Entrevista a David Ramírez Jiménez de Tempore Lux. El reencuentro

Por primera vez en la historia de este espacio de entrevistas al sector relojero español repetimos participación, porque vuelvo a estar con David Ramírez, al que ya entrevisté en 2018, quien nos hará balance de la trayectoria de Tempore Lux durante estos años, y que además nos revelará una jugosa exclusiva.

Entrevista a David Ramírez Jiménez de Tempore Lux. El reencuentro

Hola David. Muchas gracias, otra vez, por cederme tu tiempo en este espacio.
Gracias a ti Javier por invitarme de nuevo. Es un placer.

Ha transcurrido mucho tiempo desde entonces y muchas cosas han cambiado. Como decías, comenzaste el proyecto en 2015, hasta que en 2016 decides lanzar la marca y lanzas el V-One Automatic.
En realidad son casi 7 años, ha pasado mucho tiempo. En 2015 yo tenía una tienda online de relojes en donde vendía piezas de diferentes marcas, principalmente Seiko, Citizen, algunos suizos y tipo fashion. Llegó un momento en mi vida que necesitaba cambiar, una especie de crisis. Me vino la idea a la cabeza de diseñar y fabricar mis propios relojes, algo que como aficionado me llenó de ilusión. Poco a poco le fui dando forma, creando en 2017 la marca Tempore Lux.

Poco después de eso, dejas tu empleo habitual y decides centrarte en TL. ¿Qué fue primero? ¿Era confianza ciega o ya las ventas empezaban a ir bien?
Sí, una decisión muy atrevida. En 2019, tras la segunda campaña de crowdfunding que tuvo éxito y recibió buenas críticas me animó a lanzarme y a tirar con todo adelante.

Explícanos como es un día de alguien que lidera una marca de relojes. ¿Qué haces durante tu jornada?
Cuando llego a la oficina lo primero que hago es atender todas las dudas y consultas de nuestros clientes. Después me pongo a atender los pedidos, gestionarlos, enviarlos… También el trabajo diario de ordenadores e informática, que tú conoces mejor que yo.

Después me tomo un té, me relajo un poco y me pongo con los proveedores, las fábricas, los componentes y los accesorios de Tempore Lux para que todo vaya como debe ir. Más aún teniendo en cuenta que ahora estamos con relojes en preorder que están en proceso de fabricación como es el caso de la serie Racing One. Es una tarea que requiere que estés muy encima de ello.

Si me sobra tiempo, algo que no suele ocurrir, entonces me dedico a mi hobby favorito: trabajar en nuevos diseños de relojes.

¿Os seguís considerando una micromarca o sois ya otra cosa? ¿Una pequeña empresa?
Seguimos siendo una micromarca. Aún fabricamos pequeñas colecciones con nuestros medios propios y el empujoncito de Kickstarter. El proyecto Tempore Lux está pidiendo crecer y este año vamos a intentar buscar vías alternativas de financiación que nos permitan fabricar los relojes más rápidamente.

Claro, porque exceptuando lo recaudado en campañas de Kickstarter, el capital es tuyo. Financieramente es algo complicado porque los proveedores querrán cobrar todo al principio, cuando tu ni siquiera has vendido.
Es así. Los proveedores cobran todo o casi por adelantado (risas). Hay que pagar así.

Después de aquel V-One Automatic que yo pude probar llegaron los V-One Swiss Automatic, y V-One cronógrafo. Explícanos un poco sobre ellos.
Primero salió el Vintage One, ya sabes que me gusta mucho lo vintage y en especial los divers, así que esa era la línea de trabajo que tenía clara. Buscaba el concepto de reloj de buceo de aquella época. Al terminar recibí buenas críticas, y como vi que gustaba decidí llevarlo a Kickstarter. La primera campaña con el V-One Automatic no salió bien, así que volví repetir y la segunda ya salió bien, llegamos al éxito.

A raíz de eso hicimos el V-One Chronograph y el V-One Swiss Automatic. Que la campaña fuera bien y nos permitiera financiación fue lo que permitió que pudiéramos invertir en nuevos desarrollos. Es dónde empezó todo.

En cambio tardasteis bastante, cómo 3 años en hacer el restyling del V-One 2020. ¿A qué se debió tanta espera? ¿De dónde surgieron las ideas?
En realidad no empezamos a producir de forma masiva hasta 2019, que fue cuando se lanzó la campaña. En 2020 a partir de marzo se paró todo y esa fue la causa por la que tardáramos algo más. Pero ya te digo que no es empezar a contar desde 2017, sino desde 2019.

Las novedades que introdujisteis en el V-One de 2020, con diferente lume y otras manecillas, ¿De dónde surgieron? ¿Es algo que los clientes te decían?
Son ideas que vienen de la comunidad. Yo tengo claro que hay que dar el mejor producto posible y mejorarlo dentro de la gama de precios que tenemos. Creo que debemos escuchar a la gente y saber lo que quieren. Me decían que el lume BGW9 estaba bien, pero que el C3 era más brillante. Las manecillas fueron iniciativa mía, las cambié por unas de mayor calidad y más estilizadas, algo que fuera en la línea de diseño de los V-One.

Me pidieron también una versión con esfera naranja que se está vendiendo muy bien, y el tema del brazalete con eslabones, que tu fuiste el primero en criticarlo. Luego recibí más comentarios al respecto, así que decidí cambiar ese armis sin eslabones por uno con eslabones.

Es algo difícil de anticipar, como era originalmente quedaba mejor a nivel estético, era más fiel a los modelos originales, pero en cuanto a practicidad no gustaba.

Yo tenía claro que quería ofrecer relojes de mayor calidad, por eso decidí dejar de hacer relojes con mecanismo Seiko y nos pasamos al Sellita y luego al STP, que tu también me recomendaste.

En ese sentido, habéis tenido un catálogo con relojes de 300€ (V-One Japan Mov´t) y de 1.300€ (V-One cronógrafo). ¿Cómo han sido los resultados? ¿Cuál es el segmento de TL?
Nosotros nos dirigimos a los aficionados a la relojería, son conocedores, así que son exigentes en cuanto a lo que buscan. Además buscan un producto diferente, con buena calidad y precio ajustado. Donde más diferencia de precios hay es en el chronograph, primero lo lanzamos con el Seiko VK64 mecaquartz, un calibre híbrido y luego aumentó porque lo hicimos con mecanismos automáticos. Eso nos obligó a modificar la caja, cambiar diales, y meter el Sellita SW-510, que es muy caro y cada vez sube más. Teniendo en cuenta los impuestos y el resto de gastos hicimos números y era imposible hacerlo por menos de 1.100 o 1.200 euros.

La línea que quiero seguir es la de los mecanismos automáticos y mecánicos, dejando de lado el cuarzo.

Y después de eso el Racing One Chrono Mechanical del que tuve oportunidad de reseñar el prototipo. Cuéntanos sobre ese reloj y cuando empezasteis a trabajar en él.
El Racing One se me ocurrió en 2018, pero empecé a trabajar en él cuando ya terminó la campaña del Vintage One. Me encantan los relojes racing de los años 60 y 70, tienen algo especial que me llama la atención. Llevaban calibres de remonte manual, los Valljoux 7734 y de esa gama, así que quise hacer algo inspirado en aquella época, pero tomando elementos actuales.

Destacaría de él que es una línea de trabajo distinta. Prácticamente todos los componentes del reloj, exceptuando el mecanismo, son exclusivos y de nuestro propio diseño. El resultado final, ya lo conocéis, estoy enamorado de él. Está teniendo muy buen feedback también.

Me llaman la atención varias cosas, la denominación “One” que siempre mantenéis, y la inspiración en las líneas vintage de los 60 y 70. ¿A qué se debe?
Sí, los 60 y los 70 me motivan mucho. Lo de One es porque es el primer modelo que hacemos de un tipo de reloj. En un diver el primero sería el Diver One, en un racing, sería el Racing One. Sin embargo el segundo diver no se llamará Diver Two, igual que tampoco habrá un Racing Two, suena demasiado raro.

¿Y ahora qué reloj llevas puesto?
Tu llevas una buena combinación, el V-One en naranja. Yo llevo en primicia para vosotros uno de los primeros prototipos del Ocean 200. Es un diver también, con caja PVD negra, estilo de los 70, y muy ilusionado con él porque es un hijo más que ha llevado mucho trabajo. Parte de la experiencia con el Racing One, siendo todo diseñado por nosotros.

Entrevista a David Ramírez Jiménez de Tempore Lux. El reencuentro

Ya eres una marca relojera experimentada. ¿Cuéntanos cómo se diseña un reloj? ¿Papel, ordenador? ¿Qué procesos se siguen?
Yo al principio sabía hacerlo. Es todo cuestión de formarse y de ganar experiencia. Comienzo en un papel, dibujo bocetos, y aunque dibujo muy mal, me permite entrar en sus detalles. Me da una idea de por dónde empezar, que cuando me queda clara, entonces me voy al ordenador y lo hago más detallado. Ajusto parámetros de medidas, el tipo de la corona, etcétera.

Cuando tengo un render 3D y veo que me gusta, se lo paso al equipo de diseño gráfico profesional con el que trabajo. Ellos se encargan de hacer un dibujo técnico que sirva para el proceso de manufactura. A la fábrica y a los proveedores se les manda un plano de cotas.

Me ocurre que a veces descarto propuestas. Rescato ideas del pasado, las traigo al presente y las mezclo con mi idea de la relojería. A veces esa idea no me encaja, y en vez de seguir dándole vueltas los dejo ahí, y quizás en el futuro los retome. En otros, va fluido y rápido, lo tienes claro y entonces avanza.

Junto a Trigalux sois los únicos que ensambláis relojes en España. Algo en lo que siempre os he apoyado y que me parece inédito que surja de una micromarca como vosotros. Lo empezasteis a probar con los V-One 2020, y el Mechanical One estará ya completamente ensamblado en España. ¿Cuál es el motivo?
Es una apuesta arriesgada. Todo lo que sea ensamblar en España o Suiza encarece el resultado y la tendencia actual de las marcas es reducir costes. Pienso que en España se pueden ensamblar relojes perfectamente, hay grandes profesionales. De hecho encontré a uno magnífico aquí en Mallorca, Miguel Ángel de S’hora des rellotge a quien ya conoces, que se encargará de ensamblarlos en España.

Lo tenía claro, si quieres ofrecer buenas calidades, pero lo montas de manera industrial interviniendo cientos de personas que a veces no tienen conocimientos de relojería, no me encajaba.

¿Ves factible que a nivel de fornituras se puedan llegar a fabricar en España? Con el Mechanical One ya habéis logrado que las correas lo sean.
Honestamente no le veo mucho futuro, ni a corto plazo ni a largo. Hay empresas españolas que tienen fornituras, pero que fabrican en China, de manera que tampoco es nada especial. A mí lo que me gustaría es que estuvieran fabricadas aquí. Lo único que he encontrado 100% español son las corras de Jacobstraps que usa piel española y lo fabrica todo en Jaén.

Me gustaría que ocurriera, y si pasa, ahí estaremos en Tempore Lux para darles apoyo.

¿Cuáles son las cifras clave de TL? ¿Cuántas personas forman parte de la empresa? ¿Cuántos colaboradores? ¿Cuántos relojes habéis fabricado?
Tempore Lux es un proyecto personal que se nutre de muchos colaboradores especializados en su sector, pero principalmente soy yo quien capitanea el proyecto apoyado por mi pareja, que ha sido clave en el apoyo desde el comienzo de la marca.

En cuanto a las ventas, somos una marca pequeña y no son cifras estratosféricas, pero vamos vendiendo. Llevaremos unas 1.300 unidades vendidas desde 2019, tampoco es mucho, pero ahí están, corroborando que a la gente les gustan nuestras propuestas.

¿Háblanos sobre el gusto de los clientes? ¿Correa de caucho, milanesa, cuero? ¿Esfera negra, azul, naranja…? ¿Qué es lo más exitoso?
Por lo que me dicen y lo que más se vende, en divers, o sea el Vintage One, prefieren la correa milanesa. El acero siempre ha sido el favorito, seguido de la correa de cuero de piel italiana, que es mucho más elegante para vestir. Aquellos que le van a dar un uso más acuático compran la de caucho, pero sino se quedan en la primera o segunda opción.

En las esferas, la que más se vende de todas es la negra, creo que pasa en todas partes y en todas las marcas. La segunda era la azul, pero como te adelantaba antes, la naranja está gozando de mucha aceptación, tanto es así, que se ha situado en segunda posición, desplazándola. La última sería la blanca que la retiramos del modelo 2020, pero que personalmente me gustaba mucho, así que en el futuro quiero hacer más modelos con ese color de esfera.

Tal vez el éxito del naranja sea por la novedad, en todo caso creo que como micromarca debemos dar a los clientes lo que piden, y además a mí es que me gusta mucho como le queda a un reloj de buceo como el nuestro.

¿Tienes contacto con algunos de los primeros clientes? ¿Qué te cuentan? ¿Siguen teniendo el reloj? ¿Lo siguen usando? ¿Ha habido algún problema?
¡Claro! Sigo teniendo contacto con algunos de los primeros clientes porque muchos han seguido nuestra trayectoria de cerca. Habiendo comprado el V-One Automatic, compraron el V-One Chronograph y han hecho preorder del Racing One. Afortunadamente a los clientes les gustan mucho los relojes Tempore Lux. En redes y por email mantengo contacto con algunos otros y están muy contentos con su reloj.

En lo relativo a problemas, ha habido muy pocos, y los que ha habido se han resuelto rápidamente y sobre todo, de manera satisfactoria. El servicio postventa es algo que considero muy importante y en el que pongo especial énfasis. De manera personal creo que los clientes deben quedarse totalmente satisfechos con su compra, así que le doy preferencia.

Me llama la atención que se hable tan poco de Tempore Lux en los medios. Seremos menos de 10 los que le hemos dado cobertura. ¿Si Tempore Lux fuera suiza o alemana, crees que sería diferente?
Lógicamente si fuéramos una marca suiza habríamos despertado más interés. Sin embargo nuestra diferencia es que no hacemos campañas de marketing. Yo prefiero invertir lo que vamos ganando en mejorar la calidad del producto, no en publicidad. Así que de momento no llega para hacer campañas de pago.

El boca a boca hace mucho en la difusión de la marca, y también gente como tú, SaFonaGastroCrono Club y Pecados Veniales ayudan a que poco a poco se vaya dando a conocer, y os agradezco todo ese apoyo.

Por más pasión que le pongamos, la relojería es un negocio. Así que nos encontramos marcas enormemente conocidas que no son las que más dan, y otras pequeñas que dan mucho, pero de las que apenas se habla. ¿Crees que poco a poco esto se va equilibrando?
Es verdad que internet nos ha acercado un poco a los grandes, pero de ahí a que se vaya equilibrando lo veo difícil. Si pensamos en grandes marcas con campañas de marketing millonarias, eso es algo que las micromarcas no podemos permitirnos. Les da mucha visibilidad. Nuestra ventaja es que eso nos obliga a dar más y a mejor precio de lo que ofrecen las marcas de toda la vida, es como jugar a ver si poco a poco los vamos cogiendo.

Me da la impresión que hay poca colaboración entre vosotros, me refiero a las micromarcas. Parece que cada una intenta empezar de cero y recorrer el camino en solitario. En la parte emocional, entiendo que el sueño de crear una marca de relojes debe ser algo personal y hacerlo como uno quiera. Pero por el otro, en cierta forma implica reinventar la rueda cada vez. ¿Qué te parece?
Cada uno tiene su forma de ver la relojería y su manera de hacer distinta, plasmándolo en su marca, pero sería precioso que hubiera ese tipo de sinergias. Las colaboraciones siempre son positivas y podríamos hacer cosas interesantes.

Salvo unos pocos que tienen más recorrido, la mayoría somos muy micro y con pocos medios. Pero si la cosa mejora y poco a poco vamos creciendo, serían interesantes esas colaboraciones que mencionas.

¿Qué has aprendido en estos 4 años? ¿Qué harías diferente si empezaras ahora?
En todo este tiempo lo que he aprendido es que emprender en el sector relojero de España es muy duro. Hay muchas dificultades en las que necesitas ilusión para tirar adelante con todo.

Al principio empezamos bajo mínimos y con pocos conocimientos. Si pudiera partiría con la línea actual de Tempore Lux, relojes de más calidad, más exclusivos y con un diseño más trabajado. También es cierto que si no hubiera pasado por esas etapas previas no habría llegado a esto, así que lo veo como que es un aprendizaje necesario.

