San Martin SN038-G

En el artículo/reseña del Addies MY-H8 / Steeldive SD1970 (y la historia de Steeldive, Addiesdive y WatchDives) explicaba un poco las diferentes marcas chinas que han ido surgiendo en base a diseños de reconocidos modelos de antaño, principalmente de Seiko pero también de Blancpain, Sinn, IWC, … El nombre de San Martin salía a la palestra como el que mejor calidad proporcionaba. Efectivamente eran bastante más caros que sus competidores, entorno al doble de precio. Era cuestión de aprovechar una buena oferta y hacerse con él a precio competitivo para poderlo examinar.

Así que continuamos con los relojes chinos tras la review del Steeldive SD1953 (Submariner) y lo hacemos también repitiendo color, el azul que me parece aún más bonito que el del mencionado 1953.

El grupo Guangdong Shenzhen Xingzhen Industrial Co, se fundó por parte de 5 empleados y cuentan con diferentes marcas de relojes chinas en su portfolio. No es de extrañar que todas ellas tengan modelos similares a este SN038-G (Proxima, Heimdallr/Sharkey, HIMQ o Shirryu).



San Martin SN038-G

Género Hombres
Caja Acero inoxidable 316L. 44mm de diámetro sin contar la corona. 15mm de alto
Corona Roscada de acero
Esfera Azul
Bisel Cerámico rotativo unidireccional
Cristal Zafiro
Lumen
Trasera Acero inoxidable sólida
Correa Armis de acero inoxidable de 20mm de ancho
Funciones Hora, minutos, segundos, día del mes
Resistencia al agua 30 ATM
Peso 213g
Movimiento Seiko TMI NH35A. 21.600 vph, 24 rubís
Complicaciones Carga automática con rotor bidireccional. Remonte manual. Parada de segundero
Prestaciones 41h de reserva de marcha. -20/+40 segundos/día
Origen Made in China
Garantía 2 años
PVP 387€. Oferta 201€ (165€ con disputa)
Distribuidor San Martin / Aliexpress

Presentación

La presentación después de reseñan tanto Addies/Steeldive decepciona inicialmente. La misma caja de plástico supuestamente estanca y resistente a los golpes de color negro. Se repite la mala sensación de las pestañas a la hora de abrirlas y cerrarlas. Pagando un suplemento por el San Martín uno esperaría algo mejor.



San Martin SN038-G

La dotación se complementa con una tarjeta de garantía y un manual de instrucciones. No son mejores que los de Addies, pero es suficiente por ese precio, y más abundante que lo que dan muchas marcas más reputadas.



San Martin SN038-G

Lo que si cambia son las herramientas para extraer pasadores y eliminar eslabones, de una calidad superior a la que ofrecen otras marcas chinas.



San Martin SN038-G

Personalmente cuando busco un reloj de precio competitivo prefiero y además comprendo, que se recorten gastos en el packaging. Es mejor centrarse en lo que uno va a usar cada día, el reloj.

Introducción

Como decía hace un momento, el Sanmartin SN038 es virtualmente idéntico a los Proxima SBDX001, Heimdallr Sharkey Sharkmaster, HIMQ Golden MM300 o Shirryu. No sólo sus tarifas están por encima de homenajes a los Marinemaster como el Addies H7/1968 o Steeldive AE1968/SD1968, sino que también es ligeramente más caro que las otras del grupo. Se supone que ello se debe a que tiene mejor nombre y que supuestamente efectúa mejores controles de calidad. Lo habíamos explicado en su día en los comentarios de la review.

Sus comienzos son también parecidos a los de Watchdives, aunque con algo más de historia. San Martin la fundó Liao JiaMing oficialmente en el año 2016 (otras fuentes dicen 2012). Antes de eso, en 2002 se dedicaban a modificar y comercializar mods de relojes Seiko.



