Entrevista en G-Shock en Español (GES): Una charla con Guti

Hace unos días tuve el placer de ser invitado a una entrevista en el canal de Youtube de G-Shock en Español (GES). Adan, su máximo responsable es todo un mito en la escena G-Shock. Una persona que cuando yo empezaba con los G-Shock allá por 2010, él era ya todo un conocedor en la materia.

Ironías de la vida, él estaba a punto de abandonar el staff de Hablemos de Relojes (HdR), y yo apenas me había iniciado. Apenas coincidimos en aquella época, aunque le fui siguiendo gracias a su tienda G-Stock Web y posteriormente con su Adan G-Shock Blog.

GES (G-Shock en Español, heredero del polémico STC VBLOG (el canal del sentido común), demuestra en cada entrega el nivel de conocimientos y de pasión que Adan es capaz de transmitirnos. Por todo ello, me siento enormemente honrado de que desde GES hubieran decidido contar con mi humilde presencia, porque en cuanto a Casio G-Shock, no le llego ni a la altura de los tobillos.

Aunque en medios como ZonaCasio ya se hicieron eco de ella, al igual que hice con la
entrevista a Paul Davis en esRevistas, la reproduzco transcrita aquí para los que preferís leerla en vez de verla. Si queréis escucharla a modo de podcast os la dejo también aquí:

Un ratito con Guti

Entrevista en G-Shock en Español (GES): Una charla con Guti

Buenos días, buenas tardes, buenas noches, bienvenidos de nuevo al canal de G-Shock en Español. Hoy os traemos una sorpresa, porque está con nosotros una persona muy especial: alias «Guti», que es como se le conoce en el mundo de los relojes y lo que nos va a contar es lo que está haciendo. Lo importante de los relojes son las personas, ellos los diseñan, hablan de ellos, hay afición detrás. Bienvenido «Guti».
Muchas gracias Adan por contar conmigo. Yo pienso exactamente igual. Los relojes son cosas que nos hacen felices pero lo importante es la gente. Lo que vives con ellos, lo que compartes, lo que disfrutas. Precisamente el que podamos estar aquí juntos, porque la excusa son los relojes, pero en este caso lo que importa somos tú y yo.

Efectivamente. Los relojes son como los juguetes caros de los niños mayores que somos nosotros. A partir de ahí se hace una afición, a unos les gusta más un tipo de relojería y a otros otro. Para conocerte un poco, es la pregunta que siempre hago, pero es lo que más me gusta, el cotilleo. ¿Cómo empezaste con la marca Casio? O ¿qué es lo que primero recuerdas? A mi hay cosas que se me escapan, de modelos que tuve… ¿Cuál es tu primer recuerdo en tu relación con Casio?
Creo que como la mayoría de gente de nuestra generación en España compartimos un pasado similar con Casio. Mi primer reloj fue un Cauny de cuerda que me regaló mi padre. Me pareció increíble lo de tener reloj porque te hacía sentir mayor. Pero era algo como anticuado. Lo que empezaba a «molar» en aquella época era la tecnología, los relojes digitales. Así fue como me compraron un digital de marca que no ha transcendido y que ni recuerdo, tenía sólo horas, minutos y segundos, pero al menos era digital.

Después de eso para mí octavo cumpleaños yo quería un reloj y fuimos de bazares y tiendas mirando; hasta que escogí el F-87W. El motivo era que de los que había era del que más me gustaban los colores y además entraba dentro del presupuesto de mis padres. Una vez lo tuve, recuerdo que me leí el manual completo cinco o seis veces. Me parecía increíble que tuviera cronógrafo, algo que yo no sabía no lo que era. Imagínate, en aquella época de los años 80 en España poder tener algo tan cañero en tu muñeca, y siendo un chaval de 8 años, tener un reloj con luz… Le tengo tanto cariño, que aunque el reloj sufrió mucho, golpes con la bicicleta y el cristal rallado, aún lo conservo. Tiempo después me hice con un F-87 que estaba casi nuevo y que aún tengo. Ese fue el primer reloj que verdaderamente me gustó, porque lo elegí yo.

