';

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

La relojería necesita hacer cosas diferentes y hacerlas de manera distinta, en pocas palabras esa fue mi conclusión tras la prueba del Pole Watches Achromatic, un reloj de una sola aguja que apostaba por otro concepto de reloj en un segmento hasta ahora sin explotar. En su día pudisteis conocer todo eso y mucho más, de primera mano gracias a su máximo responsable: Óscar Lojo Leiro.

Este Pole Watches Ukiyo representa la paulatina maduración de todo aquello, un reloj que en apariencia resulta idéntico, pero en el que se han ido mejorando multitud de detalles. A continuación los explicaré todos.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Ficha técnica

Género Hombres
Caja Acero inoxidable 316L negro. 40mm de diámetro sin contar la corona. 7mm de alto
Corona A presión de acero
Esfera Negra
Bisel Fijo de acero inoxidable negro
Cristal Zafiro
Lume No
Trasera Acero inoxidable a presión
Correa Cuero negro de 20mm de ancho
Funciones Hora
Resistencia al agua 5 ATM
Peso 76g
Movimiento Ronda 702-2
Complicaciones
Prestaciones N/D
Origen Swiss Made
Garantía 2 años
PVP 299€ (oferta 254€ con el 15% de descuento del código promocional «JGCHAMORRO»)
Distribuidor Pole Watches / City Time Brands

Introducción

Con la prueba del Pole Watches Achromatic ya os expliqué en detalle el concepto y las principales claves de esta joven marca relojera española y no me extenderé con ellas. Un diseño de aguja único, exclusivo y patentado, que adapta a los nuevos tiempos la ancestral representación horaria de una aguja que se remontan a los primeros relojes de sol aproximadamente del año 1.500 a.C. Mencionar también que en lo relativo a relojes portátiles, no fue hasta el año 1691 que Daniel Quare introdujera la aguja minutera, una complicación que no se extendería hasta un buen tiempo después. Así que la representación de las horas, ha sido la mayor parte del tiempo con una sólo manecilla.

Centrados en las novedades y cambios que tiene este Pole Akili Ukiyo comparado con el Achromatic, porque si en lo visual puede que veamos el mismo reloj, con la salvedad de que ahora la esfera es negra en vez de blanca, y la manecilla es blanca en lugar de negra, has más cosas que se desprenden revisando sus especificaciones.

Empezamos por una de mis sugerencias, y es que ahora tenemos un calibre de cuarzo suizo (Swiss Movement) en vez del anterior que era japonés, no sólo es cuestión de prestigio, sino que como veremos más adelante, lo es también en lo relativo a calidad, durabilidad y prestaciones.

Han sustituido el anterior cristal mineral plano con un recubrimiento de zafiro, por un cristal abombado completamente de zafiro y con tratamiento antirreflejos.

Aumenta la resistencia al agua de unas mínimas 3 ATM a unas más funcionales 5 ATM, lo que conlleva que el precio aumente de los 38 gramos hasta los 76g. Todo tiene un precio, y este caso aumenta, desde la antigua tarifa de 125€ hasta 299€.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Aún hay más cosas, y en estas hay que ser algo más observador, ya que ni la marca ni otros medios de comunicación los destaca especialmente. En primer lugar, no sólo tenemos un movimiento suizo, sino que el reloj es completamente Swiss Made. También queda evidente que la corona es distinta, ahora con una elegante forma de paralelogramo. Y aún falta lo más efectista, la esfera con curvatura en su perímetro exterior. Con todas estas teorías en la cabeza, acudí a Pole Watches, quienes me ayudaron a delimitar todas las diferencias.

Modificaciones/Diferencias

Akili (Swiss) Jambo/Avyanna
Certificado Swiss Made
Movimiento suizo Ronda 702.2 Movimiento japonés Miyota 2025
Cristal zafiro Cristal mineral con recubrimiento de zafiro
Cristal CON tratamiento antireflectante en la cara interna Cristal SIN tratamiento antireflectante
Cristal curvo doble bombé Cristal plano
5 ATM 3 ATM
Aguja curva Aguja plana
Corona más grande con isotipo Corona más pequeña sin isotipo
Esfera curva Sundial Esfera plana Mate
Caja más robusta (76gr) Caja más fina y liviana (38gr)
Grabado en la trasera opcional gratuito Grabado en la trasera opcional (3€)
Packaging Packaging
Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Aspectos comunes

Akili (Swiss) Jambo/Avyanna
Correas de cuero italiano en diferentes acabados y colores
Sistema quick-release
Acero inoxidable 316L con diferentes recubrimientos disponibles
Tapa trasera a presión
Edición limitada sin reposición
Campaña 1 compra = 1 árbol
2 años de garantía

«Akili» significa en Swahili «brillante, inteligente», una forma de metaforizar su apuesta por la calidad superior. Esta nueva gama de relojes Swiss Collection de Pole Watches consta de cuatro variantes:

Eunoia: Caja de acero, esfera azul y correa de cuero marrón.
Fika: Caja de acero, esfera blanca y correa de cuero gris.
Flâneur: Caja de acero, esfera verde y correa de cuero verde.
Ukiyo: Caja de acero negra, esfera negra y correa de cuero negra.

Sin embargo lo que es menos conocido, es que pese a venir de la mano de una marca convencional como Pole Watches/CityTime Brands, optaron por poner la idea a prueba desde una campaña de micro-mecenazgo en Kickstarter a finales de 2021. Solicitaban 10.000€, y en menos de 20 horas tras lanzarlo ya los habían conseguido (100% funded). Finalmente lograron recaudar más de 20.000€ de un total de 131 patrocinadores. Ciertamente los precios eran una oportunidad, partiendo de los 149€ en Super Early Bird y los 179€ de la Early Bird.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

El Pole Ukiyo, del término japonés ukiyo que simboliza «un estilo de vida basado en la felicidad pura y pacífica, donde se saborea sólo el momento presente, con optimismo y despreocupación».

Presentación

Pole entrega este reloj en un nuevo empaquetado que sustituye la bolsa de algodón y el watchroll en símil piel que vimos en su momento. Comienza con una especie de transportín en un delgado cartón reciclado, pero que es reutilizable.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

En su interior encontramos una caja del mismo material. Se abre mediante un microtroquelado, es decir, que es de un único uso.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Al abrirla encontramos la caja del reloj propiamente dicha. Ahora es más convencional, recubierta por una tapa deslizante de cartón en color negro mate, con la forma de «Pole» y «Pole Watches» en negro brillante.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Descorriendo la tapa tenemos una caja de aspecto similar a lo anterior, pero aunque también de cartón de mucha mayor calidad.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Quitando la tapa nos aparece el reloj, en un interior también completamente negro que en esta versión Ukiyo parece hecho a medida para él (aunque como hemos visto es común a toda la gama Akili Swiss.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

La dotación que recibimos como acompañante es en primer lugar una postal con los valores de la marca. Un detalle original, aunque no demasiado útil puesto que no podemos guardarlo dentro de la caja.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

El manual de instrucciones tiene un formato verdaderamente original, imitando un mapa de época en donde se combinan las propias instrucciones del reloj con sus valores y características de la marca.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Algo que considero muy interesante sería la posibilidad de disponer de ese material en formato PDF, de manera que pudiéramos descargarlo o consultarlo online ante cualquier tipo de duda.

Diseño y construcción

La caja tiene 40 milímetros de diámetro dando un grosor de solamente 7mm, extremadamente plano y elegante. Sigue siendo de acero inoxidable 316L, y en este versión, al igual que lo estaba en el Achromatic, va recubierta en negro cepillado. Todo nos incita a pensar que son la misma caja, aunque no es así y hay que hilar muy fino para notar los cambios, idealmente comparando ambas versiones. Ahora las asas son más gruesas y sólidas, dando mucha más confianza y empaque, todo ello pese a que la distancia entre ambas se mantiene. La forma de la caja en de ser completamente cóncava, adopta una forma más elaborada, inclinada en dos vértices que entiendo se debe por un lado a factores estéticos y por el otro a motivos técnicos para sustentar el nuevo cristal.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Ya explicaba que ahora es de zafiro con tratamiento antirreflejos aplicado en la cara interna, justo cómo debe ser un buen cristal de reloj. Tiene forma doblemente abombada, dando un aspecto más vintage que contrasta con el diseño moderno y minimalista. Con este forma se justifica la capa antirreflejante, ya que este tipo de geometrías siempre son más susceptibles a las refracciones.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

