Actualización sobre el fraude de Tb Buti en Kickstarter

Continuando con El fraude de TB Buti que publiqué hace unos meses y tras el pasotismo de Kickstarter e incluso de la mayoría de afectados continué investigando por mi cuenta, invirtiendo tiempo con el fin de que en la medida de lo posible se hiciera justicia.

En la página de Kickstarter de uno de los dos proyectos del TB Buti Cockpit se mencionaba la propiedad de la marca «TB TBUTI«, aún estaba vigente. Me puse a investigarlo. En efecto fue registrada en 2015 en beneficio de su propietario Alessandro Soave quien la sigue teniendo activa y en propiedad hasta el año 2025. Si los timadores de Tbbuti la comenzaron a usar en 2019 y Soave no estaba al tanto, aquello representaba una infracción de marca. Puesto que la gestión la llevó a cabo un tal Luigi Carlini del bufete de abogados Carlini Legal con sede en España, decidí ponerme en contacto con ellos a ver qué me podían aclarar del tema.

La firma Carlini es especialista en la propiedad intelectual e industrial, así que seguro que tendrían mucho que decir. No con demasiada celeridad finalmente me contestaron, no estaban al tanto del incidente, pero estaban decididos a proteger a su cliente. Con un simple «gracias» dieron por cerrada la colaboración, intuyo que por una parte no podían revelarme más información al respecto y que por otra mi contribución tampoco es que fuera demasiado apreciada.

Un par de meses después, igualmente ante el silencio de los medios y de la propia plataforma de mecenazgo se podía leer en sendos proyectos:

«TbButi Swissmade Automatic Cockpit Chronograph Watch es sujeto de una disputa de propiedad intelectual y actualmente no está disponible»



Actualización sobre el fraude de Tb Buti en Kickstarter

«TbButi Swissmade Eta Automatic Chronograph Cockpit Watch es sujeto de una disputa de propiedad intelectual y actualmente no está disponible»



Actualización sobre el fraude de Tb Buti en Kickstarter

Perry Chen, Yancey Strickler y Charles Adler, los fundadores de Kickstarter se mantienen al margen de la polémica, nada nuevo considerando que el de Tb Buti no es el primer caso de infringimiento de marca o de patente y que demuestra la poca seguridad y las pocas comprobaciones que realiza la plataforma.

Finalmente lo que no consiguieron las víctimas y lo que no intentó Kickstarter lo había logrado iniciar yo. Satisfecho por haber equilibrado un poco la balanza comunicando y dando a conocer las tácticas de listillos, ladrones y aprovechados como es el caso de Matthew Cule de Culem Watches que tras comprometerse, cuando logran lo que quieren olvidan todo, o de Sonne Germany Watches quiero terminar con un mensaje de esperanza. Se ha demostrado que aquellos que son honestos, cumplen y hacen las cosas bien terminan teniendo éxito, ahí tenemos al
prototipo de Wicked Watch Co. Pearl Diver NH35, Mitch Mason Watches Chronicle o al RZE/Reise Resolute. Gente que a base de tesón y no de engaños como Tbbuti han logrado llevar a cabo uno de sus sueños y además, ganar dinero con ello.



Actualización sobre el fraude de Tb Buti en Kickstarter

6 comentarios en “Actualización sobre el fraude de Tb Buti en Kickstarter”

  1. Buenas noches Javier.

    Muy buena entrada tu labor ha sido fundamental. Y estos unos caraduras.
    P.d 24 horas con la astraznk y con un poco de fiebre pero de momento nada.
    Felices fiestas.

  2. Muy buen trabajo Guti, gracias por el artículo.
    Ánimo Sergi, esa vacuna es vital, el miércoles falleció otro amigo muy cercano de la familia, estamos en shock, métele ganas mi amigo. (Guti, a a vos cuando le toca vacuna??)
    Cuidense mucho mis amigos.

  3. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Son de las cosas que pienso que no se pueden permitir Sergi, engañar a la gente de ese modo es algo que a mi no me deja indiferente. Incluso ahora que todo es evidente, en Kickstarter y otros medios a los que también se les ofreció el reloj, callan como inocentes. Ese silencio les hace también cómplices, algo de lo que yo no quiero formar parte.

    Me alegra que no tengas graves efectos secundarios. En mi caso seré de los últimos de la lista, al menos en Catalunya ni siquiera mis padres que rondan los 70 años tienen aún fecha.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Vaya Ricardo, lo siento mucho. Que alguien cercano nos deje es la nota de tristeza del día. Mis sinceras condolencias y mis ánimos desde España.

  5. Generalmente Indiegogo suele ser la plataforma de los fraudes (donde más proyectos acaban en «nada», de forma provocada o por mala suerte), pero en otras plataformas también puede ocurrir. Por lo que has comentado esto no podía terminar de otra manera ya que todo apuntaba a fraude desde el primer momento.

    ¿Ha habido alguna actualización más de la historia o has dejado de seguirla?

    No sé si te comenté lo otro fraude muy similar que tuvo lugar hace 3/4 años, el Spectrum ZX Vega+. Una campaña muy similar a esta, con un precio muy elevado por unidad, promesas de donativos a hospitales y causas benéficas que compensara el elevado precio, campañas en diferentes países con asociaciones locales que promovieran el engendro, jugosos royaltis para todos los que aportaran juegos a la máquina y en definitiva, mucho confetti. La realidad terminó siendo muy parecida. De las muchas promesas y «muestras» de que las unidades habían sido fabricadas, recibidas y estaban esperando a ser enviadas a los founders, resultó que nada de eso había sido cierto. Mientras las evidencias mostraban que no había nada, los que recibieron dinero por publicitar el proyecto todavía seguían diciendo que el proyecto había sido real y que los que lo negaban, eran unos haters y enemigos de la compañía. Al final pasó lo que pasó y aquellos que habían recibido dinero por abanderar la causa en UK y España y defenderla en foros, redes y demás, empezaron a olvidar que habían trabajado con esta empresa. Ya se sabe que los proyectos fallidos nunca son hijos de nadie.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Eso es lo que me molesta Alejandro, se corre el velo del silencio y todos olvidan lo ocurrido, aunque fueran cómplices de ello. No creo que eso sea una forma de resarcirse, así que he hecho todo lo que estuviera en mi mano para equilibrar la balanza.

    Desconozco si desde entonces ha habido más novedades. En apariencia todo sigue igual. Como no soy backer del proyecto, Kickstarter no me informa de nada. Sigo sin noticias de Carlini, que me imagino estarán más interesados en resolver el caso o quedar bien con su cliente que en agradecer el «chivatazo». En cuanto a la gente de Tb Buti, la gente impostora quiero decir, todos han desaparecido. Por Whatsapp ya me comentó mi interlocutor que había dejado de trabajar para ellos, y en Instagram, Facebook y Email parece que todo haya desaparecido.

    Lógico, estarán tratando de ultimar su fuga y pasar desapercibidos para que como tu decías, el silencio traiga el olvido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *