Tempore Lux V One

Tengo el enorme placer de contar finalmente con el V One o Vintage One de Tempore Lux Watches, el proyecto detrás de David Antonio Ramírez Jiménez al que pudisteis conocer como protagonista del sector relojero en su correspondiente entrevista de julio de 2018.

Pese al apoyo en su campaña en Kickstarter el proyecto fracasó, pero su tenacidad hizo que volviera a intentarlo hasta finalmente conseguirlo, y con bastante éxito, debo admitir. Siempre es agradable ver que una marca relojera española obtiene el reconocimiento que merece, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.



Ficha técnica

GéneroHombres
CajaAcero inoxidable 316L. 44mm de diámetro sin contar la corona (47mm con ella). 13mm de alto
CoronaRoscada de acero
EsferaAzul
BiselRotativo unidireccional cerámico
CristalZafiro
Lumen
TraseraAcero inoxidable atornillada
CorreaMilanesa de acero inoxidable de 24mm de ancho
FuncionesHora, minutos, segundos, día del mes
Resistencia al agua30 ATM (300M)
PesoN/D
MovimientoSeiko NH35A. 21.600 vph. 24 rubís
ComplicacionesCarga automática con rotor bidireccional. Remonte manual y parada de segundero
Prestaciones41h de reserva de marcha. -20/+40 segundos/día
OrigenEspaña
Garantía3 años
PVP339€
DistribuidorTempore Lux Watches

Presentación

Recibimos el Tempore Lux Vintage One en una caja de cartón sin ningún logotipo.



Pesa bastante, y la razón la descubrimos al abrirla, puesto que contiene una caja de madera lacada en color negro, y firmada con el logotipo de TL en color blanco. El cierre de la misma es metálico, dando al conjunto un aspecto muy solvente y de buena calidad.



Una vez abierta nos encontramos el reloj, que destaca con sus tonos azulados sobre el almohadillado negro.



La dotación, eso sí, es algo escasa, un pequeño manual que hace las veces de instrucciones y de garantía. Aunque pasa desapercibido, hay un aspecto destacable, y es que en vez de los 2 años de vigencia de la garantía, David Ramírez, ha apostado por aumentarla hasta los 3. Algo muy útil, sobre todo en marcas que empiezan.



Por último, se acompaña también de un certificado de autenticidad, registrando el número de serie único para cada reloj.



Introducción

Tempore Lux es una nueva marca de relojes nacida en Mallorca, España, inspirada en los magníficos diseños de relojes clásicos, combinando la tradición con las tecnologías de relojería más modernas.



El TL V One, no solamente es atractivo por ser español, de Mallorca concretamente, sino por ser un reloj de tipo diver o buceo, inspirado en las lineas clásicas de los 60 y los 70, ofreciendo así unas formas que se salen un poco de lo habitual. Su concepto es apostar por los diseños clásicos, ofreciéndolo con calidad y a buen precio.



Diseño y construcción

Si bien como suele ser habitual en mi, inicialmente me inclinaba hacia el V One 04 White, finalmente viendo el bonito azul del V One 02 Blue, acabé decantándome por esa versión. No me equivocaba, el azul de su esfera es el más bonito que he visto en directo, creedme que se ve mucho mejor que en las fotografías, habiendo desbancado en lo que a mi respecta al Kronos K300 Automatic.

Lo primero que nos llama la atención es su caja, es de acero inoxidable 316L en acabado cepillado mate. De generosas proporciones, con un diámetro de 44mm sin contar la corona y 47mm con ella. Sin embargo no es ese el principal motivo de su atractivo, sino su forma cuadrada, que le da un aspecto muy de los 60 y 70, y que hace que se asemeje mucho a los instrumentos de un avión. Tiene 13mm de altura, que no es algo excesivo.



Como debe ser la corona va firmada, es de acero y roscada, algo necesario en un reloj que es resistente al agua hasta 300M (30 ATM). Tiene un buen tamaño, así que no da ningún problema a la hora de manipularla.



La esfera es de color azul, sin ningún degradado ni tornasolado. Está acabada en mate, evitando así cualquier reflejo o perturbación. Todos los elementos van pintados en vez de aplicados, sin romper ese espacio diáfano que han creado, pero creo que reduciendo la visibilidad. Los numerales arábigos juegan con dos tamaños, una solución que particularmente me gusta para no saturar el contenido de información.





Las manecillas son rectas, con contornos plateados y tienen la longitud correcta. Tal vez sobredimensionadas para que fueran algo más gruesas mejoraría su apariencia y su legibilidad aún más.

El bisel es rotativo unidireccional de 120 clics en material cerámico, mi favorito para garantizar que dure muchos años en perfectas condiciones. La tonalidad de azul reproduce a la perfección la de las esfera, algo muy difícil teniendo en cuenta que son materiales diferentes.

En TL han optado por el referente en cuanto a lumen, la Superluminova, en este caso en tono BGW9. Esto es, de color blanco, pero que emite luminescencia verde-azulada. El rendimiento es bueno, pero no tanto como cabría esperar. Lo que sí impresiona es que está aplicado en las manecillas, numerales, índices y también en el bisel.



El cristal es de zafiro plano con tratamiento antireflejante, de nuevo el material perfecto en este sentido. No sé si será por las capas antireflejantes o por el material de la esfera, pero es de los relojes que menos reflexiones producen, resultando ideal de ver con cualquier intensidad y ángulo de luz.



La tapa trasera es de acero inoxidable atornillada con 6 tornillos. Va firmada por la marca, y aprovecha muy bien todo el espacio disponible para proporcionarnos las especificaciones del reloj. Como último detalle, cada unidad va numerada, siendo mi ejemplar el número 74 como se puede apreciar.



El V One se puede pedir con una correa de piel de color marrón, o como en mi caso con una malla milanesa de acero inoxidable. Tienen 24mm de ancho a la altura de las asas. Opcionalmente se puede adquirir los elementos por separado: malla milanesa (75€), correa de piel (40€) o correa de caucho (30€). Sin lugar a dudas la milanesa es la opción mas duradera de las tres, y también la que creo que se apoya más en el carácter del reloj.



La pulsera que usaban los buceadores de los años 50 y 60. Es robusta y muy cómoda, pero tiene un problema, y es que la única forma de ajustarla es cortando eslabones. No es algo complicado, pero sí que es cierto que al principio echa algo para atrás. Por eso no estaría nada mal que en TL ampliaran la variedad de correas de caucho para incluir el color azul entre ellas, algo que quedaría genial.





Los eslabones son suaves y no raspan, contando también con un robusto cierre de seguridad y pulsadores.



Movimiento

Inicialmente Tempore Lux Watches iba a dotar al V One de un calibre Seiko NE15 equivalente a 4R15, aunque finalmente la cosa se ha quedado en el popular y archiconocido de las micromarcas, el fiable y humilde NH35A suministrado por Seiko Instruments (SII) / Time Module (TMI), y equivalente al Seiko 4R35C que la marca japonesa monta en algunos de sus propios modelos. La diferencia radica en que los NE15/4R15 equipan el muelle real fabricado con Spron 510, la misma aleación que los Seiko 6R15, y que por ello ofrecen mejor estabilidad de marcha, y una https://www.javiergutierrezchamorro.com/que-precision-tienen-los-relojes/» target=»_blank»>autonomía de 50 horas.



En cuanto al 4R35/NH35, es el mismo calibre mecánico de carga automática que tiene por ejemplo el Undone Aqua o el Stoic World The Pilots Watch. De frecuencia media a 21.600 vph, con 24 rubís, y gracias al magic lever de Seiko con que carga en los dos sentidos.

Según las especificaciones técnicas (1,1 MB. en formato PDF), acredita una reserva de marcha de hasta 41 horas, con una precisión de -20/+40 segundos/día. Es agradable de remontar manualmente, y las manecillas se mueven de forma suave y precisa.

Hay que mencionar que en el pasado hubo un V-One automático con el Sellita SW-200. El sobre coste era de 100€ justos. No sería mala idea que en Tempore Lux estudiaran la posibilidad de montar un STP1-11, que sin incrementar demasiado el precio sobre el Seiko, lo situaría en un escalón superior.



Sensaciones

Me encanta el tono azul de su esfera, y lo conseguido que está el tono en el bisel cerámico para que se vean idénticos. Como si éste fuera una armoniosa extensión del dial. Sus formas cuadradas le dan un aspecto de reloj profesional, de instrumento. Es curioso como solamente la forma de la caja parece hacer cambiar casi por completo un reloj. Sentir que llevas algo diferente a la mayoría en tu muñeca, pero que al mismo tiempo no se ha perdido ni un ápice de funcionalidad ni legibilidad.



Lo he llevado tanto con la malla de acero como sobre todo con una correa de silicona. Es curioso como cambia el reloj sólo con las correas. La milanesa lo hace más pesado, que se sienta en la muñeca. Sin embargo con la silicona, es un reloj no ligero, pero de peso contenido. Su apariencia también cambia, vintage en el primer caso, y más moderno en el segundo.



Es un reloj grande y que se nota, con una distancia entre asas de 50mm, al ser relativamente plano se lleva muy cómodo. El conjunto está lleno de detalles, la antítesis del RUF500 porque en el V-One todo está firmado y personalizado, haciendo de él una pieza única y diferente.



Conclusiones

El Vintage One aprovecha un nicho en el que no hay demasiada competencia, un océano azul, nunca mejor dicho. Relojes mecánicos con inspiración clásica, pero sin sacrificar sus aptitudes en cuanto a reloj de buceo. Un guardatiempo que se sale de lo habitual. En cuanto a especificaciones y concepto, es comparable al Spinnaker Dumas que con un precio de 400$ (aduanas a parte), se puede conseguir por casi lo mismo que el V One. Entre ambos me quedo con el de Tempore Lux que si bien en menos llamativo, se muestra algo superior en cuanto a calidad. Todo un logro por parte del primer reloj de una nueva marca, y de la que tendremos que estar atentos sobre el nuevo modelo en el que están trabajando, el V Racing Chronograph.

Visto en retrospectiva, el V One se ofrecía en Kickstarter por Early Bid a 199€ o 249€ durante la campaña, un precio muy apetecible. Se anunciaba que el modelo tendría un PVP de 349€. Aunque en Tempore Lux han logrado optimizarlo y finalmente son 20€ menos: 329€ con correa o 339€ con milanesa.



Ciertamente los más clásicos, tendrán suficiente con un Orient Mako III (Kamasu), que aunque tiene una tarifa similar a la del TL y el Spinnaker, se puede conseguir a menos de 200€. Otra opción diferente dentro de la misma marca es el V One Cronógrafo con el movimiento Seiko VK64 de cuarzo a partir de 349€.



▲ Más▼ Menos
Color de esfera y bisel
Diseño de la caja
Ajuste de la milanesa
Lumen mejorable

8 comentarios en “Tempore Lux V One”

  1. Buenas tardes D. Javier y, también, los amigos de la bitácora.

    Antes de nada, enhorabuena por la reseña, exhaustiva a la par que entusiasta y objetiva.

    Me parece un reloj precioso. Con un estética muy conseguida y, si se me permite, actual (por eso de la década de los setenta). Me resulta un poco grande en cuanto a diámetro, si bien en concordancia a estos nuestros tiempos.
    La milanesa me parece un acierto, aunque me gustaría más en pulido sin brillo (son gustos) Tal vez demasiado lúmen números, manecillas y bisel, aunque si no desentona tampoco está mal.
    Me atrae especialmente los numerales, esos dos tamaños; así como las formas de las manecillas simples con acabado en forma triangular. Por último, la trasera me parece que hace su función, dar información: cristal, acero y movimiento.
    (que aprendan otros

    Reiterar mi agradecimiento por presentarnos, estos buenos «guardatiempos».

  2. Siempre es un deleite disfrutar de tus palabras Sergi. Del Tempore Lux V One estoy muy orgulloso, no por ser su padre, pero si al menos un pariente lejano que lo apoyó desde el principio. Y no fue solo por ser español, sino que como dices, tiene muchos aspectos que lo hacen diferente a otras piezas. Algo que cada vez es más complicado. Obviamente son soluciones que a unos gustarán y a otros no, pero para relojes más de lo mismo, ya tenemos decenas de marcas.

    A mi el lumen es algo que siempre me gusta tener, y cuando más vistoso mejor. No tanto por su sentido práctico, que algo tiene, aunque cada vez pasemos menos tiempo a oscuras, sino por esa sensación de refulgencia.

    Soy yo el que te agrade tu participación amigo.

  3. A mi me ha matado la redaccion del certificado. En el reloj se nota que se han esmerado hasta en los mas mínimos detalles, y debieron consumir todas sus ideas en ello, porque en el certificado no se han fijado ni en el mas nimio detalle de estilo, lo que da muestras de que es una marca que acaba de empezar y aun les quedan muchos detalles a mejorar. Porque quien compra el reloj, y luego se encuentra con ese certificado, madre mia…

  4. QUE hermoso reloj!!!!, la milanesa extraordinaria, los parámetros de calidad a la vista, un reloj para toda la vida amigo Guti, preciosa pieza y un movimiento casi eterno el del Seiko, yo tengo un reloj super viejo de Seiko y el tiempo solo le ha hecho cosquillas, pues trabaja excelente, felicidades por ese tesoro.Saludos.

  5. Creo que a mí me gustaría más en persona la esfera negra (el detalle de la aguja segundera en rojo me gusta). Aún así, creo que veo en las fotos la esfera demasiado lisa, ni un relieve en numerales. Un poco sosa.

    Las agujas horaria y minutera coincido también. Son las tipo espada estándar, (muchos relojes las llevan), y además de las de líneas más rectas y angulosas. Pero algo le veo que se quedan un poco cortas de grosor. Lo que pasa es que también he pensado si quizás un pelín más gruesas, harían ver que tampoco son las que mejor van a este reloj y esa esfera… no sé. Creo que a este reloj le irían unas agujas más similares a las de algunos Doxa clásicos o de otros relojes de buceo. Incluso algunas un poco mas arriesgadas sin dejar de ser clásicas como las de los relojes de buceo de Citizen. La segundera quizás un poco más gruesa no estaría de más, pero la veo bien, con su «piruleta» redonda cerca de la punta y con lumen aplicado.

    En general lo veo muy bonito y conseguido, pero que en la esfera y agujas no han terminado de rematar la faena bien. Más valdría que se ahorraran tanto cajón de madera (que para proteger el reloj bien y que sea el empaque bonito no hace falta tanto, además, se supone que es un reloj herramienta e inspirado en aquellas épocas, que creo que cajas tan enormes no se llevaban) y haber echado ese poco más de dinero en el diseño de la esfera y agujas.

    Si quiero hacer daño, pues digo que sólo hay que echar un vistazo al Seiko Recraft (yo no sé cuál me gusta más en Seiko con esfera verde, si el Recraft o el Alpinist).

Deja un comentario