';

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Ha pasado un tiempo desde que publiqué la review del Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical (Prototipo). Seis meses durante los cuales desde Tempore Lux nos ha ido informando con regularidad y total transparencia acerca del progreso, incluyendo las malas noticias, pero todo llega, y por fin tengo aquí la versión definitiva del Racing One Chronograph Mechanical.

Se trata de un reloj que en lo personal, tenía muchas ganas, pero creo que también es una pieza que a nivel de la comunidad de aficionados a la relojería ha causado bastante expectación. Un reloj que a diferencia del prototipo previo, ha sido ensamblado en España (algo que se puso a prueba con algunas unidades del Tempore Lux V-One Swiss Automatic 05 que anticipadamente anuncié aquí) y que redundará en todavía mejores impresiones. Pero eso no es todo, porque David Ramírez, el máximo responsable de la marca, ha escuchado a sus clientes aplicando ciertas modificaciones al reloj.

Además de eso, y gracias también a Miguel Ángel Martínez de S’hora des rellotge, podréis ver paso a paso cómo fue todo el proceso de montaje, control de calidad y envío.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Ficha técnica

Género Hombres
Caja Acero inoxidable 316L. 41mm de diámetro sin contar la corona. 14mm de alto
Corona A presión de acero
Esfera Fondo plateado y subesferas azules
Bisel Fijo de acero
Cristal Zafiro
Lume
Trasera Exhibición roscada
Correa Acero inoxidable de 20mm de ancho
Funciones Hora, minutos, segundos, cronógrafo
Resistencia al agua 10 ATM
Peso N/D
Movimiento Seagull ST1901. 21.600 vph. 21 rubís
Complicaciones Remonte manual, cronógrafo de 30 minutos
Prestaciones 21.600 vph. -30/+30 segundos/día. 42 horas de reserva de marcha
Origen Diseñado y ensamblado en España
Garantía 3 años
PVP 599€ (oferta 479€ con el código JGC20%)
Distribuidor Temporelux.com

Así se hace un Racing One. Un proceso concienzudo y lleno de detalles

Con la prueba del prototipo ya analicé en gran mucha profundidad el reloj y sus diferentes versiones, así que solamente como recopilatorio, recordar que la gama Racing One Chronograph Mechanical consta de cuatro variantes:

01: Con esfera «panda» de fondo plateado y totalizadores en negro.
02: Con esfera azul y totalizadores en blanco.
03: Con esfera roja y totalizadores en blanco.
04: Con esfera plateada y totalizadores en azul.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Cualquiera de ellas se puede escoger con brazalete de acero o con correa de cuero artesanal de Jacobstraps. Del mismo modo la maquinaria, puede venir con Swanneck regulator o sin él.

En mi caso reseñé el prototipo del 01, la clásica versión panda. Ya en aquel momento me encandiló la 04, algo más moderna, pero manteniendo el mismo espíritu. Por ese motivo, pregunté a Tempore Lux cuales habían sido las variantes más exitosas. Para mi sorpresa, y diría que también las vuestras, el más vendido con diferencia es el 03 rojo y blanco. Le seguía el mío -04- en plateado y azul, después el 02 en azul y blanco y finalmente el 01 plateado y negro.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Desarrollar un reloj no es tarea fácil, desde la idea inicial en la cabeza de David Ramírez hasta que finalmente culmina en el reloj de nuestra muñeca transcurre mucho tiempo y una gran cantidad de etapas. Él mismo nos lo explicaba en su entrevista: concepto, diferentes bocetos, 3D en un ordenador, creación de prototipos, ajustes… Todo ello de forma iterativa hasta que el resultado es satisfactorio.

Una vez los prototipos estuvieron terminados, en Tempore Lux hicieron algunos ajustes sobre lo que ya conocíamos, básicamente su tamaño de caja que pasa de 42mm a 41mm. Entonces se realiza el pedido a los diferentes proveedores según las especificaciones y diseños de la marca: cajas, esferas, tapas traseras, coronas, cristales, movimientos, brazaletes, correas, etcétera.

A medida que van estando terminadas se envían a las oficinas de Tempore Lux en Mallorca donde van recepcionando todos esos lotes individualmente. David los inspecciona cuidadosamente para asegurarse que tienen la calidad que él busca y que no hay problemas.

Con todo el material terminado y revisado, llega el momento de llevárselo a Miguel Ángel de S’hora des rellotge, distante unos 10 kilómetros de Temporelux, él será quien monte uno a uno los relojes Racing One, y el encargado de verificar su calidad, su hermetismo y ajustar el calibre. Para hacer las entregas a los clientes lo más rápidamente posibles, esta primera hornada decidió dividirse en dos lotes. Los modelos 01, 02 y 03 que pasaron todo el proceso en una primera fase, y luego los 04 que lo hicieron terminada la primera.

Se empieza con un control previo antes del montaje en el que se comprueba que el movimiento venga correcto, y se efectúa un ajuste inicial.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Después se monta la esfera, colocando las manecillas y el calibre, algo que no es baladí y que en S’hora des rellotge nos mostraron de forma completa en el vídeo de su canal de Youtube.

En los Racing One, el cristal ya viene colocado en la caja directamente de la fábrica, así que solamente queda encajar el conjunto de esfera y calibre, lo que implica ajustar la tija y la corona para asegurarse que está perfectamente alineado, y se enrosca la tapa trasera.

Se revisa la cronometría a las 0 horas y se vuelve a revisar a las 24, todo ello documentando por escrito las mediciones. En el transcurso de esas 24 primeras horas se activa el cronógrafo para comprobar que funciona correctamente y que reposiciona a cero satisfactoriamente.

Se continúa pasando la prueba de la hermeticidad y documentándola, y por último se monta el brazalete o la correa.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Los relojes están terminados, aunque me gustaría mostraros ese proceso completo, pero enseñando una unidad en concreto del reloj. Es un Racing One 04 con la esfera plateada y las subesferas azules que incorpora la opción de regulador de cuello de cisne y monta brazalete de acero… ¿Os imagináis a quién pertenece?… Efectivamente, es el mío, el guardatiempo que protagonizará este artículo.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Los relojes ya montados regresan nuevamente a Tempore Lux donde cada uno se va revisando.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Mediante una lupa de relojero se comprueba otra vez que no haya defectos que bien no se hayan detectado anteriormente o que hayan podido ocurrir durante el transporte. El aumento de la lupa permite apreciar detalles que quizás a simple vista se escaparían.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Aunque Miguel Ángel ya los ajustó en el cronocomparador, David vuelve a revisarlos para certificar que todo está correcto.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Cada unidad va numerada y debidamente documentada con los informes del montaje, así que en Tempore Lux simplemente verifican que las pruebas efectivamente fueron correctas. Tomando el número de unidad se identifica al cliente para poder ir preparando el envío de su unidad. Lo que se muestra aquí es la número 128, la que pudisteis ver anteriormente en los talleres de S’hora des rellotge.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Se prepara la caja de madera, se firma la documentación del usuario (certificado de origen, carta de agradecimiento, manual de instrucciones) y se prepara su embalaje.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Dos días después de eso, el Tempore Lux había cruzado el Mediterráneo, habiendo llegado sin problemas desde Marratxí hasta Barcelona.

La presentación cuenta

Durante la review del prototipo ya adelantaba que en aquel momento se trataba de un empaquetado provisional, pudiéndoos adelantar solamente que la versión final sería totalmente diferente al de otros packagings de la marca y que vendría en una caja de madera.

Las primeras impresiones son muy buenas, ese estuche le aporta un plus de prestancia al reloj, al mismo tiempo que irradia reminiscencias vintages en las que se inspira el diseño. Todo ello resulta muy coherente porque se trata de eso mismo, de inspirarse en el pasado pero hacerlo con los materiales y técnicas actuales. No es una madera maciza y gruesa, sino algo más ligero. Las bisagras son metálicas, incluye una base aterciopelada negra para no arañar el mueble donde la posemos.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

