';

¿Hay una tendencia al down-sizing en la relojería?

Recientemente se ha dado una circunstancia bastante particular. Después de las pruebas del Relio Solstice, el Serica referencia 4512, el Mitch Mason Chronicle o incluso el Ceccacci Elegance, percibí una tendencia en la reducción del tamaño de los relojes.

Ya hablé hace un tiempo acerca del tamaño de los relojes, explicaba que por factores de moda, a partir de 1930 los relojes de caballero eran de un diámetro entre 32 y 36mm. Hoy en día es justo lo opuesto, con piezas de más de 50mm como el AEGAON Peacemaker 53 o el Casio G-Shock GPR-B1000.

Es sabido que las primeras en llevar relojes de pulsera fueron las féminas. Fue Abraham Louis Breguet quien en el año 1812 construyó el primer reloj de pulsera para Carolina Bonaparte, la reina de Nápoles y hermana menor de Napoleón. El sexo femenino fue adoptándolos a partir de principios del siglo XX, sin embargo de cara a los hombres, se veían más como un adorno, como una pulsera que como un reloj. Además, con el activo estilo de vida masculino, un reloj de pulsera estaba expuesto a golpes, algo que no ocurría con los de bolsillo.

En ese sentido, el Cartier Santos de 1904 creado por Louis Cartier para el pionero de la aviación Alberto Santos-Dumont es uno de los primeros vestigios de la relojería de pulsera masculina. La aviónica, o los tableros de instrumentos de aquellos aeroplanos eran tan básicos que un reloj preciso y que se pudiera consultar sin tener que sacarlo del bolsillo se convertía en una necesidad. Aquella tecnología sentó las bases para que durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) los militares portaran relojes en su muñeca.

Los ataques coordinados requerían una precisa medición del tiempo, mientras que las tropas no podían detenerse a consultar su reloj de bolsillo. Se tiró por el camino fácil, relojes de bolsillo dotados de correas de cuero o textiles y que se portaban en la muñeca. Y por tanto, relojes de grandes dimensiones, igual que los que llevaban los aviadores.

Terminada la contienda, había una forma de diferenciar un reloj civil de uno militar, el tamaño. Quizás por eso las relojeras comenzaron a trabajar en calibres más pequeños y en relojes de menores dimensiones, un símbolo que demostraba estatus, puesto que eran instrumentos, no de dotación militar, sino creados para la sociedad.

Desde entonces y hasta los años 70 era habitual que los relojes para hombre tuvieran un diámetro de entre 32mm y 36mm. La lucha estaba entonces en la delgadez, cuanto más plano fuera un reloj, más cómodo sería de llevar, resultaría más elegante, y sobre todo, demostraría la capacidad horológica de la marca que lo había creado, y por tanto, la categoría de su portador. Muchas pruebas lo demuestran, como el fracaso comercial del hoy legendario IWC Portuguese debido a que sus generosas proporciones lo hacían parecer tosco y vulgar.

A partir de entonces, los tamaños de los relojes, tanto para mujer como para hombre fueron en aumento (up-sizing). Inicialmente de manera tímida, pero despegando gracias a marcas de moda como Invicta que para diferenciarse, crearon verdaderas sartenes de muñeca.

Aunque es habitual considerar el diámetro de la esfera, si nos referimos al código de la elegancia, o protocolo, veremos que en realidad lo que cuenta es la distancia entre asas. Según establecen, depende de nosotros seguirlo o no, en una muñeca un reloj debe quedar así:

¿Hay una tendencia al down-sizing en la relojería?

Ni tanto ni tan calvo, así que desde hace unos pocos años volvemos a ver como las dimensiones de los relojes se contraen (down-sizing), quizás de nuevo como una manera de ir contracorriente y de sentar tendencia.

¿Hay una tendencia al down-sizing en la relojería?

¿Hay una tendencia al down-sizing en la relojería?

¿Hay una tendencia al down-sizing en la relojería?

Ciertamente un reloj pequeño es más cómodo en la muñeca, molesta menos al llevarlo, es más ligero y queda menos expuesto a los golpes, entre otras cosas porque naturalmente se cobijará bajo la manga de la camisa o el jersey. Pero también es verdad que un reloj grande es más fácil de leer, algo importante en estos tiempos y en estas edades de presbicia.

En general creo que es cierto, aunque en mi opinión hay otras consideraciones. No es lo mismo un reloj de vestir, delgado y con correa de cuero que se verá más proporcionado en tamaños pequeños, digamos a partir de 38mm, que un reloj deportivo o de buceo en donde por mi experiencia podemos estar hablando de 39mm-43mm o uno con una esfera completa o con cronógrafo en donde 40mm-44m pueden ser adecuados.

Todo eso choca con el tamaño de los relojes inteligentes o smartwatches, de un tamaño enorme, quizás porque su concepto implica tener una pantalla de buenas dimensiones.

36 comentarios en “¿Hay una tendencia al down-sizing en la relojería?”

  1. Buenas tardes Javier y resto de amigos.

    Gracias por el aporte y comparto tu visión sobre la evolución en los tamaños de la esfera.

    Me gusta que puntualices con los estilos de reloj; es decir, que los tamaños más mesurados se utilizan en conjuntos de vestimenta formales; recordando la norma común de combinar: zapatos, correa reloj y cinturón. Es lógico, por cierto lo que dices de las asas y el grosor. Únicamente apuntar que en principio el puño de la camisa tiene que sobresalir de la manga de la chaqueta y que el reloj debe, a su vez, quedar por debajo de la camisa (tener en cuenta el puño doble o sencillo).

    En estilos sport (no equivocarse con el chandall) que por cierto es con el que más me identifico. El tamaño opino que tiene más relación con tu muñeca, tu personalidad, la seguridad, funciones del reloj…

    Que pasa, sin ser un ortodoxo vamos que ahora mismo voy con un casio y camisa por fuera, me mata ver gente con grandes relojes y traje chaqueta (normalmente vendedores o comerciales), también ver en bodas a gente con diver y chaqué o frac…. vamos que un reloj clásico puede ser muy baratillo… También em matan los logotipos gigantes (de hecho no me gusta ni grandes ni pequeños).

    Buenas tardes y perdón por el tostón; y tampoco lo que digo es la ley. Que cada uno vista como le de la gana.

    (este enlace dice algunas cosas que digo)https://www.trendhim.es/articles/283/como-llevar-un-reloj-para-hombre-con-estilohttps://www.elaristocrata.com/entrada/un-toque-de-distincion-los-accesorios/

  2. Gracias por rememorar estos apuntes históricos, me parecen de obligado conocimiento para todo interesado en la horología. Protocolo o estética aparte, cada extremo parece encontrar sus razones. Se me ocurre que quizás en esta tendencia a reducir dimensiones pueda tener algo que ver la hegemonía de Apple en el ámbito de los smartwatchs, pues actualmente un reloj inteligente con un tamaño superior a este modelo de referencia podría ser tenido por tecnológicamente inferior o menos optimizado. Es una idea que se me ocurre, pero igual es simplemente una moda más para hacer pasar por caja de nuevo e incrementar las ventas.

  3. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Yo al contrario Sergi, no soy de chándal, aunque algún domingo así tonto, como suele ser lo que visto en casa para no pasar frío en invierno, igual me pillas en la calle con él. Lo que es superior a mi, y sé que el protocolo lo dice, es eso de que el puño de la camisa deba asomar un dedo de la chaqueta. Nunca me ha gustado, y seguro que es una manía, pero hasta me parece incómodo esa especie de cruce de mangas.

    En cuanto a los relojes, cualquier aficionado como nosotros estará de acuerdo, hay un reloj para cada ocasión. Sin embargo ya ves, tenemos poca cultura horológica y apenas se le da importancia. Encuentras más gente que alardea de sus zapatos, de su traje o de sus gafas, que de sus relojes.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es mi teoría también jostma. Los relojes voluminosos y masivos se pusieron de moda porque eran un reflejo, aunque no siempre fuera así, de robustez y durabilidad. Un reloj más grande y más pesado implicaba más acero, y eso se valoraba como algo bueno. En la reducción de tamaños creo como tu, es una forma de diferenciarse de los smart que de momento son incapaces de reducir sus cotas. Así el reloj tradicional saca ventaja y se muestra refinado.

    No creo que dure demasiado, pronto tendremos smartwatches más reducidos, y de nuevo volveremos a diferentes tamaños de reloj, pero esta vez, en función de nuestros gustos.

  5. Buenas tardes Jostma y Javier.
    Gracias por contestar.

    No soy de de chandal (me he expresado mal); si de esport o estilo más relajado por mi trabajo (aunque siempre me dicen que voy muy «mudao» -elegante-). Normalmente la chaqueta (americana, blazer, saco…) tiene las mangas mas cortas que la camisa o jersey por eso sobresale. Ahora con los nuevos cortes que son muy entallados la verdad que es bastante incómodo los diferentes planos. Pero es cuestión de gustos, alguna vez me doy el lujo y acudo al cole con una Tweed con coderas, abrigos cruzados (largos o pea-coat).

    ¿Sabían que existe una chaqueta originaria de diseño español? la TEBA; la otra prenda es la capa española. La verdad que no tengo ninguna pero no descarto si veo algo asequible.

    Todo es cuestión de estilos, gustos….
    Buenas tardes.

    https://www.elaristocrata.com/entrada/la-teba-y-su-verdadera-historia/

  6. Este y su precuela son buenos articulos que has puesto ante los lectores del tema Javier. Creo que en los tamaños, aunque hayan temporadas dictadas por la modas, a la larga tendrá que ver con estudios hechos por las casas relojeras. Ellas son las.mas interesadas que un reloj no se deje de vender por haberle escogido un tamaño equivocado. En este sentido creo en el down sizing, me explico: mi teoria tiene que ver con los promedios matematicos, El tamaño de muñeca que mas abunda es el medio, en los extremos y menos abundantes estan las grandes y las muy estrechas. Por logica las marcas al hacer sus estudios deben tener esto en cuenta. Por eso el reloj debe seguir un camino hacia menores tamaños, para asi ser mas compatible estéticamente con las muñecas medianas. Es solo una teoria y contra ella batallan a diario marcas como Diessel e Invicta, que han logrado influenciar sectores de poblacion en su mayoria latina con poca cultura horologica. Yo realmente solo encuentro inteligente un reloj de grandes dimenciones en un Diver o en un supercomplicado reloj que necesita el espacio para contener tantas piezas. El resto, por mi, serian siempre relojes sobre lo pequeños, comodos y elegantes.

  7. Es muy interesante la evolución histórica de los tamaños de los relojes.

    Recuerdo aquel reloj de mi abuela que era más una pulsera ancha que un reloj, cuya esfera era de idéntico diámetro que el ancho de la correa, poco más que un centímetro de diámetro. Ese mini-reloj no me gustaba, pero supongo que a mi abuela si. A día de hoy desconozco si podía leer la hora en ese reloj, pero se las ingeniaba para llegar a las citas.

    A mi mujer no le gustan las esferas grandes, mi Casio es de los «grandes», de 45mm de diámetro y le parece basto. Cuando compré el F91 para el hijo mi mujer me dio mucho la brasa con que era grande y yo qué se, hasta que le dibujé el tamaño real sobre mi reloj no me dejó comprarlo.

    Supongo que pasa como en la moda de ropa: los fabricantes «dictan» lo que está de moda y luego cada uno hace lo que le viene en gana según sus gustos y necesidades.

  8. Buenas noches ARB, Javier y resto de amigos.

    Más razón que un santo. Cuando se sobre dimensionan los relojes por estética a tamaños gigante hay veces que se roza el esperpento.
    Una pregunta. ¿En los diver/buzeo aumentar el tamaño de caja genera mejor aguante a la presión? Es que los Diesel, algunos G-Shock e incluso los últimos casio con 50mm uff… los veo muy grande. Para mí:

    38-40 estilo clásico de vestir.
    40-42 reloj armys sin llegar a ser diver.
    42-45 Diver.

    Es lo que veo más estándar.

    ¿Qué opinan?

    Buenas noches.

  9. Sergi existen divers con cajas de mediano tamaño y formas sencillas que resisten profundidades parecidas a los divers de cajas grandes. Lo que asegura estanqueidad, son mas bien las soluciones de diseño del fabricante, dadas en la menor cantidad de tapas, coronas, mandos y la famosa valvula de helio incluida, que al final todas son susceptible de error de funcionamiento y posibles vias de entrada de agua y helio, añadiendo a esto el mejoramiento de sus metodos de sellado. La tendencia Divers de dimensiones generosas tiene mas que ver con otros factores. Uno de ellos la legibilidad. Un reloj grande posee casi siempre una esfera mas grande y mejor de ver en el ambiente marino. Otro seria la tradicion desde sus primeros diseños (Panerai, Fifty Fathoms) tener estos estetica de instrumento-herramienta con formas llamativas y siempre sobre lo grande de tamaños. Por ultimo en casos excepcionales y modelos que bajan a gran profundidad, si aplica que el exceso de reglaje y de peso en grosor de paredes de la caja y del masivo cristal frontal son los responsables de permitir estas especificaciones de record.

    Buenas noches a todos amigos.

  10. Un añadido que se me quedó en el tintero, tambien los generosos biseles rotatorios de casi obligada presencia en todos los divers actuales hacen que este tipo de caja presente dimensiones superiores a cajas de otros tipos.

  11. Guti, da la sensación por tu comentario que en esta sociedad, la mediocridad es minoría. Y por mediocridad no me refiero a la forma de vestir, de llevar un reloj u otro objeto. Sino a la pobreza intelectual, a la pereza o desdén por todo aquello que no ocasione una satisfacción en el corto periodo de ya.

    Y el mal gusto, la chabacanería, lo soez, es la única moda que no pasa de moda.
    La inmensa mayoría no tiene un interés genuino por nada, mas allá de comer, beber y demás formas de «ocio»

    Y dentro de ese panorama, ¿Quién se va a poner a cuestionar el tamaño del reloj que lleva, la vestimenta, ni va manejar, esa minuciosa y estupenda información que transmites aquí?

    Me fascina y creo rotundamente en la evolución tecnológica, porque para mi punto de vista es la única evolución real del ser humano. Para comprobar el resto tan solo hay que conectar la TV, o salir a la calle alguna que otra noche o día.

  12. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Pues conocía ese tipo de chaquetas Sergi, no me entusiasman así sin forma, pero creo que para vestir de sport son una buena opción, así del estilo Miami Vice. Lo que no tenía ni idea era que fuera española. Te agradezco el apunte, hay infinidad de cosas de aquí que ni siquiera somos conscientes de ella, y por tanto ni valoramos.

  13. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Bien observado ARBcuentatiempos. Es el poder de la influencia y la moda. Algo que puede terminar como con el vestir, que fuercen a cambiar las tendencias cada pocos años y así hacer que los relojes parezcan obsoletos.

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Pues igual que conozco mujeres a las que no les gustan los relojes grandes, conozco otras que sí, Fernando. Y ver un 45mm en una muñequita de damisela ya da una idea de lo incómodo que debe ser. Aunque sobre gustos…

  15. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Estoy de acuerdo en esa categorización Sergi, aunque yo tengo también en cuenta las funciones. Una esfera tipo multifunción o crono, prefiero que sea algo más grande que en un tres agujas, sencillamente para poder ver todo con comodidad. Así mientras en un reloj con armis 40-42 está bien, si lleva subesferas lo aumento a 42-44.

    En cuanto al tamaño creo que es justo lo contario. Ciertamente la caja hará que el reloj sea más robusto, que tenga más grosor. Pero también tenemos una trasera y un cristal más grande y que por tanto debe aguantar más presión. Creo que es lo que dice ARBcuentatiempos, un condicionante en favor de la legibilidad. A mayor tamaño, más diámetro de esfera, lo que se llama luz, y por tanto más espacio útil.

  16. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Exactamente Miguel. Pero no creo que sea algo malintencionado, sino que viene del desconocimiento. La solución a ello no es fácil, pero desde aquí intento aportar mi granito de arena para cambiarlo. También creo en los avances tecnológicos, por mi trabajo los vivo muy de cerca, lamentablemente los avances sociales que requieren esos avances técnicos siempre van muy lentos.

  17. Gracias por el artículo Guti y gracias a los lectores por sus aportes.
    Mi tamaño preferido para cualquier reloj es 40mm, (tengo muñeca de 18).
    Ahora acerca de vestimenta aquí en México no tenemos tantas opciones, pues el calor aquí en mi Yucatán es impresionante. Por mí salgo con mi traje de baño para ir a trabajar jajaja.
    Les mando un abrazo a todos.

  18. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    En eso también influyen un poco los gustos y especialmente a lo que estés acostumbrado RICARDO. Mi muñeca es algo más delgada que la tuya, unos 17,5 pero como suelo estar acostumbrado a relojes contundentes, los prefiero algo más grandes. Para mi los 40mm son perfectos para vestir. De todas formas creo que es una orientación y 2mm por encima o por debajo tampoco cambian demasiado.

  19. Buenas tardes amigos, en especial a D. Ricardo.

    Creo que es cuestión de gustos en lo referente al tamaño; y, en otro sentido, la visualización del objeto fundamental del reloj que es: ver la hora. También supongo que la propia percepción de la cultura, yo por ejemplo asocio diferentes tamaños (normalmente grandes y dorados) a determinados cohortes (grupos) culturales con los que no me identifico. Sé que es un prejuicio previo y está mal.
    En cuanto al calor y la ropa existen tejidos específicos: por ejemplo la lana fría (termoreguladora), el lino con seda y el algodón de gramaje bajo (finito)… En el Yucatán tiene que existir tiendas buenas en textil sobre todo en ropa vaquera (jeans/denim).

    Buenas tardes amigos.

  20. Yo estoy en el multi-sizing: depende de la ocasión.

    Trabajo como informático, mi muñeca es tirando a pequeña y cuando voy a trabajar, me gusta llevar un reloj de tamaño tirando a pequeño; un reloj de tipo diver, por ejemplo, me molesta.

    Por ejemplo, uno de los relojes que me gusta llevar cuando trabajo es cualquiera de mis dos Casio MQ-24 (las variantes 7B y 1E). También disfruto de unos Seiko y Citizen ochenteros y con movimientos de cuarzo que tengo, algo más grandes que esos dos Casio y muy cómodos; a ver si los enseño en la galería.

    En otras situaciones, prefiero – y disfruto – de relojes más grandes.

    En mi opinión, las consideraciones importantes a la hora de elegir que reloj llevar en cada momento, en especial su tamaño, son (a) La funcionalidad, (b) La comodidad y (c) El por qué.

    Por otra parte, en lo referente a modas sugiero fijarse en los tamaños de los relojes cuando se vean películas con décadas de antigüedad o ambientadas en aquellos años: antes eran mucho más pequeños [1, 2, 3]. Diríase que lo que vino después fue un up-sizing.

    [1] “Pulp Fiction”: https://www.thewatchcompany.com/media/tm_blog/p/o/7/10593/post_7_10593.jpg

    [2] “Casablanca”: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/69/Dooley_Wilson-Humphrey_Bogart_in_Casablanca.jpg

    [3] “Torpedo”: http://3.bp.blogspot.com/-uwWU8o5Q1PM/TqcTW3X2NPI/AAAAAAAAAmk/HergJRpozAE/s1600/Run%2BSilent%252C%2BRun%2BDeep2.jpg

  21. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Estoy contigo Sergi. No hay más que ver algunas muñecas que se ven por la calle, relojes que están hechos para llamar la atención y que muchas veces demuestran el poco conocimiento que tenemos en materia relojera. Si llevas un reloj que capta miradas es porque es digno de admirar. Entonces no le metas un baño dorado de pésima calidad o un calibre Miyota de 3€.

  22. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Me ha encantado la captura de Pulp Fiction, un relojista, una película que me encanta. Sólo agregar que no hace falta irse tan atrás, los relojes de campo tipo General Purpose estadounidenses, rara vez superan los 36mm. Se ven a menudo en películas actuales, y es que un reloj tipo field o de trinchera, debe ser compacto para así quedar más protegido ante posibles golpes.

    Como muestra, un clásico Marathon del catálogo actual, que por cierto la mayoría son de cuarzo, algo también lógico en un entorno en donde el reloj va a estar sometido al maltrato.

  23. Buenas tardes amigos.

    Que bonito el reloj que has subido, pero mira que tiene un precio elevado para ser un cuarzo. Luego pelamos a Casio (con razón muchas veces).

    Pongo alternativa
    http://zonacasio.blogspot.com/2020/10/casio-reedita-los-g-shock-analogicos-aw.html
    https://www.amazon.es/CASIO-TRT-300-2B-anal%C3%B3gico-Resist-sumergible/dp/B01DCCL3XU
    https://www.amazon.es/Reloj-Casio-para-Hombre-HDA-600B-1BVEF/dp/B003ZUXTNC

    Timex también tiene con buena estética.

    Buenas tardes amigos.

  24. Por tamaño puro, siempre me gusta poner mi ejemplo personal, el vivido por mí, cuando me compré mi primer «peluco» que me gustaba pero también se lo parecía a los demás (porque mi primer peluco comprado por mí fue realmente el CASIO W-728H en 1.995, que aún conservo operativo). Corría el 2.004 más o menos, la publicidad me hizo conocerlo y comprobar que en sí la caja me gustaba (los Breil Kult Crono)… hasta que vi un día en ECI uno que no se veía en los anuncios, con esfera plateada y todos los numerales en arábigos, en vez de romanos.

    Era y es un reloj contundente, en acero sólido como así lo anunciaban, WR100M, corona y tapa trasera roscada, unas líneas que respetaba hasta su cristal mineral (curvado que no abombado clásico, siguiendo la línea de la caja)… en cuarzo eso sí (Miyota 0S6x cronógrafo), brazalete en acero también de aspecto contundente y macizo… ¡Era tremendo en su día! Y vale que tenía yo un poco menos de muñeca que hoy en día, pero me lo compré incluso temiendo si no dejaría de ponérmelo por parecerme demasiado grande y pesado. No fue así… además aunque me costó un pico, lo usé. Sus cicatrices tiene, y las aguantó, y sus vivencias acumula.

    Pero desde hace unos años… es un reloj que el que se fija y lo sopesa, lo ve y aprecia contundente sí, pero en tamaño, es de lo más normalito: 40-42 mm de caja y con corona tienen la culpa. A pesar de ser de líneas casi cuadradas, con buenos planos y facetas de la misma en el acero inoxidable cepillado sin más. En serio, no le pongáis al lado «la tanqueta» de CASIO, que hasta os parecerá que el Breil es tamaño cadete (35-38 mm) y todo.

    Luego aparte siempre están los diseños… que para eso se supone que están también los diseñadores. En demasiadas ocasiones me temo que bastante equivocados… a menos que así les ordenen desde arriba (con aún más equivocación, y cobrando más encima por ello). Los biseles enormes, exagerados (y en muchísimas veces inútiles) hicieron mucho daño. Por ahí empezaron…claro, al poner bisel grande, la esfera tenía que ser más pequeña (esto se dio mucho en los ’90 e inicios del ’00). Entonces empezaron a hacer las cajas cada vez más grandes… y a su vez, la caja por dentro cada vez más vacía. Otra incongruencia. Cuando por lo general, de los ’80 para atrás, un reloj medio decente a la hora de abrirlo para cambio de pila o algo de mantenimiento, estaba prácticamente «macizo» por dentro.

    Con hasta 40-42 mm, cualquier reloj ya cumple inclusive en el plano estético en muñecas generosas y gruesas, pero sin romper el equilibrio en la mayoría de tallas. ¿Quizás algún reloj necesitara tener cajas algo mayores, pero no más de 45 mm? Pues digo yo que igual algunos sí, como esos relojes de buceo de más de WR500M reales… digo yo, que igual realmente tampoco, y hasta un «Ecozilla» podría ser perfectamente más comedido en torono a los 42, y ser más práctico y hasta más legible con más esfera y menos bisel. Qué sé yo, igual estoy diciendo una locura… pero es que con ciertos relojes y tamaños, y más como sean en acero, me gusten algunos diseños o no, no puedo evitar pensar en muchas cacerolas con unas correas y puestas en la muñeca. Cacerolas bonitas y de calidad, de buen acero inoxidable, conste… pero cacerolas al fin y al cabo. Cuando son relojes de aspecto gigantes pero de resina, y de aspecto basto, pues pienso en fiambreras y «tupperwares». Bueno, mentira… al ver «la tanqueta» de CASIO también me trae a la cabeza esas cajetillas de plástico con cebo envenenado para las cucarachas xD:

  25. Jjjjjj Que imaginación amigo Alejandro.
    Es que lo haz clavado, el EcoZilla es una cacerola, ¡pero que cacerola! Solo te discrepo un poco en lo de achicarle el bisel y agrandarle la esfera, ya no seria el EcoZilla entonces.

  26. No sé yo, ARBCUENTATIEMPOS. Es una de las cosas que le veo que menos me convencen. Con mismo diseño de bisel, pero siendo este tranquilamente la mitad de grosor, y ganando ese tamaño la esfera manteniendo las proporciones de agujas y demás seguiría siendo espectacular. Con el bisel se les fue un poco la mano a los de Citizen.

  27. Asi son de subjetivos los gustos Alejandro, yo lo veo perfecto asi, es lo que lo distingue del resto, si le cambias tamaño de bisel por esfera es otro diver mas del monton. Es un reloj que no es para todo el mundo, o te gusta mucho o no te gusta nada.

  28. Existen mas ejemplos de Divers raros que o agradan mucho o todo lo contrario, un clásico probado y pasado por las siete candelas es el Proplof de Omega. Bien fuera de las lineas tradicionales de un reloj diver al igual que el EcoZilla.

  29. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Así es Sergi. Me maravilla lo que Casio es capaz de ofrecer en relojes de precio bajo y medio. Diría que insuperable, el líder de los japoneses y con un nivel de calidad al que nos chinos todavía no llegan.

  30. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Bueno Alejandro, sobre los diseños equivocados que mencionas yo distingo dos categorías. La primera son aquellos demasiado estrambóticos y que no aportan nada en pos de la legibilidad o la utilidad. Piezas hechas para llamar la atención, pese a que suelan carecer de calidad. La otra es para mi más grave, aquellos diseños que erran en lo evidente: longitudes de manecillas incorrectas, bajo contraste de lectura…

    Por fortuna la relojería es tan amplia, y esperemos que siga siendo así, que incluso descartando esos modelos desacertados seguimos teniendo muchas opciones.

  31. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Ya que sale el tema del EcoZilla ARBcuentatiempos, y que luego mencionas el OMEGA Ploprof, no quiero olvidarme de otras referencias que sin ser tan agresivas, también causan opiniones opuestas. El primero, el Seiko Monster, especialmente el primero y el segundo.

    Pero también el Citizen Orca, un modelo que para mi tiene mucha personalidad.

  32. Toda la razon Javier. El Orca es de una singularidad parecida al Ecozilla. Nunca lo he tenido en mano pero esos semicirculos de lumen deben ser un faro alumbrando mares. Los Monsters creo que estan algo mas cercanos a un diver tradicional que el EcoZilla aunque claramente separandose de ellos en ese factor de forma unico de su bisel y tambien por la visible pista donde rueda el mismo. De todos los modelos Monster prefiero exactamente el que haz puesto de ejemplo con sus colmillos asesinos. Existe una rara version con la esfera rojo sangre que le dicen «El Vampiro» Vaya que parecian pocos los colmillitos y van y le meten mas terror.

  33. La memoria me ha jugado una mala pasada nuevamente. El Seiko Monster Vampiro no tiene la esfera roja, solo el borde de los índices o colmillos son rojos, lo que no atenua ese efecto sobre la psiquis. Aclaro tambien que tampoco es tan raro como dije aunque abunda menos que las demás versiones.

  34. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Seguramente de las versiones más agresivas el Vampire Monster ARB CuentaTiempos. Además es que ese color parece que le encaje a la perfección con sus «colmillos».

Deja un comentario