York & Front Burrard

Muchas historias empiezan de un modo parecido a la de York & Front, sólo que se idealizan o reescriben. Hay un dicho que dice «Si tienes que elegir entre la verdad y la leyenda, escoge siempre la leyenda». Pues bien, los canadienses Henry Cong y Eric Sandher comenzaron charlando sobre el reloj perfecto, algo que he llegado a la conclusión que no existe, y que en el caso de existir, sería diferente para una persona de para otra. Sin embargo los dos fundadores estuvieron de acuerdo. Buscaban un reloj con el aspecto del pasado, pero con la tecnología actual y que no costase una fortuna. Ese fue el nacimiento de su empresa relojera en 2018, y de su primer modelo, el The Burrard.



Ficha técnica

GéneroHombres
CajaAcero inoxidable 316L. 38mm de diámetro sin contar la corona. 12mm de alto
CoronaRoscada de acero
EsferaBlanca
BiselFijo de acero
CristalZafiro
Lumen
TraseraDe acero inoxidable roscada
CorreaCorrea de cuero de 20mm de ancho
FuncionesHora, minutos, segundos
Resistencia al agua10 ATM (100M)
PesoN/D
MovimientoSellita SW-200-1 26 rubís. 28.800 vph
ComplicacionesCarga automática con rotor bidireccional. Remonte manual. Parada de segundero
Prestaciones38h de reserva de marcha. +/-12 segundos/día
OrigenCanadá. Swiss Made
Garantía2 años
PVP590$ en preorder (535€ al cambio)
DistribuidorYork & Front Watch Co.

Presentación

Desde York and Front pensaron en mi como único medio en español que probara su nuevo lanzamiento, el The Burrard que veremos a continuación. Se trata de uno de los primeros prototipos de la marca, y esa es la razón por la que no analizaremos su packaging. No obstante, es una buena oportunidad para tomarle el pulso y ver sus características y sensaciones, aunque ya os adelanto, que la versión final incluirá bastantes mejoras.

Introducción

En el mercado actual hay cantidad de relojes inspirados en la estética vintage. En la década de 1940 tenemos al Orient Bambino, en los 50 el Vintro Le Mans o el Circula Classic, y en los 70s el Spinnaker Dumas. Sin embargo la década de 1960 es más rara de ver, y ese es el aporte que nos trae el The Burrard. Una época a medio camino entre la elegancia de los 50, y la practicidad de los 70. Unos valores que se reflejan perfectamente en esta instantánea, tomada precisamente en la ciudad de Ontario en Canadá en esa década.



En York&Front son más que una empresa unos entusiastas, lo que se nota en el mimo que ponen en este primer trabajo.



Diseño y construcción

El Y&F Burrard se ofrece en dos versiones, la Bright White con esfera de color blanco y manecillas negras, y la Matte Black con esfera negra y manecillas plateadas. Además de que me gusten las esferas claras, creo que es un diseño mucho más clásico, más acorde con la filosofía de este reloj, y esa es por tanto la protagonista de este artículo.

La caja es de acero inoxidable 316L, combinando el acabado brillante el el bisel fijo, con el mate en el resto. De dimensiones contenidas (38mm de diámetro sin contar la corona), es equivalente al Stoic World The Pilots Watch. Tiene 44mm de distancia entre asas, así que tampoco se siente en la muñeca voluminoso. Es algo intencionado, un homenaje a las dimensiones más contenidas de los relojes de la época. La marca no da una cifra de peso, a mi me ha dado 72g, muy ligero como cabría esperar a tenor de su tamaño.



Los numerales arábigos van aplicados, siendo de metal pavonado, al igual que las manecillas de tipo espada, lo que les da un estupendo contraste sobre la esfera blanca. En ella no hay nada superfluo, solamente el nombre de la marca en la parte superior, acompañado de una linea horizontal que no acaba de convencerme, y el Swiss Made a las 6.

Utiliza Swiss Super-LumiNova BGW9 en las saetas y los marcadores, demostrando que es posible aportar esa funcionalidad sin necesidad de comprometer la estética. Al menos esta versión de esfera en blanco parece hecha para un dial completamente luminescente, algo que era relativamente frecuente en la época que se inspira.



La corona es plana, de una forma un tanto peculiar porque tiene más ancho que diámetro. Es cómoda de operar, sin embargo es como si no encajara con la estética del resto del reloj. Va firmada con el nombre de la marca.



El cristal es de zafiro ligeramente bombé o abombado. Tiene una buena visualización, incluso desde el lateral. El tratamiento antireflejante funciona muy bien, algo que no siempre se consigue con cristales convexos. Nuevamente con esto en York&Front demuestran que la inspiración clásica puede llevarse a cabo sin penalizar el uso diario.



La trasera es ciega de acero inoxidable. La parte exterior tiene grabadas con láser las especificaciones necesarias, mientras que la parte central es un grabado tradicional con el Y&F de la marca. Debido a que la estanqueidad que garantizan es de 100M o 10ATM, personalmente me hubiera decantado por una trasera vista. Sin embargo esto no es más que una apreciación personal, y por tanto otros pensarán lo contrario.



La correa de 20mm de ancho es de cuero, en color negro, combinando los pespuntes de las costuras en color blanco y en color negro. Es gruesa pero muy suave y flexible. Va coronada por una hebilla de acero también firmada. Utiliza un sistema de cambio rápido, lo cual debería ser obligatorio hoy en día para cualquier reloj.



De cara a las unidades finales, habrá las siguientes novedades:
Corona: Actualmente tiene 5mm de diámetro, de cara a facilitar la operación, se modificará hasta los 6mm.
Movimiento: Esta unidad monta un Sellita SW200-1 con el mecanismo de fecha eliminado. Debido a problemas de entrega con Sellita, y que ETA sigue cerrando cupos, el modelo final equipará un STP1-11 con el mecanismo de fecha eliminado directamente desde la factoría de STP.
Lumen Se cambia el lumen de Super-LumiNova C1 a BGW9, con un tono azulado más intenso y duradero.
Inscripciones: Se corrigen algunos problemas de alineación en los textos de la trasera.
Precio: Se reduce de 590$ hasta los 499$.
Dotación: Contendrá una correa de piel negra y una marrón con sistema de cambio rápido; una NATO textil de color gris; un estuche de cuero.



Movimiento

La sorpresa agradable es que en York & Front han optado por montar un calibre de Sellita, el SW-200 en vez del archiconocido Seink NH35. Las cosas mejoran todavía más, porque ha sido modificado para eliminar la complicación de fechador. A diferencia del Circula Classic Automatic, ha sido modificado para que la corona tenga solamente dos posiciones. Un aspecto que pone de manifiesto el cuidado que han puesto Eric y Henry en el desarrollo del reloj.



El SW-200-1 ya lo conocemos del Christopher Ward C65 Trident Automatic y el Colomer & Sons Graham Bell, una versión del 2824-2, y que por tanto hace de él un movimiento muy agradable de utilizar y muy suave. Cuenta con carga automática bidireccional, parada de segundero y remonte manual. Podéis descargar sus especificaciones técnicas oficiales aquí (3,2 MB. en formato PDF).

Sensaciones

Mi muñeca no puede considerarse grande, pero suelo estar acostumbrado a llevar relojes de 40mm en adelante, habitualmente 42mm, de manera que el Burrard se me hace pequeño de llevar. La ventaja es que resulta tremendamente cómodo, su manejable tamaño junto a la curva que forman las asas hace que se adapte muy bien a la curvatura de la muñeca y que una vez puesto, no se mueva.



La estética de los 70, con un aire algo industrial, personalmente no me transporta a ningún lugar, quizás porque las cosas no hayan cambiado tanto desde entonces. Lo cierto es que el Burrard se ve más como un reloj sin complicaciones, de aspecto sencillo y funcional que cumple con su objetivo de dar la hora. Y esa parte es la que hace muy bien, porque sin necesidad de recurrir a tamaños gigantescos, es muy legible, en cierta forma como si fuera uno de los conocidos relojes ferroviarios.



Conclusiones

Comparado con un Seiko SARB033 / SARB035, un Presage SPB039J1 o un Orient Star AF02003W, el canadiense gana a los japoneses, que pese a ser ligeramente más económicos, tienen un calibre inferior. Si nos vamos a los suizos de grandes grupos, el Certina DS-1, el DS-8 o el Tissot Automatics III son más económicos. El Tissot Everytime Swissmatic, lo es mucho más aunque por movimiento no sería comparable. No obstante aunque en Y&F han hecho un buen trabajo de diseño y construcción, al menos en Europa tienen el mismo problema que el Time Locker The Kouriles: las tasas aduaneras. Son 535€ al cambio (590$ de tarifa), a los que se suman los gastos de envío y las tasas de importación, poniendo el precio final en casi 700€.

Veremos qué tal salen las unidades definitivas, porque con la lista de cambios parece que van a lograr un reloj todavía mejor, y más económico. Tendremos que probarlo llegado el momento.

▲ Más▼ Menos
Aspecto clásico
Calibre modificado
Tamaño pequeño

11 comentarios en “York & Front Burrard”

  1. Buenas noches D. Javier.
    Excelente presentación. Enhorabuena por la elección de los canadienses. Han acertado en su elección.

    Por lo que hace al guardatiempos:
    El tamaño me gusta ( considero los relojes paella, estilo hip-hop o cantante de Rap, desproporcionados)

    Los numerales no me agradan, al igual que la corona no me gusta la proporción

    Las saetas ( manecillas) me parecen muy originales, el cristal genera y complementa la estética. En la trasera habría hecho otro estilo.

    El precio con tasas creo que es desproporcionado. Aunque no sé en donde hacer el ajuste.

    Enhorabuena D. Javier por su estética y mi apoyo ha estos chicos canadienses, han demostrado muy buen gusto.

  2. Como siempre, muchas gracias por la lectura y por tus acertadas opiniones Sergi. En mi opinión el tamaño es escaso, pero eso es sujetivo y va a gustos. Sin embargo el precio, coincidimos, es alto. Esperemos que la versión final con las mejoras en las que están trabajando consiga ser mucho más competitivo.

  3. Estacion Telegrafica

    Qué reloj más bonito, tiene un corte muy sesentero, como bien dices.

    Discrepo en que lo del tamaño sea una desventaja, yo creo que es una ventaja. Claro que si te gustan los relojes grandes, pues para ti será desventaja 😛

    Lo único que no me gusta -por sacarle un pero – son las manecillas, más bien su medida. Como mires la hora de un vistazo, no sabrás si la de los minutos es la horaria o al revés. Creo que deberían haber acortado un poco más la aguja horaria, porque tienen (¿largura? ¿extensión? no me sale la palabra :D) demasiado similar. Ese es su mayor defecto EMHO

  4. Está bonito, pinta bien. A mí en general me gustan estas esferas con aires de reloj de ferrocarriles. El humilde Radiant Boss que tengo no lo habría comprado si no fuera por la esfera, muy de este estilo.

    Las agujas me recuerdan una barbaridad a las de los Hamilton Khaki Field. Pero aquí las veo mejor proporcionadas al tamaño de la caja (últimamente en los Hamilton las veo cortas).

    Sin embargo, veo que el lumen está de más. Desconozco si en aquella época se estilaban las esferas «radiactivas» de luminiscencia. Pero creo que esa solución la encajarían mis ojos mejor que la que le han puesto de lumen. O si no, pues nada de lumen, menos en las agujas, una línea más fina en cada una suficiente, y en vez de tantos puntos alrededor, pues o bien nada, o que tuviera lumen aplicado toda la circunferencia de la escala minutera, o una delgada línea pegada a la línea negra de la parte exterior o interior de la escala.

  5. Buenas maestro; Me encanta este reloj. No paro de pasar paginas desde que descubrí tu blog y cada día realizo descubrimientos sensacionales. Este modelo me ha parecido bonito, su diseño, a diferencia para mi, el tamaño lo veo hasta ventajoso, no me gustan demasiado grandes, sobre todo en volumen. Lo curioso es que su modelo a día de hoy monta el mismo calibre, (corrígeme si me equivoco), que el Smiyh&Smoorcer que me recomendaste como, «automático de menos de 300 €), lo que demuestra cuanta razón tenias, y lo bien que lo está haciendo S&S, pues la diferencia de precio es considerable. Un saludo y muchas gracias por el tiempo que le dedicas.

  6. Estás en lo cierto Hyuga. Smith&Smoorcer lo hace bien, y me imagino que una pequeña parte del éxito que tienen es debido a mi apoyo. Efectivamente el York&Front va a montar la misma maquinaria que el S&S, en el prototipo no era así, montaban una Sellita.

    Me alegra mucho que estés disfrutando con la lectura. ¡Eso me anima a seguir adelante!

Deja un comentario