Llegar puntual es llegar tarde

El pasado día 1, me sorprendía a mi mismo a la hora de ajustar la fecha del reloj. Con la excusa de que el Spinnaker Tesei Titanium estaba haciendo el «rodaje» en el watchwinder para ver si así se estabilizaba su marcha, terminé usando el Davosa Argonautic BG durante casi todo el mes.

Sabéis que lo que suelo hacer es escoger un par de relojes mecánicos, y esos son los que voy rotando durante más o menos una semana, alternados con relojes de cuarzo, principalmente digitales.

Llegar puntual es llegar tarde

Era por tanto poco habitual que durante 30 días hubiera llevado el mismo reloj en mi muñeca. Por eso cuando fui a corregir la fecha, marcaba todavía día 31 pero ya era día 1, me di cuenta que apenas se había adelantado algo más de un minuto. Ya explicaba en la reseña del Davosa Argonautic BG que su fiable Sellita SW200-1 había salido redondo, y que a tenor de las mediciones estáticas del cronocomparador apenas adelantaba 2 segundos al día. Eso daba una cifra exactamente de un minuto al mes, un adelanto a mi modo de ver más que tolerable. Incluso aunque hubieran sido 3 o 4 minutos en el mes tampoco tendría demasiada relevancia. Alguna vez he explicado que uno de los encantos en la relojería tradicional es conocer nuestros relojes. Si una pieza sabemos que adelanta, digamos 4 minutos al mes, es suficiente con ponerla en hora 2 minutos atrasado. Así se irá compensado y a final de mes, en vez de 4 minutos por delante irá sólo 2.

Llegar puntual es llegar tarde

Con ese sistema es verdad que sólo tendremos la hora exacta entorno al día 15 del mes, pero manejar un +/- 2 minutos, no es complicado en nuestra vida diaria, no nos va de 5 minutos más o menos. Personalmente nunca he perdido un tren o un avión por la precisión de mi reloj. Ni estos transportes son tan puntuales como parecen, ni además suelo apurar mis llegadas al entorno del minuto. Se atribuye a Frank Sinatra la frases relojera de: «Llegar puntual es llegar tarde». Quiere decir que si nuestro tren sale a las 8, o hemos quedado con alguien a esa hora, y llegamos a las 8 en punto, estamos llegando tarde.

En un mundo en donde todos vamos acelerados, no tanto porque las cosas pasen rápido, sino porque las sentimos de ese modo, y en un tiempo en el que parece que se valore más la tecnología que la técnica, un reloj así en nuestra muñeca es como nadar a contracorriente. Saber que tenemos un instrumento de tiempo que no es en absoluto necesario, pero que de alguna forma nos complementa.

Las misma dualidad de técnica contra tecnología que encontramos en el afeitado clásico, el
calzado tradicional, la escritura con estilográfica nos la proporciona también nuestros relojes mecánicos.

Llegar puntual es llegar tarde

13 comentarios en “Llegar puntual es llegar tarde”

  1. No lo comparto en absoluto. Yo suelo tener muchas citas, y ya he cogido la costumbre, por experiencia, de llegar a la hora +2. Necesito exactitud y un reloj en el que pueda fiarme, algo que obviamente un mecánico no te da. Así que un mecánico no me sirve porque, en el mejor de los casos, y suponiendo que encontrara un mecánico que no varíe – tarea imposible -, estaría llegando cinco minutos tarde la mitad del mes. Intolerable.

    Claro que cuando escribió eso Frank Sinatra los cuarzo solo eran una bonita fantasía.

  2. En materia de riesgos, el riesgo percibido y el real pueden diferir. Percibimos una central nuclear como una fuente de elevado riesgo, pero no un coche con motor de explosión. No obstante, de acuerdo a la Agencia Europea del Medio Ambiente, en el año 2015 unos 391.000 ciudadanos de países de la UE murieron de forma prematura debido a la contaminación atmósferica [1].

    Con el error aceptable en la medición del tiempo quizás pase algo parecido: que depende de nuestra percepción. Para alguien ya acostumbrado al cuarzo, tecnología que, a efectos prácticos, tiene un error de un segundo por día tirando por lo alto, los 10, 20 o hasta 30 segundos días de desviación por día de un reloj mecánico son percibidos como excesivos.

    Estoy de acuerdo con @Guti en que es muy improbable que alguien pierda un viaje de tren o avión por 1 ó 2 minutos. De entrada, estos horarios deben elaborarse teniendo el cuenta el margen de error de los relojes de los usuarios: si ahora mismo en cualquier calle de España parásemos a 20 peatones al azar y comprobásemos la hora de su reloj, muy probablemente el 95% de los valores medidos estarían en un rango de ±3 minutos centrado en la hora oficial del país.

    Ahora bien, supongamos que un reloj automático se desvía unos 10 segundos por día, y que su usuario está acostumbrado al cuarzo y, así, durante un mes no sincroniza la hora dada por éste contra la oficial. En ese caso podríamos estar en un desvío de 300 segundos por mes, esto es, 5 minutos por mes, y yo diría que en ese escenario el usuario sí se expone a perder un viaje de autobús o metro.

    En las emisiones de radio de España aún se emiten señales horarias [2]. Desde hace años no tienen mucho sentido, dado que el uso de relojes de cuarzo ya era mayoritario en los años 80 de la pasada década. Sin embargo, hasta mediados de los años 70 la única tecnología disponible para tener la hora en la muñeca o en un bolsillo era la mecánica, artefactos que, por otra parte, ni siquiera todo el mundo se podía pagar; de aquella dichas señales eran muy necesarias. Seguro que un anciano y una persona joven perciben esas señales de forma distinta.

    En donde no estoy de acuerdo con @Guti es el error aceptable para un reloj mecánico: mi percepción es que no debería ir más allá de 3 minutos por mes.

    [1] https://www.eea.europa.eu/es/highlights/la-contaminacion-atmosferica-todavia-demasiado

    [2] https://es.wikipedia.org/wiki/Se%C3%B1al_horaria

  3. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Fíjate DRD que más que la exactitud del reloj lo que prima es el carácter de la persona. Tu prefieres llegar 2 minutos tarde y yo prefiero llegar antes. Suponiendo que ninguno de los dos tuviera un impedimento yo con mi reloj mecánico estaría llegando justo a la hora, mientras que tu con un cuarzo más preciso llegarías tarde.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Super interesante el argumento que introduces un relojista. Y es que si miramos los relojes de pulsera de la gente, seguro que pese a su gran precisión están «mal» puestos en hora. Me imagino que es también ese tipo de gente que confía en su smartphone, un aparato que salvo fallos en la red, siempre mostrará una hora muy precisa. Lo cual no quita que sean muy imprecisos, si alguna vez habéis dejado un móvil sin SIM os daréis cuenta del pronunciado desfase que obtienen en pocas semanas, mucho peor que un humilde Casio F-91W.

  5. Buen artículo Guti, te comento que yo uso puro reloj digital y casi siempre, estoy checando su exactitud y nunca he tenido algún retraso en mi trabajo. Para actividades fuera del trabajo uso mis analógicos y aún éstos no me dan problemas. También te comento que mis dos chavos que tienen trabajos muy importantes y que requieren estar a tiempo, tienen todos sus relojes 5 minutos de adelanto, es su costumbre.
    «No llegan a tiempo, pero nunca se atrasan» Amo a Sinatra y amo está Bitácora jeje. Te mando saludos desde México.

  6. Creo que no me he explicado bien. Yo llego +2 minutos tarde sobre la hora, o sea, mi reloj tiene que darme la hora exacta. Por otro lado, tú presupones que tu reloj mecánico te va a funcionar como uno de cuarzo o un radiocontrolado, y eso es presuponer demasiado, Incluso en el «inmejorable» reloj del post que mencionas. Es decir, es falso que llegues antes, puesto que como tú mismo señalas, con tu reloj «inexacto» llegas a «tu» hora, así que no llegas antes. Pero, insisto, eso esperando que el reloj se comporte así siempre, cosa que con los mecánicos no ocurre (temperatura, movimientos o falta de ellos, desgaste…). Así que tu reloj «fiable» estaría llevándote a ser siempre inexacto, una mitad de mes llegarías mucho antes, y la otra mitad tarde. Así que no serías puntual – excepto bajo tu propia impresión, que es tu propia hora, que es la que te dice el reloj, en suma, pero que no es la real -.

    Ahora bien, si lo que quieres decir con todo esto es que prefieres que un reloj te engañe solamente por el placer de llevar un mecánico, pues me parece genial. A fin de cuentas, para eso llevas contigo siempre la smartband, que ésta sí es de cuarzo, y el reloj mecánico…, pues da igual que te dé la hora de aquí que la de Pernambuco 🙂 Y claro, por eso sí eres puntual, mi estimado Guti.

  7. Buenas noches D. Javier, D. Relojista y D. Ricardo.

    Permítanme proponer el tiempo en secuencias y no en jornadas (día). Yo mientras doy clase tengo cuatro relojes a la vista: pulsera, de pared, teléfono y ordenador. Aunque reconozco que pocas veces llevo mis mecánicos (dos que tengo, que envidia sana tengo de Javier) el único que miro es uno de mis casios para calcular los 45 minutos de sesión. Lo calculo sobre la hora de entrada, en este caso un mecánico no tendría grandes retrasos sobre una secuencia.

    Muchas gracias y buenas noches.
    Saludos a Ricardo ¿cómo va la cosa por México?

  8. Yo pocas veces me pongo el único automático que me queda por ahora ( he renunciado a los otros que tenía, vendidos) por la inexactitud ya que debido a los movimientos se me adelanta casi 2 minutos en 8 horas de jornada y eso me resulta muy molesto y me transmite una sensación de inseguridad sobre la hora real.
    Pero eso no quita el hecho que me gusta tener por lo menos uno que me lo pongo algunos fines de semana que es cuando mejor me.funciona je je …y es un SteelDive Apocalypse. Así que gran invento eso de los de cuarzo. No me gusta consultar la hora desde el móvil. Solamente uso la Red para poner en hora cada cierto tiempo los que tengo.
    Por cierto Guti, bonito tu reloj y parece muy exacto. Me pregunto cuantos minutos al día se adelantaría en una jornada de trabajo (mía, claro ).
    Un saludo cordial a todos y gracias.

  9. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Me gustan también mucho los digitales Ricardo. Ayer llevaba un GW-6900 y leer tu comentario me ha hecho extrañar el F-91W. Ahora me lo pondré…

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Disculpa DRD, no había entendido bien tu exposición. Ahora sí. Y de lo que dices, puede que haya bastante de eso, del placer que me da algo tan irracional como ver la hora en un reloj mecánico.

  11. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Me gusta ese concepto Sergi. Secuencias que se van empalmando y conforman el día. Secuencias además de las que no somos conscientes en su mayoría. Me ha gustado mucho.

  12. hola, querria preguntarte si es posible que me hagas una valoracion aproximada d un lote de relojes. Creo q no son buenos, pero para salir de dudas mejor consejo el de un experto como tu
    si te parece bien, te mandaria fotos de los relojes y ya me dirias.
    Muchas gracias de antemano!
    Saludos

  13. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias por tu comentario Andrés. No soy experto en tasaciones, pero mándame las fotos y te puedo dar mi opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *