Gavox Avidiver

Esta sección relojera, aunque esté mal que yo lo diga, cada vez me gusta más. Se está convirtiendo en un crisol de culturas. Hemos tenido relojes rusos, lituanos, americanos, chinos, finlandeses, estonios, japoneses, españoles, alemanes, hongkonianos, singapurenses, portugueses y por supuesto suizos. Pues bien, hoy iniciamos, esperemos que sea el primero de muchos, con los belgas.

Time2Give SPRL es una compañía con sede en Rosières (Bélgica) que desde 2010 se dedica a crear relojes personalizados y a medida (private label), es decir, la producción de relojes para terceros. En 2011, liderados por Michael Happé decidieron lanzar su propia marca: GAVOX Watches, centrada en los relojes instrumento y de tipo militar. Desde 2014, Gavox proporciona los relojes varios escuadrones de la fuerza aérea belga, con más de 500 pilotos llevando sus relojes en vuelo.



Ficha técnica

GéneroHombres
CajaAcero inoxidable 316L. 43mm de diámetro sin contar la corona. 12,8mm de alto
CoronaRoscada de acero
EsferaBlanca
BiselInterno rotativo
CristalZafiro
Lumen
TraseraExhibición roscada
CorreaSilicona de 22mm de ancho
FuncionesHora, minutos, segundos, día del mes, segunda zona horaria con bisel interno
Resistencia al agua20 ATM
PesoN/D
MovimientoMiyota 9015. 28.800 vph. 24 rubís
ComplicacionesCarga automática con rotor unidireccional. Remonte manual y parada de segundero
Prestaciones42h de reserva de marcha. -10/+30 segundos/día
OrigenBélgica
Garantía2 años
PVP650€
DistribuidorGavox Watches (Time2Give SPRL)

Presentación

Recibimos el Gavox Avidiver en una original caja de madera natural en color claro, con un aspecto rústico como si fuera una antigua caja de municiones. Una tira de cuero marrón con una protuberancia metálica actúa a modo de cierre de la misma. Materiales naturales de máxima calidad, pero con un toque funcional.





Al abrirla encontramos el reloj en un interior más convencional y almohadillado con espuma gris oscura. Un contraste que refleja esa dualidad entre reloj táctico y reloj de uso diario.



La dotación cumple sobradamente, un pequeño manual de instrucciones, así como el documento de garantía y condiciones de la misma.



Introducción

Suelo comenzar con esta sección de introducción poniendo un poco en contexto el reloj. Lo fácil sería siguiendo su origen, pero aunque he visitado Bélgica en un par de ocasiones, solamente conozco su capital: Bruselas.



No obstante, cuando pienso en ese país, me viene a la memoria Tintín, de los pocos cómics que me han gustado.



Pero todo eso es la «vieja» Bélgica, porque la nueva se parece más a los habituales días lluviosos del país a bordo de un helicóptero militar, y por supuesto con un Gavox en la muñeca.



Quizás por eso el logotipo de Gavox Watches sea un V que alargada por unas alas, representa un fuselaje (gaVox).



Diseño y construcción

Después del también mecánico y espectacular Gavox Aurora, las intenciones de la marca con el Avidiver quedan claras desde su propia denominación, que mezcla la palabra «Avi» de Aviation y «Diver» de buceo. Un reloj capaz de resistir un vuelo en avión, como una inmersión en el mar, y por supuesto, estar en el suelo. Un reloj mar-tierra-aire. La familia Gavox Avidiver consta de las siguientes variantes:

Avidiver White PVD (referencia GA-AVD-115.1) con caja de acero inoxidable PVD, la esfera blanca y la correa de caucho negra.
Avidiver White Steel (referencia GA-AVD-115.0) con caja de acero inoxidable, la esfera blanca y la correa de caucho naranja o negra.
Avidiver Black PVD (referencia GA-AVD-111.1) con caja de acero inoxidable PVD, la esfera negra y la correa de caucho naranja o negra.
Avidiver Black Steel (referencia GA-AVD-111.0 ) con caja de acero inoxidable, la esfera negra y la correa de caucho negra.
Avidiver Blue PVD (referencia GA-AVD-114.174) con caja de acero inoxidable PVD, la esfera azul y la correa de caucho azul.
Avidiver Blue Steel (referencia GA-AVD-114.0) con caja de acero inoxidable, la esfera azul y la correa de caucho azul.



En el GA-AVD-115.0, la caja es de acero inoxidable 316L, está cepillada en acabado mate, evitando así reflejos que podrían ser peligrosos durante un vuelo. Tiene 43mm de diámetro sin contar la corona. La principal particularidad es que vemos dos coronas, ambas roscadas y firmadas. La primera situada a las 2, nos permite rotar el bisel interno de forma bidireccional. Hace las veces de segunda zona horaria, pero se puede usar también como cronógrafo. La otra, a las 4, es la corona que diríamos normal. Para identificarlas fácilmente, la de la zona horaria, va grabada en naranja con el símbolo de un triángulo. Ésto es importante porque su funcionamiento es bien sencillo a la par que original. En la esfera el triángulo invertido a las 12, puede girar hacia la izquierda y la derecha. Si lo movemos hasta las 6, para nosotros querrá decir que en el segundo huso horario, esas 6 serán en realidad las 12. De esta forma ya hemos modelado nuestro horario principal, y otro a +/-6 horas.



Precisamente Michael, el máximo responsable de la marca, nos lo muestra en Youtube:

Aunque está garantizado su hermetismo al agua hasta los 200M (20 ATM), entre otras cosas, porque incorpora dobles juntas. Antes de abandonar el taller de Gavox, se prueban a 50 ATM de presión, un plus adicional muy interesante.

Para la esfera, en vez de usar el tradicional concepto de esfera con índices aplicados, el Avidiver usa una estructura de tipo sandwitch con cuatro capas. Es decir, una base donde va aplicado el lumen, y luego una cubierta en color blanco con huecos que componen los numerales. El resto de elementos en color negro, los índices, la marca y las leyendas «Automatic 20 ATM», van pintadas.

Esta técnica, popularizada por Panerai facilita la cobertura del lúmen. Combinado con que han usado Swiss Super-LumiNova C3, no debería extrañarnos que su rendimiento sea tan bueno.



Las manecillas de tipo piloto son de color negro. Las tres llevan los extremos con el contorno naranja, a juego con la correa y el triángulo GMT; mientras que la segundera mantiene el color negro, pero le añade el bonito contrapeso con la silueta del avión característico de Gavox.

El cristal es casi plano, con una doble convexidad que sólo se aprecia de perfil. Es de zafiro y lleva tratamiento antirreflejante (AR).



En la parte trasera nos encontramos una tapa de acero roscada con ventana de exhibición. Ello nos permite deleitarnos con las Côtes de Genève de su decoración, y el rotor de carga personalizado con el logotipo y firmado por Gavox Watch Company. Las inscripciones en el acero nos proporcionan la información básica que necesitamos, pero también un número de serie único para nuestro reloj, en mi caso el Nº 030. Ello quiere decir que aunque no sea de tirada limitada, cada unidad está perfectamente identificada y clasificada en los archivos de la marca.



La correa es de silicona, en un llamativo color naranja que me encantó desde que la ví. Tiene 22mm de ancho a la altura de las asas, y una hebilla que como no podía ser menos, es también de acero inoxidable mate y firmada, al igual que la parte interior de la correa.





Movimiento

En Gavox han optado por incorporar en los Avidiver un calibre automático de origen Citizen, el Miyota 9015. Un calibre que prometía rivalizar con los suizos, pero que por una gestión un tanto incoherente por parte de los japoneses, apenas se monta en favor de los omnipresentes NH35 y NH36. De base es una maquinaria muy precisa gracias a su elevada frecuencia de 28.800 vph. Cuenta con 24 rubís, parada de segundero, remonte manual, y su única carencia es que el rotor de carga es unidireccional. Es un movimiento fiable y muy agradable de utilizar, si bien más ruidoso de lo normal a la hora de cargar.



En cuanto a prestaciones oficiales, acreditan una desviación media de -10/+30 segundos/día, y una reserva de marcha de 41 horas. El punto destacable es que la marca los ajusta uno a uno antes de introducirlos en la caja del reloj, mejorando así su precisión. Como ya vimos este calibre en el Circula Classic Automatic, y las especificaciones técnicas (599 KB. en formato PDF) proporcionan todos los detalles, no me extenderé más en este sentido.



Sólo mencionar que aunque el acabado del mecanismo es el habitual en un ebauche, el rotor sí que está personalizado.



Sensaciones

Ciertamente es de grandes dimensiones, no en vano tiene 50,8mm de distancia entre asas, sin embargo, con 12,8mm de altura, es muy plano teniendo en cuenta que ofrece una gran resistencia al agua y que monta un calibre de carga automática. Tal vez su estética no sea la más adecuada para llevar con camisa, pero sus dimensiones lo permiten sin ningún problema. Ello, unido a su ligereza, contribuye a que sea muy cómodo en la muñeca.



La correa de silicona es comodísima, y al mismo tiempo lo hace bastante ligero. La visibilidad es buena, pero cuando empieza a oscurecer y el lumen todavía no surte efecto, el contraste de los numerales tipo sandwitch no es el ideal. Por suerte tenemos los marcadores negros en el perímetro que esos si nos dan una referencia clara. El lumen de diferentes tonos es muy eficaz, pero al tiempo resulta espectacular de contemplar.



El vistoso y alegre color naranja de la correa y los detalles de la esfera, aporta un extra de energía. Para esos días en que necesitamos un empujoncito.



Conclusiones

La calidad del reloj es muy buena, y su diseño cuenta con elementos muy originales. En ese sentido el precio de 650€, lo sitúa en una franja alta, competencia directa con los relojes suizos. Tal vez con un calibre de mayores prestaciones y prestigio como el Swiss Technology Production STP1-11, la cosa sería distinta. Sin embargo si lo comparamos en cuanto a concepto, un reloj de inmersión y de aviación al mismo tiempo, la competencia es casi inexistente. Algunos modelos de Casio G-Shock, en general algo más económicos, y algunos de Breitling todos ellos mucho más caros.



Está plagado de detalles que lo hacen único para la marca, empezando por el segundero, y terminando por el segundo huso horario. Para aquellos que busquen un reloj, no solamente de inspiración aeronáutica, sino con experiencia demostrada, con el que se pueda bucear, y que valore los relojes mecánicos, el Avidiver es una opción muy recomendable.



▲ Más▼ Menos
GMT ingenioso
Diseño bonito
Precio elevado
Contraste de los numerales



Actualizado a domingo 22 de marzo de 2020. 12:36:
Hasta finales de marzo Gavox ofrece un 20% de descuento en todos sus relojes. No tenéis más que usar el código de descuento o cupón promocional gavoxknowsit al hacer la compra.

15 comentarios en “Gavox Avidiver”

  1. Un reloj muy bonito. El aspecto de los números perforados bajo los que está el lume es fantástico, aunque les habría puesto la guinda si el borde lo hubiesen pintado, porque supongo que bajo ciertas condiciones los números no se disintiguirán bien del fondo, y espacio para hacerlo tenían de sobra.

    Lo que menos me gusta es la correa de silicona, las odio, se quedan «pegadas» y son un incordio. Claro que eso tiene fácil solución cambiándole la correa y listo.

    El logo de la marca, por cierto, muy chulo también.

  2. Gran reloj.

    Me gustan mucho los detalles del bisel giratorio interno – desconocía la existencia de este sistema – y el uso en la esfera de una estructura de tipo sandwich para la mejor aplicación del lumen. Acerca de dicha estructura, me pregunto si otra de sus ventajas es que facilite la operación de substitución del lumen.

    Otro acierto es el tamaño del reloj. Grande sí, pero tiene un sentido: si en general la forma debe seguir a la función, en este caso el tamaño grande es un imposición de la la legibilidad. Cuando conduces un coche de carreras, y no digamos un avión de combate, para ver la hora en el reloj que llevas en la muñeca dispones de una fracción de segundo. Para ello se precisa de una esfera de diseño muy sencillo, lumen más que generoso y de un diámetro considerable. Los icónicos relojes B-Uhr tenían una esfera grande – 50 mm de diámetro – por ese motivo.

    Un reloj automático está muy bien, pero yo creo que sería de interés que hubiese también una versión con movimiento de cuarzo termocompensado y recarga solar. A mi juicio una versión así casaría con el espíritu de máquina-herramienta que tiene este reloj.

  3. Buenas noches D. Javier, E. Telegráfica y ET. También demás lectores de la bitácora.

    Precioso relojazo ( por el tamaño). Como bien nos ha explicado E. Telegráfica, el tamaño está acordé a la filosofía del reloj (piloto).
    El bisel interno es curioso y creo que funcional. El color naranja es muy de aviación, no? Las cajas negras, chalecos, las cazadoras bomber… Por tanto me parece muy adecuado el color naranja.
    El logo precioso, también me gusta.

    En cuanto a maquinaria no tengo más que añadir. El precio me parece elevado, pero la originalidad tiene un precio.

    Enhorabuena por la entrada. Magnífico y completo reloj.

  4. También hay que explicar Sergi que aquellos relojes de aviador, eran básicamente relojes de bolsillo adaptados a la muñeca. De ahí en parte su tamaño. Iban con correas de cuero pensadas para ser abrochadas por encima de la ropa. En lo que coincido es que la legibilidad es fundamental. Muchas gracias por tus palabras.

  5. Yo creo que si un relojista. Un dial tipo sandwich debe ser mucho más fácil de relumear. No hay que ir pintando a mano y con cuidado. Me parece que Seiko licencia su módulos solares a terceros, pero ninguno termocompensado. Es decir, haría falta un módulo de manufactura propia, algo que una pequeña marca no puede permitirse (económicamente hablando).

  6. Bien visto lo de los bordes pintados ET, efectivamente le aportaría más contraste. En cuanto a correas de silicona, no sé que decirte. Debe haber diferentes compuestos. Unas que se van degradando y volviendo pegajosas, y otras que no. Sólo el tiempo dirá cual es la que usa el Gavox.

  7. El reloj es bonito y alegre en general. Pero a mi modo de ver le sobra el fechador. No me gusta como le queda ni en la posición de las 4. Además por proporciones lo veo ridículo y parece ser de lo que peor legibilidad tiene.

    Con esa esfera clara coincido con los demás, debería tener un finísimo (tampoco necesita que sea más, UN PELO) contorno negro en los diales que tienen el lumen debajo, y se vería estupendo. También digo que con lo que alegre que se ve el reloj, y siendo entre de aviador y de buceo, imaginaros los detalles negros de este en blanco roto, y el fondo en dos tonos de azul o celeste cielo. Se vería muy alegre igualmente y espectacular con las partes en lumen y los toques en naranja.

  8. En cambio a mi, Alejandro, sí que me gustan los fechadores. Bueno, no es que me gusten, sino que los encuentro útiles. Es verdad que cuando no están a las 9 o a las 3, se ven raros, y colocado a las 4 es lo que ocurre. Pero claro, viene derivado de los grandes numerales, que habría que cortarlos si quisiéramos colocarlo a las 3. Y cuando un numeral se trunca, suele ser peor el remedio que la enfermedad.

    En cuanto al tamaño del fechador, creo que es algo que los fabricantes de calibres, Citizen en este caso, no han comprendido. Los relojes masculinos hoy en día son mucho más grandes, pueden aprovechar un disco más generoso que muestre el día del mes en mayor tamaño.

  9. Claro. Es que le veo las dos cosas al fechador. En lo personal, veo el reloj alegre y actual a la vez que muy clásico de esfera de estilo herramienta. Pues yo ya, de entrada, de haber fechador, es que no lo veo en posiciones «raras» tan contemporáneas. ¿Acaso un Rolex, un Doxa, o los clásicos reloj herramienta clásicos los tienen? Pues por algo es… encima este reloj juega con la esfera entre la de algunos relojes de buceo clásicos del pasado, y otros más clásicos aún, los de los aviadores. Pues más me rechina la ventanita inclinada y calzada a las 4 o en posición similar.

    Pero lo más grave es eso, es que es un reloj que se entiende que prima la legibilidad. De ahí en lo que se basa, eso primaban los primigenios tanto en buceo como en aviación en los que tanto se inspira. De ahí el tamaño generoso de la esfera, clara y bastante diáfana. Y en medio de esa limpieza y claridad y con ese tamaño, pues ¡zasca!, una ventanita ridícula que no pega, y encima, de proporciones ridículas.

Deja un comentario