San Martin SN038-G

Comenzaron en Zhongshan en la provincia de Guangdong con solamente 3 empleados. En 2017 se trasladan a Dongguan, una forma de estar más cerca de las fábricas relojeras de la región y colaboran con el Watch Design Institute de la Chongqing University. Supuestamente esa factoría china es una de las más grandes del país, propiedad hongkonesa de la compañía Legend Watch Co., Ltd y que también tiene su propia marca Fifty Four watch), los que parece ser que fabrican también el OceanX Sharkmaster 1000.

Comienzan a cosechar buenas críticas entre los entusiastas chinos, así que en 2019 lanzan su web como forma de vender directamente a todo el mundo. Desde Dōngguǎn, la ciudad con el centro comercial más grande del mundo, el New South China Mall, y también la capital china del turismo sexual, la baza que aprovechan es que dicen conocer algunos secretillos de la industria suiza, entre otros los lugares en dónde se fabrican algunos de sus componentes. Han registrado 8 patentes de diseño y 2 patentes prácticas en cuanto a la estructura interna de un reloj.

Todo indica a que al menos algunos elementos como los cristales o los biseles provienen del mismo proveedor que Steeldive/Addies, pero con acabados y controles de calidad superiores.

El SN-038 no oculta que es un homenaje al Seiko SBDX021, puesto que así mismo lo mencionan en la página web oficial de la marca, aunque esta versión en azul es más parecida al SBDX025 / SLA023. Un reloj de incuestionable calidad, pero que con una tarifa de 3.400€ se aleja de muchos bolsillos. Aún así los de San Martin han hecho algunos cambios, unos acertados y otros no tanto. De forma que aunque en lineas generales se parezcan mucho, no es exactamente el mismo reloj ni el mismo diseño.



San Martin SN038-G

Diseño y construcción

Como reloj de buceo que ofrece una teórica resistencia al agua de hasta 300M o 30 ATM, la caja es gruesa y voluminosa. Tiene 44mm de diámetro sin contar la corona y 15mm de alto. Es grueso, pero menos que el Addies 1968. El motivo es que externamente el cristal es casi plano. Es de zafiro doblemente abombado aunque la curvatura se encuentra en la parte interna resultando mucho más fiel al Seiko SBDX023 / SLA021 que sus primos los Steeldive/Addies SD1968.



San Martin SN038-G



San Martin SN038-G

En la caja los laterales del acero inoxidable 316L están pulidos a espejo, mientras que la parte superior es mate. La corona que va sin firmar reproduce ese estilo brillante.



San Martin SN038-G

La esfera me encanta un color azul con efecto de tornasolado o rayos de sol, pero de un tono oscuro. A plena luz lo veremos como un azul marino claro, en el resto de condiciones, tendiendo casi al azul de las profundidades del mar. Las leyendas van impresas en blanco, pero el nombre de la marca está aplicado.



San Martin SN038-G



San Martin SN038-G

El fechador está invertido, o sea fondo negro en vez de blanco, y por tanto opuesto al que monta Seiko en su Marine Master. Es un recurso que ya vimos en el Stowa Flieger Ikarus y que estéticamente queda bien y no representa ningún problema en lo que a legibilidad se refiere. Lo suyo hubiera sido que tuviera fondo azul, algo que con Seiko no es posible porque sólo suministra sus calibres con el fechador en esos dos colores, algo que sí que ofrece por ejemplo Swiss Technology Components.



San Martin SN038-G

El bisel es de acero inoxidable rotando unidireccionalmente 120 clics. El inserto es de material cerámico en color azul. Aunque su tono es liso, encaja perfectamente con la percepción de color que tenemos de la esfera.



San Martin SN038-G

El diseño de las agujas mezcla el tipo obelisco con el bastón recto de puntas redondeadas. Son de contornos plateados brillantes, como en el Marine Master son muy legibles igual que los grandes índices horarios del mismo material. Es algo que comparte con el resto de modelos que homenajean a este reloj. Me hubiera gustado una manecilla segundera coloreada, quizás en blanco o incluso en amarillo.



San Martin SN038-G

La principal diferencia es su lumen. Han usado Swiss Super-LumiNova C3 en color amarillo verdoso. Su contraste sobre el azul de la esfera es superior al BGW9, y su luminosidad más intensa. En el pasado se vendía con lumen solamente en el triángulo a las 12. Después apareció la versión «Full lum» en donde por 5$ más, todos los numerales del bisel iban lumeados. Parece que final la «Full lum» se ha convertido en la única alternativa, algo que tiene mucho sentido.



San Martin SN038-G



San Martin SN038-G

Como la caja es monobloque, no hay tapa trasera como tal. Es acero inoxidable sólido. No hay ningún texto inscrito, solamente el logotipo de la marca que está a modo de altorrelieve en vez el más barato de grabado con láser o al ácido.



San Martin SN038-G



San Martin SN038-G

Pese a que va sin firmar, la solidez del brazalete de acero inoxidable 316L se nota en cuanto a calidad y acabados. Tiene 20mm de ancho en las asas, el cierre lleva pulsadores y cuenta con nada menos que 6 microajustes. Va cepillado a mate salvo el contorno de los eslabones centrales que son plateados, otorgando un aspecto trabajado.



San Martin SN038-G



San Martin SN038-G

Movimiento

Los nuevos San Martin SN038-Q con caja de bronce se pueden pedir por 25$ más con un PT5000, o por 200$ más con un Sellita SW-200-1. Esta última opción creo que no compensa, cuesta casi más el collar que el perro. Sin embargo el PT5000 de H.K. Precision Technology, un clon del ETA 2824 habría sido una estupenda alternativa. Tampoco habría estado mal el mencionado STP1-11 que debe costar unos 30€ más que el Seiko y que podrían haber montado con diferentes colores de fechador. También habría preferido el Sea-Gull ST2130 que monta el Heimdallr Sharkmaster (otro clon del 2824-2).



San Martin SN038-G

El reloj se ofrece tanto con fechador como sin él. El versión sin fechador sigue montando un NH35, así que adolece del problema de corona fantasma. Es decir una segunda posición que no hace nada, y que por tanto no es recomendable.

En cuanto al NH35A es un calibre por todos conocido, y del que hemos hablado en anteriores reseñas como las del Steeldive SD1953, el Addies MY-H8 / Steeldive SD1970 o el Steeldive Green Marine SD1975/GM1975. Una maquinaria automática de precio económico, buenas funciones, y prestaciones discretas. Resulta muy fiable y reparable, y algo que pocas veces se menciona, reemplazable. Con esto me vengo a referir que podemos adquirirla al por menor por unos 30€. Nos va a salir más barato cambiarla que limpiarla y engrasarla. Tenéis todos los detalles en las especificaciones técnicas (1,1 MB. en formato PDF).



San Martin SN038-G

La marca dice ajustarlos a +/- 10 segundos/día. No da más detalles de en cuantas posiciones lo hacen, pero es un trabajo adicional que merece la pena, y que ciertamente supera con creces los criterios de Seiko/TMI/SII que se conforman con unos discretos -20/+40 segundos/día. Sí que apuntaré que el rendimiento de mi unidad se puede considerar muy bueno, con un desfase diario entorno a los -4 segundos; y no lo califico de excelente por el simple motivo que prefiero los adelantos a los atrasos. Aprovechando mi nuevo Weishi 1000 Timegrapher, lo he medido confirmándome mis valores empíricos.



San Martin SN038-G

Sensaciones

El SN-038 me parece un reloj precioso cada vez que lo miro. Su diseño clásico y reconocible, una esfera de un color azul que me encanta, pero sobre todo, el juego que hace el lumen C3 con su tono amarillento y que le proporciona un contraste perfecto de cara a la legibilidad.



San Martin SN038-G

Comparado con el Steeldive 1968, La calidad se nota. El lumen es mucho mejor, no solamente por la diferencia de luminosidad percibida entre el C3 y el BGW9 de entorno al 5%, sino que va más allá. Debe estar mejor aplicado, o tener más capas, o ser de un mejor grado. En cuanto a intensidad, su brillo es el mejor que he visto, superando al Trigalux T-Diver II y al Seiko Monster 3 (SBDC023). Sobre la duración de la iluminación, ya no está tan claro que les supere.

Me gusta más también el cristal, se parece más al de Seiko y es más fácil de leer porque está menos abombado en el exterior. El brazalete y su cierre son mucho mejores, igual que lo es el acabado de la esfera. Presuntamente San Martín ajusta las maquinarias, así que es otro aporte de calidad. No veo diferencias ni en materiales ni en acabados en lo que se refiere a la caja, el bisel o la corona. Pero es que los Addies/Steeldive ya estaban muy bien en ese sentido.



San Martin SN038-G

Se siente con empaque y robusto, comparable o superior al OceanX Sharkmaster 1000M. Es voluminoso, pesado y grueso, pero puede que por estar ya acostumbrado, no me parece incomodo en ninguna forma.



San Martin SN038-G

Es una lástima que con este precio no hayan optado al movimiento PT5000, no sólo más refinado y de alta frecuencia, sino además más coherente al ser también de origen chino como el resto del reloj.



San Martin SN038-G

Conclusiones

Comparando especificaciones, no hay nada que indique que el San Martin sea superior al Steeldive 1968. Personalmente en su resistencia al agua de 300M, me fío más de este que de por ejemplo los Steeldive Tuna o Addies Marine Master. Pero fuera de eso, es que aunque sean los mismos materiales, las diferencias se notan. No es lo mismo el brazalete de acero de un Steeldive que de un San Martin, por más que ambos sean de acero inoxidable 316L. O la aplicación que tiene el lumen, aunque los dos sean Super-LumiNova®.



San Martin SN038-G

El chasco me lo llevé cuando comprobé el bisel. Giraba correctamente, denotando calidad, pero al presionarlo su anclaje no era firme. En la zona entre el 10 y el 30 al apretar, se movía hundiéndose. Era algo sutil y me había pasado desapercibido. Un sonido de clic era la prueba de que algo fallaba.



San Martin SN038-G

Según me indicaron algunos entendidos en relojería, la causa era el arillo resorte que hace los clics y de freno unidireccional del bisel. La solución era desmontarlo y aplastar un poco las pestañas para que no se levantase. En el Addies 1968 mucho más barato el efecto era mucho menor. Fue una decepción en cuanto a controles de calidad y ensamblado por parte de San Martin. Después pasé a revisar si esa holgura ocurría en más relojes. No tenía mucho sentido, pasaba, aunque en menor medida que en el San Martín en el Orient Nepture, pero no en el Orient M-Force. Terminé quitándole algo de importancia al asunto, aunque se demostró que Sanmartin ofrece mucha más calidad que otras marcas chinas, se puso de manifiesto que sus controles de calidad eran igual de malos, inexistentes diría yo. Máxime porque el reloj de Sanmartin lo compré también en su tienda oficial. En este sentido, y tras contactarles directamente desde Aliexpress no se dignaron ni siquiera a responder, de modo que tras una prudencial espera de 2 días, abrí sin más la disputa solicitando 50,25€, es decir un 25% del coste del reloj. Continuaron sin responderme hasta 2 días antes de que se fuese a resolver. Me indicaron que lo sentían y que estaban de vacaciones. Que lo habían consultado con un relojero y que eso era algo normal. Les dije que no, que no era así, mostrándole que el ajuste de un Addies 1968 era mejor.

