Laco Casablanca 42

Laco 1925 o simplemente Laco es una marca que no necesita presentación, además de una historia dilatada que a continuación os explicaré, diría que es la marca que en tiempos recientes popularizó los relojes de piloto alemanes o fliegers de calidad. Lo hizo ofreciendo unos precios asequibles, lo que ahora denominan relojes de aviador básicos en contraposición a los más caros y refinados relojes de aviador originales.

Su evolución ha quedado clara, mejorando su línea básica y por tanto aumentando ligeramente su precio y al mismo tiempo ampliando su línea original. Recuerdo al principio, muchos de los básicos montaban todavía cristal mineral mientras que ahora raro es el modelo que no lleve un buen cristal de zafiro con tratamiento antirreflejante.

¿Te ha interesado? Sigue leyendo porque a continuación lo voy a probar a fondo.

Laco Casablanca 42

Ficha técnica

Género Hombres
Caja Acero inoxidable 316L con recubrimiento PVD negro. 42mm de diámetro sin contar la corona. 11,75mm de alto
Corona A presión de acero
Esfera Blanca full-lum
Bisel Fijo de acero negro
Cristal Zafiro
Lume
Trasera Exhibición a presión
Correa Cuero negro de 20mm de ancho
Funciones Hora, minutos, segundos, día del mes
Resistencia al agua 5 ATM
Peso 85,8g
Movimiento Laco 31 (base Miyota 8315). 21 rubís. 21.600 vph
Complicaciones Remonte manual, parada de segundero
Prestaciones -20/+40 segundos/día ajustados a -10/+20. 60h de reserva de marcha
Origen Made in Germany. Japan Mov’t
Garantía 2 años
PVP 494,95€
Distribuidor Laco Uhrenmanufaktur GmbH

Introducción

Laco Uhrenmanufaktur es una marca relojera desconocida, para los que llevamos algún tiempo en esto, representa una verdadera leyenda. Su historia se remonta al año 1925 en Pforzheim (Alemania), cuando Frieda Lacher y Ludwig Hummel comienzan con la empresa Lacher & Co. A partir de 1933, los dos fundadores se separan, Durowe a cargo de Hummel y Lacher & Co. El creciente éxito de las marcas tendría que atravesar dos Guerras Mundiales, así que ambas son adquiridas por Timex (Time Corporation) en 1959. En 1965, sus nuevos dueños se desprenden de ella, traspasándola a Ebauches S.A (ESA), que ahora está integrada dentro de ETASA del Grupo Swatch.

En 1936, Erich Lacher, el hijo de Frieda fundó su propia empresa relojera, la Erich Lacher Uhrenfabrik, una compañía que sin grandes acontecimientos fue sobreviviendo a lo largo de las décadas. Por lo que cuando en 1988, Horst Günther, el por aquel entonces hombre al mando de la Erich Lacher Uhrenfabrik, la marca Laco™ vuelve a cobrar relevancia.

Laco Casablanca 42

El concepto no era nuevo. los británicos habían diseñado un reloj militar, y se lo habían entregado a hasta 12 marcas distintas que los producían como contratistas; los franceses a al menos 10; y los italianos a como mínimo uno. En 1935 Alemania hizo lo mismo, y en realidad comenzaron copiando las especificaciones inglesas, sin embargo, dado el poder militar que tenía el Tercer Reich, los contratistas fueron 70 en total, y no todos alemanes. El reloj militar alemán, tenía una novedad, y es que se ofrecía en dos variantes, la primera denominada Tipo A con los tradicionales numerales horarios, y la que apareció en 1941, la Tipo B con numerales minuteros.

Aquel reloj surgido a partir de las especificaciones de la Luftwaffe, acabó conociéndose como B-Uhr (Beobachtungs-uhren), es decir, relojes de observación. Evidentemente la especificación más reciente, y porque no decirlo, especializada, la B, fue menos popular, de manera que los que se llevaron el contrato fueron solamente: A. Lange & Söhne, Stowa (Walter Storz), Wempe Glashütte (Chronometerwerke Hamburg), IWC, y por supuesto Laco Uhrenmanufaktur (Lacher & Co). Para más detalles, solía usar movimientos importados de Suiza, solamente Laco y Lange eran 100% relojes alemanes.

Laco Casablanca 42

La inestabilidad que causaron las grandes guerras, resultó con el tiempo ser la clave de su éxito. Sin embargo en 2009 quiebran, y como pasó con Inoxcrom, son unos antiguos empleados los que deciden remontarla en 2010.

Laco Casablanca 42

Conozco la marca desde hace años e iba detrás de la posibilidad de probar uno de ellos; estuve a punto de hacerlo con el Laco Aachen 42, pero no hubiera tenido demasiado sentido comparar un reloj de gama de entrada con el Stowa Flieger, así que deliberadamente hui de ellos. Siendo sinceros, me encantaba el Laco Wien, que no descarto tener más adelante, pero por motivos de precio decidí escoger otra pieza. Me centré en sus relojes náuticos (navy) quedándome al final con este Laco Casablanca. Un reloj muy poco visto, pero al mismo tiempo equilibrado y con toda la esencia de Laco Uhrenmanufaktur GmbH.

Laco tiene la particularidad de apodar con un nombre propio, usualmente de una localidad, a cada uno de sus modelos. Lo normal es que sus variantes dispongan de un nombre propio diferente. A veces diferentes tamaños de reloj tienen diferentes denominaciones. Por ejemplo exceptuando el diámetro, el Paderborn de 42mm es igual que el Friedrichshafen de 45 y el Speyer; mientras que un Rom 42 es igual que Augsburg 42 pero con armis.

Así por ejemplo el Casablanca es idéntico al Mónaco 36 con la salvedad del tamaño; o al Valencia del que se diferencia por el acabado de la caja y la correa, mientras que su tamaño de 39 o 42 no altera el modelo y se indica con un número. En ambos casos ofreciéndose al mismo precio de 420€ más opciones:

Casablanca 42: Referencia 861776 con 42mm de diámetro.
Casablanca 39: Referencia 862115 con 39mm de diámetro.

Laco Casablanca 42

Pero mientras que los Valencia son el puro reloj marino o naval, con su caja de acero y su esfera crema, cambiando pequeños elementos el Casablanca adopta un aspecto totalmente distinto, de reloj instrumento, pero manteniendo las líneas clásicas.

Presentación

Recibimos el paquete por mensajería enviado directamente desde Pforzheim, una de las cunas relojeras de Alemania. A diferencia de otras marcas vecinas, la caja es la habitual en cuanto a tamaño, y con la identidad corporativa de la empresa logística en vez de la marca.

Laco Casablanca 42

El contenido está muy protegido envuelto todo con film alveolar, el conocido plástico de burbujas.

Laco Casablanca 42

Se incluye la factura de compra, una tarjeta de Laco, así como una caja de cartón rectangular en color gris y con el lateral en rojo oscuro. Es un contenido sencillo, pero de buena calidad y que destila imagen de marca con el «Laco 1925».

Laco Casablanca 42

Un adhesivo con un código de barras muestra la referencia, el modelo, su configuración, y el precio con las opciones escogidas.

Laco Casablanca 42

La caja lleva una tapa convencional, o sea, no de tipo deslizante que al retirarla nos muestra un bonito estuche de color grisáceo.

Laco Casablanca 42

Es un estuche muy bonito y que llama la atención precisamente por su color. De haber visto otros Laco sé que antes era muy similar pero en color negro. No sé si es que habrá cambiado, o que era un modelo reservado para los relojes de piloto. En todo caso este me gusta, puede que no sea tan clásico como en negro, pero se ve de calidad. Su material es de polipiel, y va dotado de cremallera cuyo tirador es metálico. Además su cubierta va firmada en bajorrelieve con el nombre de la marca.

Laco Casablanca 42

Al descorrer el cierre nos encontramos con el reloj propiamente dicho. Va protegido por un bastante agradable tejido y sustentado por un par de gomas elásticas.

Laco Casablanca 42

Incluye también sujetada de la misma manera la tarjeta de garantía internacional y un manual de instrucciones en inglés y alemán, que además está adaptado al calibre del reloj, en vez de ser uno genérico y común para todos los modelos.

Laco Casablanca 42

Puede que no resulte ostentoso, pero es práctico, cumple su función y nos facilita que lo reutilicemos por ejemplo cuando nos vamos de vacaciones, pudiendo llevar en su interior nuestro reloj Laco o de cualquier otra marca.

Sin más os dejo con su desempaquetado en vídeo para que podáis experimentar la sensación que da el reloj.

Diseño y construcción

La caja tiene 42 milímetros de diámetro sin contar la corona, es un tamaño que encuentro ideal para relojes tres agujas. Está manufacturada en acero inoxidable, y recubierta por PVD (Physical Vapor Deposition) en color negro con acabado cepillado en todas las superficies salvo el perfil del bisel que es brillante. El recubrimiento negro es lo que más llama la atención de este reloj, una técnica que evidentemente no existía en la época, pero que le da un aspecto sobrio y de instrumento. De hecho esta caja, junto a la corona, es compartida con los Altenburg/Bielefeld 42. Tiene un grosor bastante delgado (11,75mm), en parte porque garantiza una discreta resistencia al agua de 5 ATM o 50M, es decir, apta para nadar ocasionalmente en superficie que es suficiente para que en caso de eventualidad el reloj no sufra desperfectos por filtraciones.

Laco Casablanca 42

La mencionada corona es a presión, de estilo cebolla pero sin unas dimensiones exageradas que desequilibren la estética de este Casablanca.

Laco Casablanca 42

El cristal es de zafiro plano y muy delgado, así que no sobresale del bisel y queda más protegido ante golpes. Que no sea bombé, junto a su extraordinaria transparencia hace que se vea muy bien. No lleva tratamiento antirreflejos, y aunque conveniente, en general no es necesario. Laco GmbH ofrece un tratamiento AR aplicado en la cara interna y externa del cristal por un sobreprecio de 50€ que me parece comparativamente elevado.

Laco Casablanca 42

La aplicación del lume es de tipo full-lum (mal llamada radiactiva), o sea que toda la superficie de la esfera lleva el pigmento luminoso como en el Spinnaker Tesei Titanium. El compuesto usado es de tipo Swiss Super-LumiNova C3 que con luz se ve amarillo-verdoso lo que le da ese color crema a la esfera. En la oscuridad brilla en verde. Como hay tanta superficie disponible se carga con muchísima rapidez y a poco que disminuya la luz ambiente apreciamos su refulgencia que es espectacular. La duración no es abrumadora, señal que han debido utilizar el grado estándar, no obstante es suficiente para ver la hora incluso si nos despertamos a media noche.

Laco Casablanca 42

Esa luminiscencia nos lleva a la esfera que podemos ver color natillas, casi blanco o ligeramente verde dependiendo del ángulo y la iluminación. Tiene todas las leyendas pintadas en color negro, tanto los numerales arábigos como el nombre de la marca. También están pintados los marcadores minuteros que nos recuerdan a los relojes ferroviarios, así como la tipografía usada en las horas, que tanto puede ser marina o náutica como típica del ferrocarril. No quiero olvidarme del atractivo del «Made in Germany» situado a las 6, justo debajo del fechador. Por cierto que éste tiene el disco de color blanco, tal vez en negro hubiera quedado más interesante.

Laco Casablanca 42

Las agujas del tipo leaf willow, feuille u hoja de sauce van tintadas en color negro mate. Quedan preciosas, reforzando el aspecto monocromático del reloj, y además dando mucho contraste para facilitar la lectura. Tienen la longitud perfecta, quiero decir, llegan justo hasta los extremos como debe ser, y que es algo que beneficia en lo estético, pero también aporta un plus de legibilidad. Ya visteis que con el Orient Flight II no era así, y me temo que el problema se debe a las tolerancias. Manecillas segunderas o minuteras que lleguen justo hasta el extremo implica unos controles de calidad exhaustivos, un proceso que garantice unas diminutas tolerancias de centrado de la esfera, porque en caso contrario, al moverse la aguja se notaría que está descentrada o incluso podría rozar contra el bisel interior.

Laco Casablanca 42

La trasera monta una ventana también de cristal de zafiro, algo que me gusta y que en otros relojes se reemplaza por un cristal mineral para ahorrar costes. Sin embargo funciona a presión en vez de roscada, una solución que ya vimos en la prueba del Tissot Heritage Visodate Automatic que sin ser lo ideal, es justificable en un reloj automático (que no se va a abrir a menudo), y sin aspiraciones acuáticas.

Laco Casablanca 42

La correa es de cuero en color negro y con pespuntes del mismo color. Tiene 20mm de ancho en las asas que se estrecha hasta los 18mm a la altura de la hebilla. Esa modalidad me parece la que mejor combina con la estética y las pretensiones del reloj. Sin embargo la hebilla, aunque firmada por Laco, es de acero arenado. Hubiera estado bien que tuviera el mismo recubrimiento PVD negro de la caja. A fin de cuentas por su reemplazo piden nada menos que 30€. Tampoco habría quedado mal la correa de aviador con los pespuntes en amarillo que irían a juego con la esfera, pero que también tiene la hebilla plateada.

Laco Casablanca 42

Laco Casablanca 42

Laco es de las pocas marcas que declara el peso del reloj, lo cifran en 85,8 gramos, una cifra que va en la línea de lo que ha dado mi balanza de precisión (82,8g).

Laco Casablanca 42

En mi Youtube tenéis la vista de 360º del reloj.

Movimiento

De serie este reloj es movido por un calibre Laco 21, es decir un Miyota 821A, un calibre conocido y asequible que le permite a Laco seguir ofreciendo relojes legendarios a precios contenidos. Lo interesante es que por un sobrecoste de 55€ más, podemos optar por su versión actualizada, el nuevo Miyota 8315 que ellos han bautizado como Laco 31. Es la primera vez que pruebo un reloj con esta maquinaria, así que explicaré un poco sus novedades.

Laco Casablanca 42

Con cada vez más fabricantes de la gama asequible apostando por los Seiko 4R3x/NH3x, Miyota se iba quedando fuera del mercado en la serie 8200 o Automatic Standard. Ciertamente con los Miyota 9000 de la Premium Automatic presentados en 2010 daban una paso adelante, pero también incrementaban el precio. Así fue como partiendo de la base de los 8215/821A decidieron evolucionarlos y así volver a ser competitivos. El resultado fue la serie 8300, que sigue conviviendo con la 8200, y que sólo tiene un representante, precisamente este 8315.

Laco Casablanca 42

En su base comparte las conocidas características, de hecho ambos son compatibles: una frecuencia de 21.600 vph, 21 rubís, una desviación máxima de -20/+40 segundos/día, el rotor de carga automática unidireccional, la posibilidad de darle cuerda manualmente, el paso rápido de fecha y el funcionamiento indirecto del segundero. Entonces, ¿dónde está la novedad? Pues que gracias a los nuevos materiales, ahora el muelle real es capaz de almacenar más energía, así que la reserva de marcha pasa de unas aceptables 42 horas, hasta unas destacables 60h. Además, se ha mejorado el acabado, ofreciendo de serie tornillería en azul, mucho más adecuado en un fondo visto como el del Casablanca, y que según afirman los japoneses, además contribuye a reducir el riesgo de oxidación. Puesto que con esa salvedad el resto es idéntico, es difícil justificar ese sobreprecio.

Laco Casablanca 42

En Laco siempre afinan sus calibres, de forma que esas holgadas tolerancias de Miyota/Citizen se reducen a unas cifras de -10/+20 segundos diarios. La regulación de la maquinaria en el taller creo que es de suma importancia en un reloj, pero también algo que incrementa el precio de mano de obra y que por ese motivo pocos son quiénes lo llevan a cabo. Era el momento de ponerlo a prueba en el cronocomparador.

Laco Casablanca 42

Y los resultados obtenidos han sido magníficos, una desfase diario de +0,75 segundos/día y un beat-error mínimo. Esos cuidados en los detalles, incluso los que no se ven como en este caso, son los que denotan la brillantez de algunas marcas. Siendo objetivos, la mayoría de usuarios no se darán cuenta si el reloj adelanta 10 segundos o lo hace sólo 5, eso lo pone de manifiesto el timegrapher, algo que Laco 1925 ha cuidado y que me encanta. No obstante no se trata de una maquinaria especialmente refinada, el rotor unidireccional nunca es lo más agradable en la muñeca, así que pese a su notable rendimiento, se encuentra por debajo del Sellita SW-200-1 que monta por ejemplo el Iron Annie Flight Control de precio similar.

Laco Casablanca 42

Sensaciones

La idea de un reloj Laco, pero que vaya más allá de los Fliegers B-Uhr tipo A o tipo B me parece muy interesante. Además hay que sumarle que siendo de su gama de básicos el precio es mucho más accesible. La experiencia se asemeja mucho a la de un modelo más caro, hay que hilar muy fino para apreciar las diferencias, ya que en su mayoría están en el interior: el calibre. Eso nos permite tener un reloj con la calidad de una gama superior, pero pagando justo la mitad.

Laco Casablanca 42

El tono monocromático lo hace muy funcional, un reloj bello, y que al menos a la luz del día pasará bastante desapercibido. Los materiales usados dan buenas sensaciones y con una correa que contrariamente a los relojes de inspiración vintage no es ni gruesa ni rígida, resulta cómodo en la muñeca.

Laco Casablanca 42

Conclusiones

Laco es una empresa muy competitiva en sus relojes tipo piloto/aviador en la gama de acceso. Si valoramos la genuinidad y el Made in Germany, no hay marca que lo ofrezca al precio que nos da Laco. Incluso ha tomado prestado de sus modelos más caros la posibilidad de incorporarle opciones, una forma de personalizarlo y adaptarlo a nuestros gustos; de nuevo algo que en esta franja casi nadie nos ofrece. El Casablanca en concreto tiene mucha personalidad, con la garantía y la calidad de la marca nos ofrece un diseño que es aparentemente diferente al de los fliegers.

Laco Casablanca 42

Tras realizar el pedido el reloj se envió en 3 días tal y como anunciaba la web. Es un plazo breve teniendo en cuenta que mi unidad iba personalizada. Sobre el papel el envío desde Alemania debía ser muy rápido, llegándome en solamente dos días y al proceder de la Unión Europea, sin problemas de aduanas con FedEx. El coste de envío no es gratuito, se paga aparte, y cuesta casi 20€. Sin embargo los de FedEx, quizás por tenerme manía por haberles criticado tardaron en entregármelo 4 días. Pienso que un par de días más o menos no cambian las cosas, un reloj es algo que se disfruta durante muchos años y que se hace con calma. Sin embargo cuando es el propio usuario el que ha pagado un envío a precio premium y este no cumple las expectativas, se atenúa la experiencia de compra.

Laco Casablanca 42

En cuanto a precio, la base parte de 420€ que me parece muy competitivo viendo todo lo que ofrece. Sobre el importe de las opciones ocurre como en los automóviles y es difícil de justificar. Son 55€ más por el Miyota 8300, casi lo que cuesta un STP1-11; y el también mencionado AR que son 50€ más. Al final vamos sumando y agregando el envío y las cifras pueden aumentar ostensiblemente porque full-equipe hablamos de 545€.

Laco Casablanca 42

▲ Más ▼ Menos
Diseño navy diferente a lo habitual
Acabado de un nivel de precio superior
Opciones caras
Calibre interesante pero escaso

Valoración

Diseño 8
Materiales 7
Acabados 7
Rendimiento 7
Calibre 6
Prestaciones 9
Precio 6
MEDIA 7,1

Laco Casablanca 42

Laco Casablanca 42

Laco Casablanca 42

Laco Casablanca 42

Laco Casablanca 42

16 comentarios en “Laco Casablanca 42”

  1. Aficionadoalosrelojes

    Me gusta mucho el aspecto del Laco como comenté en la galería de los lectores. Considero muy positivo que ajusten el movimiento.

  2. Buenas tardes Javier y resto de amigos

    Mira que es bonito por lo simple que es. Me recuerda al Casio MQ 24 en cuanto al dial. Que para mí no es un desmerito al revés un acierto en cuanto legibilidad.
    El precio es elevado por lo que has explicado del movimiento y el incremento del antirrflejos… Pero es un muy buen reloj, el precio está en consonancia a la marca.
    Me ha llamado la atención el nombre de los relojes: Casablanca, valencia… Me gusta

    Enhorabuena por el reloj, el diseño me parece increíble.

    Que pasen feliz domingo.

  3. Rewiev excelente como siempre Javier! Gracias. Reloj precioso, sin duda, esfera elegante y manecillas soberbias hasta aqui un 10. Ahora bien pagar 500€ por un miyota de la serie 8000 por muy ajustado que venga no deja de ser ( en mi opinión) una tintina … por esos precios uno espera un motorcillo de 4Hz… (japones, suizo o chino )

  4. Ups perdonad se me ha olvidado mandar un saludo a todos ! (P.D. Pforzheim tiene un parque con animales precioso para los crios, ayer mismo estuve allí celebrando el cumpleaños de mi pequeño)

  5. Extraordinario trabajo Guti.
    Qué chulo reloj! La sencillez le da su encanto, y si, estoy de acuerdo con Juan, un corazoncito un poquito mejor hubiera sido mejor para esta maravilla (aunque está en lo justo), gracias amigo por esta gran reseña. Saludos a Juan, Sergi, Troll y demás amigos.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    El diseño y la calidad es incuestionable Aficionadoalosrelojes. Vintage y muy legible. Lo mejor de todo es que lo han logrado aprovechando casi todos los componentes de sus Flieger, que cambiándole un par de detalles parece un reloj totalmente distinto.

  7. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es cierto Sergi, a veces olvidamos lo práctico que es un reloj tan sencillo, algo pensado para ver la hora sin más. A mi también me sorprendió al principio la cantidad de modelos que tienen con nombres en español, suena bien.

  8. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    No tiene un precio barato ElTrollDeSiempre, pero aunque en estética se parezca al MQ24, sólo viendo la lista de materiales ya ves que no es comparable.

  9. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Juan. Los Miyota 82xx tienen un precio equivalente al de los Seiko NH35, y son inferiores a ellos. Las 8300 son algo más caras, no tanto como las 9000, pero van sumando. De todas formas estoy de acuerdo contigo, opcionalmente un Miyota 9000 o un STP1-11 habría sido estupendo. Tampoco es necesario llegar a ETA o Sellita.

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Otro saludo para ti Juan, eres un privilegiado si están en la cuna de la relojería alemana…

  11. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias RICARDO. Creo que es una grata lectura y un gran reloj para tomarlo con calma durante este domingo.

  12. LUIS ENRIQUE SÁNCHEZ GÓMEZ

    Como ya he comentado en anteriores ocasiones soy absolutamente neófito en el mundo de los relojes, quizás pueda resultar por eso mi punto de vista interesante ya que me baso en primeras impresiones totalmente básicas, más bien debido a la imposibilidad de profundizar en cuestiones más técnicas. Pues bien, a mí el reloj me ha parecido bastante simple a primera vista, no digo con ello que esté mal, es simplemente que creo que por ese precio la estética debe jugar un papel un poco relevante, es cuestión de gustos. No creo que transmita, a no ser que analices en primer plano sus características, en cuyo caso sí es atractivo. Pero en cuanto a calibre y estética a primera vista creo que está un poco sobrevalorado. Me quedo con otras alternativas, como Thermidor, que también monta maquinaria Citizen…no sé, es mi opinión.
    Por cierto, mañana me llega el Thermidor vintage que envié a restaurar a la casa, muchas gracias una vez más por vuestras reflexiones acerca de la posible marca del reloj. En cuanto me llegue comparto los resultados para ver qué os parece. Un saludo.

  13. Es lo primero que he pensado al verlo, este reloj vendría a ser la versión lujosa del reloj de los sacerdotes, el MQ-24. Bromas aparte, me parece un reloj precioso, la acertada combinación de esfera clásica con el espectacular full-lum y el PVD le dan un toque distintivo dentro de su formalidad. Quizás la mácula o sensación de carencia provenga precisamente de su acierto y solidez estética, dan ganas de pagar algo más de la cifra de ese full-equipe y que lo hubiesen dotado de otro calibre más adecuado. Sobre las opciones, yo tras mi experiencia con las gafas me abstendría de añadir revestimiento antirreflejos, al menos en la cara externa, por lo demás veo que no has hecho uso de la opción de grabado en la trasera, que ésa al menos sí es gratuita. Muchas gracias por la reseña.

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    LUIS ENRIQUE SÁNCHEZ GÓMEZ el asunto de la calidad es muy sutil. Por ejemplo en un reloj de 200€, un aumento de precio de 100€ redunda en un incremento de calidad pequeño. Son detalles que además de sus materiales implican el ajuste del calibre, los acabados… Si a ese reloj de 200€ le aumentamos 1000€ nos encontramos con algo parecido.

    ¡Han sido rápidos además con el Thermidor!

  15. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    El problema que yo veo jostma es que quizás por estructuración de gama los Laco con movimiento Swiss Made disparan el precio, casi los doblan. Es verdad que añaden algunos equipamientos más de serie, pero es difícil de justificar. En todo caso se mueven en la franja de Stowa y otros de sus rivales, así que están bien colocados, pero a diferencia del resto, ofrecen estos modelos de gama de entrada.

    Lo curioso es que no tengan un Casablanca premium. En los modelos de aviador ofrecen los básicos y los originales, algo que no ocurre con estos marinos y que creo que sería una oferta muy interesante. Sería tomar de base algo como el Philadelphia y darle el PVD y la esfera del Casablanca.

Deja un comentario