El valor que se le daba entonces a las cosas, era el valor real. Hoy en día se ha perdido esa perspectiva. Los críos tienen muchas cosas y pueden llevar miles de euros encima entre la ropa y los dispositivos electrónicos sin darles valor. Son producto que se terminan rápido. Yo soy del 73 y veo una diferencia abismal con lo de antes. Tener una bicicleta era casi como un Ferrari.
Quizás por lo que decías. Ahora las cosas no duran. Te compras un iPhone 12 de 1.500€ y te va a durar como mucho, si los estiras cuatro años. Al final los chavales están acostumbrados a renovar, así que no se valora la durabilidad. En cambio un Casio de aquella época te duraría muchísimo, al menos los 7 años de la pila. Como además era comparativamente caro, ya te encargabas tú de cuidarlo y de que no te lo robasen. Esas cosas que pasaban.

En aquella época había alguna etnia caracterizada por chavales que a la mínima te sacaban la navaja y te quitaban el reloj. Era muy típico entonces, en los 80 eran algo muy valorado. Yo recuerdo las cristaleras de las tiendas de decomisos donde te podías tirar horas babeando tras el cristal porque había cantidad de modelos distintos. Uno intentaba leer todo para saber qué funciones tenía. Era otro mundo.
Como no había internet ni acceso a la información, tu si había salido el GW-5000 no tenías ni idea de que existía. Te conformabas con lo que había expuesto sin saber si eran modernos o si eran antiguos.

Lo que iba llegando a la tienda era la novedad. Yo me dediqué a la informática en aquellos años, y era estar al tanto de las noticias por las revistas. Mientras que hoy en día es un acceso instantáneo. Incluso para pasarte un videojuego tenías que esperar a que saliera una revista con el mapeado. Tiene cierto romanticismo aquello de esperar a que saliera el nuevo número de la publicación. Esperabas cualquier novedad con ansia, tenía otro valor.
Y lo disfrutabas más, igual te tirabas con aquel juego tres meses. No como ahora que en una semana te has cansado.

Te has cansado, te has descargado o te han pasado otro. Ahora es más rápido y no hay paciencia para las cosas. Todo se ha acelerado, o a mí me lo parece. A mi hay algún otro producto de Casio que me ha marcado. ¿Recuerdas alguno?
En mi caso como pillé aquel reloj con muchas ganas, y ya sabéis, aunque Casio no se posicionaba por hacer las mejores cosas, pero sí que se caracterizaba por la mejor relación calidad-precio de la época. Tuve un teclado electrónico, un Casio PT-1.

Sí, justo lo iba a decir. El de los ritmos, que le ponías el bossa nova…
Exactamente. Además de las calculadoras Casio que me flipaban. Casualmente había heredado una de mi padre que me encantaba. Es lo que decíamos, era el auge de la tecnología de consumo y que todo aquello lo pudiera disfrutar un niño de 8 años era memorable. Una sensación indescriptible, tanto lo del reloj con cronógrafo y con luz que te hacía sentir poderoso, como la calculadora. Yo estaba en el colegio aprendiendo a dividir y la calculadora hacía operaciones que yo ni sabía que existían. Un nuevo mundo que se abría, lleno de esperanza y de optimismo.

Recuerdo productos que ahora se ven tan básicos, pero tan bonitos como el reloj calculadora que algunos de ellos tenían caja de acero y hoy valen un dineral, y era alucinante. Un reloj con calculadora integrada. Aunque luego para marcar ahí no te sirviera de mucho..
La rivalidad en el colegio. Cuando decías, «el mío es resistente al agua 100 metros», «vaya, pues el mío sólo 50». «el mío tiene calculadora», …

De pequeño yo siempre fui al mar por mis abuelos en el norte. Tenía la obsesión de meter todo en el agua, así que para mí un reloj tenía que ser acuático, y cuanto más, mejor. Siempre estaba atento a los de 50 metros en adelante. Era la intensidad distinta con la que vivíamos antes las cosas y que ahora no le «paras bola». ¿Cómo empezó el tema de hacer un blog? Porque es algo que vamos a enfatizar aquí, hay gente que genera contenido interesante y mi apreciación es que la afición está un poco parada, un poco aburrida. Así que hay que dar a conocer a la gente que está dando contenidos de calidad como es tu caso. ¿Qué nos puedes contar?
Desde siempre me he dedicado profesionalmente a la tecnología. Cuando se pusieron de moda los blogs en Estados Unidos, en 2003, decidí hacerme mi propio blog. Por aquel entonces nadie sabía para que servía, pero yo iba publicando acerca de las cosas que me gustaban, que en aquella época era sobre todo de informática y de coches, dos aficiones que me motivaban.

Me di cuenta que era un absurdo escribir sobre coches. A fin de cuentas los coches que puedes probar son el tuyo y el de tus amigos y conocidos. El resto eran reflexiones, o escribir de oídas. Yo ya estaba metido en la relojería, me gustaban los Casio Collection y poco a poco fui introduciendo el tema relojero, pero hablando sobre los relojes que yo tenía. Así fue como un blog que hablaba de cosas mías ha evolucionado hasta tocar la relojería, tampoco sin polarizarlo sólo a relojes porque por más que te guste un tema, al final te aburre tener que escribir dos o tres veces por semana sobre lo mismo. Así que desde hace unos años hablo de lo que me apetece que es sobre todo relojes.

Mi afición a la relojería fue muy curiosa. Siempre me gustaron los relojes. Hasta mi juventud tuve muchos Casio Collection, el F-87W, el W-66. Era relojes digitales baratos que me gustaban, y algunos hurtados por la etnia que comentábamos.

Entonces llega el momento que te haces mayor, con unos 20 años, y en aquella época un reloj digital no era lo que tenías que llevar cuando eras mayor. Marcas como Lotus fueron muy hábiles y se extendieron en el mercado. Así que me pasé a los analógicos porque socialmente era lo que tocaba. Era a mediados de 1990.

Tenía un reloj automático que me había regalado mi padre, conservaba el Cauny de cuerda, pero como no había información lo que te llegaba es que seguían existiendo los relojes mecánicos, pero sólo en marcas de lujo: Omega, Rolex, … Yo ni me imaginaba que existieran relojes automáticos asequibles porque cuando visitabas los escaparates de las tiendas no había ninguno, todos eran relojes de cuarzo.

Aproximadamente en 2010 empiezan a aparecer foros de relojes y descubres que hay Seiko automáticos por 100€, algo que pensabas que no existía. Empiezo a frecuentar foros y es cuando apenas coincido contigo. Cuando yo entro a profundizar en HdR allá por 2012, tú ya estabas a punto de dejar el tema. Pero recuerdo haber leído muchos posts tuyos. Es lo que te decía por Whatsapp, para mi tú eras una eminencia. Cuando yo entraba en los foros, no tenía ni idea de relojes y tú ya eras un crack. Todos mis respetos por lo que lograste, porque se te nota la pasión cuando explicas las cosas. Y es lo que hace falta, particularmente con Casio que es una marca que eso no lo hace demasiado bien. Parece que los que anunciemos los relojes seamos los clientes.

Además siempre hay esa sospecha que cuando hablas muy bien diciendo la verdad, aparece la sombra de que vives de eso o que estás a sueldo de. Ojalá, pero no es el caso. Como sabes Casio se gasta menos que un ciego en novelas, ni un duro, por lo menos aquí en España. Yo el trato que tuve fue bueno, porque me apreciaban, tuvieron algún detalle conmigo pero eran cosas puntuales. Me enviaron revistas de Japón, me invitaron a ir a Barcelona a conocerlos y estar con ellos pagándome el viaje. Pero no por eso se compra mi favor. Al igual que tu yo siempre digo lo que pienso. Cuando un producto no te gusta tienes que decirlo, pero fue una época buena. La virtud es ser cansino. Cuando tienes una pasión te pones plasta y no es sólo tener arte sino que te implicas tanto que sales mucho porque sientes las cosas. Por ejemplo una persona que trabaja ahora en Casio mañana puede estar trabajando en Siemens.
Es eso, aunque además me da la impresión que a nivel corporativo no saben aprovechar las cosas. El ejemplo de Omega que mencionábamos, pues llevan desde los años 70 siendo cansinos con lo del viaje a la Luna. En cambio el DW-5600C, no ha ido a la Luna, aunque podría haber ido y oficialmente Casio apenas lo menciona.

Se trata de aprovechar la historia que tienen. Omega lo hace, TAG Heuer también, Longines igual. Todas las grandes marcas se aprovechan de su historia. En cambio lo que se conoce del DW-5600 es porque lo ha dicho alguien como Adan o alguien como Guti, no porque lo digan desde la marca.

En esa historia tan interesante que tendremos que investigar para sacar más detalles y hacer un especial, te das cuenta que fue un reloj maravilloso y que era el favorito de los astronautas, por eso se le llamaba «el favorito». Hay mucho marketing pagado en el espacio donde se muestran los relojes de lujo en la muñeca, y que en cambio Casio no ha intentado apostar por ella. Incluso un pequeño documental en Youtube explicándola. Con eso ya venderías relojes, lo verías y saldrías con ganas de tenerlo. O bien hacer una reedición exactamente igual que el modelo original. Ahora salen un 5600 de plástico, vamos a llamarlo así, que quizás también pueda volar al espacio, pero no se parece al modelo inicial.
Hay que darle mucho autobombo, porque no nos damos cuenta de todo lo que representa. Había el Omega que en aquella época costaría 2.000€ y el Casio que encima era mejor y costaba 50€. Pongámoslo en contexto porque era 50 veces más barato y hacía mejor su función. Tiene mucho mérito y demuestra el ingenio y lo bien que lo hacía Casio.

Son relojes que a día de hoy siguen funcionando simplemente con cambiarle las juntas. Mantienen el mismo funcionamiento y las mismas capacidades de entonces. Eso no se ve en ningún otro reloj. Recuerdo mucha gente con relojes suizos digamos a partir de 2.000€ que al poco tiempo de tenerlo se desajustan, hay que llevarlos al servicio técnico… No se entiende. Por eso nosotros estamos aquí para compensar, para darlo en positivo. Te voy a poner en un compromiso. ¿Qué reloj llevas ahora mismo?
Pues ahora llevo un GMW-B5000D. Últimamente Casio, y creo que la mayoría de puristas pensaremos igual, nos tiene algo defraudados. En mi caso el último modelo que me gustó es el que he visto que tu llevas en la muñeca y que luego nos contarás. Vamos a decir las cosas malas también, y admito que yo fui de los incautos que se compraron el GPR-B1000 de 800€ y es un reloj que está sin terminar. Es una tomadura de pelo que habrá beneficiado mucho las cuentas económicas de Casio, pero al que le faltan muchas cosas. Desgraciadamente tiene mucho potencial que podrían haber explotado pero no ha sido así.

En cambio el GMW-B5000 sí que es un reloj que me gusta. Es apto para todo, conserva bastante del espíritu de G-Shock original, además es elegante y es completo. Yo le quitaría el Bluetooth, una tontería de marketing en la que insisten y que luego nadie usa, y le pondría un cristal de zafiro. Pese a todo es un reloj que me gusta mucho.

Dudaba entre ese y el Rangeman antiguo, el GW-9400 que ese también me parece un buen reloj.

Yo quería pillarte, pensaba que dirías «Yo tengo un TAG Heuer» (risas). Pero no, he visto que has venido preparado..
Sí. Pero ahora cuéntanos el que llevas tú. Creo que es el mejor reloj digital que ha sacado Casio.

Aunque no me he atrevido a abrirlo para verlo por dentro creo que sí, que es el mejor digital. No lo he querido tocar por dos razones, la primera que no se me vaya la mano y lo ralle, y la segunda por no desilusionarme y mantener el misterio. Yo cuando salió el GW-5000 me volví loco y me dije que tenía que tenerlo. Luego al abrirlo me decepcioné, porque aunque por fuera la calidad es excepcional, por dentro no. Deberían pensar un poco las cosas, por más que suene algo pretencioso. Si tú haces una caja con recubrimiento DLC para que no se ralle, pues deberías meter también un cristal de zafiro que tampoco se ralle. En el interior me di cuenta que era una camisa de plástico en donde faltaban muchas protecciones. En el caso de Frogman me convenció todo lo que se veía, a parte del módulo es la caja que está diseñada para su cometido, una botonería impresionante, su calidad, su peso… Es un reloj perfecto, al que el único defecto que tiene es la falta de válvula de helio. Pueden dejarlo a 200 metros si quieren, porque en condiciones reales los hemos visto descender hasta los 1.000 metros.
Vuelve a ser la carencia de marketing en Casio. Si has logrado desarrollar un reloj tecnológicamente avanzado, pues que tomen por modelo a Seiko que hacen sus videos con el reloj bajo el mar y todo eso, algo que no ves en Casio.

Si recuerdas en el anuncio del Frogman que hay un par de versiones, no terminan de rematarlo, efectivamente… A mí me parece este reloj muy bueno, algo específico y que no uso para el día a día. Es grande, y yo no tengo tampoco mucha muñeca. Es cómodo dentro de lo que es, pero lo tengo como un icono de calidad, así que espero que por dentro sea igual de bueno como aparenta, que tenga esa protección mínima. Sino es que un reloj de 1.000€ no aporta nada. Por eso prefiero no saberlo, porque incluso buscando por Youtube o en algún blog, tampoco he encontrado nadie que lo haya abierto..
Me parece que responde que al principio todos sabíamos lo que significaba G-Shock. Era el triple-10 que implicaba que resistía caídas desde 10 metros de altura. Ahora un G-Shock sólo dice resistente a los golpes. No se especifica ni desde qué altura, ni a cuántos Gs, por cuánto tiempo… Eso significa que para ellos es igual de resistente un GA-100 que uno como el tuyo. No puede ser, porque no estandarizan ni definen su resistencia, y yo creo que deberían.

Hay muchas colecciones ahora que son «pachangueras» si me permites la expresión como la línea GA. Está claro que son relojes más resistentes que un reloj convencional, pero una vez que tú lo abres te das cuenta que es un reloj metido dentro de una caja y poco más. Llevado al extremo significa que si a cualquier reloj le pones un bisel de goma externo ya tienes un G-Shock, pues tampoco es un invento revolucionario, y además es muy fácil de copiar. Así que estamos llegando a eso. Yo entiendo que Casio es una empresa que tiene que ganar dinero, lo hemos visto con el módulo 1289, con una calidad pésima en donde ha recortado en todo, eliminando 4 tornillos y 2 piezas, pero lo sigue vendiendo como era entonces, todo ello aunque los 6900 son el modelo que le ha dado la vida a la marca. Mejor dejarlo como está, porque con la excusa de actualizar el calendario, se reducen piezas, se reduce tiempo de producción y se disminuyen costes. Si antes hacer 1000 relojes eran X horas, ahora me cuestan la mitad. Si antes nadie habría un reloj, hoy todo el mundo lo abre, lo graban y lo cuelgan en internet, así que todo se acaba sabiendo. Yo con él estoy contento, además lo compré a un precio muy bueno, en un tema militar que encontré, y la verdad que me salió con envío y todo por 600€. Y llegó perfecto, todo nuevo.


En el coleccionismo hay que establecer un límite. Llega un punto en que tenemos tantos modelos que no sabes ni cuál ponerte, muchos relojes se quedan ahí… Por eso le digo a la gente que es más importante tener piezas de mejor calidad o más importantes para ti que tener mucha cantidad que se convierte en algo enfermizo.
Claro, pero todos hemos caído en eso. Es un proceso de autodescubrimiento, te dices que quieres un reloj pero después vas aprendiendo y no era exactamente lo que querías. En mi caso tengo muchísimas piezas, todo ello aunque he regalado y vendido muchas. Lo de acumular llega a ser inevitable como parte del aprendizaje. A mí lo que más pena me da con los Casio, llegando a malvender muchos, es la resina y su falta de recambios. Si tienes un reloj mecánico sabes que tienes que engrasarlo pero la correa podrás cambiarla por una estándar o tendrás opciones.

Un reloj de resina guardado implica perder dinero. Lo uses o no lo uses en cuestión de años se romperá la correa y el bisel y da mucha pena verlo en la caja sin usar. Ese es otro tema que deberíamos exigir que Casio mejorase. Como coleccionista tengo un 5600C que me ha salido más caro que un niño tonto. Conseguir su correa o su bisel es tremendamente complicado, no es fácil.

No es fácil y nos va complicando la existencia. Porque ha salido una nueva línea de 5600, y aunque parece igual que el anterior no lo es, y la caja no es igual, así que el bisel tampoco sirve. En vez de hacer la gama 5600E con sus variantes todas compartiendo caja y fabricando recambios, pues no lo hacen. Terminas confuso porque la correa puede que te valga pero el bisel no. Hay tanta semejanza de variantes que te vuelves loco. Luego sacan, que a mí no me gusta, los biseles de acero que rompe con toda la norma y la historia de lo que es un G-Shock, ya que lo primero que recibe el golpe es el bisel exterior. Si es de acero transmite toda la violencia al interior y no tiene ningún sentido. ¿Qué es un G-Shock? ¿Es un reloj para profesionales?, ¿o es un reloj de pachangueo y de quedar bien? De Ricky Martin de barrio como le llamo yo. Casio debería definirse, o estructurarlo todo en colecciones distintas.


Es algo que ha pasado, por ejemplo en los Master of G, desde los 9000, empezaron a eliminar protecciones internas y piezas. Pero después, sacan el GX-56 super robusto. Ni tanto ni tan calvo. Ponerle una camisa de Gel Alfa a un reloj o de goma, no es para tanto. Alguien puede pensar que tampoco pasa nada, pero es que si tú te compras algo, por ejemplo un coche de una marca, quieres que el motor sea de esa marca, no quieres un sucedáneo..
Es lo que comentábamos antes. Como ahora no te garantizan nada, pues pueden hacerlo. Yo quiero pensar que en la época de los DW-5000 cuando aseguraban que resistía impactos desde 10 metros de altura, si alguien lo tiraba y se rompía, la garantía se haría cargo de ello, así que eran los primeros interesados en que resistiese. Como ahora no te garantizan nada concreto, ¿pues qué más da lo que aguante?

Hay muchos temas que podríamos profundizar sobre esto, si te apetecen profundizaremos más en ellos cuando quieras. Hay cosas alucinantes, los patronajes que traen a España nadie lo entiende. Traen cosas demasiado coloridas, otras que nos gustarían no las traen y se deben conseguir por otros medios o plataformas que nos complican. Luego vienen las aduanas, los precios elevados, … No nos engañemos, las cosas en Japón no son particularmente baratas. Todo ello dificulta mucho a aquellos que queremos coleccionar algunas modelos. ¿Qué proyectos tienes o qué más cosas nos cuentas?
Hemos hablado un poco del blog, que es muy fácil de recordar: javiergutierrezchamorro.com como mi nombre completo, así que es fácil. Y tal vez lo siguiente serían mis libros de temática relojera. Se llaman A contrarreloj. Paul Davis, la colección cuenta con 6 libros ya publicados, son 400 páginas cada uno. La historia es curiosa, relatos independientes protagonizados por un investigador privado especializado en recuperar relojes: relojes robados, relojes desaparecidos… Mezcla las temáticas de los detectives de antaño con la relojería. Me parece divertido de escribir y entretenido de leer. A la gente le gustan, así que es algo que me motiva mucho.

En el fondo es otra manera de divulgar la pasión por la relojería. Ha habido gente que sin sentir especial atracción por los relojes, han leído los libros y me dicen. «No sabía que los relojes fueran algo tan complicado. Mira, me están empezando a gustar». Es una forma de educar, o de mostrar cosas.

¿Y cómo podemos conseguir esos libros?
Claro, están en el Marketplace de Amazon, tanto en formato digital (ebook), como en papel (tapa blanda). Están puestos al precio más económico que Amazon me permite, y si dejaran que fueran gratis los pondría así. Lo que pretendo es que los lectores pasen un rato agradable con ellos.

Perfecto, pues cuando me lo haya leído te comentaré en otro episodio. Me ha pasado el tiempo volando, así que mejor darte las gracias ya y así dejamos más para cualquier otro ratito.
Yo encantado de repetir de aquí a un tiempo. No quiero saturar tu canal ni estar agobiando a la gente, pero para mí será un placer volver otro día para charlar contigo. Te agradezco el tiempo y esta conversación que ha sido muy agradable.

Lo dejamos aquí, te doy las gracias de corazón y nos vemos de nuevo lo antes posible.

13 comentarios en “Entrevista en G-Shock en Español (GES): Una charla con Guti”

  1. Buenas tardes Javier y resto de amigos.
    En primer término darle la enhorabuena a GES (Adam), ya la escuché en Z. Casio y me resultó muy interesante. Creo que muestra una visión general muy apropiada a los que compartimos gustos horológicos. Se nota que hay conocimiento y visión compartida. Comparto todo lo dicho sobre CASIO.

    Gracias Javier por subirlo.

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Sergi. Las críticas a Casio creo que es algo que todos los aficionados estamos al tanto, y que los únicos que las desconocen, o que prefieren mirar para otro lado son la propia marca.

  3. Hago la aclaración que nosotros criticamos mucho a Casio, porque es una marca que queremos y nos desagradan algunas cosas que hacen.
    En otro orden de ideas, felicito a GES por ese grandioso trabajo que realiza y a Guti que nos deleita con su pluma y su tiempo, gracias a ambos por su labor.
    Saludos a todos.

  4. Buenas noches D. Javier, D. Ricardo y resto de amigos.

    Gracias por contestar Javier.
    Es cierto que como dice D. Ricardo que todos queremos a Casio por nuestras historias personales, por la fiabilidad, por su honradez… por eso somos un poco «duros» y a la vez exigentes. Lo cierto, por desgracia, es que el tiempo no va su favor un par de generaciones o tres a lo sumo.
    ¿Cómo va Ricardo por nuestro amado México?

    Buenas noches amigos.

  5. Con el permiso de Guti, reporto malas noticias en México: 218 mil bajas, está semana se fueron 2 amigos de la familia, por cierto padre e hijo y se fueron por secuelas del Covid. A mi esposa le pusieron vacuna y tiene algunos problemas y este sábado vacunan a mis suegros y parte de la familia de mi esposa. Nosotros los Escalante no hemos sido atacados por esta maldita enfermedad, a mí me hizo solo cosquillas, pero no nos dejamos de cuidar. Ya se fueron como 10 amigos míos y esto no parece terminar.
    Gracias por preguntar amigo Sergi y gracias Guti por el espacio. Cuidense por favor, les aprecio mucho.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Así es Ricardo, y creo que todo lo hacemos con la mejor intención, con las ganas de que Casio vuelva a ser esa marca amada y reconocida por todos. Me alegra que te gustara la entrevista.
    Sin apenas darnos cuenta llevamos más de un año así, quizás en los medios y noticias apenas transciende la verdad, pero durante este tiempo las consecuencias han sido extremas. Fallecimientos, sufrimiento, despidos, … Ojalá que pronto termine, mis mejores deseos para todos.

  7. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Creo que ser duros y decir las cosas como son Sergi, de forma constructiva eso sí, es una información que no tiene precio para ayudar a mejorar.

  8. Muy agradable conversación. Los 35 minutos que dura se me pasaron volando, y eso que si me sacan del DW-56000 no soy muy fan de los G-Shock.

  9. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias un relojista. Creo que por eso valdría la pena que sacaran un DW-5600 fiel al original, o sea un 5600C, con 10 años de pila, con trasera roscada… Y a un precio razonable, claro. Es una forma de homenajear y de mantener viva su historia.

  10. Ricardo:
    Parece que es la primera vez en la historia que se muere gente de tu círculo.

    Ahora lo bueno es que los efectos secundarios de la vacuna a tu esposa se deben a que estuvo enferma ASINTOMÁTICA y no te diste cuenta. Ni ella se dio cuenta.

    Podrías estar muerto.
    Perdón, se dice muertx.

  11. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    La vida es algo demasiado seria e importante como para retarla atomarporkooolo. No soy científico pero por lo que he leído, los efectos secundarios de la vacunación no siempre van asociados a haber pasado ya la enfermedad. Como una vacuna normal en algunos organismos se manifiesta la enfermedad en diferentes grados, usualmente leves.
    Desgraciadamente es así, una pandemia para todos, que al menos en algunos aspectos y en algunas personas hace que florezca lo mejor de nosotros mismos.

Deja un comentario