El interior es de un material marrón, podría ser piel o símil, proporcionando unas sensaciones y un aspecto sobresaliente.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Podemos encontrar el resultado de la prueba de hermetismo, y evidentemente el reloj.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Hasta ahora hemos hablado de calidad, pero llega el momento de la personalización, algo que he conversado en varias ocasiones con Tempore Lux y donde me alegra que me hayan escuchado. Demuestra que las micromarcas pueden aportar ese intangible en forma de individualidad que es imposible para una gran marca establecida, pequeñas diferencias pero que hacen cambiar, para bien, la percepción que tenemos del producto. En un sobre firmado por la marca nos encontramos con una carta de agradecimiento por la compra. Está maquetada de forma electrónica, pero va personalizada con nuestro nombre.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Lo mejor llega acto seguido, es el certificado de origen donde tanto Miguel Ángel el ensamblador, como David el artífice del reloj nos firman a mano el documento que identifica nuestra unidad en concreto y detallan los controles de calidad que han superado. La idea es genial, un documento que realmente complementa el valor del reloj. Aunque puestos a pedir, me hubiera gustado tener la tarjetita que usaron en S’hora des rellotge para controlar la cronometría del reloj, de forma parecida a la impresión del hermetismo que recibimos.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Aunque poco a poco vamos apreciando lo nuestro, la mayoría de ventas de Temporelux provienen del extranjero, ello justifica porqué el manual de instrucciones está en inglés. Se ofrece también en digital, pudiéndolo descargar también en español: manual de instrucciones en español (1,1 MB. en formato PDF).

Arranquen sus motores…

La caja tiene forma de cojín, con un diámetro de 41 milímetros sin contar la corona. Como he comentado igual a la de los prototipos salvo porque era de 42mm. Puesto que ese es el único cambio en el reloj, os emplazo a la prueba del prototipo de Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical, porque en lo que me voy a centrar son en las diferencias derivadas de su ensamblado y control de calidad en España en vez de Asia, en el armis de acero en vez de la correa de cuero, y en el color de la esfera plata y azul contra la plata y negro.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Mantiene el acabado cepillado en la parte superior, mientras que el resto está pulido a espejo. Es algo importante porque combinado con el brazalete de acero que va pulido, algunos podrían pensar que desentona. No es así, más bien lo contrario porque como las asas están acabadas en brillo, el armis parece que sea una prolongación del mismo, diferenciándose con mucha claridad lo que es el brazalete de lo que es la esfera.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Se conserva el ancho de 20mm entre asas recurriendo a un concepto que aunque ya vimos en el pasado en el ya descatalogado Tissot Seastar PR-516 GL, apenas se ha usado. Consiste en estar perforado, un evidente homenaje a las correas racing de la época, pero usando metal. En cuanto vi las primeras imágenes ya me cautivó, era diferente, pero al tiempo mantenía todo el legado de los relojes de carreras. Los eslabones son macizos, y bastante gruesos, destilando una calidad de factura excelente.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Prueba de ello es que en el prototipo con la correa de cuero y caja 1mm más ancha medí 121 gramos de peso, mientras que en éste ha llegado hasta los 201 gramos. Son 80 gramos de diferencia, lo cual da una idea clara de su solidez; todo ello pese a que los eslabones finales no son macizos.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

El cierre es desplegable con apertura por pulsadores y bloqueo de seguridad. Además va firmado y ofrece tres microajustes que son más que suficientes en un reloj que se va a usar para el buceo profesional. Hasta aquí todo perfecto, sin embargo las sensaciones de ese broche no son las mismas que las del brazalete. Es aceptable, pero no llega a la altura del resto. Las correas de cuero firmadas por Jacobo Ramírez se pueden adquirir por separado a 99€, no así el brazalete. De modo que mi recomendación es adquirir el Racing One con el armis de acero, y comprar por separado la correa.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

La esfera es otro cambio en esta versión 04 contra la 01 del prototipo que probé. Salvo el cambio de color en las subesferas no tendría mayor importancia, pero la tiene y creo que con este esquema en Tempore Lux han acertado muchísimo. Han usado un tono azul petróleo que varía entre un gris muy oscuro y un azul casi de mar tropical. Las esferas del cronógrafo bicompax se realzan gracias al bisel interno que usa el mismo color.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Quiero destacar pese a que sea redundante con la prueba del prototipo su cristal de zafiro con tratamiento antirreflejos, y que al ser ligeramente abombado produce un sutil efecto de lente; la ventana de exhibición trasera que es también de zafiro y no de cristal mineral como vemos en relojes incluso de precio muy superior; el lumetipo Swiss Super-LumiNova C3 que pese a no disponer de demasiada superficie disponible para ser aplicado, extrae un gran rendimiento ofreciendo una buena luminosidad y un gran rendimiento; o la resistencia al agua de 10 ATM (100 metros) que no es usual en relojes de inspiración retro.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

En cuanto al resto, no hay mayores cambios. Las sensaciones que producen sus acabados y sus materiales no han cambiado, me parecen propias de relojes de una franja de precios más elevada.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Cuerda manual y cronógrafo

Disponemos del mismo calibre que en el prototipo, un Seagull/Tianjin ST1901 que deriva del histórico movimiento suizo Venus 175 en producción entre los años 1942 y 1960, es decir, que pese a ser un producto actual, conserva toda la esencia de aquellos tiempos. Ya comenté que sorprende lo bonito que es y lo bien decorado que está, nada que ver con un calibre japonés o un suizo de entrada.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Lo pedí con el opcional del «swan neck regulator», es decir con el ajuste de cuello de cisne. Un invento que se remonta al relojero estadounidense George Reed quien lo patentó en 1867, y que permite ajustar de una manera más fina la marcha del movimiento, pero que además reduce el riesgo de que que una vez fijado, se mueva y por tanto se desajuste. Adicionalmente su beneficio estético me parece también incuestionable.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

En el prototipo de preserie vimos que el rendimiento del calibre era bueno, dándonos unos más que respetables +12,25 segundos por día. En esta versión final, considerando que es un calibre que late a solamente 3 Hz. (21.600 vph), esperaba unos resultados algo mejores gracias al trabajo de «S’hora des rellotge», pero nunca habría apostado que conseguiría en el cronocomparador -1 segundo al día a plena carga. Además con un beat error nulo y con una consistencia casi perfecta.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Ya lo comenté en su momento, pero gracias a su diseño con rueda de pilares en vez de levas, las sensaciones que tenemos al actuar sobre el crono son enormemente agradables y rápidas, algo que era fundamental para la cronometría en aquellos años. Se nota también que la cuerda funciona de forma más precisa, quizás por lo que comentaba Miguel Ángel de la alineación de la tija.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Un mundo de sensaciones

«Para ir realmente rápido, hay que frenar un segundo después de lo que te dice el miedo, y acelerar un segundo antes de lo que te dicta la lógica»
Esa frase la dijo Gilles Villeneuve (1950-1982) el piloto que estuvo en activo hasta su mortal accidente en el circuito de Zolder (Bélgica) y creo que deja muy claro el legado histórico de aquella época. Una competición dónde todavía primaba el nivel humano, donde las cosas transcurrían a velocidades de segundos. Un momento en el que un buen cronógrafo era la herramienta distintiva de pilotos y aficionados. Bien entrado el siglo XXI con la electrónica introducida de lleno en nuestras vidas las cosas se mueven en nanosegundos, unas magnitudes que ni nuestro cuerpo ni nuestro cerebro son capaces de percibir.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Este Tempore Lux es sin lugar a dudas un reloj para aquellos que quieren sentir algo de todo aquello, ese apogeo en el que confluyó la pureza del motor y de la relojería. Porque es cierto que un coche actual es mucho más rápido, más eficiente, más seguro y por tanto más práctico; pero ya no transmite aquellas sensaciones de estar conectados a la máquina.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Comienza con lo más obvio, y es su mecanismo de cuerda sin carga automática. Una característica que te hace ser consciente que el reloj te necesita y que se mueve gracias a que lo remontas cada día. Por supuesto podrías hacerlo sin problemas cada día y medio, pero ya sabéis que lo mejor es hacerlo siempre a diario y a la misma hora. Como experiencia de posesión, eso desarrolla también un hábito en nosotros que extiende la fase del disfrute del reloj, no sólo cuando lo llevamos, sino al instante en que lo tomamos antes de ponérnoslo para darle cuerda.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Es un reloj que se siente algo más grande de esos 41mm, primero por la distancia entre asas de 49mm, y en segundo lugar por el peso que en mi configuración de muñeca (retirando 4 eslabones) da 183 gramos. Sin embargo no es como el Vintage One, este convive perfectamente con los puños de una camisa si éstos no son demasiado ceñidos y en la muñeca se asienta como si fuera un guante de conducir.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

A ello hay que sumar el ser un reloj que se ha diseñado y ensamblado en España, una apuesta de valor que además de tener una faceta intangible, también tiene otras en las que se nota.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Mi visión puede que sea parcial porque soy un amante de los relojes y los coches clásicos, así que es un concepto que me encanta. Admito que me he esforzado por encontrar alguna sensación negativa, y no lo he logrado. Todo me parece increíble, un reloj puro con el que viajar al pasado.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Conclusiones

Aunque parezca increíble es casi imposible encontrar un cronógrafo de remonte manual que esté inspirado en las carreras de los 60 y los 70. En la anterior review mencioné los más asequibles Seagull 1963 y sus variantes (Sugess y similares) con el mismo calibre y una estética que nada tiene que ver con la del Racing One, y también el Vintro Le Mans, que aunque parecido, era de carga automática. Actualmente las cosas han ido cambiando, y a falta que se presente el Tissot PRX Chronograph, tenemos relojes como el Soldat Promessa o el Straton Comp Driver Automatic. No obstante tanto el Tissot como el Straton Watch Company y el Soldat Watch son mucho más caros y con un calibre automático.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Si buscas un crono de remonte manual, este Racing One es una opción muy buena. Pero si además te interesa la inspiración retro o la automoción, sin duda este es el reloj que andabas buscando. Ahora que ya no estamos en preorder te va a costar 599€, pero si usas el código de descuento «JGC20%» se te quedará 479€, quedando por debajo de la barrera de los 500€, que es excelente.

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

▲ Más ▼ Menos
Diseño único y atractivo
Calidad diseñada y ensamblada en España
Calidad del cierre del brazalete
Precio oficial elevado

Valoración

Diseño 9
Materiales 8
Acabados 7
Rendimiento 8
Calibre 7
Prestaciones 9
Precio 7
MEDIA 7,9

Vídeo

Galería

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04

22 comentarios en “Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical 04”

  1. Juan Fernandez Martinez

    Al ver el tablero sin apoyo, brazos, repleto de piezas a ensamblar, y esos dedos repletos de dediles, me ha trasportado al año 1967, en mis inicios me toco trabaja con guantes de cirujano, algo muy molesto, pero es lo que había, ya que el primer despertador de aprendizaje, al día siguiente amaneció oxidado, y mi maestro en vez de despedirme me compro guantes de cirujano, porque esperaba un contendor repleto de piezas a ensamblar de la fábrica de relojes del pueblo, procedente de Alemania, despertadores de cuerda Kienzle, y que alegría cuando los veías, el trabajo terminado, y todos los despertadores funcionando al mismo compas como si un director de orquesta los dirigiera, y que decir de su alegre despertar, los sincronizábamos con unas pequeñas diferencias entre unos y otros y a Sonar y sonar.

    En fin, que he disfrutado con el reportaje, y el video, me quede con ganas de más videos, del proceso.

    Juan

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Me alegra mucho que te haya gustado Juan Fernandez Martinez. Viniendo del gran «Galy» es todo un honor. Al final son experiencias que han servido como aprendizaje y ayudarán a otros. Casualmente, Miguel Martínez también de Barcelona aunque esté afincado en Mallorca.

  3. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchísimas gracias Jose Mª. Esa era la intención, transmitir un poco el proceso de ensamblado, las sensaciones del reloj, y acercarla a todos los lectores. Me alegra que me digas que he logrado el objetivo.

  4. Unos relojes fantásticos, muy bien elaborados, lo puedo decir por experiencia propia ya que dispongo de uno, el 03, con correa de cuero, excepcional. Estoy todo el tiempo mirándolo, no me canso de ello, te transporta a otros momentos y lugares; y como tu bien dices, te da una sensación de control del tiempo cada vez que le das la carga.

    Por otra parte quiero felicitar la formidable post venta y atención al cliente por parte de Tempore Lux, de David Ramirez. Tuve unos problemas y me lo solucionaron al momento. Esto se agradece y mucho en una empresa, te da confianza y sobretodo que tienes un reloj con un seguro adicional por parte del productor.

  5. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Te agradezco mucho el testimonio Toni, no hay mejor forma de darte la bienvenida, especialmente cuando son palabras tan gratas para con Tempore Lux y David Ramírez. En cuanto a las sensaciones del reloj, de hecho fueron tan intensas que posteriormente me impulsaron a escribir: Un día en Montjuich (Una aventura de Paul Davis). Si no lo leíste en su momento, creo que te gustará como combina el reloj con las carreras de los 70.

  6. Cesar José Maestre

    Que bonito reloj. Esta entrada deja un sabor de boca increíble, por lo detallada y la descripción del proceso de fabricación, de esta forma tan gráfica, una pasada. Dan ganas de ser un piloto de otros tiempos y participar en Lemans, con esas gafas tan curiosas, la cara negra del humo y aceite de los motores, en compañía de este pedazo de reloj. Un verdadero viaje en el tiempo, justo en tu muñeca.
    El reloj da la impresión de ser más grande, sin embargo no le veo defecto en ello, me parece que transmite mucha masculinidad. Creo que culpa de ello la lleva ese armis tan chulo. Ese brillo lo hace difícil de pasar por alto.
    Este reloj no es para pasar desapercibidos ni ser discretos. Me parece que se destaca y mucho. Luce muy bien Guti.
    Un saludo con gratitud y mis mejores deseos a todos. Que disfrutes mucho con este guardatiempos, con esa precisión tan genial!

  7. Que gran reseña y que gran reportaje al inicio mostrando como se construye el reloj. Realmente han hecho un gran trabajo, el reloj se ve impresionante y sus prestaciones magníficas, esa precisión de -1 segundo al día es una pasada. Saludos Guti.

  8. Buenas noches amigos.

    Mira que es bonito el condenao. Casi tanto como tu reportaje. Menudo currazo no te has metido.
    Por lo que hace al reloj, demuestra que cuando le quieres dar valor a un movimiento asiático se le puede dar con un correcto ajuste.
    Una pregunta a nuestros amigos, no sé si contestarán, no hablo de precio hablo de diferencia. ¿Qué diferencia de valor hay entre un clon eta chino de lo mejor revisado y ajustado en sas hores a un swis moviment ya ensablado? 1 a 2 / 1 a 3/ 1 a 1… a favor de suizo o de chino (a ver sin precio solo proporción).

    Muchas gracias y enhorabuena por el relojazo…..
    Que pasen una feliz noche.

  9. Me parece un lujo no sólo tener la posibilidad conocer buena parte del proceso sino además tener acceso a certificación y documentación personalizada, creo que no se trata únicamente de detalles, ya que ante una oferta tan grande supone un valor añadido que se suma a una pieza ya de por sí original y muy lograda. Voy a seguir con mucho interés a esta firma española, porque está haciendo las cosas muy bien. Un gran trabajo Javier, gracias por la reseña. Y por cierto, muy simpático el Mini.

  10. Hola javi.es la primera vez que intento comunicarme con alguien.no tengo facebook ni redes.soy de Almería y del barsa.no se por donde empiezar.me pareces una persona espectacular.haces unos comentarios en el chiringuito increíbles totalmente neutrales.aun sabiendo que has llevado el Madrid en tú corazón eres un tío espectacular. Te vuelvo a repetir yo no sé cómo va esto tengo 45 años soy camarero de Almería y vivo en Pamplona pero te sigo muchísimo me pareces una persona de la que se puede aprender mucho. No sé si esto va a servir para algo te voy a mandar mi número de teléfono y me haría muchísima ilusión que me mandarás un WhatsApp simplemente por saber de ti ese que esté un poco más no cambies nunca.697XXXXXX.gracias por tú tiempo y por ser así

  11. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Cesar José Maestre. De verdad que hacía mucho tiempo que un reloj no me transmitía esas sensaciones. No puedo decir que me pillase de sorpresa, habría reseñado el prototipo, pero es que esta versión es todavía mejor.

  12. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Gerardo. Los calibres chinos de Seagull no tienen buena fama al ser montados en otras marcas. Por la historia de su diseño, dudo que sean malos, seguramente su problema es de ensamblado y falta de ajuste. Ahí es donde en S’hora des rellotge han estado a la altura, consiguiendo unos resultados dignos de relojes muy superiores.

  13. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Sergi. Creo que cuando un reloj te apasiona, al final se nota en el texto que escribes. Aunque es algo que intento controlar, que no me gusta ser subjetivo, es inevitable que algo personal se te escape.

    En cuanto a tu pregunta, quizás sería Miguel Martínez quien debería responderte, pero creo que cada vez hay menos. Un clon de ETA 2824 como el Seagull 2130 cuesta unos 40-50€. Por 70€ actuales tienes un STP1-11 que es Swiss Made. Me imagino que esa es la razón por la que no seve el ST2130 en relojes de cierto prestigio, no compensa el trabajo.

    Ahora bien, en un caso como este Racing One, el ST19, es decir un crono de cuerda que se venderá a unos 150€ el calibre, no tiene rival. Hay que pensar que en suizos lo más cercano es Sellita y rondarán los 300€.

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Son las diferencias que aporta una micromarca Jostma, al menos aquellas que se esfuerzan en hacerlo como son Tempore Lux. Trato personalizado, soporte, y un diseño y un montaje realizado con cariño en España. No es sólo un intangible, sino que sus ventajas han quedado a la vista.

    Personalmente me alegra que haya salido tan bien, eso confirma que David Martínez estaba en lo cierto, y ojalá que incentive a más marcas a hacer lo mismo. Son un ejemplo a seguir.

  15. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Bienvenido Ivan. Hay muchas cosas que se me podrían aplicar: mis comentarios, mi neutralidad, mi participación en el chiringuito relojero, el haber nacido en Madrid, e incluso que pueda parecer una buena persona y que se pueda aprender mucho conmigo.

    Sin embargo me parece que tu comentario va para otro. Al principio pensé en Guti el futbolista (José María Gutiérrez Hernández), pero luego te refieres a mi/él como Javi. ¿Será entonces Javier Gutiérrez el actor (Javier Gutiérrez Álvarez)?

    La verdad que no lo sé, pero improbablemente quien busques sea a Javier Gutiérrez Chamorro, el ingeniero informático, el bloggero de relojes o el escritor de libros. Por eso me he permitido ocultar tu número de teléfono del mensaje. No te recomiendo que lo vayas publicando por ahí.

  16. Muy buena review. Sobre el reloj, tiene mucho mérito que cada uno de los modelos haya sido previamente preparado y revisado por un experto relojero, y además de manera artesanal. Es algo que en otras marcas de renombre cobrarían un pastizal.

    Aunque yo habría preferido un cristal mineral endurecido en lugar de zafiro (y dejar el zafiro solo para la trasera, por aquello de los golpes), lo que más me encanta es el movimiento a la vista, una pasada, toda una obra de arte ver esa mecánica y encima sin un contrapeso en medio dando vueltas que lo estorbe. Como bien dices, muy genuino y muy acertado para la época en la que el reloj se inspira.

  17. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Como aficionado a los relojes de cuerda que eres, se nota que tienes buen gusto Timekeeper. Ese calibre Seagull tiene unas terminaciones muy buenas, espectaculares para su precio, así que vale la pena verlo desnudo tras la trasera. En cuanto al zafiro, a mi sí me gusta que lo sea, es más transparente y resiste arañazos. Cierto que es más frágil, pero tampoco estamos hablando de un G-Shock que te vas a llevar a hacer acrobacias.

  18. Hola Guti te ha quedado genial esta prueba, se nota que te encanta éste reloj. Mi unidad es igual que la tuya y de momento el único fallo que le sacó al igual que tú es el cierre del brazalete. Como dice Cesar José Maestre no es para pasar desapercibido con el, pero a mí que no me gusta destacar y en la vestimenta tampoco si a veces percibo que lo miran más de lo normal.
    La verdad que cuando veo las otras 3 variantes me dan ganas de comprarlas también de lo preciosas que son, y colocarlas en una caja de 6 relojes junto al V ONE y ponerme el Tempore lux que me apetezca cada día según como me levanté, aunque me daría un empacho de relojes nada saludable.

  19. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Miguel A. El reloj me encanta, aunque no llegaría a tanto como tu, sólo me está tentando la versión granate. Tienes razón en que el reloj destaca, pero es solamente por el pulido del brazalete. Prueba a montarle una correa de cuero y verás como esa sensación cambia totalmente. El cierre del brazalete no está a la altura del resto del reloj, pero también es cierto que es de mejor calidad que muchos otros cierres.

  20. Sí, seguramente llamé la atención por el pulido a espejo del brazalete. Cuando entremos en el otoño le pondré las correas de cuero (marrón y azul), y seguro que pasa a ser un reloj diferente.

    A mi también me gusta mucho la unidad granate, no hay muchas esferas con esa tonalidad que haga los relojes elegantes y a la vez menos monótonos.

  21. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Personalmente me gusta mucho que la granate haya tenido tanto éxito Miguel A.. Creo que David fue valiente y se atrevió con esa opción, una variante que podía no haber tenido ninguna aceptación en el mercado. Pero a David le gustaba y quería dar algo diferente, así que la sacó. Y bueno, resulta que ha tenido un enorme éxito, creo que es el premio a su atrevimiento.

Deja un comentario