La corona va ahora firmada con el isotipo de la marca, la característica aguja horaria sobredimensionada. Tiene una forma que va de más estrecho a más ancho, una mezcla de cono y trapecio. Se agradece a la hora de manipularla, ya que es más cómoda, pero manteniendo un aspecto que a la vista parece pequeño. Sigue siendo a presión, suficiente incluso teniendo en cuenta que ha aumentado la resistencia al agua hasta las 5 ATM.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Otra novedad es la esfera. Combina dos acabados, una zona más profunda, tipo bajorrelieve en el perímetro, lo que vendría a ser el bisel interior, y otra a una altura normal. Ambas usan un material mate que parece metálico. Le da un toque de 3D, y ayuda a diferenciar lo que son los numerales horarios, junto con las marcas de cada cuarto. Todas las leyendas van pintadas en color blanco, inclusive el «Pole» y el «Swiss Made».

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

La manecilla curvada es una técnica que me resulta muy interesante que Pole Watches haya recuperado, y que se utilizaba con cierta profusión en marcas relojeras del pasado. Su cometido es eliminar el paralaje, es decir, la percepción visual de que la aguja no queda recta cuando se mira desde diferentes ángulos, y que se acentuaba en su día con los plexiglás curvados, y en este Akili Ukiyo con su cristal abovedado. Un detalle de refinamiento que corrige el engaño de nuestro ojo con un engaño aún más elaborado. Usa la reconocible forma de aguja de Pole, un diseño que tienen patentado y que se convierte en una seña de identidad de todos sus modelos.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

La tapa trasera sigue siendo a presión, aunque comprendo el toque minimalista que le aporta, muy en la línea del resto del reloj; pienso que en este tope de gama debería haber sido atornillada o roscada. Mantiene el recubrimiento negro de la caja, dándole una apariencia fascinante, como si fuera todo de una pieza. La parte central graba el isotipo junto al «Registered Hand Design», y declara las especificaciones básicas del reloj, si bien siempre encuentro conveniente que se indique el calibre usado o su tipo de pila para poder planificar el cambio más fácilmente.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

La correa es de piel italiana, relativamente gruesa, pero muy flexible y cómoda. Tiene 20mm de anchura en las asas, monta una hebilla de acero firmada, y en este caso el acabado es también negro mate. Sigue montando un sistema de cambio rápido de correas o quick-release que es muy bienvenido.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

En Pole Watches declaran un peso de conjunto de 76 gramos, si bien según mis mediciones se ha quedado en bastante menos: 52g. Para descartar que hubiera podido cometer algún error, repetí la medición un par de días después, verificando que el peso patrón daba resultados correctos.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Movimiento

El reloj está impulsado por un calibre de cuarzo 702-2 de la familia Normtech de la suiza Ronda AG. La serie 700 tiene multitud de variantes, siendo este Ronda 702, en esencia el mismo 715 que vimos en el Glycine Combat Sub 42 Quartz, pero sin segundero y sin fechador. Es decir, es un movimiento de dos agujas. Como es habitual en muchos de los Ronda, se ofrece en dos niveles de acabado, el Swiss Parts que tiene un rubí y acabados en níquel plateado, y el más elaborado y caro Swiss Made con 5 rubís y acabados en dorado.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Puesto que todos los Pole Akili son relojes Swiss Made, es obligatorio que su maquinaria también lo sea, motivo por el que es imprescindible que recurran a la maquinaria de mayor acabado y por tanto mejores prestaciones. Es un calibre de cuarzo muy fiable y reparable, hecho para durar. Pero además, ofrece unas prestaciones superiores a los cuarzos típicos japoneses como el Miyota 2025 que montan los Pole Watches Jambo/Avyanna. Este suizo garantiza una precisión de -10/+20 segundos al mes (+/- 20 en los Miyota), y una respetable autonomía de 5 años (3 en Avyanna y Jambo). La pila de botón es una SR920 de óxido de plata (370/371/SR69/AG6/SR920SW) con entre 30 y 45 mAh de capacidad (en los 2025 era una SR626/AG4/LR66/376/377 de 15 a 25 mAh). Tenéis todos los detalles en sus especificaciones técnicas (3,2 MB. en formato PDF).

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Dispone de modo de ahorro de energía (PS, Power Save o Power Saving), que se activa al extraer la corona, y que según el fabricante reduce el consumo en un 70%. Aunque al carecer de segundero, no es capaz de representar la carga baja en la pila, algo que típicamente se consigue moviendo la segundera a saltos de dos segundos. A este respecto, dos anécdotas. La primera es que llamadlo manía personal o conciencia medioambiental, si un reloj lo voy a tener más de una semana guardado en la caja, siempre lo pongo en ahorro de energía, lo que me implica que cuando lo voy a usar, debo ponerlo en hora como si fuera un mecánico.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

La segunda es una pregunta que me hicieron llevando el reloj, me pareció muy interesante. ¿Cómo sabes si el reloj está parado? La cuestión parece muy tonta, pero no lo es en absoluto. Porque sin un indicador de pila baja/gastada o EOL, y sin manecilla segundera, una vez uno toma el reloj es difícil saber si está en hora. Por supuesto lo puede cotejar con otro, pero eso a veces no es posible. Cabría la posibilidad de que la corona estuviera extraída, y por tanto el reloj no estuviera contando el tiempo. Así que, ¿cómo verificar que está funcionando? Fácil, igual que lo haríamos en cualquier otro reloj de dos agujas, porque ya hemos visto que el Ronda 702, es en realidad un movimiento de dos agujas, aunque en este Pole sólo una de ellas esté conectada (la de las horas). Pese a que el movimiento sólo tenga horas y minutos, a nivel de maquinaria, toda la infraestructura de conteo de segundos está activa, es decir, que si lo acercamos a la oreja escucharemos el tic-tic a cada segundo. Al no haber una manecilla de segundos física, la intensidad del sonido es más leve, pero se distingue sin problemas.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Sensaciones

En este Pole Watches Ukiyo, las sensaciones son muy parecidas a las que describía con el Achromatic. Un reloj monoaguja o single-hand, en el que no tenemos la presión psicológica de ver correr el tiempo a gran velocidad. Un slow-time que nos ayuda más a vivir el tiempo, y menos a estar pendiente de él. Ha ganado mucho en funcionalidad, y es que los numerales horarios contribuyen a facilitar la lectura de la hora, y pienso que también serán un peldaño de acceso para aquellos que se inicien con un reloj mono-aguja. No voy a engañaros, y leer la hora en un reloj así implica cierta curva de aprendizaje. No es como volver a aprender a ver la hora, pero sí que es cuestión de que nuestra mente se acostumbre a ello, lo mismo que ocurre con los relojes de esfera de 24 horas por poner un ejemplo.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Ese ejercicio mental, el romper con lo establecido, trae una consecuencia clara, y es reforzar el concepto de no estar pendiente de la hora. Cada vez que necesitas saber la hora que es, tu cerebro va a ser consciente de que lo estás haciendo, va a ser una lectura más racional que intuitiva. A las pocas horas, ya dominaremos el tiempo con sólo una manecilla, y volverá a ser un gesto impulsivo como en cualquier otro reloj. Lo curioso es que por la vagancia natural de nuestro cerebro, que como si fuera un caché prefiere retener aquellos conocimientos que se usan con frecuencia y archivar aquellos que no, tras unos días sin llevar el Pole, cuando lo volvamos a usar tendremos que pasar por una fase de refresco. Apenas con 3-4 lecturas de hora recuperaremos la agilidad que teníamos.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Hemos visto que por calidad, es un reloj muy superior al Achromatic, aunque en la muñeca se siente exactamente igual. Tan minimalista y monocromático como aquel, igualmente cómodo gracias a la suavidad de su correa, y con un aumento de peso que a tenor de mi sensibilidad corporal resulta imperceptible. Percibir sus diferencias implica un análisis más detallado: cuando miramos el degradado de la esfera, lo bonito que queda el cristal curvo (además de zafiro).

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

En la anterior prueba destacaba la de conversaciones que pueden empezar con un reloj de una sola aguja, ésta va más allá, dando pie también con la curvatura del perímetro de la esfera y de la saeta.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Reconozco que soy incapaz de utilizar un reloj monoaguja regularmente. Tal vez es que necesito esa sensación de control temporal que me da un reloj. Eso no es óbice para que en determinados momentos sea el reloj de mi elección, con el que mejor te sientes pudiendo disfrutar de una actividad más plena y diría que despreocupada. Puedo salir a caminar, sin importarme si he estado una hora y media, dos, o una y cuarenta minutos. La otra derivada es que parece que el tiempo te rinde más, ese movimiento lento de la aguja te hacer creer que el ritmo es más pausado, más relajante, como si fuera una suerte de terapia mental que poco a poco te fuera desconectando.

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Conclusiones

Relojes monoaguja no hay demasiados disponibles en el mercado. Desde los históricos, asequibles y cada vez más difíciles de conseguir Luch o los prestigiosos y caros MeisterSinger. Quizás por características y precio, los rivales para los Pole Swiss Made serían los algo más caros Botta Design y los algo más económicos Slow, pero ninguno de ellos es capaz de ofrecer un diseño moderno combinado con el single hand. Así que si lo que estás buscando es un reloj con esencia histórica, pero personalidad actual, los Pole son tus mejores candidatos.

Ahora bien, un Pole Hazel o Drab, muy parecidos a éste, tienen un PVP de 115€, y al llevar más tiempo en el mercado, se puede conseguir por 100€, incluso menos. El Ukiyo triplica esa cifra, son casi 200€ de sobreprecio. No cabe duda que casi todo es nuevo en este modelo, y de mayor calidad. El simple hecho de tener un movimiento reparable y un cristal de zafiro hará que podamos disfrutarlo muchísimos años y que envejezca mejor que los otros. Salvo que seas un entusiasta de la relojería y que hayas tenido y disfrutado otros relojes monoaguja, no puedo recomendarte que este modelo sea tu primera compra, y me decantaría por los Pole de 36mm (Avyanna) o 40mm (Jambo) más asequibles de 99€ a 125€. Si como yo, ya has tenido uno de ellos, te ha gustado la experiencia, lo has disfrutado, y valoras el plus de los detalles, los 254€ en los que se quedan estos modelos estarán amortizados, ofreciendo lo mismo sino más que sus rivales, y a precios más contenidos. (El precio estándar son 299€ a los que hay que aplicar el cupón «JGCHAMORRO» del 15%).

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

▲ Más ▼ Menos
Diseño original y reconocible
Salto de calidad notable
Trasera todavía a presión
Precio proporcionalmente elevado

Valoración

Diseño 9
Materiales 8
Acabados 8
Rendimiento 7
Calibre 7
Prestaciones 8
Precio 6
MEDIA 7,6

Vídeos

Galería

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review

10 comentarios en “Pole Watches Ukiyo -Swiss Made-. Review”

  1. Lo que no entiendo es por que los 001, 002, 011, 012 en las horas en vez de poner 1,2,11,12. Incluso poner 01 tendria sentido para mi, ¿pero 001, 012?.

