usar una de zippo (no conozco otra marca de piedras buenas) ya que con las que traen falla a veces al encender pero con las de Zippo nunca me han fallado.
    También tengo dos o tres Zippo. No podría decir cual de las marcas es mejor, ambas tienen características que aventajan a la otra.
    Por cierto, no fumo. Los tengo, tanto los Zippo como los Imco, por el placer de llenarlos y encenderlos de vez en cuando, oir el sonido característico de apertura y ver su llama.

  12. Interesante… Recuerdo haber visto en ebay esas ediciones de IMCO especial aniversario, me alegra no haber picado, ya que el importe era ciertamente elevado.

  13. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Yo no he podido compararlo con los IMCO de Viena Jorge, pero sí he leído bastante al respecto de manera que tu testimonio que conoces ambos es muy valioso y confirman lo que pensaba, los nuevos IMCO/IMCO1918 son mejores y más baratos que los originales. Bienvenido.

    Yo uso piedras IMCO y mechas IMCO que se pueden encontrar a buen precio en Aliexpress, no suelen darme problemas. Quizás las piedras sean algo inferiores a las Zippo, pero las mechas en cambio me parecen mejores.

    Hago como tu, me encarga cargarlos, encenderlos de vez en cuando, o simplemente verlos.

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Yo me he conseguido unos cuantos de esos del 100 aniversario jostma. Si buscas bien en Aliexpress los encontrarás por menos de 15€ incluyendo su cajita de madera y su número limitado grabado en el encendedor. En su defecto los IMCO normales por 6€ son también excelentes.

  15. No sabia nada sobre estos mecheros, puede que algo de Zippo y de IMCO ni idea.
    ¿Si se carga el mechero y se deja en un cajón se esta evaporando el combustible así sin uso, en dos tres semanas?
    No soy fumador pero me parece interesante.
    ¿Algún link de este mechero por este precio?
    Gracias y un saludo.

  16. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Me pasó igual Sorin, hasta hace unos meses que comencé con ellos sólo sabía que existieron, pero no que siguieran disponibles. Eso es, aunque no los uses la nafta/gasolina se va evaporando con el tiempo. En un Zippo lo hace a la 1-2 semanas, en un IMCO a las 2-4 semanas. Te paso los enlaces donde yo los he comprado:
    6,6€ el IMCO estándar
    12€ el IMCO 100 aniversario

    ¡Ya nos cuentas a ver que tal si al final te decides!

  17. Ya lo he comentado en otra entrada en donde has relacionado esta revisión (que se me había pasado).

    Claro que fueron populares estos mecheros. Se veían bastante. Y de hecho, es del tipo que sé que hay uno por casa. Estar sé que está en algún lado. Pero no aparece por ningún sito de los que yo entendía donde estaría guardado con más lógica. Lo que no recuerdo es si es de la marca austríaca, o alguna de las otras que se ven (como Champ por ejemplo), o si es Zippo o no sé si incluso St. Dupont (¿los llegó a fabricar de estilo?)

    Son duros como rocas, tanto como el Zippo o incluso más pues la misma bisagra y sujeción de la tapa de los Zippo es uno de sus puntos débiles… un Zippo que ante accidente pierda la tapa, pues ve buscándote ya otro porque la gasolina del depósito no te va a aguantar nada. Pero uno de estos mecheros «de martillo» como se les conocía mucho por mi zona, es más duro que un cuerno.

    Y son una chulada. Cuando los tienes en la mano y ves lo fiables que son, se llegan a preferir frente a otros inclusive más caros. Le pasó a mi padre, que también tenía un S.T. Dupont de plata que le regaló mi madre, con un modo de operación similar pero de gas y más plano, muy fiable también y que usó muchas veces (y conservo en custodia)… pero mucho más usó el de tipo IMCO que por algún lado andará escondido.

    Yo gasto poco el mechero, ventaja de no ser fumador. Pero sí suelo llevar alguno como útil (si hay que quemar o sellar algún deshilachado accidental, o apañar un aislamiento de un contacto con la misma camisa del mismo que se ha recortado…) y también porque me gustan algunos de ellos, y desde niño me gustó el ritual en sí de fumar, y el olor del tabaco… sí que siempre me dio en la nariz que eso no tenía que ser bueno, y la verdad, es una lástima que lo fuera. Porque si no, yo sí fumaba, lo confieso. A veces, algunos días, me da por echarme el St. Dupont al bolsillo, aunque los menos. Lo más habitual es que lleve uno que en cierta promoción llegaba a regalar Philip Morris de gas, llama tipo soplete graduable y de tipo Zippo… pero de plástico. Este lo suelo llevar en algún bolsillo más o menos accesible del bolso, y oye… que feo no es, y ahí sigue, es fiable. Lo mantengo cargado, el plástico no es endeble es gordito, rojo y el pulsador e interior negro… es bonito y funciona.

    Tengo también un Zippo, que haciendo una búsqueda supongo que el modelo concreto es Zippo 359-000055, con su fundita de cuero marrón con cierre con corchete para llevar al cinturón o todo. Precioso también, muy bonito. Tanto, que da pena usarlo y arañarlo. xD

    Toda la razón para SERGI, cuando echo un vistazo en los estancos, es increíble cómo han subido de precio ciertos mecheros tan populares, fiables, de diseño probado y de trote. Ni que fueran de lujo. Lo más triste es que a mí me da la sensación de que hasta el Zippo más sencillo muestra menos calidad con simplemente mirarlo que los que se solían ver y comprar al menos hasta los años ’90.
    Y bajo algunas marcas como St. Dupont, bueno… mi padre llegó a tener dos o tres comprados por él (no de los más lujosos claro). Pero a día de hoy, me da que no. Seguiría con este tipo de martillo, algún Zippo y algunos recargables a gas.

  18. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Buen apunte Alejandro. El punto más débil de los Zippo es la bisagra, y pese a que son los que ostentan la fama, en realidad el sistema de los Champ era más robusto. Claro que si cambiamos de técnica, el tipo martillo que no requiere que la tapa bascule es mucho más eficaz. A mi me parecen una virguería de la ingeniería.

    Los Zippo son muy bonitos también, pero lo mejor es toda la parafernalia que traen detrás. Esas funditas de cuero que aún puedes comprar. Un conjunto muy atractivo.

    Los encendedores, como todo artículo que va a menos por falta de uso práctico, pues se van al lujo, ocurre como con nuestros amados relojes. Si antes podías comprar un St Dupont por lo que hoy serían 50€ o 100€, pues ahora con esa cantidad ni empiezas. Claro, también fabrican menos y el precio unitario sube.

    Los Zippo yo los veo igual que en los 90, no los veo inferiores de calidad, pero el precio, se ha disparado también, al menos con el distribuidor para España. El Zippo más barato tiene un PVP de 45€, claro luego lo encuentras en Amazon a 15€.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *