';

Glycine Airman Vintage «The Chief» GMT 40 (GL0466). Presentación

Desde el primer momento que vi los Glycine Airman Vintage The Chief, sentí algo especial por ellos. Compaginaban un diseño claramente inspirado en los clásicos y desconocidos The Chief, con los modernos materiales y calidades a los que Glycine nos tiene bien acostumbrados. Aunque a día de hoy la marca es reconocida por sus Glycine Combat, éstos son modelos algo posteriores a los Airman y anteriores a los Combat, los hace históricamente interesantes.

¿Quieres conocer todo lo que los Glycine Airman Vintage tienen que ofrecer? ¿Sabes porque se les denomina «El Jefe» (The Chief)? Sigue leyendo y no te lo pierdas.

Ficha técnica

Género Hombres
Caja Acero inoxidable 316L. 40mm de diámetro sin contar la corona. 12mm de alto
Corona Dos. A presión de acero
Esfera Blanca
Bisel Rotativo de acero
Cristal Zafiro
Lume
Trasera Acero inoxidable roscada
Correa Milanesa de acero inoxidable de 22mm de ancho
Funciones Hora, minutos, segundos, día del mes, segundo huso horario (GMT)
Resistencia al agua 3 ATM
Peso N/D
Movimiento Glycine GL293 (Base Sellita SW330-1). 25 rubís. 28.800 vph
Complicaciones Remonte manual, parada de segundero, carga bidireccional
Prestaciones 56h de reserva de marcha. +/-5 segundos por día
Origen Swiss Made
Garantía 2 años
PVP 2.150€ (Oferta 895€)
Distribuidor Glycine Watch SA / Glycine Stores Europe (Tandem Watch Group BV -TWG-)

¿Quién era el «jefe»?

No voy a repetir la historia de Glycine ni del Airman, ya la conté en la mencionada prueba del GLycine Airman Supersonic Transportation, pero sí que os haré un resumen para poneros en contexto.

La Glycine comienza su andadura en 1914, si bien nuestro protagonista, el Airman, no aparece hasta 1953 (bastante antes que los Glycine Combat). Un modelo muy parecido a la reinterpretación actual que aún se vende: El Airman Vintage Noon 40 mm Purist.

En cuanto a los Airman The Chief, aparecidos en 1956, se mezcla la historia con la leyenda. Parece ser que fueron encargados por el señor Türler, quien a la sazón regentaba una varías joyerías y relojerías, una de ellas dentro del aeropuerto de Zurich. Según pruebas documentales, los anunciaba con la consigna de «Glycine Airman para las personas que vuelan, Glycine, el jefe de la Marina». En aquella época Glycine los anunciaba como relojes «para la Marina», así que cabe suponer que de esa denominación derivó el nombre de suboficial jefe, o «Chief». En cualquier caso, todas esas circunstancias lo convierten en el que se considera el modelo más raro de la marca, habiéndose producido solamente 25 unidades.

La parte de la leyenda radica en que Suiza no es un país que tenga salida al mar, sería una extraña decisión la de intentar comercializar un reloj destinado al personal de la marina, más aún, vendiéndolo solamente en el aeropuerto. Sin embargo puede que sea la explicación cierta, ya que el «The Chief» no fue en absoluto un éxito de ventas, lo que hizo que no se volvieran a producir más unidades.

En principio el desarrollo parece sencillo. Cogemos el concepto y el calibre GL293 del Glycine Airman SST (GL0310), lo envolvemos sobre unas líneas que nos recuerden al modelo original de 1956 y habremos terminado. Por supuesto todo ello ha implicado desarrollar nuevas cajas, nuevos cristales, nuevas traseras… En fin, un reloj completamente nuevo, aunque esté inspirado en un modelo histórico.De esa forma los «The Chief», con su caja de 36mm de diámetro resultaban claramente parecidos a los actuales Airman:

Airman Nº1 (GL0370): Caja de 36mm, esfera negra y complicación GMT.
Airman Nº1 (GL0371): Caja de 36mm, esfera negra y complicación Purist (24h).
Airman Nº1 (GL0372): Caja de 36mm, esfera plateada y complicación GMT.
Airman Nº1 (GL0373): Caja de 36mm, esfera plateada y complicación Purist (24h).

Si bien debido a las tendencias actuales, es la versión de 40 milímetros de diámetro, precisamente esta que han bautizado como Airman Vintage The Chief o también como Airman Vintage Unisex, es con diferencia la que más variantes ofrece. Resulta imposible inventariar todas ellas, pase que la cantidad de referencias incluye: GL0307, GL308, GL0410, GL0411, GL0412, GL0413, GL0414, GL0415, GL0464, GL0465, GL0466, GL0467, GL0468, GL0469, GL0470, GL0471, GL0472, GL0473, GL0474 y los GL0475. Es decir, casi todas las permutaciones posibles que resultan de combinar la función de GMT o Purist; la esfera de color verde, azul, negra, blanca o gris oscura; la correa de cuero marrón, NATO verde, o malla milanesa de acero; y la caja de acero, de acero con acabado en bronce.

En concreto el protagonista de hoy es el GL-0466, la versión de 40 milímetros de diámetro, con mecanismo GMT, esfera blanca, y malla milanesa de acero.

Un diseño legendario

Como hemos visto, no solamente por diseño es un reloj exclusivo y raro, sino también una leyenda, que ha vuelto a la vida y que mantiene fielmente los patrones de antaño. En esta GL0466 con 40 milímetros de diámetro de caja, mucho más polivalente que en su época. Ello nos permite apreciar una esfera suficientemente amplia como para poder interpretar la gran variedad de información que incluye sin llegarnos a saturar o confundirnos. Visto lo visto, tampoco considero que un tamaño de 42mm le hubiera podido ir mal.

La clásica, y elegante esfera en color blanco reproduce los rasgos de Turler, aunque supongo que por temas de derechos, no lo menciona como tal. Con la complicación de GMT, hemos ganado también en cuanto a funcionalidad, aunque siendo honestos, pierde algo de carácter contra la «purist», pero sobre todo complica un tanto la interpretación horaria al carecer de algún tipo de numeral de 12 horas.

Las manecillas negras tienen el contraste perfecto. Aun siendo delgadas, destacan sin ningún problema sobre el fondo y se leen con facilidad, algo imprescindible en un reloj diseñado como instrumento de vuelo. Eso sí, la cuarta aguja correspondiente al segundo huso horario podría haber sido más diferente, y así evitar que pudiera confundirse con la minutera.

Todo ello va cubierto por un precioso cristal de zafiro doblemente abombado, un homenaje al «The Chief» original, y al plexiglás de los relojes de las décadas de los 50-70 manteniendo un aspecto vintage muy similar, pero con toda la resistencia al uso y el paso del tiempo que ofrece el zafiro, más aún, con un más que buen tratamiento antirreflejos.

Grata sorpresa en cuanto a la luminosidad nocturna, un lume tipo Swiss Super- LumiNova C3 en color verdoso y que pese a no contar con demasiada superficie ofrece un brillo y una duración casi a la altura de los Combat.

Los más conservadores optarán por el GL0467 con correa de cuero negro, una interpretación más fiel del original. Para los que primen la durabilidad, la malla milanesa de esta GL0466 no le hace perder apenas carácter y es mucho más funcional. Si en Glycine hubieran adoptado los pasadores de cambio rápido, habría sido lo mejor de ambos mundos, pudiendo alternar entre una correa y otra con comodidad.

Un calibre actual

Al igual que en los Airman SST y en general en todos los relojes de Glycine Watch dotados de complicación GMT o purista, se monta el calibre GL293. Hace unos años era un ETA 2893-2 en grado elaboré con una masa oscilante personalizada, ahora es un Sellita SW330-1 en grado spécial con las mismas modificaciones. El SW330 se introdujo por primera vez en 2015, y se actualizó unos años después con la versión SW330-1. Aunque el diseño de los SW330 está basado en los ETA 2893, no es una copia exacta, ya que los de Sellita Watch Co han incorporado leves mejoras, por ejemplo aumentando de la cantidad de rubís desde los 21 hasta los 25 y ofreciendo una reserva de marcha más extensa (desde las 42 horas hasta las 50 horas como mínimo y 56 horas típicas).

La familia de calibres SW 300 se sitúa un escalón por encima de los archiconocidos SW 200, al igual que ocurriera con los 2824 y los 289x de ETA. Esa es la razón por la qué en el SW 330 se parte como grado mínimo del elaboré/spécial, es decir no se ofrece en acabado estándar, que conlleva que vengan ajustados en 4 posiciones (CH, 6H, 9H, 3H) con una desviación media de +/-5 segundos al día.

En cuanto al resto, funciona a alta frecuencia (28.800 vph), ofrece carga automática bidireccional y es muy silencioso. Además cuenta con parada de segundero (hacking) y la posibilidad de remontuarlo manualmente. Su funcionamiento es muy suave a la hora de corregir la hora y la fecha resultando muy agradable de utilizar. Tenéis todos los detalles en sus especificaciones técnicas (6,5 MB. en formato PDF) si queréis más detalles.

De viaje a 1956

Por seguir con Glycine, este reloj me transmite algo muy parecido al SST. Me hace viajar a 1956, con el apogeo de la aviación a reacción militar, pero sobre todo civil. Líneas transoceánicas en su mayoría de origen estadounidense cuyos pilotos y comandantes llevaban en su muñeca este reloj. De vuelta a casa, estacionado en el aparcamiento del aeropuerto, un potentísimos Chevrolet Corvette nuevo de aquel año le esperaba. Para EE.UU eran los felices años 50, para el resto solamente imágenes que nos llevaban de aquel país, trayéndonos un futuro de bienestar, eficiencia y transporte rápido. Nadie se preocupaba por todo lo malo que vendría: el cáncer, la contaminación, la desigual repartición de la riqueza… Y justamente cuando llevo en la muñeca un reloj como este Airman Vintage «The Chief», me siento cómo sí sólo quedara lo bueno.

Una esfera con muchísima información, pero con gran contraste, dándonos acceso a dos o si queremos tres, husos horarios distintos, algo que aunque no supieran en 1956, gracias a las videoconferencias de trabajo o de ocio, íbamos a poder utilizar sin necesidad de tener que coger un avión.

La aguja minutera y la GMT son muy parecidas, salvo por el lume aplicado en la primera. Para facilitar su diferenciación, un color o una forma diferente en la del segundo huso horario creo que habría sido muy de agradecer.

Todo ello a un precio de 895€, como todos los Glycine, muy asequible en comparación con la calidad y todo lo que ofrece, pero además, una fracción de los más de 3.000€ a los que se cotizan los pocos Glycine Airman Türler que quedan.

Vídeos

Galería

12 comentarios en “Glycine Airman Vintage «The Chief» GMT 40 (GL0466). Presentación”

  1. Aficionadoalosrelojes

    Buen análisis, Guti. 895 es un buen precio para un reloj de estas características. Por otro lado, ¿podrías empezar a incluir la distancia entre asas en tu cuadro de especificaciones? Más que en el diámetro, yo suelo fijarme en el ancho entre asas para saber si un reloj puede interesarme o no.En mi caso, no me interesan relojes de más de 46mm.

  2. Muchas gracias por la reseña, me gusta todo lo que estás mostrando de esta firma, una lástima que el modelo de 36mm no tenga un mejor contraste en las maneciillas.

  3. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Aficionadoalosrelojes. Te agradezco la sugerencia, es algo que se quedó en el cajón y tenía olvidado. Cuando empecé a confeccionar la estructura de esta tabla hace años, el lug to lug era una medida que la mayoría de marcas no proporcionaban, así que decidí dejarlo para el futuro. Me había olvidado de todo ello, así que en adelante será una medida que incorporaré.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Creo que en la versión de 36mm, el GL0373, han intentado ser demasiado fieles al original Jostma. Las manecillas con contornos plateados, aunque estén cepilladas, y la esfera en blanco roto le da un aspecto vintage, pero no facilita el contraste, más aún considerando el reducido tamaño disponible y la gran cantidad de información que hay que presentar.

  5. Buenos días Javier y resto de amigos. Fin del autoconfinamiento y vuelta al colegio (siendo positivo).

    Lo que más me gusta es la complicación y, por supuesto, la estética que aporta. Me parece un reloj justo de precio, pero es de la gama más cara de Glycine. Raro que no hayan metido en invicta los gmt… no tardaran aunque sea en cuarzo.
    Un abrazo amigos.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Espero que te encuentres mejor Sergi. Buena conjetura la de Invicta, y yo creo que si no lo hacen es para no comer ventas a Glycine.

  7. Buenas noches Javier.
    Gracias por preguntar. Si la verdad me encuentro bien; el «problema» es que lo contagié a mi santa mama. Pero lo ha pasado de lujo ( y eso que tiene más teclas que un teclado chino).
    Pues nada que lo comenté y no busque… Invicta ya tiene gmt de cuarzo…
    https://www.invictastores.eu/es/coleccin/specialty/invicta-specialty-9401-reloj-para-hombre-cuarzo-39mm/?gclid=CjwKCAiAoL6eBhA3EiwAXDom5iJrhr-t9NnFHw-uSXCr5xBL2gtgibbFblL-f6tOg12MxJ0VlwQ3lRoCQcgQAvD_BwE
    Que feo feo no es… ahora le falta sacar el modelo brazalete integrado…

  8. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muy en la línea de diseño de Invicta este Specialty 9401 Sergi. No es de mi agrado en general, pero no me parece mal que apuesten por lo que les gusta a sus clientes. En lo objetivo, si a ese precio llevara zafiro sería una estupenda alternativa contra Pagani Design y similares. La leyenda de «Certified Design» que no quiere decir nada, me encantó.

  9. La historia asociada a un modelo de reloj puede tener un efecto poderoso en su percepción. Para bien y, como he descubierto con este modelo, para mal.

    La historia del Glycine Airman Vintage «The Chief» me parece una tontería y hace que me cueste tomar este reloj en serio, a pesar de la cualidades que tiene.

    Dejando aparte esta percepción tan subjetiva, no entiendo que un reloj cuyo precio de venta se acerca a los 900 EUR tenga una resistencia al agua de 3 ATM nada más; y más incomprensible me parece habida cuenta de que la tapa trasera es roscada.

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    A mi la historia si me gusta un relojista, aunque como dices, que te sientas identificado con ella o no es algo puramente personal. Creo que fue algo que ocurrió, un modelo peculiar, y me parece bien que tenga esta reedición para a quien le pueda resultar atractivo. Lo de la resistencia al agua tampoco lo entiendo, más aún teniendo el Airman SST del mismo precio que es 200 metros. En este caso la corona no es roscada, pero entiendo que aún así dar al menos 5 ATM sino 10, hubiera sido factible y relativamente fácil.

    Entiendo que es un reloj que no se va a tener que enfrentar al agua, pero oye, los accidentes están ahí, y ese hermetismo extra te proporciona una tranquilidad en caso de que te puedas olvidar de quitártelo mientras te duchas.

  11. Buenas a todos! Guti como siempre michas gracias por tu fantástico trabajo y por traer una pieza tan particular. Movimiento muy interesante pero reloj complicado de leer sobretodo la manecilla horaria pequeñita y a partir de las 20 fácil de confundirse la hora. Lo de las 3 atm no tiene explicación alguna…un reloj de mas de 100€ debería ser al menos 5atm. Saludos a todos

  12. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Juan. Siendo una versión de 12 horas, creo que le falta una escala en ese formato que sea fácil de referenciar. Pero tras usarlo unas semanas ya, puedo decirte que no hay ningún problema con la manecilla horaria, se lee bien y ofrece buen contraste.

Deja un comentario