  2. De nuevo otra gran reseña. Recuerdo la del modelo anterior (como comenté hace unos días voy leyendo entradas antiguas del blog) y veo que han mejorado bastantes «detallitos», realmente se ve mejor reloj, aunque haya subido bastante el precio. La verdad que tiene un aspecto muy curioso, que se sale de lo común, y llama la atención. Siempre queda la sensación de que falta algo, jajaja.

    Saludos Guti.

  3. Un gran avance con este modelo, concuerdo en que la trasera podría haber sido roscada -pues tal y como comentaba Sergi en el anterior artículo, se ha convertido en un estándar básico-, en cualquier caso se puede perdonar por ese interesante efecto monobloque que presenta en las fotos; supongo que se acentúa más en este modelo PVD negro y será la razón de haberlo preferido al de esfera blanca como acostumbras. Gracias por la reseña.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Bienvenido Hombre de negro. Sobre el 1, 2, 11, 12, creo que mostrar todos con la misma cantidad de dígitos aporta simetría y me gusta. Que hayan escogido tres dígitos donde el primero es un cero es una cuestión de diseño. Subjetivamente me agrada, objetivamente no aporta nada.

  5. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Te sorprendería lo rápido que se acostumbra el cerebro a estos relojes Gerardo. Esa sensación de que le falta algo rápidamente se interioriza. Si te es posible, hazte con un Luch de los baratitos o un Pole de los de entrada. Verás que probarlo es algo que merece la pena.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Jostma. En ese sentido pienso que un cuarzo debería tener tapa roscada sí o sí. Los cambios de pila se lo agradecerán. Jeje, me vas conociendo muy bien. Me encantan las esferas blancas, las encuentro mucho más elegantes y legibles. Sin embargo en el caso del Pole blanco (el modelo Fika), la manecilla es plateada. Me dan pánico las esferas claras con manecillas de color claro, porque he tenido experiencias con mala legibilidad. Además, ya tenía el otro modelo con esfera blanca y manecilla negra, así que me apetecía cambiar.

    No se me ocurre ningún motivo por el que usando una esfera blanca o plateada, las manecillas no puedan ser de color oscuro (negro, azul, …). Al final montar agujas plateadas en esas condiciones, llevan a cosas como el Glycine Combat 6.

  7. Buenas tardes Javier y amigos de la bitácora.

    Me resulta curioso la verdad el ver sólo una manecilla. Evidentemente el reloj con ese toque de «moderno» y desenfado se hace muy interesante. Por lo que hacer al precio, que se comentaba arriba, bueno movimiento de cuarzo suizoa, montado en suiza y zafiro… en una marca «pequeña» supongo que no pueden apretar mucho más los márgenes.

    Que pasen una buena tarde.

  8. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Buena síntesis Sergi. Diseño especial y único, componentes de buen nivel, y ciertamente precio elevado. Aquí le doy una doble lectura. Por un lado los precios en la campaña de Kickstarter, que eran casi la mitad, demostrando que margen hay. Por otro, sus competidores monoaguja, mucho más caros, pese a ser equivalente en cuanto a materiales, y por tanto, con más margen.

  9. Juan Ferrnadez Martinez

    Una reseña sobre sus ancestros, como ya sabréis los primeros relojes fueron los de Sol relojes de una sola aguja, entre ellos quisiera destacar el obelisco, Aguja de cleopatra, fue un regalo de Egipto a Napoleon.

    En unas vacaciones tuve la suerte de volver a la tierra de mi madre, Francia y visitar París y sus monumentos y museos, y lo que mas me llamo la atención, fue el mal trato recibido por los Franceses, y como no la Aguja de Cleopatra, y lo desapercibido que pasaba el cuadrante en el suelo, ya que todos los turistas miraban hacia arriba y no de percataban de las numeraciones incrustadas en suelo, y es que en realidad el obelisco es un reloj de sol, el cual su sombra marca las horas con solo una aguja.

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muy cierto Juan Ferrnadez Martinez, y yo soy un testimonio. He estado en París en varias ocasiones, dos de ellas por turismo, y es algo que jamás he visitado. Espero que a la siguiente pueda hacerlo. Gracias por la sugerencia.

Deja un comentario