Por ejemplo lo que tiene el Mechanical One, aparte de todas las horas de diseño, es que todo es a medida. Cuando fabricas un reloj y las cajas, agujas, corona, etcétera, lo haces diseñado como tú quieres, los costes se disparan. Si bien te permite ofrecer también algo que es único.

Si vas a piezas estándares de catálogo hay mucha variedad y a precios bastante asequibles, pero si buscas tu propia personalidad, no queda otra alternativa.

¿Cómo está tu motivación? Entiendo que con el paso del tiempo se ha ido pasando la ilusión inicial, pero ahora hay otras cosas que te motivas. ¿Tal vez el aprendizaje o el perfeccionamiento?
Para nada. La ilusión no se pierde, yo sigo igual de motivado que al principio. Diseñar y construir mis propios relojes es un sueño hecho realidad, cualquier aficionado pagaría por ello. Lo que sí noto es que la experiencia que he ido ganando, ha hecho que me vaya perfeccionando y la puedo plasmar en los relojes. Veo un progreso que es motivador.

Sé que llevas desde 2020 dándole vueltas a un nuevo diver. ¿Qué tal va ese proyecto?
Efectivamente es un diver del que tenemos ya cuatro prototipos funcionales. Es un reloj inspirado en los años 70 también, la caja no es tan cuadrada y es de PVD negro. Vamos a tener cuatro variantes inicialmente: azul, rojo, negro con detalles en naranja y una verde, que es la primera esfera de ese color que hacemos en TL.

Me decidí por la roja porque en el Racing One, el reloj que ha arrasado es la versión en roja. En segunda posición sería el 04, el que elegiste tu.

En cuanto a la parte técnica es un reloj de buceo de 200 metros, acero 316L de grado quirúrgico, el bisel en esta ocasión es de aluminio en esta ocasión. Quería que fuera exactamente del mismo tono que la esfera, el mismo pantone y eso en cerámica es muy difícil. Como anécdota en el V-One lo tuve que hacer al revés, es decir, crear el color de la esfera a juego con el del bisel, porque si no siempre quedaba distinto.

La caja tiene 41 milímetros de diámetro, es algo más pequeña que el anterior, algo que nos pedía la gente. Lo del PVD viene porque hubo una versión especial de Vintage One con ese acabado, el V-One Automatic 03, que se agotó con rapidez. A mí el PVD me encanta, pero además la gente lo esperaba. Le da elegancia a la caja, y le proporciona al acero una dureza adicional.

Bueno, ya lo tendrás en tus manos y así veo lo que te parece.

Entrevista a David Ramírez Jiménez de Tempore Lux. El reencuentro

Entrevista a David Ramírez Jiménez de Tempore Lux. El reencuentro

Entrevista a David Ramírez Jiménez de Tempore Lux. El reencuentro

Entrevista a David Ramírez Jiménez de Tempore Lux. El reencuentro

Entrevista a David Ramírez Jiménez de Tempore Lux. El reencuentro

Y ahora que tienes estos prototipos, ¿cuáles son los siguientes pasos? Me imagino que lo estás probando para ver si hay problemas de calidad y también cómo lo sientes.
La fase de control de calidad ya ha pasado, en donde también hicimos cambios, porque es en ese momento cuando tienes más herramientas para decidir.

Luego pasaron por las manos de Miguel Ángel de S’hora des rellotge para hacer los controles de calidad, que pasaron con buena nota, así que está listo, por eso estos son los prototipos finales.

Esta vez no quiero ir por Kickstarter porque los procesos son demasiado lentos, fácilmente un año y medio. Los queremos sacar de otra forma que nos permita fabricarlos antes. Ojalá que en los próximos seis meses.

Piensa que el trabajo de este reloj lleva ya un año, el diseño, el prototipado, los controles de calidad… Si ahora tuviéramos que preparar la campaña de micromecenazgo, esperar a que termine, y entregar los relojes, tal y como están las cosas actualmente nos iríamos a un año o un año y pico más, lo cual no es viable.

Tempore Lux pide crecer y lanzar con más ágilmente para así poder tener más modelos.

Un cambio que he percibido es que inicialmente ibais pisando sobre seguro, pero ahora empezáis a desarrollar en paralelo. Me explico, todavía quedan unidades del Vintage One Swiss, a precio inigualable por cierto, a la par que la llegada del Mechanical One es inminente, y ya estáis trabajando en el nuevo modelo. ¿Se debe a que habéis ganado experiencia? ¿A qué tenéis mayores recursos económicos?
Principalmente es gracias a la experiencia ganada, ahora los procesos de diseño son más rápidos. En cuanto a recursos económicos, no creo que hayan variado, seguimos con recursos propios y el empujoncito de Kickstarter. Hasta el momento todo lo que hemos ganado se ha reinvertido en poder trabajar nuevos diseños y poder fabricar lo que ya tenemos.

Conociendo vuestras influencias os falta un flieger, ¿no?
Me motivan muchos los relojes de piloto, llegado el momento habrá un Flieger One, a su debido tiempo. Tenemos muchas ideas en la cabeza y la clave es poder ir desarrollándolas y sacarlas.

Mirándoos en retrospectiva me doy cuenta que mientras que otras marcas se centran en el diseño o el marketing vosotros lo habéis hecho en materiales y en la calidad de montaje. Usasteis insertos de cerámica cuando no eran nada habituales, siempre habéis montado tratamiento antirreflejos en los zafiros…
Mi idea de Tempore Lux desde el principio era dar el máximo de calidad en nuestro segmento. Trabajamos con márgenes muy pequeños porque los precios están ajustados. Eso nos impide hacer marketing o tener distribuidores, pero a cambio tenemos ese plus en calidades y materiales que mencionas. En ese sentido prefiero invertir en mejorar el producto y que nuestros clientes se lleven un reloj de calidad a un precio razonable.

Cuando revisaba tu anterior entrevista, habéis cumplido una gran meta que teníais, la de fabricar relojes con movimiento suizo. Sin embargo los relojes de titanio se han quedado por el camino. Cuéntanos sobre esto y qué otros planes tenéis ahora.
La línea de Tempore Lux requeriría T5 (Titanio grado 5). Su precio es elevadísimo, y por eso de momento lo hemos dejado estacando. Es un material que me gusta mucho, así que en cuanto se pueda lo haré, pero como te digo, con T5, no con un titanio de peor calidad.

De hecho todo lo que tenemos hasta ahora encajaría con el titanio, no hay que rehacer nada. El titanio y el acero encajan perfectamente, el bronce no sé cómo será porque no lo he trabajado. Sería solamente cambiar el material, y pagar el sobreprecio.

¿Ya has podido comprarte un Rolex o un Omega como querías? ¿O han pasado a segundo plano tras los Tempore Lux?
No llegué a comprarlos, pero tampoco los quiero ya. Ni Rolex ni Omega ni nada que no sea Tempore Lux. Cuando me llegaron los prototipos del Racing One tuve una satisfacción que sé que no me la van a proporcionar otras marcas.

Recuerdo que me explicaste que te encantaría tener una tienda física también. Es algo que no has conseguido, pero has dado ya el primer paso con el showroom en S’hora des rellotge.
La tienda física es algo que sigue ahí presente como meta, pero este primer paso es un gran primer paso, es todo un privilegio para mí y para la marca. Hablamos de tener nuestra primera exposición de relojes donde cualquier persona puede ir, verlos, tocarlos, probárselos y resolver todas sus dudas. Además está en el centro de Palma y con horario comercial, más no se puede pedir.

Desde aquí invito a todos los aficionados que se acerquen a la isla a que vean en directo los relojes, porque ahí es donde se darán cuenta de lo que es un reloj de Tempore Lux.

Justamente lo comentaba hace unos días con Miguel (Martínez). Mallorca nunca ha sido una potencia relojera, pero desde hace poco os estáis encontrando algunos como tú mismo, S’hora des rellotge o Safonagastrocrono que cada uno en su disciplina, estáis fomentando la pasión relojera. ¿Cómo ves las cosas a futuro en la isla?
Creo que la cosa irá a más de Safonagastrocrono conozco a Adam y Miquel que son quienes lo llevan y me encantan los artículos tan elaborados e interesantes que hacen, se aprende un montón.

Qué te puedo decir de Miguel Ángel, con 20 años de experiencia en relojería de alta gama. Es un maestro relojero de los que ya no quedan.

Nosotros ponemos nuestro pinito para crear nuevas colecciones, y tener la suerte de coincidir con ellos en el mismo tiempo y el mismo espacio.

Ya se está hablando mucho de relojería en Mallorca, pero se va a hablar todavía más, claro que sí.

¿Hay algo más que te gustaría comentar?
Quería agradecerte personalmente por dar tu espacio, tu tiempo y tu trabajo a nosotros, y que lo hagas desinteresadamente por amor a la relojería me parece que es algo realmente admirable. Desde el principio de Tempore Lux nos has apoyado, igual que haces con muchas otras marcas del panorama nacional, que buena falta hace.

Pues muchas gracias David por esas palabras. Cuando alguien como tú dice eso me hace sentir muy bien, pero lo que más me llenan son los comentarios de la gente, cuando alguien te dice «yo no conocía esta marca y hacen cosas interesantes». Es entonces cuando te das cuenta que hay mucho talento en España, quizás oculto, pero lo hay, que merecen ser dados a conocer como es vuestro caso. Yo encantado de haberte tenido aquí, y espero que no tengan que transcurrir cuatro años más para que podamos volver a hablar.
Gracias a ti Javier.

28 comentarios en “Entrevista a David Ramírez Jiménez de Tempore Lux. El reencuentro”

  1. Gracias otra vez Guti por transcribir esta entrevista también con el trabajado que conlleva. En el vídeo se me había pasado sobre como es su día a día y sus momentos de relax, pues pensamos que personas como el casi no necesitan ni respirar, pues siempre que contactas con el responde en minutos o horas.

    Ojalá la serie OCEAN 200 salga adelante sin más ayudas que los recursos de David y las propias ventas, por mi parte ya tiene uno vendido no se si con esfera azul o roja.

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Como clientes nos quejamos cuando se nos trata como un número Miguel A.. Sin embargo también nos olvidamos que al otro lado, también hay personas. Por eso creo que estas entrevistas nos acercan más a la gente que hace las cosas que nos gustan, que efectivamente son humanos como nosotros. También me gusta que en el formato escrito puedas releerlo varias veces y encontrar cosas que en un vídeo pasaste por alto. A todos nos ocurre, nuestro cerebro tiene un límite, así que muchas gracias.

  3. Me gusta mucho la apuesta por la línea vintage de esta marca, todos los diseños que está sacando consiguen captar mi atención; y si a eso le sumas que estos futuros divers no pasarán de 41mm -muy aparentes por cierto-, seguramente esta vez no sólo me limite a admirarlos sino también a llevarlos. Muchas gracias Javier por apoyar estas iniciativas nacionales.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Estoy contigo Jostma. Y mira que es un recurso que parece fácil, porque un diseño inspirado en los 60-70 ya ha demostrado que gusta y es atemporal. La dificultad está en añadirle los toques de modernidad y tecnología actual que les dan en TL, y ahí se nota ya muchísimo su experiencia.

    Poco a poco iremos teniendo más novedades sobre los Ocean 200.

  5. Muy amena entrevista Guti.
    En estos tiempos tan difíciles y con mucha incertidumbre, lo más valioso e importante es apoyar empresas del país. Estoy seguro que con la calidad mostrada, esta firma va a triunfar. Ya veré en algún tiempo estas piezas en México.
    ¡Enhorabuena!
    Gracias por la divulgación Guti, saludos a todos.
    ¡SALUD!

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es verdad que son momentos difíciles y parece que se complican día tras día RICARDO. Ahora que ya estábamos saliendo del COVID, nos llega una guerra.
    Mucho ánimo a todos.

  7. Buenas noches Javier y resto de amigos de la bitácora.

    Me gusta mucho esta marca, tal vez el diámetro me para un poco; pero entiendo que los estándares actuales asumen tamaños que el mercado demanda. También entiendo que los relojes deportivos (incluyo los diver) el tamaño 40mm está por un percentil más bajo, cosa que si sería adecuada a relojes de vestir. La forma me gusta el ONE pero los 44 no puedo, no me lo veo. Este último tiene buena pinta… igual…. no sé.

    ¿Varias preguntas: si se monta, diseña y distribuye en España no se puede poner made in Spain?. Digo yo.

    Que pasen una buena noche.

  8. tempere lux es una marca que me gustaría tener en un futuro la verdad muy interesante. Por curiosidad este es el distribuidor de citizen en España? todos los relojes van ahí y luego se distribuyen por toda la península? justamente ahora que me aburro me he dedicado a buscar cosas por internet y me he percatado de esto
    https://www.google.com/maps/place/Citizen+Watch+Espa%C3%B1a,+S.A./@41.2939545,2.0145251,17z/data=!3m1!4b1!4m5!3m4!1s0x12a49d1aa4d69f91:0xf2d50d18132600d5!8m2!3d41.2939545!4d2.0167138

  9. Vaya currada la transcripción, la cual se agrade un montón Guti. La entrevista como siempre muy amena y elaborada.
    El diver tiene buena pinta, personalmente me gustaría que tuviese día de la semana, ya que es una cosa que valoro a la hora de comprar un reloj. Pero igual depende del precio, igual cae.
    Sergi, estaría bien los del made in Spain, aunque mejor, hecho en España.
    Por otro lado se agradece que escuchen a los compradores y se tenga en cuenta las opiniones, en marcas de estas es de agradecer, y que se diferencien poniendo el mejor lumen y demás.
    El racing de por si, es un reloj que ando tentado, si fuese por lo del fechador, ya habría caído sin remisión.
    Lo dicho les deseo suerte y cuando salga el diver veremos si cae ese o el racing.

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    El tema de los tamaños es siempre algo que va a gustos Sergi. Fíjate que para mi el Ocean 200 creo que me gustaría más de 42mm. En todo caso, cuando tenga oportunidad de verlos en vivo me haré una mejor idea. Muchas veces 1-2mm de diámetro, dependiendo de la distancia entre asas, el bisel y la forma de caja puede dar una impresión muy diferente.

    En cuanto al Made in Spain no sé qué dice la normativa española en caso de haberla. Entiendo que la mitad del coste debería ser español, algo que no sé si se cumpliría o no. A ver si Tempore Lux lo puede investigar y nos lo aclara.

  11. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es un tema complicado oscar hostyn. En algunos lugares parece ser que el distribuidor para España de Citizen es una empresa de origen italiano, en otros parece que es portuguesa. Efectivamente en su aviso legal, que está en portugué en citizen.es/aviso-legal mencionan que su denominación social es:

    CITIZEN WATCH IBÉRICA, S.A.U.
    Calle de la Creatividad 14, (08850) Gavá, España

    Una dirección que coincide con la que Google Maps indica, y la que tu expones, aunque la razón social sea diferente (Citizen Watch España en vez de Citizen Watch Ibérica):

    Citizen Watch España, S.A.
    Carrer de la Creativitat, 14, 08850 Gavà, Barcelona

    Pero la muestra de la chapucería es que en el pie de página de su web, lo que indican es distinto:

    Citizen Watch Ibérica S.A.U.
    Ctra. de L’Hospitalet, 147-149 – 08940 Cornellá de Llobregat, Barcelona

    Eso me lleva a pensar que las dos sociedades son las mismas, y que obviamente si en la web son inconsistentes, es fruto de su dejadez.

  12. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Te entiendo porque a mi también me encanta el indicador de día de la semana Lopatin. Me parece que es muy útil y además nunca necesita ser ajustado. Aún así en relojes deportivos entiendo que no llevarlo esté justificado. En general los Seiko Sports con el 4R36 me parece que quedan demasiado recargados.

    En cuanto al Racing One yo también echo de menos una ventana fechadora para darle más utilidad. Ahí sí que entiendo que es un condicionante de Seagull que sorprendentemente no tiene ninguna variante del ST19 con fechador (sí con subesfera de fecha que me resulta poco legible).

  13. Este invierno al comprar unos pantalones, venía una etiqueta impresa en la FNMT de moda España, cierto que es en el sector de la ropa. Pero no sería descabellado en esa colaboración de marcas que se menta en la entrevista, pueda llevarse acabo en el sector relojero para tal distintivo.

