';

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

En la última entrevista a David Ramírez de Tempore Lux nos mostró en primicia el prototipo de su nuevo lanzamiento, el Ocean 200 Automatic. Pese a que solamente contaba con cuatro prototipos disponibles, de algún modo logré que me enviara todos ellos para poderlos reseñar.

En esta prueba analizaremos los nuevos Ocean 200 en color negro, azul, verde y el transgresor color rojo, éste último a priori mi favorito. La apuesta más reciente de la marca, y que en teoría, mantiene las bases que han labrado la reputación de la empresa: Diseño inspirado en los modelos vintage, buenos materiales y calidad, y precio muy competitivo.

Con todos vosotros ¡La familia Ocean 200 Automatic!

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Ficha técnica

Género Hombres
Caja Acero inoxidable 316L con recubrimiento PVD. 41mm de diámetro sin contar la corona. 13mm de alto
Corona Roscada de acero
Esfera Negro, Azul, Verde o Rojo
Bisel Rotativo unidireccional de aluminio
Cristal Zafiro
Lume
Trasera Atornillada de acero inoxidable PVD
Correa Brazalete de acero PVD de 20mm de ancho
Funciones Hora, minutos, segundos, día del mes
Resistencia al agua 20 ATM
Peso N/D
Movimiento Swiss Technology Production STP1-11. 28.800 vph. 26 rubís
Complicaciones Rotor de carga bidireccional, parada de segundero, cuerda manual
Prestaciones Ajustado en 5 posiciones a 0/+15 segundos/día. 44 horas de reserva de marcha
Origen Diseñado en España
Garantía 3 años
PVP 549€ (oferta desde 399€)
Distribuidor Tempore Lux Projects / Tempore Lux Watches

Introducción

El Tempore Lux Ocean 200 toma el relevo del primer reloj de buceo de la marca, el Vintage One que no se va a volver a fabricar y del que podéis todavía conseguir una unidad a un precio bajísimo, pero quitándole radicalismo. Es un reloj que parte de la premisa de ser apto para todos los públicos, así que desde el principio David Ramírez tenía claro que debía ofrecer un diseño más conservador y unas dimensiones más contenidas. Además con la experiencia adquirida, podía partir con ventaja sobre su predecesor, incluyendo todos los aprendizajes obtenidos: Ensamblado en España, calibre suizo STP1-11, …

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

A expensas de que tengamos la versión final entre nosotros, lo único que se espera que cambie en el reloj se deberá al ensamblaje en España por parte de S’hora des rellotge, que como ya sabéis, serán quienes también se encarguen del Racing One Chrono Mechanical; garantizando un montaje de mayor calidad y con mejores ajustes, y una regulación mucho más fina en el calibre.

Donde sí hay cambios es en el packaging y en la dotación, algo que la marca mallorquina está todavía ultimando. Sí que sabemos que vendrá acompañado del brazalete de acero PVD, pero también de una correa de caucho tipo tropic de Fluoro-Elastómero (FKM).

Debo decir que no sabía muy bien como enfocar esta prueba. Siendo cuatro relojes era imposible hacer una review que cubriera los cuatro. Tampoco tenía sentido hacer una presentación, ya que eso lo habían hecho en otro medio en español. Al final se me ocurrió una manera, que espero que consideréis acertada. El quid de la cuestión es que aunque son 4 relojes, en realidad es un reloj en 4 variantes, de manera que podía ser una reseña como las que ya conocéis, pero extendida a modo de galería fotográfica mostrando las combinaciones en negro, azul, verde y rojo. No obstante, se me ocurrieron algunas sorpresas que nunca antes había hecho. ¿Qué tal si ponía los cuatro relojes en el cronocomparador? Cierto que no dirían nada sobre el trabajo de Tempore Lux, puesto que al ser unidades de preserie no han sido ajustadas, pero nos permitiría extraer una muestra amplia de rendimientos sobre el calibre STP1-11. Y la otra, esta ver puramente gráfica, ¿qué tal si combinaba las fotos individuales de los relojes con fotografías de familia?

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Presentación

En este apartado siempre os hablo del packaging del producto. Siendo un prototipo no os lo puedo mostrar, pero ni siquiera en Tempore Lux saben todavía cómo será. Están probando diferentes opciones para encontrar la que mejor se adapte a la filosofía del Ocean Automatic. Por tanto, será diferente al de los Vintage One, y también al de los Racing One.

A modo histórico retratar el estuche relojero firmado por Tempore Lux en donde se entregaban los relojes y su dotación.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Es lógico que las versiones finales traigan su tarjeta de garantía y manual de instrucciones de los que también prescinden estos prototipos. Añadirán a la dotación una correa de caucho de cortesía que tendrá un diseño similar a esta (también prototipo).

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Diseño y construcción

La caja es de acero inoxidable 316L con recubrimiento PVD (Physical Vapor Deposition) en negro mate. Tiene 41 milímetros de diámetro. Considerando que es un reloj robusto destinado al buceo y que ofrece 20 ATM (200 metros) de resistencia al agua, es bastante plano (13mm). Las asas son ciertamente prolongadas, trayéndonos recuerdos de aquellos Doxa de los 60 que se encaramaban a las muñecas de los pioneros de los océanos.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

El bisel exterior es rotatorio unidireccional de 120 clics, del mismo material que la caja. El inserto es de exactamente del mismo color que la esfera, conseguido gracias a estar fabricado en aluminio anodizado en vez de cerámica como en el Vintage One. Sin embargo al ser materiales diferentes, el acabado metalizado del inserto hace que en algunas ocasiones contraste con el del dial.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

La corona, también de acero PVD es roscada y va firmada con el logotipo de Tempore Lux.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Las esferas son siempre de un color sólido, sin rayos de sol ni efectos que distraigan, resultan sobrias, pero en Tempore Lux han encontrado el tono perfecto que hacen que sean diferentes y especiales.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Los elementos que conforman los índices están aplicados, de metal pulido a espejo, al igual que el recuadro del fechador. El resto de elementos (marca y logotipo y leyenda «Ocean 200 Automatic»), están impresos en color blanco. Se nota que han buscado el monocromatismo, evitando destacar el nombre de modelo en otro color, y de nuevo causar distracciones en el reloj.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Las agujas tienen forma de lápiz o pencil, usando contornos metalizados pulidos. Las principales tienen un generoso grosor, y por tanto mucha superficie para aplicar el material luminiscente. La segundera es del mismo material y acabado, pero con un extremo terminado en flecha que va tintado en rojo. Le da un aspecto deportivo, ayuda a diferenciarla de un vistazo, y especialmente en la esfera negra queda estupenda. El problema es que la variante en rojo prescinde de ese destacado en rojo, lo cual tiene sentido porque de otro modo quedarían invisible sobre el fondo del mismo color, pero hubiera preferido que lo hubieran sustituido por otro color, tal vez el amarillo como en el Davosa Argonautic BG.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tenía dudas sobre el lume, ya que han optado por aplicar diferentes compuestos, una solución que es difícil que quede bien, tanto a la luz del día como en la oscuridad. Es Swiss Super-LumiNova C3 (verde con refulgencia verdosa) en las manecillas y en la perla de las 12, y C1 (blanco con refulgencia verde) en los índices horarios. La razón es que tras varias pruebas, Tempore Lux llegó a la conclusión que el fondo blanco de los marcadores horarios mejoraba el contraste.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Ofrece una intensidad muy buena, tal y como se espera en un reloj de buceo, pero lo más importante es que de algún modo han logrado equilibrar ambos compuestos. Tanto el C1 como el C3 obtienen el mismo brillo, es decir, evitan ese efecto que vemos en otros relojes donde se aprecia que algunos elementos están atenuados. Me imagino que lo habrán conseguido usando diferentes grados. A nivel de duración, es cierto que el C3 dura ligeramente más, pero como es el que se usa en las agujas, eso nos permite ver la hora en la oscuridad aunque los índices se hayan atenuado.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