Rectificaron y me comentaron algo que yo ya sabía, que era un problema que ocurría con muchos relojes de cualquier marca y de cualquier tipo. Y que si estaba dentro de unas tolerancias razonables, pues lo dejaban pasar. Insinuaron que mi reloj se les debió escapar, pero nunca lo dijeron tan claramente. Entonces me ofrecieron 40$ de indemninación por Paypal si retiraba la disputa. Justificaban que sus márgenes son pequeños, y que no les interesa una disputa de Aliexpress. Comprendía lo de sus márgenes, aunque eventualmente esos 40$ me permitirían comprar otro bisel y cambiarlo, era lo justo. De modo que esos 201€ de precio se quedaron en unos 165€. Aunque si os soy sinceros, hubiera preferido el monto total y tener un bisel perfecto.



San Martin SN038-G

Si buscamos un Marine Master, la duda es si gastarse 130€ en un Steeldive o Addies, o bien subir hasta los 200€ en un San Martin. Por 70€, yo iría a por el Sanmartin. Quiero pensar que esos problemas de calidad han sido un caso aislado que bien podría pasar con cualquier otra marca china. Me quedo sin saber qué tal es el Proxima SBDX001, del que se dice que es comparable a San Martin, pero por unos 150€, casi precio de Steeldive. No ha sido mi caso, pero en estas cifras debemos valorar el posible palo de aduanas, que al ser proporcional al importe, no sería lo mismo agregar 70€ que 55€.



San Martin SN038-G

En estos precios, y fuera de la influencia Seiko Marine Master, hay multitud de opciones. Además del mencionado OceanX Sharkmaster 1000, se me ocurren los Tempore Lux Vintage One o Spinnaker Dumas, pero algo más caros. Por el mismo precio, pero yendo a lo seguro en calidad aunque los materiales no sean de este nivel, la recomendación es el Orient Mako III (Kamasu).



San Martin SN038-G

Lo hemos comentado en muchas ocasiones. El día que estos fabricantes/ensambladores/remarcadores asiáticos mejoren sus controles de calidad y ofrezcan un buen servicio y distribución, van a comerse una gran parte del mercado.



San Martin SN038-G

▲ Más ▼ Menos
Estupenda combinación de azul con lumen C3 espectacular
Buenos materiales y acabados
Defecto en el bisel
Calibre NH35

18 comentarios en “San Martin SN038-G”

  1. Una descripción con ataque y defensa. Javier, puede que seas el gladiador «independiente» del mundo de los relojes. Hacía falta un analistas de nivel. Ahí estas tú. En cada reportaje animas a comprar. Enhorabuena.

  2. Buenas tardes D. Javier,D. Ricardo y D. Miguel. También al resto de compañeros.

    Enhorabuena Javier por la adquisicion. Una lástima lo del bisel, estos asiáticos no saben que los que nos gusta los relojes somos auténticos detectores de errores. Muy exigentes con materiales y acabados.

    Por lo que hace al reloj si te gusta la estética diver, este es uno de los buques insignia.

    Buenas tardes y gracias D. Javier.

  3. Al igual que apunta Miguel, se agradece mucho la objetividad y la ausencia de prejuicios en tus análisis. Desde luego todo el reloj luce impresionante, hasta la trasera con ese tiburón blanco, me encanta.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Miguel. Muchos hablan de opiniones honestas e imparciales, pero ya ves, muchas veces es sólo palabrería. Te agradezco el comentario y el apoyo que confirman que esta línea editorial es la correcta.

  5. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    El reloj me encanta Sergi, y comparando creo que es el lumen más poderoso que he visto. La decepción son esos controles de calidad, uno pensaría que en una marca como San Martin (SM), que se sitúa por posicionamiento y precios en la gama alta de las otras, no hubiera estos problemas en los relojes vendidos. Es cierto que son problemas que he visto en marcas como Spinnaker, pero la ironía es que los baratos como los Addies o Steeldive, no han fallado hasta tal extremo.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Sin lugar a dudas se agradecen esas palabras jostma. En un mundo donde todo está vendido y que se mueve por intereses, la libertad de que uno pueda escribir lo que él piensa, remarcando cuando es objetivo y cuando es subjetivo no tiene precio. Faltan lugares con opiniones así, aunque esté mal que yo lo diga. En Amazon la mayoría de reviews son interesadas, lo mismo en Aliexpress e incluso en medios relojeros de renombre.

  7. Ya lo había mencionado antes….Si los chinos siguen haciendo estos relojes con estos acabados y materiales, se van a comer casi todo el pastel.
    Felicidades por este trabajo Guti.
    Saludos Sergi y los demás precisos lectores de esta Bitácora.
    Cuídense.

  8. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es que todos nosotros lo vemos Ricardo. Esas marcas en cuanto solventen sus problemas de calidad y mejoren la distribución van a ser una amenaza. De hecho ya lo están siendo comiéndose una parte del pastel. Pero parece que a nadie le preocupe. Temo que luego se vendrán quejando como con la crisis del cuarzo.

  9. Gran reseña, gracias por compartirla en tu blog.

    Un nota al margen, con tu permiso. Acerca de la historia de la empresa fabricante del reloj has señalado que en cierto momento ésta se trasladó «a Dongguan, una forma de estar más cerca de las fábricas relojeras de la región y colaboran con el Watch Design Institute de la Chongqing University».

    Que aprendan por estos pagos en qué consiste en gastar el dinero público de forma eficiente. En vez de subvencionar a empresarios amiguetes, lo que hay que hacer es dar a empresas de verdad medios que les permitan trabajar más y mejor.

    En este caso la forma de proceder de las autoridades chinas es crear una organización adscrita a una universidad que investiga en materia de horología y que pone el conocimiento generado a disposición de la industria nacional.

    Yo hoy desayunaba con la noticia de que en cierto lugar de España un ayuntamiento se había gastado más de 7000 EUR en un concierto para perros [1]. En donde yo vivo es más de lo mismo: gobierno de otro ‘color’ político, despilfarros de dinero público de otro color.

    ¿Se comprende por qué China está en ascenso y España cae en picado?

    [1] https://www.20minutos.es/noticia/4492433/0/ayuntamiento-valenciano-destina-7000-euros-concierto-perros/

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Buen punto un relojista. Tendemos a criticar a China, pero ni queremos ver, ni queremos aprender de lo que hacen bien. Una de esas cosas es el apoyo gubernamental a la industria y al comercio. Claro que es una de las ventajas que tiene un gobierno pseudo-dictatorial. Allí pueden decir, tu vas a hacer relojes y te vamos a ayudar, y no te quedará otra que hacerlo. Aquí muchas veces la libertad se convierte en libertinaje.

    Algo parecido a lo de China ocurrió en la India en cuanto a tecnología… Inevitablemente nos vamos quedando atrás.

  11. @Guti, que China es una dictadura nadie lo discute. En lo referente a los democracias que hay por aquí – y con ‘aquí’, no me refiero sólo a España sino a Europa occidental -, pues alguien que ha sufrido acoso laboral por, entre otras, razones ideológicas … en fin.

    Prueba, por ejemplo, a trabajar en ciertos entornos académicos y opinar, por ejemplo, que lo del cambio climático es una farsa. Sobre el papel puedes hacerlo, en la práctica la historia es distinta

    Tampoco voy a caer en el cinismo de afirmar que aquí y allá estamos igual.

    En todo caso, la iniciativa del gobierno chino a la que me refiero no creo que tenga nada que ver con que un sistema de gobierno sea más o menos democrático.

    Por cierto, unos cardan la lana y otros se llevan la fama.