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Sería una iniciativa estupenda Lopatin. Hace unos años, éramos poquitos los que buscábamos el Made in Spain. Pero afortunadamente, las cosas han ido cambiando y creo que ahora es algo que se valora. El ensamblado en España de Tempore Lux es el primer paso, y a su vez una forma de diferenciarse, así que tendría mucho éxito.

    Tal vez si empezara por marcas pequeñas que ya montan aquí como TL y Trigalux eso sería un buen incentivo para que las más grandes pudieran poco a poco sumarse.

  15. Una pena que el Ocean 200 no sea un poco más pequeño. Supongo que una marca pequeña no puede tomarse el riesgo de un reloj de buceo un poco más pequeño de lo habitual que se venda mal.

    Hay una pregunta que me hecho pensar, que es cuando preguntas a David Ramírez si ha podido comprerse un Rolex o un Omega, tal como deseaba. Él responde que estos relojes ya no le interesan, dado que el modelo Racing One le da una satisfacciones que no da ningún otro guardatiempo.

    No voy a entrar valorar esa respuesta, como nos recuerda el refrán «Sobre gustos no hay nada escrito». Pero sí voy a plantear esa pregunta un poco al revés: si te ofrecen un reloj como un Ocean 200 por unos 500 EUR. ¿qué motivos tienes para comprar un Rolex o un Omega?

    Prescindamos del legado de ambos fabricantes o del hecho de que son manufactura. Aun en ese caso, Rolex y Omega tienen un buen argumento de venta: la tecnología.

    Omega, por ejemplo, tiene movimientos con escape co-axial. En su día Omega compró las patentes a su inventor, George Daniels, y la industrializó, esto es, mejoró y creó los procesos de fabricación necesarios. Una inversión elevada, arriesgada y con una expectativa de dar resultados a medio plazo.

    Rolex, por otra parte, nunca ha dejado de introducir pequeñas mejoras incrementales en sus movimientos.

    Y en este punto donde me quiero parar: el respeto que merecen las personas responsables de esas empresas. No me cabe ninguna duda de que con décadas de anticipación vieron que tarde o temprano habría pequeños fabricantes ofertando relojes de muy buena calidad y que competir ahí sería muy duro. Y una forma de diferenciarse ha sido por la calidad superior de sus movimientos.

  16. Buenas tardes.

    Relojista muy buena apreciación, a ese punto de partida también van mis reflexiones.
    Guti hace poco me comentaba que la gran mayoría de personas que conocía no conocían los entresijos de un reloj. Supongo que la gente que va a por un omega lo de co-axial y mejoras en componentes del movimiento no les será definitivo para adquirir un reloj de tan elevada suma (a la gran mayoría digo). De hecho en la entrevista al relojero de Mallorca… tampoco llegó a justificar un incremento de precio de los relojes top.
    Al mundo de los coches: si te compras un mercedes de 50.000 para arriba sabes que todo va ir bien, te compras una marca un conjunto, una respuesta y un estatus… luego las especificaciones técnicas sirven pero creo que no es lo definitivo.

    Buenas tardes amigos.

  17. Buenas tardes.

    Un sello de calidad en determinadas micromarcas españolas sería más que bueno y daría presencia. Estoy completamente a favor.
    La industría relojera en españa no tiene patronal?

    Buenas tardes amigos.

  18. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    un relojista, el tema del tamaño como ya sabes, debe ser lo más caro de todo. Cambiar un tamaño de caja implica una nueva caja, pero también nueva trasera, nuevo cristal, nueva esfera, nueva tija, nueva bata, probablemente nueva correa… Es decir, aunque no lo parezca es cambiar casi todo el reloj. Lo digo esto para justificar que no haya Ocean 200 de 39, 41 y 43mm por poner un ejemplo. Es algo que requiere una gran inversión.

    En cuanto a diferenciación, por supuesto que las grandes marcas de lujo han ido implementando mejoras. Pero en cierto sentido, también los calibres baratos las han tenido. No hay más que pensar en las revisiones del 7S35, 7S35B, 7S35C… Es decir, al menos tres revisiones en las que ha habido cambios y mejoras. Todo ello en calibres de menos de 30€.

    Con esto quiero decir que aunque hay innovación, también hay mucho marketing. Si seguimos con Seiko, podemos considerar los 4R35 como otra evolución de los 7S35, con más rubís, mejor precisión, parada de segundero y remonte manual. Y si seguimos tenemos los 6R15 que eran un 4R35 con un mejor muelle real, y a su vez el 6R35… Es decir, en calibres más asequibles también hay cierta innovación, aunque quizás se se da menos importancia.

    Igual que he cogido Seiko, podríamos hablar de los calibres de ETA/Swatch Group.

  19. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    En el descargo de esa gente diré que hoy en día todo es muy complicado Sergi. Al final sabemos de las cosas que nos gustan o que necesitamos. Pero digamos que yo desconozco el consumo que tiene mi nevera, incluso he olvidado su calificación energética, no se donde está fabricada mi televisión, y en cuanto a calzado deportivo, se una fracción de lo que tu sabes.

    Por ese mismo motivo no podemos exigir que alguien que tenga dinero sepa de coches, sepa de ropa y sepa de relojes. Conocen lo que les interesa, y si solamente llevan el reloj por estatus, conocen su estatus y poco más. Eso no quita que haya gente con dinero que entienda de coches y relojes, igual que hay gente normal e incluso pobre que también entiende de eso.

    El problema es que el aumento de precios llega un momento que no va a la par con el aumento de rendimiento. Un Mercedes de 50.000€, comparado con un coche de 25.000€ ni correrá el doble, ni gastará la mitad, puede que ni siquiera dure el doble. Pero compras cosas que tienen un precio además de su prestigio, la suma de todo. Que sea algo más cómodo, que dure algo más, que corra algo más. Mejoras muy leves pero que sumando todas, pueden justificarlo.

  20. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Sería estupendo Sergi. Siempre digo que unidos se es más fuerte (en todo). Pero en relojería, igual que en muchas otras cosas me da la impresión que cada uno va a lo suyo. Por supuesto a las grandes les interesa jugar solas, así no dan información y actúan a su aire. Pero las pequeñas también juegan solas por otros motivos, quizás por ser aún pronto. Ojalá que cuando marcas como Tempore Lux, Minor, o cualquiera de las que hemos tenido por aquí tengan más capital, logren hacer algo parecido. Sería genial, combinar relojes con lo nuestro.

  21. Se me ha olvidado decirte, no sabía que las milanesas fueran tuvieran tanto éxito. Al igual que los relojes con esfera blanca no tengan tanto éxito. A mi parecer para mi los es esfera blanca son los más bonitos y elegantes. Los negros son más deportivos al igual que el naranja o el azul. Ya que son más brillantes al menos yo lo veo así. En cuanto a las correas yo prefiero las de cuero porque son elegantes como las de hirsch sin perder esa resistencia al agua aunque estoy hay que cogerlo con pinzas.en cuanto a lo del cuero italiano es que es el mejor que existe? No por nada si no porque todos los que lo usan lo mencionan con letra grande, como hirsch entre otros. Y Jacob straps utiliza cuero italiano?
    Yo la verdad no si es el mejor o simplemente es marketing pero parece que vende. Por último quiero recalcar que las esferas naranjas a mi no me gustan son demasiado vistosas, yo prefiero el blanco o el azul para relojes elegantes y el negro para deportivos aunque como mi citizen siempre hay excepciones.

  22. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Para gustos los colores como suele decirse Óscar hostyn. Viendo lo de tus preferencias, creo que un verde también te podía encajar. A mi es que con tantos relojes los colores me gustan. Me permiten cambiar y los tengo en todas las combinaciones. Me gustan naranjas, amarillos, rojos, azules, verdes, blancos… Quizás los que menos algunos plateados y casi todos los negros.

  23. Buenas noches.
    Sobre la pregunta del bueno de Oscar.
    España tiene una de las tradiciones europeas más importantes del curtido de pieles. De hecho la empresa BADIA (igualada) es una de las más top que hay en el mercado europeo.
    Como dice el refrenero: unos cardan la lana y otros se llevan la fama.
    Que pasen buena noche.

  24. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Esperaba ese tipo de respuesta por tu parte Sergi. Eres más conocedor de la artesanía que yo mismo. Badía la conozco de nombre, pero no estaba familiarizado con ella.
    Gracias por el aporte.

  25. Buenos días Javier y resto de amigos.

    Si bien la «piel» italiana tiene buena fama… hay que diferenciarla de lo que en España tenemos fama internacional que es el «cuero». Es decir un curtido más duro o resistente que se utiliza para prendas en entornos o usos agresivos.
    De todas maneras somo buenos en ambas…. no hay que olvidar los zapatos de Almansa, Arnedo y Fuensalida.

    Que pasen un buen día amigos.

  26. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Como siempre encantado de que nos des esas lecciones Sergi. Lo has explicado muy bien, y deja claro que si no se habla de España no es por falta de calidad, sino porque no hemos sabido vendernos.

  27. Buenas tardes amigos…. para aportar un poco de lo «bobitos» que estamos…

    Otro gran tejido originario de la península y con unas cualidades que están en el top y que estuvimos a punto de perder…. porque una banderita o logotipo más o menos acertado y unas lanas «exòticas» que vestían los Lores del imperio británico. Sabéis cuál?… la lana Merino, mas patria que la tortilla de patatas. Es más resistente que el algodón, transpirable, aguanta la humedad, antibacteriana, calentita y fría…. Cuando veis películas antiguas de gente subiendo a los picos… ese material es Lana merino (no cachemira o lana escocesa ni de llama del altiplano de Perú).

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/05/08/fortunas/1525803222_435313.html

    Ejemplos de la cualidad técnica de la lana merino en ropa de montaña.

    https://carrerasdemontana.com/2020/10/27/ropa-montana-lana-merina-diez-ventajas-funcionales-para-usarla-mas-y-mejor-en-carreras-de-montana/

    Que pasen buena tarde y perdón por irme del tema.

  28. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Como muestra de lo que dices Sergi, he extraído unos párrafos de la wikipedia que lo dicen todo:

    «La oveja merina tiene un origen incierto, es probable que venga entonces de los Merinos o cobradores de impuestos del Reino de León, quienes cobrarían los diezmos en lana, cecina y queso.

    En la actualidad la mayor parte de las cabezas se concentran en Estados Unidos, Argentina, Sudáfrica, Nueva Zelanda y, sobre todo, Australia.

    Las ovejas merinas han dado lugar a algunas variedades, entre las que cabe destacar la Rambouillet (Merina de Rambouillet), la Negretti, la merina americana, la Vermont, la Delaine y la merina australiana.»

    Una raza de aquí, y por tanto una lana de aquí, pero en donde España ya no es el principal productor, ni siquiera el que tiene variedades más exclusivas.

    Triste todo lo que dejamos perder. Y por eso esos aportes que haces creo que nos ayudan mucho a poner en valor todo lo que tenemos y que por no saberlo potenciar vamos olvidando.

    Feliz tarde para ti también.

Deja un comentario