El cristal es de zafiro plano. Han decidido no incorporarle tratamiento antirreflejante, me imagino que porque hay a muchos usuarios que les molesta el brillo azul que genera la capa de AR. Incluso sin él, debido a la forma plana del mismo no se producen reflejos, especialmente en las versiones oscuras (negra, verde y azul) que generan menos refracciones. Pese al considerable grosor que debe tener, su transparencia es muy buena.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

La tapa trasera va atornillada mediante 6 tornillos, pero lo verdaderamente interesante es que también lleva recubrimiento PVD. En los relojes con caja PVD que recuerdo, la tapa trasera siempre era de acero desnudo. En el Ocean 200 le da una uniformidad al conjunto mucho mayor, además de trasladar las ventajas en cuanto a antioxidabilidad que conlleva la capa adicional negra, importante porque será la que entre en contacto con nuestra piel y el sudor. Lleva grabada un mosaico que si interpretamos de forma bastante libre tiene un parecido con las olas del mar. Particularmente lo veo bonito, pero no me dice nada. Lo que sí me gusta son las inscripciones en el perímetro de la tapa, el «Assembled in Spain» que es un valor determinante en este reloj, y el identificador de la unidad, ya que todas ellas van numeradas.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Los Ocean 200 Automatic se entregarán con dos correas. La principal es un brazalete de acero estilo jubilee, también de acero inoxidable 316 con recubrimiento PVD. Tiene 20 milímetros de ancho en las asas y el cierre es desplegable por pulsadores con bloqueo de seguridad. Ofrece 6 posibilidades de microajuste, que son más que de sobra. Por mi experiencia las 3 posiciones habituales se quedan cortas entre verano e invierno (a mí me gusta llevarlo relativamente holgado). Pero con 4 nos sobra, así que buena nota en ese detalle.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

La otra es una correa de caucho fluorado (Fluoro-Elastómero o FKM). Este tipo de resina se caracteriza por un amplio rango de temperatura utilizable, la marca menciona entre -45ºC y 300ºC; pero también una gran resistencia al sudor y al agua salada. Me gusta mucho porque aunque es goma, tanto a la vista como un poco al tacto parece más bien cuero, reforzando así su estética vintage. Tiene un estilo racing con perforaciones que la hace bonita y original, ya que hoy día las tropic y las waffle están bastante vistas.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

La cortesía de regalar una correa era un detalle relativamente común en el pasado, pero que hoy en día ha quedado en el olvido con la excepción de algunas micromarcas con es este caso. Un valor adicional que como compradores nos beneficia. Lástima que brazalete y correa no incorporen un sistema de pasadores con cambio rápido, o que al menos las asas de la caja estuvieran perforadas para facilitar los cambios.

El peso que he verificado es de 179 gramos con todos los eslabones del armis. En mi configuración de muñeca son 165 gramos. Son las cifras esperadas en un reloj que aunque compacto, debe ser resistente a la presión.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Movimiento

Ya conocéis que la línea en cuanto a calibres automáticos de Tempore Lux han sido últimamente los STP1-11. Una máquina de la que me considero un entusiasta, y que no en pocas ocasiones he alabado. Esencialmente hablamos de un movimiento Swiss Made o Swiss Movement, que viene ajustado en 5 posiciones, casi como si fuera un Sellita SW200 o ETA 2824 en grado Top. Es el mismo que visteis en la prueba del Circula AquaSport, o sin ir más lejos en el revisado del Tempore Lux V-One Swiss Automatic 05.

Tenéis todos los detalles en sus especificaciones técnicas (5,2 MB. en formato PDF), pero para resumir, late a 28.800 vph, tiene 26 rubís, y acepta carga automática bidireccional, parada de segundero (hacking), y remonte manual (handwinding).

Entre sus cifras se declaran 44 horas de reserva de marcha y un desfase máximo diario en el rango de 0 a +15 segundos/día. Todo ello con visos de mejorar una vez las unidades finales sean ensambladas y controladas en España.

Para esta prueba del cronocomparador decidí realizarla en las mismas condiciones que siempre hago, es decir a plena carga, con las esfera hacia arriba o CH y tras un período de estabilización de un minuto. Sin embargo, se me ocurrió que podría resultar muy interesante pasar las cuatro unidades por el timegrapher, eso nos daría una idea de lo homogéneos que puedan ser los STP1-11, que recordemos en estos prototipos, vienen de fábrica y no han sido ajustados a posteriori. Para ello, los dejé durante un día completo en el watchwinder y así permitir que se «soltaran».

Las cifras obtenidas fueron buenas en el peor de los casos, y excelentes en el mejor: +5,5 spd el negro, +6,75 spd el azul, 0 spd para el verde y +3 spd para el rojo.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Una opción que los de STP/STC contemplan, es personalizar el color del disco fechador. Hubiera sido genial que encajase con el de la esfera, aunque para ser justos, es una solución que sólo he visto en relojes más caros que este como el Lilienthal-Berlin Zeitgeist.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Sensaciones

En un primer momento lo que más destaca es el acabado negro de todos los elementos del reloj. Un color negro que hace que resalte la esfera y el bisel. Personalmente el PVD me gusta mucho, aunque sé que a no todos les ocurre igual. Para intentar convencerlos, es un recubrimiento usado con cierta frecuencia en relojes herramienta. Estética aparte, por un lado evita reflejos, haciéndolo más discreto y facilitando la lectura de la esfera; ambas cosas muy importantes bajo el agua. Pero además, es un recubrimiento sobre el acero que le aporta un plus de resistencia y de protección contra la oxidación.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

En cuanto a la esfera, me parece preciosa en las cuatro variantes. Todas tienen su algo especial y no sabría con cual quedarme: La negra que hace destacar el extremo rojo del segundero; la azul que tiene una mezcla grisácea y no es el conocido azul marino de los divers; la verde, algo más oscura de lo normal y que resulta hasta elegante; y la novedosa carmesí, con ese toque transgresor.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Aunque tiene unas medidas similares a las del Orient Kamasu, el Tempore Lux se ve más contundente, más sólido, e incluso puede que algo más grande. La razón visual debe estar o en su bisel, o en la distancia de asa a asa (48mm contra 46mm). En la muñeca se lleva con mucha comodidad, haciendo que la caja no sobresalga de la superficie de nuestra muñeca, y por tanto estando resguardado de golpearse o poderse enganchar. De hecho estuve usando la versión en verde varios días seguidos sin quitármela en absoluto.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Conclusiones

Un reloj con diseño de buceo de líneas clásicas, pero mucho más conservador que otras propuestas de la marca, así que tanto por su estética, como por sus dimensiones tiene un público muy amplio, y que aún teniendo menos personalidad, sea un concepto que es difícil que canse.

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

El TL Ocean 200M saldrá a la venta a 549€, pero desde ya se puede adquirir como prepedido (preorder) en una primera fase a solamente 399€ gracias al cupón promocional disponible para los 100 primeros, que me parece un precio imbatible en un reloj que ofrece tanto. En una segunda ronda el precio queda en 449€.

Doy por sentado que quien busca un Tempore Lux lo hace también por la calidad en el montaje, así que si dejamos de lado modelos de origen asiático, se me ocurre como rival el Glycine Combat Sub 42 GL0189 con un precio oficioso de 417€, y unos materiales y prestaciones similares. Sin embargo, al sumarle los 110€ del brazalete de acero PVD, la cifra aumenta ostensiblemente.