    Sabido es que Corea del Sur cuenta con importantes empresas en el sector de la electrónica, como Samsung. Lo que no es tan conocido es ello fue por empeño del gobierno de ese país, que en los años 60 era una dictadura que admitía poca o ninguna discusión, y que aplicaba sin reparos una política de palo («O haces esto o te pego un tiro») y zanahoria («Buen chico, aquí tienes financiación, un mercado nacional protegido y mano de obra semi-esclava»).

    No obstante es China quien se lleva la mala fama.

  12. Gran reseña, como siempre.

    Sólo apuntar, como ventaja a favor de estos homenajes, es que mantienen en el dial la referencia «MARINEMASTER» que Seiko ha suprimido en su reciente actualización del modelo cambiándolo por el símbolo de «prospex» y que los aficionados a la marca no entendemos.

    Hace años me gustaba mucho este modelo de seiko pero su alto precio me echaba para atrás, tuve el Marinemaster en versión tuna mucho más barato al ser de cuarzo (si bien estaba en torno a los 1.000 euros), el modelo de referencia sbbn015. Ahora me gustan modelos algo más contenidos de tamaño y menos contundentes, pero no hay duda de que me parece un reloj redondo en todos sus aspectos.

    Nada más que por las fotos se nota de forma clara la mayor calidad del San Martín con respecto a sus hermanos chinos ADDIES/STEELDIVE.

    Por último, el tener un reloj con caja monobloque me resulta muy atractivo.

  13. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Sí, estamos de acuerdo un relojista. Fíjate que las cosas nunca son culpa nuestra. Todo lo malo es culpa de agentes externos. En cambio todos los méritos son nuestros.
    Si fuéramos algo más humildes e intentáramos aprender algo más, ya sea de China, de la India, o el caso de Corea que tu mencionas, mejor nos iría.

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    A mi es un diseño que me gusta mucho, algo atemporal como el Submariner, pero menos visto Stainless. De hecho además del San Martin y del Addies que reseñé, en breve le tocará el turno a un Heimdallr, y si todo va bien, al proyecto SevenseaS de Hablemos de Relojes, todos clones del Marine Master.

    Otra cosa que sacas a colación son los elevados precios de Seiko, sí, algo incomprensible que estamos cansados de repetir. Totalmente de acuerdo, la calidad de San Martin está por encima de las otras chinas (Steeldive/Addies, Heimdallr, Proxima, …). Esperemos que el proyecto de HdR que se anuncia como calidad San Martin lo sea, aunque a mi me parece más Steeldive que otra cosa.

  15. El hecho de que el «San Martín» este en una sola etiqueta, un solo cuerpo, incluso uniendo las dos palabras, abarata mucho el dial. Compáralo con el Seiko, donde cada letra es independiente

  16. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Si, esa es una forma de abaratar Kabe, la otra sería que en vez de aplicado fuera impreso que sería aún más barato. A nivel de esfera, eso abarata mucho el componente, pero no justifica la diferencia de precio en todo.

  17. Cuidado con los productos «made in China». Como bien decís, China es una dictadura comunista donde la gente trabaja en régimen de semiesclavitud por un plato de arroz, mientras una oligarquía se reparte la riqueza del país.
    Europa debería romper los lazos comerciales con China como ha hecho Trump. No a los productos made in China.
    El Partido comunista chino desde que llegó al poder ha destruido una cultura milenaria de más de 5000 años.
    Además el PCCh es el responsable de la expansión por el mundo del virus del partido comunista chino (conocido como Covid).

  18. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    En parte tienes razón Fernando. Sólo que mientras que EE.UU tiene industria manufacturera, España no. Nos quedaríamos sin la mayoría de bienes necesarios, empezando por las mascarillas, como ya vivimos. Precisamente debatíamos sobre eso en El COVID-19 y la reindustrialización de España. Si queremos llegar a eso, primero hay que potenciar la capacidad productiva nacional, empezando por España, pero extendiéndola a Europa. Una vez la tengamos, entonces podremos permitirnos el «lujo» de prescindir de las importaciones chinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *