';

La relojería desde niño

Con el tiempo me he ido dando cuenta que la relojería, igual que casi todas las cosas, es una disciplina o afición que debe ser explicada. Me gusta dar a conocer relojes y marcas de las que pocos hablan; hacer reseñas detallas y en profundidad, algo que desgraciadamente pocos hacen hoy en día; y también explicar partes más técnicas o históricas.

Me doy cuenta que a la gente, cuando les explicas lo que significa un reloj, sus hechos históricos más relevantes o sus logros, se interesan por ellos y les resulta curioso. Quiero pensar que también aprenderán algo y que poco a poco ellos también aportarán su granito de arena. Ese es el motivo por el que a mis reviews intento darle un enfoque integral, que tengan una lectura que no decepciones al más experto y donde pueda explicar aspectos técnicos del reloj, pero también aquellos más sencillos y evidentes que aporten utilidad a alguien menos conocedor.

La relojería desde niño

La marca relojera Oris, desde su iniciativa Oris Social Club (OSC) con sede en diferentes países, incluyendo España donde está el Oris Social Club Barcelona y el Oris Social Club Madrid organiza periódicamente diferentes eventos, todos son de índole social, si bien algunos se centran más en las novedades técnicas o en información de la marca, ese fue el caso de la inauguración del OSC|BCN que me permitió tener un contacto de primera mano con el que pude desarrollar el artículo Calibre 400 de Oris, y otros son actividades relacionadas con los valores que intenta transmitir Oris.

En esa segunda categoría se desarrollaba un taller de reciclaje creativo orientado a las familias, y por tanto centrado en los niños. Ahí se iba a explicar la forma de reutilizar, que no reciclar plásticos, con la finalidad de que los más pequeños tomaran consciencia de su importancia. Algo que como sabéis está estrechamente relacionado con el Oris Aquis Date Upcycle.

La relojería desde niño

Estando auspiciado por Oris, y patrocinado por Joaquim Laguarda Ruperto de Laguarda Joiers, estaba claro que además habría relojes de Oris, y ahí es donde viene esta reflexión que os quería hacer. Mi padre siempre ha sido un apasionado de los trenes, tanto los reales como los de escala H0 o N. Es algo que compartió conmigo desde pequeño y que intentó enseñarme. Aunque me gustan los trenes, no logró que yo sintiera ese entusiasmo por el mundo ferroviario, me gustaban más los coches, pero sí que es cierto que a día de hoy conozco bastante de ese mundo gracias a lo que él me mostró y me explicó.

No podemos obligar a alguien a que le guste lo mismo que a nosotros, tampoco sería justo. Pero sí podemos compartirlo, y que entonces sea esa persona la que decida si le gusta o no le gusta. Es evidente que el primer requisito para saber si algo nos gusta o no es tener un criterio que nos permita escoger. En este espacio muestro multitud de relojes, pero yo no vendo relojes. Yo solamente comparto afición con vosotros, es luego cada uno el que decide si le gustan o no, si lo compra, y en caso de hacerlo donde lo comprará.

Quizás esa sea una de las razones que han convertido a javiergutierrezchamorro.com en la webs de relojes número 1 en español.

Esta niña tiene 4 años, sabe contar hasta el diez, reconoce algunas letras y números escritos, pero todavía no sabe leer la hora. Volviendo al tema educativo el hecho que aprender a leer un reloj analógico ya no sea algo prioritario es una verdadera lástima. Niños que de mayores no sabrá ver la hora en un reloj de agujas, y que ya en su tiempo intenté compensar con ¿Cómo leer la hora en un reloj analógico?. Una de las cosas que más quiere, es poder ponerse mi Mr Jones Number Cruncher. Le gustan todos los relojes, pero ese es su favorito.

Naturalmente aún tiene un largo camino por recorrer, y por eso le regalé el reloj de Los Minions, pero uno se da cuenta como a un niño cuando se le explican las cosas, le resultan curiosas e interesantes. Es capaz de disfrutar con una simple lupa de relojero que le amplia los detalles de una esfera o una maquinaria, y en suma, ese es su primer contacto relojero en serio.

La relojería desde niño

A medida que vaya creciendo ella decidirá si los relojes son o no algo para ella, quizás prefiera otras cosas que le llenen mal. Pero lo que es cierto es que llegados a ese punto tendrá una báse mínima, un conocimiento de lo que significa un reloj y como funciona, que hará que esa decisión esté fundada. Igual que no podemos disfrutar de algo que no conocemos, tampoco podemos ignorar algo que no hemos probado.

La relojería desde niño

La relojería desde niño

La relojería desde niño

La relojería desde niño

8 comentarios en “La relojería desde niño”

  1. Una iniciativa muy bien llevada por parte de Oris, pues sin dejar de ser un reclamo para los padres puede convertirse en la primera toma de contacto con la relojería para los niños. Estoy de acuerdo en que una excelente forma de educar es a través de nuestras aficiones; juguetes, figuras y todo tipo objetos entrañables, pequeños pero con una gran carga simbólica, especialmente si hablamos de un reloj con todo lo que este encierra. En este sentido, tal vez no consigamos que compartan nuestras pasiones, pero seguro que le habremos transmitido valor y respeto por las cosas.

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Exactamente Jostma. Enseñar y compartir algo no sólo te ayuda a entender eso en concreto, sino muchos valores que se derivan de ello. Me gustó como lo has explicado.

  3. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es una iniciativa admirable Fran. Requiere medios económicos, pero sobre todo, dedicación. Sin embargo son raras las marcas que apuestan por este tipo de iniciativas.

  4. Bonita la iniciativa de Oris. Y también la tuya con tu blog. Llevo leyéndolo desde hace varios meses y lograste que me llegara a comprar un reloj mecánico. Algo que si me lo hubieran dicho hace unos años no me lo hubiera creído, pero gracias a ti descubrí lo bonito de la relojería. Últimamente estoy leyendo tus reseñas de relojes más antiguas. Todo un descubrimiento para mi. Como siempre muy buen articulo, saludos Guti.

  5. Buenas noches.
    La educación en término amplio (no únicamente en los coles) es un motor de futuro. Aunque mi opinión está sesgada, por profesión, la educación que se aferra a una experiencia a una vivencia perdura en el tiempo. Aunque soy un maestro de los que llaman tradicional (que no antiguo: de los memorísticos, repetición…) hay que generar experiencias y sobre todo reflexionar la vivencia. El aprendizaje no te viene sobrevenido, sino que se basa en una ruptura de esquemas establecidos, generando otros esquemas nuevos de relación. Yo supe lo que es un glaciar por definición, cuando chafé uno (hice la croqueta), me mojé los pies…. fue cuando aprendí que era un glaciar.
    Tal vez por eso nos gustan los analógicos automáticos: por que es lo más cercano a los latidos del tiempo…
    Perdón por el royo.
    Que pasen una buena noche amigos.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias por todo eso Gerardo. Cuando lees el testimonio de alguien que ha logrado disfrutar, y en cierta forma hacer su vida un poquitín mejor gracias a los relojes o a cualquier otra cosa, es la mejor prueba de lo importante que es divulgar y dar a conocer. En ese sentido, y aprovechando que estás leyendo reviews antiguas notarás como yo también he ido aprendiendo y he ido disfrutando más. Todos estamos en el mismo camino, en obtener más «felicidad» con las cosas comunes que para muchos pasan desapercibidas.

  7. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Me gusta mucho lo que dices Sergi, aunque vaya contracorriente pensando que el colegio es el responsable y que el resto podemos desentendernos de todo. La educación nos incumbe a todos, cada uno dentro de nuestras posibilidades.

Deja un comentario