▲ Más ▼ Menos
Prestaciones del reloj y del calibre
Contraste de colores del PVD con los tonos de esfera y bisel
Diseño más conservador

Valoración

Diseño 8
Materiales 8
Acabados 8
Rendimiento 8
Calibre 8
Prestaciones 8
Precio 8
MEDIA 8

Vídeos

Galería

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)

23 comentarios en “Tempore Lux Ocean 200 Automatic (Prototipos)”

  1. Buenos días Javier y resto de amigos.
    Que modelo más bonito y, en cierto modo, original. Me gusta la versión en negro total, la veo la más presencia y juego de brazalete, caja esfera.
    El precio de 399 me parece fantástico; aunque el diámetro ha bajado lo veo muy contunde, esto suele gustar a los los «diverfan», aunque a nivel personal me hubiera gustado un 38mm y un asa a asa más contenido para que el reloj encaje en muñeca. Lo que digo del tamaño los estoy observando en diferentes marcas «tradicionales» y creo que al final las micromarcas irán hacia ese tipo de medidas. Un par de preguntillas así a vuelapluma:
    ¿por qué atornillada?
    ¿cómo aguanta el tiempo el recubrimiento en negro?

    PD. a mi el dibujo de la trasera me recuerda al cuadro de la noche estrellada de Van Gogh
    Que pasen un feliz sábado.

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Sergi. Yo tengo un gran dilema con ellos, y es que me gustan todos. Incluso el negro que no es mi color favorito en relojes me encanta cómo hace destacar el rojo de la segundera. Creo que en Tempore Lux poco a poco también van adoptando ese downsizing, hace unos años un diver de 41mm se habría considerado pequeño, recordemos que venimos de 42, o incluso 44mm.

    Lo de que fuera atornillada según me explicó David fue cuestión de diseño. Por un lado recorta el coste un poco, y por otro permite hacerlo algo más plano. Sobre el recubrimiento PVD mi experiencia con otras marcas es muy variada. Un Citizen con muchísimo trote que está impecable, mucho mejor que si fuera acero sin recubrimiento, y relojes chinos donde ha sido nefasto. En estos últimos tengo dudas de que realmente fuera PVD.

    ¡Feliz sábado para ti también!

  3. Hola Guti yo la verdad no sé si existen relojes con recubrimiento pavonado que creo que dura más que el pvd. Es que he tenido algunos relojes y la verdad se pierde muy rápido con el uso cuando lo mojas y esas cosas aunque también depende mucho del grosor. El fondo atornillado me gusta por su estilo ya que se diferencia de otras marcas y es más seguro que llevarlo a presión o a rosca porque es dificil que se suelte pocos relojes hay así y es reloj rojo me encanta por su diseño

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Llevas razón Óscar hostyn. El pavonado es diferente, al no ser un recubrimiento, sino una oxidación que se produce sobre el propio metal. Sin embargo muchos de los relojes (y otros objetos), que dicen ser pavonados, en realidad son PVD, IP o DLC.

  5. Muy elegante, especialmente la versión con esfera negra, destacaría la trasera también recubierta y ese dibujo de las olas tan fino y elaborado; me hubiera gustado ver cómo le quedaba la correa de caucho, por lo demás coincido con Sergi, a pesar de las tendencias no veo que abunden los relojes de buceo de tamaño pequeño. Gracias por la review Guti y a Tempore Lux.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    La trasera también con PVD negro es algo inusual Jostma. Tengo algún reloj que la tiene, como el Laco Casablanca, pero es algo poco habitual, entiendo que porque encarece bastante el producto final.

    En esta review sólo tenía un prototipo de la correa de caucho en negro. De hecho el plan inicial era que todos los relojes trajeran la goma negra, hasta que en Tempore Lux decidieron que cada combinación de esfera y bisel tuviera su correa a juego. Otro detalle muy interesante.

  7. Luis Enrique Sánchez Gómez

    Estupendo artículo Javier, enhorabuena. Ciertamente son preciosos, muy sports. A mí me siguen gustando más en acero, no sé, los veo más llevables. En cuanto al acabado en PVD creo que es lo que ha utilizado Seiko en el bisel de mi Monster de cuarta generación. Si no es así me gustaría que me comentáseis y si, por el contrario, estoy en lo cierto agradecería conocer vuestra opinión sobre este material. Gracias y un saludo a todos.

  8. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Estás en lo cierto Luis Enrique Sánchez Gómez, los Seiko Monster 4 (SRPD) llevan un bisel monobloque de acero inoxidable con recubrimiento PVD negro.

    La clave es que PVD sólo significa un procedimiento (Physical Vapor Deposition o Physical Vapor Transport -PVT-), así que la calidad del mismo depende también de cómo se haga.

    Un saludo para ti también.

  9. El recubrimiento PVD es el estándar en relojería, luego ya apuntando más alto está el DLC. El pavonado es el que se utiliza mucho en herramientas, y francamente, con el paso del tiempo deja el metal tan mal que estéticamente no se suele usar mucho. El pavonado salta con nada, y muchas veces se confunde con el PVD, de ahí que el PVD tenga tan mala fama.

    Sobre el reloj, a mí también me gusta mucho el rojo.

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Por lo que yo he visto en herramientas y armas Timekeeper, esa oxidación que genera el pavonado efectivamente hace que salte el metal, pero no salta el recubrimiento porque no es tal, sino todo el metal. Aunque claro, igual me equivoque.

    Era consciente que muchos hablan de pavonado (gunmetal) refiriéndose a PVD o IP, pero no de que el PVD pudiera tener mala fama justo por eso, por la debilidad del pavonado. Buen detalle.

  11. Saludos a todos.
    El reloj es muy bonito y el tamaño es sorprendentemente bueno, tengo entendido que el tamaño ideal para divers es de 42 mm, a mi me encanta el de 40, pero el 41 o 42 lo acepto sin problemas. Por cierto el rojo es una chulada. Gracias por el artículo Guti.
    PD: Ya me libré del bicho por segunda vez, si me golpeó pero no más que la variante Delta. Gracias por preguntar mi amigo. Saludos desde México.

  12. Sensacional reseña y geniales los relojes. Me han parecido muy bonitos, el verde es el que más me llama la atención. También me gusta mucho la maquinaria elegida, que viendo los resultados de los 4 en el cronocomparador (y sin estar ajustados por el montador todavía) han salido muy bien.

    Me ha encantado como has planteado el artículo poniendo fotos de todos, saludos Guti.

  13. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Primero de todo, mucho más tranquilo ahora que veo que has superado al bicho por segunda vez Ricardo, al final eso es lo más importante de todo. Yo también soy de divers de 42, mejor dicho, a partir de 42. Sin embargo de 41 a 42 tampoco hay tanta diferencia, y en lo estético me encaja mucho.

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    El calibre STP1-11 es una maravilla Gerardo. Fue sugerencia mía que en Tempore Lux los montaran, algo que probaron con los V-One con excelentes resultados. No comprendo como con ese precio y ese grado de prestaciones no hay más marcas adoptando el STP.

  15. Cuando decía que salta me refiero a que se desgasta. Se fragmenta, se desprende, o llámese como se quiera. No sé a qué viene eso de que como es óxido no se desprende… Todo lo contrario, el óxido también salta, de hecho por eso se lijan las piezas antes de pintarse cuando están deterioradas, o se limpian los cobres para quitarles la capa de óxido. Que se oxide no quiere decir que vaya a permanecer siempre en el metal, de hecho hasta el recubrimiento natural en el metal (como el del aluminio o del titanioI) se puede eliminar. Otra cuestión es que dependiendo del proceso y del mantenimiento de la pieza, aguante más o menos el paso del tiempo. Tanto es así que en muchos casoa al pavonado no se le considera un recubrimiento, sino un acabado.

    Aquí tienes un interesante documento del especialista SFK donde te explican la mayoría de procesos de recubrimiento y te hacen un interesante resumen sobre las características principales de cada uno de ellos:
    https://www.skf.com/binaries/pub12/Images/0901d19680a4e17f-18781-EN—Coating-catalogue_for-digital-use-only_noprint_tcm_12-549101.pdf

    Como puedes ver, el pavonado la resistencia a la abrasión es muy pobre (de hecho, ni siquiera la mencionan como una de sus cualidades), cosa que otros como el DLC sí tienen.

    En este tienes una interesante tabla comparando DLCs y PVDs:
    https://vaportech.com/wp-content/uploads/2019/04/vt-coatings-brochure-web-vs.pdf

    Claro que luego habrá quien diga que tiene un reloj pavonado y fue con él a combatir a los Siths y salió sin un rasguño, pero eso ya entra en el campo de los cuentos de hadas y ahí ya no me meto 🙂

  16. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Estupenda clase Timekeeper, muy bien explicado. Te lo agradezco mucho. De momento he mirado el segundo documento, me ha encantado.

  17. Excelente prueba de estas 4 nuevas maravillas de TL, yo me reservo uno rojo aunque me encanta también el verde y los otros dos también ofrecen muy buen contraste. Me gustan este tipo de relojes pavonados en negro pero no se porque me hecho atrás al hacerme con otro, pues solo tengo el Citizen BJ7107-83E GMT (seguro que caes cual es) que se ha hecho bastante conocida en su versión de acero.
    Aunque yo pienso que este GMT es tratamiento IP aguanta muy bien después de unos 4 años y apenas tiene alguna ralladura en el cierre, no puedo decir lo mismo de la tapa trasera en acero que está llena y contrasta mal con el resto del reloj, menos mal que David a visto ese detalle pues queda fatal.

    ¿Por cierto que te ha parecido la dureza de los biseles, son duros de mover, tienen holgura?, es algo que en el V-ONE sobretodo lo primero no me gusta pues al rozarlo con la ropa por ejemplo, lo recolocas bastantes veces (si uno es maniático de llevarlo alineado).

  18. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Miguel A.. Yo también tengo un Citizen con acabado PVD negro (el BM8476-23E) que compré en 2013. Es decir, tiene casi 10 años, ha pasado por mi cuidadosa muñeca, la menos cuidadosa de mi madre, y ahora lo usa mi padre. El PVD está perfecto pese a haberse llevado bastantes golpes y roces, no así el cristal mineral que ya tiene alguna herida de guerra.

    La trasera en PVD del Ocean 200 metros es algo que también me llamó la atención, no suele ser habitual, y efectivamente queda muy bien. Pero además demuestra ese cuidado al detalle incluso en las cosas que no se ven, o al menos en las que se ven menos.

    El bisel del Ocean 200 lo encontré algo más firme que el del V-One, no obstante no era particularmente duro como puedes ver en otras marcas. De todas formas es algo que no puedo juzgar, ya que eran prototipos, y entiendo que la versión final con el ensamblado final hará cambiar bastante este comportamiento.

  19. Sobrios y elegantes.

    Tal como ha señalado @Sergi, a ver si en Tempore Lux siguen por la senda de fabricar relojes de dimensiones más moderadas.

    Muy interesante la información acerca de la tecnología PVD aportada por @TimeKeeper.

  20. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Yo que soy de relojes más grandes un relojista, creo que lo que se está adoptando es ofrecer el mismo diseño en diferentes tamaños. Entiendo que para una micromarca eso es un esfuerzo, pero también es cierto que es más barato que lanzar dos relojes diferentes. Al final entre los aficionados somos muchos los que no compramos un reloj que nos encanta por parecernos demasiado pequeño o demasiado grande.

  21. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    De acuerdo en las dos cosas Fran. Muy logradas las cuatro combinaciones de colores, y también lo prefiero con armis. Creo que Temporelux ha conseguido un diseño muy adaptable, ojalá que vaya bien, porque veo además una esfera naranja, otra amarilla, otra cyan (Caribe)…

Deja un comentario